Mariano, la niñita y el asesor

Dando instrucciones a modelos Hay calvos que no lo superan, se plantan en la sesera una cabellera de muñeca de Famosa y se quedan tan contentos. Y, por el contrario, también hay jóvenes de muchos años que se niegan a disfrazar sus canas. Lo normal a una cierta edad es apuntar tripilla cervecera, flacidez muscular, algunas arrugas, algo de alopecia y, naturalmente, el cabello gris o blanco, pero el Duende piensa que no importa: ya está casi todo el pescado vendido. Y si no, recuerda el consejo de Molina, un pícaro limpiabotas de muchos años que había perdido varios dedos en una sierra mecánica, lo cual no le impedía prestar sus servicios en la cafetería Villa Río mientras presumía de sus muchas conquistas femeninas. Menos lobos, Caperucita, le vacilaban los camareros. Y él, muy serio, interrumpía la faena y, levantando el único pulgar que le quedaba, apostrofaba: no sabéis nada…Mientras hay lengua, hay hombre.

Muy inocente, el Duende tomó nota de que para seducir en la edad madura, lo único importante es dar buena conversación.

No se sabe de la labia del candidato Rajoy en las distancias cortas, pero cualquiera con dos dedos de frente concluirá que ciertos arreglos en su imagen como teñirle la barba, tal cual pretendían sus asesores de campaña, no le añadirían ni un solo voto. Si Zapatero va de reformista infatigable, idealista, bien hablado, bello y telegénico, el aspirante debe vender su experiencia de gobierno y la validez de sus propuestas y su equipo. El pueblo sabe que no es precisamente un seductor.

Por eso haría bien en olvidarse de consejos como el de sacar a paseo a su primo, el ingeniero que no cree en el cambio climático, o a la niñita que cerró el primer debate. Los temibles asesores de imagen, que Dios confunda. El Duende colaboró en la campaña del hundimiento de UCD -aquella del gran Landelino Lavilla, inmolado como cordero pascual en un empeño imposible- en la cual también contribuyó un figura cubano con vistosas camisas y tirantes que se lo llevaba crudo por no proponer más que chorradas. Ahora a otro genio de su especie se le ocurrió la postal a la niña. Criaturita, qué poco pintaba la pobre en boca de este sesudo registrador de la propiedad que postula seriedad y orden. Ha insistido en que quiere ser él, y nadie se lo imagina en plan sensiblero imitando la redacción de una estudiante de cuarto de bachillerato, como bien señala en su comentario de hoy Begoña. Para almíbar ya tenemos a repartidores más cualificados.

Y que no se empeñe en seguir atizando al presidente. Mentir o, más exactamente, contar sólo la parte de la verdad que interesa, lo han hecho siempre todos los políticos. Incumplir las promesas electorales es otra forma de faltar a la palabra. Todos se pasan de bocazas. Aunque se teme el Duende que, de otra forma, nunca reclutarían los apoyos necesarios para gobernar.

Y esa es la clave. Cada cual es un quidam distinto. Y si alguien sabe cómo se pueden conciliar los intereses de treinta y seis millones de españoles y dejarles a todos contentos, que nos lo cuente. Porque el maravillos asesor de campaña, antes de que hablen las urnas, hacen lo que aconsejaba Woody Allen: toma el dinero y corre.

(Foto de Simon Pais-Thomas)

Anuncios

16 Responses to “Mariano, la niñita y el asesor”


  1. 1 José Ramón febrero 27, 2008 en 11:44 pm

    Sin ideas, vacíos, lo único que queda es hacerle caso al publicista de campaña, y repetir lo que él diga.
    Cuánto echo de menos a un político que nos mire a la cara y nos hable de verdad.
    (Me acuerdo de un discurso memorable de Felipe González en la campaña de 1982 sobre la ética. Luego se demostró que todo era mentira, recuérdese la Corrupsoe, pero yo me emocioné en el 82, y una de dos: O FG se lo estaba creyendo en ese momento, o que le quiten el Oscar a Bardem y se lo den a él).
    Aquel día FG nos miró a los ojos a los españoles. Lo recuerdo perfectamente. También recuerdo el discurso de dimisión de Adolfo Suárez, por la tele.
    Si se trata sólo de imagen (porque es sólo imagen, no hay substancia), que aprendan de aquellos monstruos de la transición, mucho más bragados que estos ñoños.

    Me gusta

  2. 2 lola febrero 28, 2008 en 7:30 am

    Toma el dinero, quédate cuatro años y vuelve a intentarlo.
    Si ganas, no importa lo que digas o lo que hagas.

    Me gusta

  3. 3 antananarivo febrero 28, 2008 en 10:13 am

    Al hilo de grandes discursos, recomiendo encarecidamente “Why we fight”, gran documental que trata sobre por qué los EEUU luchan tanto y tan a menudo. El discurso de despedida de Eisenhower es estremecedor. Hoy en día es imposible que un presidente hable de cara a los ciudadanos, cosas de la democracia. Y en cuanto a Rajoy, el hombre poco puede hacer si no se quita de encima a los mismos asesores de imagen que le escriben el cursi cuento de la niña, la familia y el trabajo, y mantienen en la parte visible del partido las caras que les hicieron perder las elecciones anteriores. Cualquier experto en marketing “del bueno” hubiera recomendado un corte por lo sano de los amables Señores Zaplana y Acebes. Mucho tienen que mandar para que no se los hayan merendado, y poca savia nueva corre por el partido cuando tanto cuesta reemplazar a políticos tan mediocres.

    Me gusta

  4. 4 Macu febrero 28, 2008 en 11:59 am

    Antananarivo, creo que es mas posible la segunda opción, que hay pocas personas disponibles para reemplazar a los mediocres. Pero creo que en todas las administraciones. Solo hay que observar a los concejales de muchos ayuntamientos, siempre los mismos pero en diferentes concejalias.
    Las personas que podrian ser muy buenos politicos prefieren dedicarse a hacer bien su trabajo que a meterse en estos fregados. Y no se les puede reprochar, tal y como está el patio.

    Me gusta

  5. 5 Salvador febrero 28, 2008 en 12:37 pm

    De donde no hay, no se puede sacar. Así dice el dicho.
    Y tendremos que convenir que con Mariano Rajoy los asesores de imagen lo tienen bastante difícil.
    Veamos, si estando en mi casa oigo el ding dong del timbre de la puerta, abro, y es Mariano Rajoy, auntomaticamente me asusto y pienso: ¿qué he hecho yo esta vez?…
    Bueno, pues cambiar eso, tiene tela.
    Por el contrario, si el que llega es ZP, puede que le dijera: gracias, ya tengo demasiadas enciclopedias. Pero desde la tranquilidad.
    ¿Me explico?

    Me gusta

  6. 6 wallace97 febrero 28, 2008 en 1:11 pm

    Salvador, el problema que veo yo es que la imagen, que debería ser una asignatura en la que la “derecha” fuese catedrática, pues les interesaría desviar atenciones, lavar muchas caras y tapar muchas cosas, resulta que es una especialidad de la “izquierda”, que teóricamente no debería tener nada que ocultar, lavar y disimular. Y la conclusión mía es que dominan la asignatura porque no tienen nada nuevo que ofrecer, salvo más de lo mismo, y bastante que ocultar.
    Cuando viene el lobo, ya se sabe a lo que viene. Lo malo es si viene camuflado de oveja, te confías y arrampla con todo.

    Me gusta

  7. 7 Gervasio febrero 28, 2008 en 4:14 pm

    Querido Duendevich ayer dedicaste el post a ZP, hoy se lo dedicas a Mariano; me gustaría que continuaras analizando al resto de postulantes a la presidencia del gobierno, así no tendríamos que ver los debates por televisión, escuchar los espacios electorales o mirar los cartelillos para saber de todos ellos. Creo que el resto de candidaturas también deben tener la oportunidad de ser referidos en este magnífico espacio.

    ZP, Mariano, Rouco, Pepiño, Pichaviva (perdon Michavila), Blázquez, Bermejo, Acebes, Setién … Qué bién asentados están, qué bien viven, como consumen, como controlan. Seguro que yo no soy mejor que ellos, pero espero que haya personas honradas y humildes más capacitadas para guiarnos.

    Vaya con Molina, que tio, ¡Debía ser una máquina con la lengua!

    Me gusta

  8. 8 Gervasio febrero 28, 2008 en 6:12 pm

    Tomeu es sa puto amo. Cagon si deu¨!! Mestre!!

    http://es.youtube.com/watch?v=d_Yz6b7_k48

    ¿Se parece un poco a Mariano, no?

    Me gusta

  9. 9 Ángela febrero 28, 2008 en 7:35 pm

    A vueltas con los zapatos limpios!!!! Es más grave de lo que parece Duende.

    Me gusta

  10. 10 Bob de Ca's Barber febrero 28, 2008 en 8:20 pm

    ¡Batuadena Gervasi! no me compares a Tomeu con Racoi! be pensandolo mejor, y si…le ponemos a Racoi un sombreo de cauboy y la barba un poco mas larga y una servesa grande en la mano y un micrófono poria ser que ganase las elecxiones! , es una idea pa los de imagen! que no tienen muchas! probesitos! 🙂
    Ah! y a Sapatero, lo de la seja es una pardalada, yo lo que haria es dejarle el pelo largo, es igual si tiene entradas, hay unas camisas aquí de rallas pagesas fabulosas, el cuello es una sintita que yo siempre la he visto y ara la madona dise que es “mao! idò se ve que hase bueno, unos vaqueros y unas albarcas menorquinas, que son el no va más de suela de rueda de coche! 🙂

    Me gusta

  11. 11 Adela febrero 28, 2008 en 8:27 pm

    Yo no creo que todo sirva para todo, y la imagen para ciertos asuntos debe ser estudiada pero…para un político? acaso se venden como productos de fábrica? mal asunto, hablar de ideas disfrazadas o encubiertas de imagen! ese ya me parece el primer error del principio de cualquier tipo de política sensata.
    Tiene razón Macu, a pequeña escala empezando por los Ayuntamientos ya empieza mal el sistema, siempre son los mismos, en mallorca también Macu o los hijos de los anteriores o los empresarios que se meten en política o menten a los suyos.

    Me gusta

  12. 12 Gervasio febrero 28, 2008 en 9:42 pm

    Anda Bob, la comparación con Mariano era una excusa para traer al Bartomeu a colación. Oye, he visto varios videos suyos y en todos sale con unas mozas estupendas, que si la Marisa, que si la Cristina, que si la Adriana. Cohone Bob, yo cuando era músico no ligaba tanto.

    Me gusta

  13. 13 Bob de Ca's Barber febrero 29, 2008 en 9:40 am

    Esque Tomeu es mucho Tomeu! y como es muy meloso claro, las enemora a todas, piensa que los isleños saben muy bién haser el amor, con la palabra con lo otro me parese son más peresosos , no ves los cubanitos…idò igual! au! tocalei, tocalei! 🙂

    Me gusta

  14. 14 DOLOROSA febrero 29, 2008 en 10:42 am

    Hola Duende ¿quieres que sea sincera? A mí me decepcionaron los dos. Está muy bien eso del asesoramiento de imagen pero yo creo que la imagen debe tenerla la persona en sí misma. Si la persona carece de esa personalidad especial que necesita un político. Apaga y vámonos. Y ese don o como quieras llamarlo, sólo lo han tenido, en mi humilde opinión, Adolfo Suárez y Felipe González. Pese a sus equivocaciones que también las hubo pero al menos miraban de frente y ofrecían una mirada franca y hasta creo que en el fondo, sincera. Luchaban por una democracia auténtica, cosa que hoy, ésta que tenemos dicta mucho de serlo. Los políticos de hoy dan la impresión de que sólo buscan llegar al poder por el método que sea. Y aunque a ZP y MR los disfracen los mejores asesores del país no dejarán de ser lo que en realidad son. Yo me pregunto: Gane quién gane, después del día 9, ¿Y ahora qué?

    Me gusta

  15. 15 Julián29 marzo 2, 2008 en 8:05 pm

    No sé si sería cosa tuya, Duende, pero el recuerdo de Landelino Lavilla comprando un disco de los Rolling Stones, en plena campaña electoral fue un acto que me abrió los ojos para con los políticos.

    A ese señor le quedaba el disco de los Rolling peor que a un cristo dos pistolas…

    Son una raza aparte. Hay unos cuantos que comienzan creyendo y defendiendo principios, pero pocos hay que tras un par de años defienden algo más que sus intereses y bolsillos, y los de sus amigos y familiares.

    En este sentido podemos valorar a nuestro amigo J.A.Labordeta, que tras un par de legislaturas, se retira íntegro, al menos aparéntemente, y vive en su piso con su mujer, y no se ha llevado nada. Un respeto para esos pocos…

    Saludos.

    Julián.

    Me gusta

  16. 16 El Duende de la Radio marzo 2, 2008 en 11:02 pm

    No comparto muchas de las ideas de Labordeta. Pero tuve la satisfacción de conocerle en RNE y en la distancia corta
    derrramaba simpatía y bonhomie.

    Pero este mismo juicio lo podría hacer extensivo a otros políticos que sin embargo tienen muy mala imagen pública. Lo cual me reafirma en la idea de que gustar a muchos, los necesarios para ganar una votación, obliga a decepcionar a
    asi otros tantos.

    Me gusta


Comments are currently closed.



Siluetas de RNE

Duendes suscritos:

Suscripción

Suscripción por email

Publicaciones:

PARAÍSO DE HOJALATA
Una Infancia de Hojalata

Ir directamente a

Blog Stats

  • 1,341,141 hits

A %d blogueros les gusta esto: