Ars camelandi

Arco 2007 Arte Contemporaneo

(Foto de croqueta titirimundi

 Lo primero que se le ocurrió a Cornelia Parker es hacerse con sesenta instrumentos de viento: tubas, trompas, trompetas, saxofones, trombones de varas, flautas. Todo metal brillantísimo, que para el efecto resulta más vistoso. Después los alineó en el suelo, uno detrás de otro, contrató una apisonadora y los aplastó hasta convertirlos en una imagen plana y muda. Después los suspendió del techo de un espacio circular dejándolos a la altura de la vista del espectador. Y luego dispuso una iluminación oportuna para que el espectador pudiera ver todos los componentes de ese inmóvil tiovivo  musical -más bien tiomuerto- y su sombra proyectada en la pared. Luego buscó un título ntrigante: Canon Perpetuo 2004. Y finalmente lo apuntaló con el argumento, la leyenda, lo que el espectador vulgarcito agradece para saber si está ante una boutade o una obra de arte. Y en el letrerito adjunto Cornelia nos cuenta algo así como una metáfora en la que el potencial artístico es silenciado, y el aire, en lugar de ser exhalado, es inhalado, proyectando su vida, como un canon musical que se repite en forma circular eternamente. Vale.

Dentro del experimentalismo que impone el ser un artista guay, esta obra, expuesta en el nuevo Caixa Forum de Madrid, es de lo que desde el punto de vista plástico más le ha llamado la atención al Duende. Una verdadera lástima que no le quepa en el salón. Eso sí, comparado con la Mierda de artista de Piero Manzoni –que enlató noventa muestras de treinta gramos de sus propios excrementos y consiguió que la Tate Gallery pagase 35.000 € por incorporar una de ellas  a su colección, este Canon de Cornelia le parecerá al crítico vanguardia tan arcaico y despreciable como le pueda parecer el de Polícleto.

Decimos que el drama de la política de nuestro tiempo es que en ella todo vale. ¿Y en el arte? Vale, quizás, el talento. Pero hoy sobre todo vale la persuasión, la capacidad de convencer a las instituciones para que te financien un disparate original, la gracia para camelarte a la crítica y generar opinión, la desfachatez para cagarte en el arte, y el cuajo para persuadir a los demás de que eso es una expresión del genio humano. O sea, la cuádruple coincidencia: una idea, un rico seducido que, antes o después de que se fabrique la obra, paga el invento, un pícaro gilipollas con autoridad intelectual que le da carta de naturaleza y una muchedumbre de mansuetos sin criterio que no cuestionamos a los que parten el bacalao cultural. En nada es tan socrático el Duende como en esta materia: sólo sabe que nada sabe. Aunque sospecha que por debajo de este tinglado de la nueva farsa hay mucho memo y mucho más papanatas.

Madrid es estos días arte en ebullición. ARCO que, en buena parte, es también la feria de las vanidades, dejaba acercarse al Olimpo de los dioses por la modesta cantidad de 30 € la entrada. O sea, arte para el pueblo. Entretanto, se inauguraba Caixa Forum, una asombrosa rehabilitación de una subestación eléctrica al pie mismo del Paseo del Prado. Véanlo si pueden. Contemplar cómo Herzog & De Meuron, dos arquitectos suizos, han hecho levitar el viejo edificio apoyándolo únicamente sobre tres pilastras da quizás más medida del talento humano que ese Hombre en el lavabo de Bacon que en ARCO vendían a treinta y dos millones de euros.

Además, no se engañen, el único arte está en espectador. Si sabe verlo, lo encontrará en cualquier cosa y en cualquier esquina.   

Anuncios

18 Responses to “Ars camelandi”


  1. 1 José Ramón febrero 17, 2008 en 4:21 pm

    Duende: Todo el secreto de lo que dices está en tus dos últimas líneas.
    En cuanto al mercado, no tiene nada que ver con el arte.
    Y en cuanto al arte, las vanguardias de comienzos del S. XX rompieron con todo el arte académico porque tenían que descubrir algo, y para ello no les servían las herramientas ya conocidas. Acabada su investigación (con éxito) el arte termina, o al menos termina esa vía.
    Los que no quieren que termine siguen haciendo vanguardia, que ya es falsa vanguardia porque ya no tiene nada que buscar ni que descubrir, y se queda en mero afán de sorprender. Cosa difícil, porque ya no nos sorprendemos de nada.
    De ahí la mierda del artista, las ampollas con sangre de artista, los cadáveres plastificados, las basuras, los pelos, etc. Es un no saber a dónde se va, pero no poder parar. Es una agonía estúpida. La sorpresa por la sorpresa está al alcance de cualquiera.

    Me gusta

  2. 2 el candil de la sierra febrero 17, 2008 en 5:38 pm

    DUENDE,estuve hace unos años,una experiencia nueva,siempre con la mirada positiva,pues cada uno tiene su estilo,yo estaba pensando que tengo un conocido que expone en ARCO,esta muy loco pero si su locura se la subvencionan sus pedidos pues todo cojonudo,si tiene el comprador a su amiguete de turno que es el concejal de cultura del ayuntamiento correspondiente y lo mezclamos todo al final acabamos pagando todos las gilipolladas mas ocurrentes que se muestran.
    Tengo entre mis enseres que vienen conmigo desde hace decadas una CADIERA CATALANA ,del 29 exposicion universal,estoy pensando retapizarla con preservativos de GATOS ZURDOS,y a ver que cae….despues tambien un DON PEDRO, que como somos muy cuidadosos le tenemos limpio y resplandeciente pero le podemos poner unas OLIVAS y que cada uno lo interprete como quiera…viva la libertad y el libertinaje.UN ARAZO AMIGOS,

    Me gusta

  3. 3 wallace97 febrero 17, 2008 en 7:03 pm

    Iba a entrar a decir exactamente las dos primeras líneas del comentario de José Ramón, así que ya no las digo. José Ramón, el resto de tu comentario lo suscribo de pe a pa, y yo no hubiera sido capaz de explicarlo así de sencillo, rotundo y claro.
    Mi palabra favorita para calificar todo esto es la que creo que hay alrededor de todo lo que es susceptible de generar euros inflacionadores: “MAMONEO”.
    Deberíamos ingeniárnoslas para ponernos de acuerdo en hacer una prueba con cámara oculta a algún grupo compuesto por insignes críticos, artistas vanguardistas y ministra de cultura incluída. Es más, deberíamos exigir que estas pruebas se hicieran oficialmente cada cierto tiempo y poner en vergüenza a más de un sinvergüenza. ¡Lo útil y divertido que sería! Porque pase que haya jetas de la vida que intenten colárnosla, pero que colaboren ciertos personajes, ya canta demasiado.

    Me gusta

  4. 4 Gervasio febrero 17, 2008 en 8:18 pm

    El dia de la inauguración del Caixa Forum pasaba casualmente por allí. Cuando vi tanta azafata, tanto fotógrafo y tanto traje pensaba que era una conferencia de jerifaltes del banco o algo así y no me fijé en el edificio.

    Iba de camino del Reina Sofia donde visité la exposición sobre obras de Picasso del Museo Nacional de París. Cuatro salas repletas de obras de toda su vida, muchas de ellas de la colección privada del artista. Entre ellas:

    http://www.artchive.com/viewer/z.html

    http://www.allposters.es/-sp/Mujeres-corriendo-en-la-playa-1922-Posteres_i324152_.htm

    Al que le guste Picasso se lo recomiendo y que vaya con tiempo.

    Me gusta

  5. 5 Zoupon febrero 17, 2008 en 8:59 pm

    Una vez escuché que David Bowie y otros amigos se pusieron a pintarrajear lienzos y luego hicieron circular la especie de que eran de un pintor desconocido, sobre el cual fabricaron una leyenda: Neoyorkino, homosexual, depresivo, alcohólico, finalmente suicida tirándose al Hudson.
    Al parecer los críticos de arte se comieron el cuento con patatas y los cuadros alcanzaron mucho éxito, el falso pintor pasó al ser el tema de conversación de ese mundillo y algunos hasta llegaron a afirmar que lo habían conocido y tratado.
    No sé si la historia es cierta, pero lo cierto es que la mayor parte de los de la vanguardia merecen una patada en la retaguardia. O invitarlos a cenar a base de latas de Manzoni.

    Me gusta

  6. 6 A g l s P m a l n n i febrero 17, 2008 en 9:05 pm

    V v l rt .

    Me s e to n l lf mbr , xt e d l s br z s y m d t :

    Mmmmmmmmmmmmmmmmm mmmmmmmmmm mmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmm…

    Pero qué arte, no se pué aguantá…

    Me gusta

  7. 7 Begoña 2 febrero 18, 2008 en 9:35 am

    hace 31 años, estaba en Nueva York e iba a menudo al MOMA, un día visitando una nueva exposición, el guarda, un hombre enorme de color se me acercó y me dijo “Madame, you are walking on the art”, miré a mis pies y vi que estaba caminando sobre una plataforma de pizarra negra, lo pasé mal, hoy no me habría importado nada, no entiendo el arte actual, me quedé en el Prado, incluso, efectivamente, hay obras de arte que producen muchísimo asco!!!

    Me gusta

  8. 8 Gervasio febrero 18, 2008 en 4:20 pm

    Vaya, parece que por fín llueve…

    Me gusta

  9. 9 wallace97 febrero 18, 2008 en 4:24 pm

    ¿Qué Gervasio, lo dices para romper el hielo, como en los ascensores cuando nadie habla?

    Me gusta

  10. 10 Gervasio febrero 18, 2008 en 4:36 pm

    Pués si Wallace, fijate que en vez de una siestecita, después de comer, siempre echo un ratillo en el blog y hoy, mira por donde, la cosa está mu pará. En fín parece que hemos agotao toas nuestras energias en el “poscas” del retrateo. De todas formas hoy he venido antes de trabajar porque la niña ha sufrio una contractura muscular en el cuello, afortunadamente nada grave y en un par de dias solucionao.

    Me gusta

  11. 11 lola febrero 18, 2008 en 5:15 pm

    A Arreglárselas con el
    R Rendimiento del
    T Trabajo en
    E España

    de los mileuristas, pagar las facturas y además poder ir a ARCO…

    A Agrupación de
    R Rufianes con
    C Cachondeo
    O Ostensible

    …eso sí que es arte.

    Me gusta

  12. 12 Trini febrero 18, 2008 en 6:08 pm

    Si me explican una obra de arte (música, pintura, arquitectura, da igual) suelo disfrutarla mucho más; pero como antes no me haya gustado…

    Me gusta

  13. 13 Palinuro febrero 18, 2008 en 6:14 pm

    ¡Olé por tu acróstico, Lola! Hoy parece que hay unanimidad en descalificar a los embaucadores y a los memos que quieren dejarse embaucar. Yo ya hace tiempo que paso de semejantes espectáculos y simplemente no les dedico atención. Como sucede con gran parte de las manifestaciones actuales de las artes y actividades más o menos afines: música , cine, teatro, moda, et.Compadezco a los que se ven forzados a seguirlos por mor de su profesión o cualquier otra circunstancia. Será que me he vuelto muy antiguo pero, ciertamente, me producen una pereza infinita. Duende, la entrada a ARCO son 32 €.
    Gervasio, ojalá hubiera llovido en serio. Lo que ha caído, al menos en Madrid, y nada es casi lo mismo. Desde luego con esto no nos libraremos de las restricciones.

    Me gusta

  14. 14 Gervasio febrero 18, 2008 en 9:10 pm

    Palinuro: Si. Ha llovido poco, pero en concreto en Extremadura ha llovido en el momento justo y en la cantidad adecuada. Los campos están verdes (no están anegados) y la siembra perfecta. La dehesa familiar me imagino estará preciosa. Claro, estas cantidades son insuficientes para llenar nuestros pantanos. Pero tendrías que ver el bonito aspecto que presentan Cijara y Puerto Peña.

    Me gusta

  15. 15 Palinuro febrero 19, 2008 en 9:38 am

    Completamente de acuerdo contigo, Gervasio. Los que hemos tenido relación con el campo sabemos distinguir entre las lluvias puntuales que salvan una siembra o mantienen unos pastos y dan belleza al paisaje y las reservas hídricas que nos permiten vivir con normalidad en una sociedad moderna desarrollada. Yo pensaba en esto último.

    Me gusta

  16. 16 Adela febrero 19, 2008 en 6:20 pm

    a

    Me gusta

  17. 17 Adela febrero 19, 2008 en 6:31 pm

    A mi (queria decir)me da pudor eschuchar a algunos artístas jóvenes en reportajes de su trabajo, cuando se refieren a él, siempre dicen “mi obra” y quizas tiene treinta años, su obra está en proceso y pintar unos cuadros y exponerlos es eso, un trabajo que gusta o no, del mismo modo me da pena cuando alguien dice que lo que hizo Miró lo hace un niño pequeño sin conocer su trayectoria, ni su vida ni que le llevó a pintar de ese modo tan personal y mágico.
    Tampoco creo que para disfrutar algo artístico, se necesiten conocimientos, gusta o no, hace sentir o no, vibran emociones o no. Si hay que entender para ubicar un pintor, su época su estilo o hacer una adquisición como inversión, puesto que es otro tipo de mercado creado por nosotros.

    Me gusta

  18. 18 alguien abril 29, 2009 en 2:50 pm

    Me sorprende leer unos comentarios (la mayoría) tan retrógados y cerrados acerca del arte contemporáneo. Qué pasa? que no habéis pasado del Impresionismo? Lo que hace falta es quitarse prejuicios y aprender a entender el arte de hoy en día tal y como hacemos con la música, la comida, la ropa, la danza. No apreciar las cosas es casi siempre fruto de la ignorancia. Un poco de formación artística -y abrir la cabeza- ayuda a valorar el arte y a no pensar que, como yo no lo entiendo, eso significa que todos son tontos y me están tomando el pelo.

    Me gusta


Comments are currently closed.



Siluetas de RNE

Duendes suscritos:

Suscripción

Suscripción por email

Publicaciones:

PARAÍSO DE HOJALATA
Una Infancia de Hojalata

Ir directamente a

Blog Stats

  • 1,339,612 hits

A %d blogueros les gusta esto: