Por qué el Duende no es Irving Berlin

Se puede descargar el álbum, pinchando en este enlace:

http://drop.io/zapatito

Sugiere el duende del Duende que éste de a conocer a los seguidores del blog su faceta de letrista. Inquietudes humanísticas, por cierto, más que respetables. Sus méritos como autor o coautor de lyrics -¡que bien suena así!- van, en efecto, más allá del villancico de las muñecas de Famosa. Aunque sólo por eso, sin exagerar, merecería un Grammy de platino. Escribió muchas letras para chinchines publicitarios –jingles decíamos, que quedaba más fino-, algunas para campañas políticas, y como dos o tres long play de canciones comerciales que fueron un completo fracaso.

La mayor parte de esas letras, por cierto, lo merecieron. Pero no fue así en el caso del disco que quiso lanzar al mercado a Zapatito. Creo que el Duende no lo vio hasta que lo saldaban en Galerías Preciados a cincuenta pesetas. Para entonces ya estaba tan deprimido que ni siquiera lo compró, de manera que no conserva ni un solo ejemplar de su mejor disco.

Lo de la música y la letra es lo más irrelevante del caso. Más interesante es a historia humana que había tras este disco. Zapatito era un personaje que se inventó Alvaro Nieto, un músico que después de haber hecho música pop en conjuntos como Los pasos o La pequeña compañía (aquélla que cantaba coros de zarzuela arreglados en modelno) derivó hacia la música publicitaria, consiguiendo muchos éxitos. Pero su ambición iba más lejos. Quería hacer música para niños, para lo cual se metamorfoseó en una especie de payaso con grandes zapatos y se inventó la leyenda de que bebía mucha leche (buscaba el patrocinio de Pascual, seguro). Gracias al valor nutritivo tan valioso de la leche, adquiría poderes sobrenaturales que le permitían cantar como distintos animales. El Duende no veía clara la relación causa efecto, pero era un mandado. Le pidieron que escribiera letras de canciones sobre animales dirigidas a un público infantil y cumplió. Y así es como nació Mis amigotes los animalotes.

Las canciones quedaron tan resultonas que una editorial pagó por anticipado medio millón de la época al músico y otro tanto al letrista -estamos hablando de la década de los ochenta- por el cincuenta por ciento de sus derechos de autor. O quizás por algo más. Porque la realidad es que Alvaro contaba con la promesa de que TVE iba a ser su trampolín. Lo de siempre, un buen amigo, un alto cargo muy interesado en el proyecto…

En ese momento cambió el Director General de RTVE. Destituyeron al amigo de Alvaro. Y Zapatito, que ya tenía el disfraz y el maquillaje preparados para tomar el relevo a Gaby, Fofó y Miliki se quedó en una simple ilustración para un disco sin sentido.

Alvaro Nieto se quitó la espina después haciendo la música de todos los retablos navideños que ponía en escena Cortylandia. Pero el Duende no alcanzó la misma gloria. Así que si alguno de los lectores aún tiene hijos pequeños y no sabe cómo animar su fiesta de cumpleaños, que se lo haga saber a Juan para que suba al blog alguna de las canciones que restauren a su padre la dignidad de autor.

Entretanto, el menda, muerto de sueño, se va a componer a sí mismo una nana para soñar lo que hubiera sido su vida si en lugar de escribir para Zapatito lo hubiera hecho para Papito.

Anuncios

19 Responses to “Por qué el Duende no es Irving Berlin”


  1. 1 maribel junio 2, 2008 en 8:39 am

    hola a todos!!!! Querido Duende seguramente nos hemos perdido algo realmente bueno pero……asi es la vida… Tiene q combinar todo el momento el lugar etc feliz dia saludos

    Me gusta

  2. 2 joce junio 2, 2008 en 8:45 am

    Tuve la suerte de tener ese disco. Me lo regaló el Duende para mis hijos, y en su momento me llegué a saber todas las letras de memoria de lo que lo poníamos. Como era una cinta se rompió y la verdad me encantaría tenerlo otra vez. Camiseta tenemos que conseguirlo para tus nietos.

    Me gusta

  3. 3 Zoupon junio 2, 2008 en 9:22 am

    Zapatito, músico publicitario transformado en una especie de payaso que quiere hacer música para los niños con sus amigotes los animalotes. No sé porqué, hay algo en este tema que me recuerda muy lejana y vagamente al Consejo de Ministros.

    Me gusta

  4. 4 Bob de Ca's Barber junio 2, 2008 en 10:06 am

    Batuadena salat! eso si que es una fabulosa notisia! esque yo soy un fans de los amigos Cucorba, que son muy, muy paresidos a Sapatito, van vestidos de payasos y hasen cansiones de animales, poria ser que se conoscan con Sapatito!, hay una cansión fabulosa de una gatita que el ratón la quiere enemorar, ella pero se fija en el gallo, en la rana, en el asno, al final el ratón lo consigue. La questión es que son para niños y en sus actuasiones ves a muchos mayores! 🙂

    Me gusta

  5. 5 Adela junio 2, 2008 en 10:52 am

    Se acordará Bob de la mas bonita ” el amor de las tres naranjas”…

    Tiempo era tiempo, el año tirurí, el año tirurá
    el hijo de un gran rey estaba enfermo, sabe que solo lo puede curar
    el amor de las tres naranjas!,
    no lo sabe el gigante que se lo quiere comer,
    no lo sabe la luna de cristal que flota en el cielo como una esponja,
    Al fin el viento! lo transporta en olas de niebla al portal de un Dragón que vive en una cueva.
    Las tres naranjas, el principe partió y volando salieron tres palomos blancos, el más pequeño capturó y al punto recobró la fuerza,
    El principe frente al dragón con un golpe de espada le cortó la cabeza para la princesa liberar!, y así con el rojo de las mejillas se completa la rosa, y…
    regresando del combate, contentos y felices armaron una gran fiesta por haber ganado y 7 dias duraron las bodas… 🙂

    Me gusta

  6. 6 Charivari junio 2, 2008 en 11:35 am

    Este Duende más bién parece un producto del Renacimiento que de este siglo -bueno, del pasado- y lo digo por lo polifacético de su espíritu.
    A la letra que nos brinda Adela no puedo ponerle música, no logro que me cuadre el pentagrama pero sí que me parece un delicioso cuento breve.
    Pobre Zapatito, no había leido el cuento de la lechera.

    Me gusta

  7. 7 Julio junio 2, 2008 en 11:56 am

    Querido Duende, pues he visto que ese famoso vinilo de ‘Zapatito y sus amigotes’ se ofrece en algunas direcciones de Internet por el ‘módico’ precio de 9 L€uros.

    Nunca es tarde para recobrar lo que su ‘depresión’ rechazó. No deja de ser un valor en alza.

    He aquí una de las direcciones:

    http://www.todocoleccion.net/lote.cfm?Id_Lote=8425705

    Me gusta

  8. 8 paradox junio 2, 2008 en 12:28 pm

    Pues venga, veamos si alguien se anima y se sube alguna de esas canciones.
    De todas maneras, como comenta Julio espectacular revalorización del vinilo.

    Me gusta

  9. 9 Ángela junio 2, 2008 en 5:18 pm

    “Qué suerte ser rana, qué suerte ser rana… la cesta de la compra no te cuesta nada”…
    Al pato, le ocurría algo parecido. Le salía muy barato caminar sin sus zapatos…
    Era todo así. Hace poco, recordé con Marina aquellas magníficas letras, su madre se las cantaba mientras paseábamos.
    Como a Joce, El Duende regaló a mi hija en formato cinta todas esas canciones. Puede que sigan por ahí.
    Y Gracias a esas letras, también la tercera generación de Figuerolas, pudo empaparse del espíritu catalán que corre por sus venas.
    Poco, por no decir nada, aprendieron -sin embargo- los vástagos de la tercera linea sucesoria de esta filosofía tan austera que nos caracteriza.
    En estos tiempos que corren, yo sigo pensando que es una auténtica suerte ser rana.

    Me gusta

  10. 10 nillo86 junio 2, 2008 en 10:22 pm

    Bueno, el que tenga curiosidad, que pinche en el enlace señalado arriba.

    Si no, haced caso a @julio: yo ya me he comprado el vinilo!

    Me gusta

  11. 11 indiansafran junio 3, 2008 en 11:23 am

    Siempre que oigo la canción del Oso Perez ,pienso que es Juan quien la está cantando. Acompaña el estribillo con su peculiar movimiento de caderas. “Me llamo Perez y soy un oso, curioso que quiere averiguar, porque me llaman perezoso, si yo nací para bailar…”. Me encantan las de la serpiente, el camello y el mono. Este disco es una auténtica joya mi querido Duende, habría que relanzarlo.

    Me gusta

  12. 12 wallace97 junio 3, 2008 en 12:51 pm

    Ahí te quiero ver, Gervasio. ¿Estás ahí?

    Me gusta

  13. 13 Adela junio 3, 2008 en 1:13 pm

    Por Dios!! el Oso Pérez es bueniiiiiiiiiísima!!! habría ganado en Eurovisión de calle! os prometo que si venis a la isla os recibiré con ella en el aeropuerto! 🙂 taritotito, taritotito, mmmmm, mmmmm….

    Me gusta

  14. 14 lola junio 3, 2008 en 1:46 pm

    Gervasio, tienes que escuchar los nuevos habitantes del bosque:
    “Mis amigotes los animalotes”, son muy divertidos. Yo conocí al ratoncito Pérez, pero nunca me habló de su hermano mayor el Oso Pérez.
    Adela, eso no hay que perdérselo. Bob podría acompañarte disfrazado de oso, a ver qué le parece y Gervasio a la guitarra.

    Me gusta

  15. 15 Gervasio's Manager junio 3, 2008 en 8:21 pm

    Tranki colegas, despues de unos meses de frecuente participación, incluida la generación de alguna que otra polémica, mi representado ha decidido espaciar sus intervenciones en el blog para relajarse un poco y animar a otros amigos que se expresen. De todas formas Gervasio os sigue leyendo con asiduidad.

    Muchas gracias a Wallace, a Lola, a todos y ánimo Julián.

    Me gusta

  16. 16 Adela junio 3, 2008 en 8:49 pm

    Pues claro Lola! y pondremos la foto de Wallace97 que le hizo Julian29 con el ciervo detrás a modo de señal-pancarta con el subtítulo “duende-amigos”,para que se vea de lejos! 🙂

    Me gusta

  17. 17 Adela junio 4, 2008 en 2:03 pm

    Da la sensación de que la música para niños es poca cosa, en cambio para los niños supones mucho, desconozco como está el mercado infantil, por los hijos de mis amistades conozco muchas lecturas fántantiscas en todos los aspectos, aunque de música ninguno comenta demasiado. Para mi fué importantes tener mis canciones y mis grupos me sentia identificada con las letras, recuerdo que ya me parecian poéticas las letras de los hijos de Rocio Durcal en el disco “sopa de amor”, siempre tuve juegos a través de las canciones, es otro aprendizaje más para los niños bastante enriquecedor, el grupo Cucorba en la isla ha hecho un trabajo fenomenal en 25 años, y tienen mérito porque no viven de ello, han recuperado letras perdidas, juegos de palabras, utilizan el teatro en sus actuaciones y la participación de niños y padres, hacen un trabajo creativo y pedagógico además de entretenido. 🙂

    Me gusta

  18. 18 Stresa noviembre 24, 2008 en 9:08 pm

    Hola, que descubrimiento, llevo años buscando este disco, soy maestra y cuando empecé a trabajar en esto me dieron una clase con 25 niños de entre 2,5 y 3 años , y alguien me dió una cinta con estas canciones, falta el elefante, por una cara y por la otra un disco que si conseguí, de Ana Belén Miguel Bosé y otros. Este de los animales no tenía ni nombre y no se por que se me metíó en la cabeza que lo cantaba Miguel Bosé, pero no, incluso escribí a la discográfica y no me supieron dar razón. Y ahora después de años voy a dar con este blog y me regalais las canciones, desde luego que ” el que la sigue la consigue”.
    Otra casualidad más a Figuerola lo conicí cuando trabajaba en la Ser pues también he trabajado en prensa, y visitaba la emisora con mis amigos Elvira Cordero e Isaías Lafuente.
    Un saludo y muchas gracias, a los niños les encantan las canciones de los animales.

    Me gusta

  19. 19 Esther mayo 21, 2009 en 8:13 am

    Gracias por las canciones… porque tengo dos hijas pequeñas y un cumpleaños la semana que viene. Y ahora estará mucho más animado.

    Un saludo

    Me gusta


Comments are currently closed.



Siluetas de RNE

Duendes suscritos:

Suscripción

Suscripción por email

Publicaciones:

PARAÍSO DE HOJALATA
Una Infancia de Hojalata

Ir directamente a

Blog Stats

  • 1,339,612 hits

A %d blogueros les gusta esto: