Nuevos milagros por san Isidro

(Foto de iesluisvelez)

Por san Isidro, a doña María le gustaba asomarse a ver los labrantíos que aún se divisaban desde el bloque Los Arándanos. A estas fechas, la siembra de primavera en estos pagos verdea de algo más que dos cuartas, y con el vuelo de los tordos, las cogujadas y las abubillas,  hacen una bonita postal que le evocaba al campo de su pueblo. Jura doña María que, recién instalados en el bloque, aún había algún labriego que faenaba en su tierra con una yunta de mulas, cosa difícil de creer si hablamos de los primeros años setenta, que fue cuando pararon por allí. Pero sí nos creeremos sus buenas intenciones.  Abría la ventana, se acodaba en ella, ensanchaba los pulmones, respiraba un aire de poniente que soplaba puro y creía ver entre las nubes mofletudas y azulencas que riegan la primavera madrileña al ángel que venía a echarle una mano a San Isidro.

Parece el inicio de una película de Jean Perre Jeunet (Amelie). Pero era la película que se hacía la pobre María, tan llena de ilusión como de sentido común, dos valores que se neutralizan. En realidad, la buena mujer soñaba que si hay justicia en el cielo, el ángel currante no vendría ahora a ayudar a los pocos isidros que quedan en esta contornada, sino a las numerosas gladiadoras del hogar como ella que llevan generaciones y generaciones trabajando como esclavas sin sueldo, seguridad social ni merced alguna de las que hasta las elecciones prodigó Zapatero.

 Ya conocen la leyenda: encargado el patrón de Madrid de labrar  las tierras de don Iván de Vargas, recibió la visita de un  ángel agricultor que se hizo cargo de los trabajos mientras el santo, se supone, sesteaba a la sombra de una encina. El sueño de san Isidro es, en rigor, el sueño de cualquier trabajador. Puesto que el campo se abandona a ojos vista, cada vez hay menos agricultores y el campesino es especie en extinción, bueno será que los ángeles de ahora cumplan su benéfica función echando una mano  a María y sus colegas.

 Claro que, como María sólo es creyente correlativamente, y es más bien escéptica ante milagro tan gordo, tiene pensado formular esta oración sustitutoria. San Isidro, bonito, si no mandas a un ángel que me resuelva toda la faena casera, haz que mis rodillas doblen al contrario,  como las de las cigüeñas. A  ver si al menos así llegan mis manos a remeter como Dios manda las sábanas del otro lado de la cama, que siempre me quedan fatal.

 Sabia conformidad con su condición, eso de pedirle un milagro menor. Pues por mucho que se haya transformado España, siempre habrá pastores y señores, añade la doña. Y cualquier manita de Dios o de san Isidro en favor de los más humildes, será bien recibido por esta su segura servidora y gladiadora del hogar. Amén.    

Anuncios

21 Responses to “Nuevos milagros por san Isidro”


  1. 1 maribel mayo 14, 2008 en 7:05 am

    BUENOS DIAS!!! Yo aunque no haga ningun comentario siempre leo tus post….querido Duende…la verdad es que yo soy mas como DoñaMria creyente correlativamente”……feliz dia saludos

    Me gusta

  2. 2 wallace97 mayo 14, 2008 en 8:37 am

    No sé yo qué diría el marqués de Betanzos si san Isidro echase una manita a los pastores y no a los señores.
    En cualquier caso, creo que la necesitan más los señores, así que seamos justos, lo primero es lo primero.

    Me gusta

  3. 3 Macu mayo 14, 2008 en 8:58 am

    Así que el angelito hizo todo el trabajo mientras San Isidro sesteaba…..¿y lo nombraron santo por eso? ¿no tendrían que haber beatificado al angelito? Me parece a mi que este santo es más bien gandulón, así que Doña María, no espere que el santo le haga el milagro, más vale que se busque otro, como San José obrero.

    Me gusta

  4. 4 Palinuro mayo 14, 2008 en 9:16 am

    Según la iconografía clásica, San Isidro oraba mientras el ángel le suplía en sus tareas agrícolas. Así al menos se representa en estampas y en mi llavero, con el santo en clara actitud orante. Al César, lo que es del César, y ya que iba camino de los altares no le recriminemos el tiempo que dedicaba a hablar con Dios, que no a dormir la siesta. Espero que el padre Bonete pueda confirmar lo que antecede.
    Bien visto el sentido de flexión de las patas de las cigüeñas. No había pensado en ello, pero las camas pegadas a la pared ponen difícil “hacerlas”, a menos de separarlas para poder arremeter bien.

    Me gusta

  5. 5 Bob de Ca's Barber mayo 14, 2008 en 9:36 am

    A mi me parese que ese ángel…no sería un pagés? claro, como los pageses casi trabajan gratis entonses son como ángeles y no olvides amigo Palinuro que los santos son de la iglesia y son más listos que el hambre 🙂 a la hora de iconografiar… 🙂

    Me gusta

  6. 6 Trini mayo 14, 2008 en 10:29 am

    Tal y como va el mundo, yo soy más de Santa Rita, patrona de los imposibles…

    Me gusta

  7. 7 Charivari mayo 14, 2008 en 10:36 am

    Muy apropiado el blog de hoy, recordando al Santo. Me pareció siempre algo vaguete aunque si tienes a alguien que te haga las faenas… bienvenido sea.
    Le he visto representado orando y los bueyes (o mulas), detrás, arando manejados por el ángel, pero también hay otras iconografías en donde está nuestro Isidro plácidamente dormido recostado sobre unas piedras mientras el ser celestial le hace el trabajo.
    Wallace97 me hace dudar si debería ayudarse al señor o al pastor, dilema casi tan metafisico como el del huevo y la gallina.
    Palinuro, quizá si haces tu la cama “arremetas” las sábanas con impetu y furia, las verdaderas gladiadoras del hogar las remeten solamaente.

    Me gusta

  8. 8 José Ramón mayo 14, 2008 en 11:25 am

    En mi pueblo San Isidro también es festivo, como patrón de los labradores. Y aquí sí que ha hecho un milagro gordo.
    Mientras los labradores sesteaban, el ángel, en forma de político, de agente urbanizador y de promotor inmobiliario, no es que hiciera por ellos su humilde trabajo agrícola, sino que les ha hecho muchimillonarios a golpe de suelo urbanizable y PAUs.

    Me gusta

  9. 9 Zoupon mayo 14, 2008 en 12:42 pm

    Doña María lo tiene difícil, sé de buena tinta que actualmente los ángeles están en huelga de alas caídas para forzar la revisión de las condiciones de trabajo en su convenio colectivo. Demasiada carga de trabajo para una plantilla que no se amplía desde hace una Eternidad, y escaso predicamento social y mediático en estos tiempos de escepticismo. Hasta la propia Iglesia Católica es rácana para reconocer los milagros.

    Han cambiado las formas, pero los milagros siguen ahí. Las tallas de la Vírgen ya no lloran sangre en el retablo de remotas ermitas, ahora la mano divina se aplica a que las familias mileuristas lleguen a fin de mes.

    Me gusta

  10. 10 Bob de Ca's Barber mayo 14, 2008 en 1:04 pm

    “milagro”… a ver a ver… 🙂

    Me gusta

  11. 11 Bob de Ca's Barber mayo 14, 2008 en 1:05 pm

    “arremeter” será… 🙂

    Me gusta

  12. 12 Bob de Ca's Barber mayo 14, 2008 en 1:06 pm

    la culpa es de Gervasio que me ha enseñao a jugar, a ver Gervasio…

    Me gusta

  13. 13 Bob de Ca's Barber mayo 14, 2008 en 1:07 pm

    el último y no más “solesito” 🙂

    Me gusta

  14. 14 lola mayo 14, 2008 en 1:31 pm

    Tengo entendido que en cuestión de milagros todo vale. No sé a qué santo corresponde, el padre Bonete me lo podría aclarar. A ver si es posible una clonación urgente de doña María. Además de aumentar las justas reivindicaciones para el pueblo, de encontrarnos una doña en cada esquina, la gente se reiría más. De este modo, no habría lugar para el dolor ni el odio, sólo para una gran sonrisa.

    Me gusta

  15. 15 Gervasio mayo 14, 2008 en 3:16 pm

    Bob, estas desatao, eres un juguetón, en el fondo sigues siendo un niño. La verdad que aquella foto tuya que me enseñó Adelita la de las mejillas doradas, hace honor a tu persona.

    Parecería que el Santo, fuera militante acérrimo y convencido del movimiento “slow”. Visto como está el mundo parece, efectivamente Wallace, que los Santos (y su jefe) siempre han ayudado a los señores.

    Me gusta

  16. 16 nillo86 mayo 14, 2008 en 3:52 pm

    Creo q esta foto hubiera encajado mucho mejor

    Estampas de San Isidro

    Me gusta

  17. 17 Adela mayo 14, 2008 en 9:55 pm

    Por lo menos ahí, colabora el hombre! de todas maneras los milagros existen, yo he visto alguno! doy fe! 🙂 y no soy señor ni santo!.
    Lola ! te recomiendo la película “Las chicas de la lencería”, hay unas cuantas doñas que tiran “pa lante” con sus vidas, a la protagonista me la llevaría a mi casa! 🙂

    Me gusta

  18. 18 Stick mayo 15, 2008 en 6:39 pm

    La leyenda de un San Isidro sesteando mientras el ángel le hacía la faena no es sino un ataque de los relativistas morales.
    San Isidro oraba, posiblemente con los ojos cerrados y nada más. Se quiere dañar la imagen de la Iglesia en la prensa (incluidos ciertos blogs) para destruir nuestras raices cristianas. También Santa Teresa entraba en trance místico con los ojos cerrados (como bien nos ensaña Bernini) y no estaba sesteando.
    Por otra parte Iván de Vargas haría lo que un caballero cristiano de su época debía de hacer con exclusividad: Orar (como el Santo), holgar (el Santo era un currante y no podía) y cabalgar (es posible que el Santo tuviera pollino)

    Me gusta

  19. 19 el candil de la sierra mayo 18, 2008 en 3:29 pm

    No conozco mucho de santos pero este,me cae simpatico sobre todo por MADRID,una ciudad acojedora y celebrar las fiestas en su dia me hace la torna,en cierto dia tambien para adderirme a la fiesta,me case.

    Me gusta

  20. 20 samntha febrero 26, 2010 en 9:14 pm

    solo kiero saber porke soñe con este santo si nunca lo habia escuchado en mivida y ademas no soy catolika ni kreo en los santos

    Me gusta

  21. 21 samntha febrero 26, 2010 en 9:15 pm

    alguien ke me aga entender o decifrar ese sueño

    Me gusta


Comments are currently closed.



Siluetas de RNE

Duendes suscritos:

Suscripción

Suscripción por email

Publicaciones:

PARAÍSO DE HOJALATA
Una Infancia de Hojalata

Ir directamente a

Blog Stats

  • 1,339,612 hits

A %d blogueros les gusta esto: