Un café cargado de remordimientos

 No se lo creerán, pero cuando el Duende era un chaval pensaba que su padre era un hombre rico. Es verdad que no tenía coche, porque eso era cosa de millonarios, ni televisor, porque aún estaba por inventar, ni siquiera pikú. Le bastaba con lucir un reloj Omega, una pluma estilográfica Parker y un mechero Ronson, que entonces marcaban un cierto nivel.

 Las referencias de lo que podía ser entonces un tesoro infantil eran bien modestas. En Marcelino pan y vino, aquel bonito cuento de José María Sánchez Silva que luego llevó al cine Ladislao Vajda, el niño abandonado en el convento y criado por los frailes guarda como preciadas joyas una botonadura de militar y unos naipes. Algo parecido a lo que muchos años después encuentra Amelie bajo una baldosa de su casa. Ahí descubre, escondidos en una caja de hojalata, un cochecito, un ciclista de plástico y otros restos de la arqueología sentimental de un niño. Amelie se empeña en averiguar qué fue de ese niño, y hace bien, porque a los zagales de antaño nos sobraba ilusión tanto como nos faltaba información. O teníamos aquélla precisamente porque no sabíamos de la misa la media.

Ahora la información acabará matándonos. Hoy, en el día mundial del Agua, el Duende se ha desayunado con el café más amargo de su vida. Ha leído que John Anthony Allan, un científico británico, ha elaborado la llamada teoría del agua virtual, en razón de la cual determina la cantidad de líquido inodoro, incoloro e insípido que un alimento necesita  para llegar al plato del consumidor. Según este señor, para producir medio kilo de queso se necesitan 2.500 litros de agua, el litro de leche se bebe  otros tres mil del líquido elemento y el kilo de carne de vaca unos 10.000. Menos mal que la taza de café sólo requiere 140 litros de agua.

O sea, que más que seres humanos, somos esponjas insaciables que, directa o indirectamente, absorbemos más agua de la que, con cambio climático o sin él, nos podrá suministrar el planeta. Qué cargo de conciencia. Qué sinvivir, tomar conciencia y comportarse como un consumidor responsable.

Por ahorrar algo, podemos tomar café soluble. Pero…¿no se gastará aún más agua liofilizándolo? O si no, evitar la infusión y mordisquear el fruto en el  mismo cafetal, aunque sepa más amargo. O mejor aún: inventar también  el Día del Consumidor sin Escrúpulos. Y permitir así que, al menos en esa jornada, el personal pueda tomarse un café a gusto sin sentirse ese vampiro insolidario que nos retrata la obsesiva, y a veces terrorífica, sociedad de la información.

Anuncios

18 Responses to “Un café cargado de remordimientos”


  1. 1 wallace97 marzo 24, 2008 en 11:02 am

    La sociedad de la información, como todos los avances tecnológicos, ha pasado de ser algo bueno y útil a convertirse en un enemigo de la mayoría, por la utilización fraudulenta de las minorías que se apoderan de ellos y los utilizan en beneficio propio.
    Tiene dos graves problemas, uno es la cantidad de información que un individuo recibe, y que sólo para seleccionarla y clasificarla le ocupa el tiempo que debería utilizar en procesarla, y otro, que ha llegado un punto en el que es imposible saber si una información es cierta o no. Siempre hay un interés particular detrás de cada una.

    Me gusta

  2. 2 maribel marzo 24, 2008 en 11:38 am

    hola a todos y buen dia!! Realmente si que es muy preocupante pero tampoco hay que amargarse por 1 cafe como el que me acabo de tomar yo ahora mismo con las sobras de la mona de ayer….jajajaja Querido duende seguramente tu tambien le habrias hecho los honores de mi tipica mona” menos mal que no sabemos el agua que de ha gastado en su cocion y nos la hemos comido y ya…..jjij…. bueno a pasarlo bien!!! no se por madrid pero aqui hace 1 dia espectacular ( alcoy ) besos a todos

    Me gusta

  3. 3 Zoupon marzo 24, 2008 en 1:24 pm

    En España, redondeando, caen de media 0,6 metros cúbicos de agua por metro cuadrado. La extensión del país son, también redondeando, 500.000 kilómetros cuadrados, que en metros cuadrados son 500.000.000.000 (quinientos mil millones) de metros cuadrados. Eso supone 300.000.000.000 (trescientos mil millones de metros cúbicos), que vienen siendo a su vez 300.000 hectómetros cúbicos de agua, en números redondos. Teniendo en cuenta que la capacidad de los pantanos españoles es de 50.000 hectómetros cúbicos (de nuevo redondeando), teóricamente (en la práctica es evidente que no) podríamos llenarlos y vaciarlos 6 veces cada año, o producir 100.000.000.000 de litros de leche a la vez, esto es, más de 16 veces la cuota láctea anual que tenemos actualmente.
    Aunque es sabido que los ríos desaguan y que el terreno absorbe la mayor cantidad de lo que llueve, en España no hay un problema global de escasez de agua (por zonas sí), hay un problema en cómo usamos el agua.
    Y es que si nos da por convertir los Monegros en un arrozal, y la provincia de Albacete, o de León, en un maizal de regadío, y además regamos por aspersión, Y DE DÍA EN PLENO MES DE JULIO, (que estoy harto de verlo) pues así nos va.
    Por cierto, no se si ese señor ha calculado que el agua que se usa en producir la leche o el queso no se evapora, sino que en su gran mayor parte vuelve a la tierra y a los ríos, y si es debidamente depurada, se usa pero no se consume.

    Me gusta

  4. 4 Julio marzo 24, 2008 en 1:50 pm

    ¡Pues estamos apañaos!

    Si nos hemos pasado media vida cometiendo pecados deseando a la mujer del prójimo y a otras más prójimas… Y ahora vamos a sentirnos mal porque dejamos el grifo abierto mientras nos lavamos los dientes y no sé cuánta agua se irá por los desagues a no sé adónde …

    ¿Qué tiempo nos queda, para vivir unos minutos sin sentirnos ‘culpables’ de algo?

    ¡¡Santo cielo!! ¡Cuánto talibán anda por ahí suelto!

    Me gusta

  5. 5 Gervasio marzo 24, 2008 en 4:10 pm

    Teniendo en cuenta que consumimos muchisimo más de lo que necesitamos, que cada vez somos más, que el colesterol, los triglicéridos y las grasas nos rebosan por los poros, que tenemos sobrepeso y que somos extremadamente carnívoros, el consumo de agua efectivamente es desproporcionado.

    Frente a cultivos ricos en regadios deberiamos potenciar los cultivos de secano. Qué bonitos esos campos de cereales, esos melones y sandias de secano, esos olivos sin goteo, esas dehesas, esos encinares majestuosos…

    Me gusta

  6. 6 Bob de Ca's Barber marzo 24, 2008 en 7:43 pm

    Parese ser que…en una aselga hay un 90% de agua, en un gueso un 23% (un poco menos),una medusa! tiene un 95 %! y el hombre Un 66%, no se cuanto la mujer, claro que poria ser que las cantidades ara sean otras porque el libro de Anaya es del año 1981! asín que…la informasión no es de confiansa, la questión es que tiene rasón el amigo Soupon y Fervasio, el poblema es de mala gestión, no es que falte esque se reparte mal, como todo hoy en dia, el tiempo está también muy mal gestionado! y se paga muy mal 🙂

    Me gusta

  7. 7 Bob de Ca's Barber marzo 24, 2008 en 7:45 pm

    Quería desir “güeso” ! parese mentida que se me olvide la diéresis, con lo bonita que queda 🙂

    Me gusta

  8. 8 José Ramón marzo 24, 2008 en 9:14 pm

    Duende: Tú has leído esto del agua y yo he escuchado en la radio que en 2050 ya no habrá pesca en el mundo.
    Y me asusto, y me indigno, y me estremezco. Pero es que no puedo estar así todo el tiempo. Esto es un sinvivir. Y entonces me rindo y pienso: “Lo que dure ha durao”.

    Me gusta

  9. 9 José Ramón marzo 24, 2008 en 9:15 pm

    (Se me olvidaba: Mi abuela le regaló a mi padre un mechero Ronson que con el tiempo fue mío). Como dice el Duende, eso daba bastante nivel.

    Me gusta

  10. 10 Gervasio marzo 24, 2008 en 9:28 pm

    BCB: parecerían las iniciales de un banco o de un club de futbol catalán. Podría ser una comida genuinamente americana o una canción de Gergie Dann. Incluso un acrónimo de un virus informático o un nuevo gen responsable de la flacidez masculina a partir de los 40. No sería extraño que fuera el titulo de un disco de un grupo de nu-jazz o de hard-bop. Que decir de un tipo de arma bacteriológica utilizada por EEUU en su infinita lucha contra el terrorismo global.

    Pués no, hijos mios. Son las iniciales de “Bob de Ca’s Barber” mi querido y admirado poeta emotivo y satírico. ¡Que haremos sin tí en La Pedriza!

    Me gusta

  11. 11 el candil de la sierra marzo 24, 2008 en 10:07 pm

    Amigos,mañana martes en firme se seservan las habitaciones en el sitio previsto.

    Me gusta

  12. 12 Julián29 marzo 24, 2008 en 10:15 pm

    A mi me encantó la película de Amelie. Me pareció original, fresca y diferente. Y la música es muy bonita.

    Con referencia al abuso de los recursos de la naturaleza, os puedo asegurar que nos queda poco. Al paso que vamos, nos autodestruiremos como especie en no mucho tiempo. Las ratas, cucarachas o algún que otro bicho nos tomará el testigo, y crearán una nueva civilización…

    Seguro que lo hacen mejor.

    Saludos.

    Julián.

    PS. Gervasio, estamos trabajando duro para conseguir que BCB se venga a la Pedriza, pero no será facil; está aferrado a “sa roqueta” cual lapa en acantilado… ):

    Me gusta

  13. 13 Julián29 marzo 24, 2008 en 10:39 pm

    I meant 🙂

    Me gusta

  14. 14 Luz marzo 24, 2008 en 10:44 pm

    este tema, estos temas que venis tocando hoy directa o tangencialmente me interesan, me interesan también quiero decir, como todos, y ahí voy. es un análisis simple del tema del agua, extrapolable a otros muchos, y simple pero, como ya alguno habeis apuntado, incontestable. porque agua hay

    considerando que somos agua en un muchísimo por ciento, porque todos los seres vivos, animales más o menos irracionales y plantas, no nos guardamos el agua que ingerimos sino que ineludiblemente la devolvemos porque si no …. pues agua hay

    pero falta agua, aunque considerando que las tres cuartas partes del planeta son agua y ésta cubre un ciclo permanente: los mares sufren un permanente proceso de evaporación y su vapor se convierte en nubes que vuelven a revertir sobre la tierra en forma de lluvia o nieve, calándola plácidamente o destruzándola sañuda y, eso sí, caprichosamente, pues agua hay,

    aunque es un hecho que la lluvia no nos llueve equitativamente, y que mientras falta en unos parajes sobra en otros. se muere de sed y ahogado por ella. terrible.

    pues yo, en mi supina ignorancia y simplicidad y teniendo en cuenta lo anteriormente expuesto, no logro entender como un problema que arrastra la humanidad desde el principio de los tiempos, que ha estado en la raiz de enfrentamientos entre tribus de todo ropaje en todo el orbe terraqueo, no logro entender como a día de hoy, cuando la tecnología avanza de modo inasumible, cuando el hombre es capaz de llegar a marte y mandar fotos en tiempo real, no hemos sido sin embargo capaces de corregir este caprichoso reparto del bien más preciado. porque haberlo, haylo.

    besos a mis niños (genérico), a todos (genérico), pasadlo bien y hasta pronto

    Me gusta

  15. 15 Angelus Pompaelonensis marzo 25, 2008 en 2:23 am

    Si existen los océanos es porque existen los hielos polares y los glaciares alpinos. Si existen los vergeles es porque existen los desiertos. Si existen los valles profundos es porque existen altas cumbres. Si existe la sombra es porque existe la luz… No sé si todo esto tiene algo que ver con la filosofía del yin y el yan, pero estoy seguro de que sí, mucho que ver con el equilibrio natural. Pero parecemos empeñados en romperlo, en alterar los ciclos vitales de nuestra madre tierra. Y así nos va. Sus maternales admoniciones se van convirtiendo en avisos imperiosos, y a no mucho tardar acabará expulsándonos irremisiblemente de su ámbito protector. Entonces, como decía no sé quién, “nos daremos cuenta de que el dinero no se come”…

    Acabo de ver, una vez más, “La Misión” de Roland Joffé, y la espléndida banda sonora de Morricone me saca del sueño antes de que pierda este texto. No estoy soñando, suena en “La noche menos pensada” de H. H. Ha vuelto Taltavull, y Carmen “la Soriana”… Berjia dice que hemos sacado los pies de nuestros referentes, equilibrios naturales, vivimos sometidos a un sistema que nos obliga a currar como cabronazos (sic) sometidos al yugo capitalista… Creo que mi subconsciente ha absorbido las palabras del chamán mejicano que ha cubierto la primera hora del programa. Habla de ciclos, leyes que rigen el ritmo. Si el ritmo se rompe hay que repararlo con rituales energizantes que actúan sobre las hormonas del cuerpo… Del mismo modo hay que actuar sobre los ciclos evolutivos de la naturaleza… Nahuatlismo energético-musical en la radio nocturna.

    Buenas noches.

    Me gusta

  16. 16 Julián29 marzo 25, 2008 en 8:18 pm

    Es un genio Manolo HH, Angelus. Consigue que más de un día vaya a trabajar con ojeras. No es el caso de anoche, qu no lo escuché, pero evito al máximo poner su programa, ya que me engancha y pierdo (o gano) un par de horas. Javier Bergia tambien es una buena pieza…

    Contento de volver a leer a Luz.

    Saludos.

    Julián.

    Me gusta

  17. 17 Adela marzo 25, 2008 en 8:54 pm

    Querido Candil, resérvame habitación no te olvides, a mi y a la niña de CBC, hoy no me funciona el correo así que querido Wallace el lugar muy,muy bién si hay que madrugar, hay que madrugar! sois un chollo como se nota que estais acostumbrados a moveros por el mundo!.
    Julian 29, como pase lo que tu dices, yo no quiero estar, la verdad si tengo que vivir entre ratas y cucarachas por ahí no paso, mira mejor dar de comer a los gusanos y a otra cosa mariposa! .
    Querido Angelus Ponpaleonensis lo dijo Raimon Panikkar dando a conocer un mensaje de los indios Cree de Canadá, cuando conocieron la civilización moderna: “Sólo cuando hayáis talado el último árbol, cuando hayáis contaminado el último río,cuando hayáis extinguido el último pez, os daréis cuanta de que el dinero o se puede comer”, y tambien dijo :” En la lucha con la tierra el hombre perderá”.
    A mi no me importa perder.

    Me gusta

  18. 18 Palinuro marzo 31, 2008 en 9:54 pm

    Julián, por malvados e inconscientes que seamos los humanos, por muchos que sean los dislates que hayamos cometido a lo largo de nuestra historia, no creo que una supuesta civilación dominada por ratas y/o cucarachas sea capaz de parir obras como la Novena Sinfonía, la Capilla Sixtina, el Taj Mahal, Don Quijote,… Aunque solo sea por el aval que suponen las obras excelsas de algunos de sus genios, creo que una civilación en la que han podido germinar semejantes maravillas encontrará la fórmula para no sucumbir.

    Me gusta


Comments are currently closed.



Siluetas de RNE

Duendes suscritos:

Suscripción

Suscripción por email

Publicaciones:

PARAÍSO DE HOJALATA
Una Infancia de Hojalata

Ir directamente a

Blog Stats

  • 1,339,907 hits

A %d blogueros les gusta esto: