Ensueño y pesadilla

Sabe el Duende que la parroquia no está para nada. Campeones, campeones, oé, oé, oé. Lástima que estos triunfos hagan salir a la calle a tanto descerebrado. En la calle Goya de Madrid, a casi un kilómetro de la maltratada plaza de Colón, un niño toreaba  a los coches que pasaban con una bandera española mientras el irresponsable del padre jaleaba el lance como si fueran verónicas de José Tomás. Como para que hubiera acabado en un enganchón mortal.

 Pero nobleza obliga. Aunque las alergias primaverales o el aire acondicionado le tienen mermado al Duende, guarda un listado de temas pendientes que pretende abordar  poco a poco. Ha cabado la Eurocopa, el Duende sigue.

 Por cierto, que no se quejen tanto los vecinos del centro de Madrid por la noche que les espera. Peor lo deben de estar pasando los ciudadanos Urkullu y Puigcercós. Menos mal que les quiere contratar el Instituto Dale Carneggie como profesores del master de Cómo ganar amigos.

Anuncios

18 Responses to “Ensueño y pesadilla”


  1. 1 Trini junio 30, 2008 en 1:27 am

    Lo dicho: capellanía internacional para el padre Bonete, YA (que se lo digan al “Niño”).

    Me gusta

  2. 2 maribel junio 30, 2008 en 5:57 am

    hola a todos!!!!!! CAMPEONES CAMPEONES OE OE OE !!!!!! Que bien suena!!!! SISISI CAMPEONES CAMPEONES OEOEOE YA TOCABA …….ESTA VEZ SIIIIIIIIIIIIIIIIII!!!!!!!!! FELIZ DIA Y BESOS CAMPEONES….

    Me gusta

  3. 3 begoña junio 30, 2008 en 9:44 am

    El triunfo de de la selección española de futbol me ha dejado: dos pises de Timbo en el pasillo (mi perro prefería la regañina antes que salir a la calle a enfrentarse con los petardos, bocinazos y chillidos), una noche de insomnio (además del calor, otra vez bocinazos, petardos y chillidos), un corte en un pie (no ha habido mejor fórmula para celebrar el triunfo que volcar todos los contenedores de vidrio y papel, por lo menos en gran parte de los barrios de Salamanca y Chamberí), una desazón (incomprensible la indiferencia del rey hacia la reina, hombre hay que guardar las formas), un temor (¿cómo podré hacer esta tarde la compra sin que me arrollen, me chillen y me petardeen de nuevo los hinchas de la plaza de Colón?). Reivindico mi derecho a vivir de espaldas al futbol, aunque me alegro infinito del triunfo de la selección (ahora creo que se llama LA ROJA, incomprensible o ¿tendencioso?).

    Me gusta

  4. 4 José Ramón junio 30, 2008 en 1:05 pm

    Antes de que escriba Wallace, con su inapelable lógica, me suelto el pelo, me permito un rapto ilógico e incoherente, y doy tres oés y dos bocinazos por ¡Eh-pa-nnia!
    A mí tampoco me dejaron dormir hasta las tantas.
    ¿Os dais cuenta de que, pasados los primeros minutos de euforia, nadie sabe ya cómo seguir celebrándolo y todos caen en el aburrimiento? Empezando por los propios futbolistas, que tras los consabidos abrazos, lanzamientos de rodillas al césped y demás, se quedan un poco parados. Y pueden seguir -todos- durante horas y horas, pero se ve que ya no, que ya no, no.

    Me gusta

  5. 5 Salvador junio 30, 2008 en 1:09 pm

    Yo, que voy con mucha frecuencia a Portugal, no dejaba de asombrarme cuando hace unos años, en plena celebración del europeo de fútbol de aquel país, veia en cada balcón, ventana, tejado, coche, autobús… la correspondiente bandera verdirroja. Y me decía…, ésto, en España, ni de cachondeo…
    Pero oigan, sí! Banderas y más banderas rojigualdas por doquier…
    No soy muy dado a este tipo de euforias, pero he de reconocerlo, me gustó.
    Y es que ya va siendo hora de que la bandera roja-gualda-roja nos identifique a TODOS.
    No más apropiaciones, y por consiguiente exclusiones, indebidas.
    Por cierto, Begoña :), cuando se dice LA ROJA, se dice la roja, no La Pasionaria.
    Campooooooooones, campeoooooooones, oé, oé, oé!!!!

    Me gusta

  6. 6 Palinuro junio 30, 2008 en 10:10 pm

    A Begoña le ha tocado sufrir, en esta ocasión, las consecuencias de vivir en un barrio céntrico. Es la cruz de la celebración. La cara – y coincido con Salvador – es que, por fin, se nos ha quitado el complejo de ondear con orgullo nuestra bandera. Como si fuésemos alemanes, italianos, portugueses, franceses,… Creo que incluso la izquierda lo empieza a admitir con una cierta normalidad. ¡Ya era hora! Y, además, ha sido la consecuencia lógica de un juego bien planteado y mejor desarrollado. ¡Chapeau! Y lo dice alguien que ha apostrofado mil veces por la falta de espíritu competitivo y de equipo de la selección. Un amigo argentino me comentaba hoy que esta selección hubiera ganado hoy el campeonato del mundo. Viniendo de quien viene, una persona neutral en cuyo país el fútbol es una auténtica religión, este juicio debe satisfacernos. Los no futboleros(as) podéis respirar tranquilos. Se acabó el futbol oficial…hasta septiembre.

    Me gusta

  7. 7 Angelus P. julio 1, 2008 en 12:17 am

    Yo, desde la barrera, pero la barrera que limita la acera del otro lado de la calle del estadio. Pues mira, a lo mejor sacamos una lección para los políticos…

    Me revientan ciertos comentaristas deportivos que, no soportando que Aragonés no les dé espectáculos que desmenuzar en sus espacios, son incapaces de reconocer su error, o más bien su propia ineptitud para hacer auténtica información, no carnaza que trinchar. Así se la montaron cuando las expresiones supuestamente racistas robadas con micros hiperpreamplificados. Supongo que a Del Bosque lo triturarán por razones similares, pues tampoco es una vedette del vodevil futbolero…

    (Javier Bergia ha vuelto de su gira con Ismael Serrano por Argentina, y dice que el país austral se recupera. Buena noticia).

    Me gusta

  8. 8 Adela julio 1, 2008 en 1:48 pm

    DIALOGO PARA VESUGOS:

    Magda: ¡Jo ayer, vaya movida!¡no veas como están los alemanes!, ¡se montó un escándalo en la calle pricipal!.

    Merche: ¡Sí, yo no pegé un ojo en toda la noche! ¡imagínate vivo en esa calle y el cuarto da a ese lado!¡madre mia, que borrachera llevaban!.

    Adela: Y…que fué lo que ganó España?

    Magda: ¡Tia, no me puedo creer que no te hayas enterado!¡macho, es que aunque no quieras lo oyes por ahí en todos laos!

    Merche: ¡Jolines Adelita! ¡que eso es muy importante para España!

    IMAGEN DE LA… NO SE…

    En el pueblo más recóndito de la montaña mallorquina, todo cerrado menos dos bares, uno abarrotado de gente – ¡uuiiiiiii, ooooooohhh!- el otro con una mesa de tres personas, y…frente a la Cartuja de Chopin silenciosa, la bandera de España vistiendo un balcón 🙂

    Me gusta

  9. 9 Charivari julio 1, 2008 en 2:08 pm

    Pues a mi me dice gente que ha viajado con Ismael Serrano en la misma gira agentina, Angelus, que hay mucho pobre en la calle y mucha dificultad para el garbanzo diario.

    Me gusta

  10. 10 begoña julio 1, 2008 en 2:09 pm

    Yo nunca he tenido complejo de ondear la bandera de España y lo seguiré haciendo. Lo que no entiendo es porque si la hago por el futbol soy patriota, y si lo hago por la víctimas del terrorismo o simplemente la pongo en mi casa soy facha. ¿Me lo puede explicar alguien?

    Me gusta

  11. 11 alfonsina julio 1, 2008 en 2:21 pm

    Begoña,
    tienes toda la razón. Yo pienso lo mismo.
    La respuesta está en los complejos de la gente, en la necesidad de etiqueta y pertenencia a un grupo cuya orientación nos respalde, en el miedo a la heterodoxia. Nos cargamos la religión, entre otras cosas, porque divide entre buenos y malos, y nosotros hacemos lo mismo pero incluso con peores y más insalvables etiquetas…
    Va a resultar altisonante, pero al final, todas estas cosas son la consecuencia de la falta de cultura, de educación y de viajes.
    Mientras tanto, querida, a aguantar, porque nos han dado un par de semanitas en el barrio…

    Me gusta

  12. 12 Angelus P. julio 2, 2008 en 1:20 am

    Begoña, una bandera es un símbolo, pero los símbolos modifican su significado en función del contexto en que se sitúan. Una cruz no significa lo mismo en un hospital, una iglesia o una carretera. Y además, no tiene el mismo valor para diferentes observadores…

    Me gusta

  13. 13 Adela julio 2, 2008 en 8:58 am

    Las banderas son símbolos territoriales y delimitadores de una zona, están vinculadas al hecho histórico,cultural e idioma del territorio al que representa conjuntamente con toda la carga emocional del hecho diferencial de las personas que habitan ese territorio. La paradoja es que el territorio es el mismo para todos PLANETA TIERRA y si lo observásemos desde su satélite LA LUNA girando alrededor en movimiento constante de traslación – repito:movimiento constante- observariamos que no hay ningún límite ni frontera. Eso dicen los astronautas! que no se fueron de la LUNA sin dejar de poner la banderita 🙂

    Me gusta

  14. 14 camiseta julio 2, 2008 en 10:05 am

    Angelus puedo estar quivocada pero pienso que un Crucifijo representa a Cristo tanto en un lado como en otro, lo que no quiere decir que , como siempre, existan interes personales pero, insisto, son las personas, no el símbolo. Naturalmente, es sólo mi opinión y coincido totalmente con Begoña

    Me gusta

  15. 15 gatablanca julio 2, 2008 en 12:24 pm

    Estoy de acuerdo con Angelus en que un símbolo depende tanto de los que lo exhiben como de los que lo contemplan, más que de sí mismo. Y los símbolos tienen una carga enorme. En España la bandera estuvo cargada de simbología “por el imperio hacia Dios” y eso provocó un rechazo en los que vinieron después. Por fin el fútbol, y el deporte en general, con la buena racha que llevamos, contribuyen a saltar esas connotaciones y hacernos sentir a todos que podemos ampararnos, cobijarnos bajo ella simplemente como españoles, sin más y sin menos. Con un poco de suerte iremos borrando la carga anterior y dejando sólo la de algo que nos une a todos, con nuestras propias ideas políticas, sociales, deportivas y de todo tipo. Y a Urkullu y Puigcercós, pues en mi opinión se han metido en un berenjenal de una forma bastante tonta. ¡Con lo guapos que habrían estado calladitos! Pero ellos se lo han buscado y ellos se han perdido el poder unirse a una fiesta de todos.

    Y, aunque es una opinión poco válida, dado que no he tenido que aguantar lo inaguantable gracias a mi lugar de residencia, ¡¡OÉ, OÉ, OÉ!!

    Me gusta

  16. 16 begoña julio 2, 2008 en 1:38 pm

    Angelus los símbolos para mí significan siempre lo mismo. La bandera representa al país en el que hay listos tontos, carcas y progres, cafres y educados…sin apropiaciones exclusivas. Un crucifijo, esté donde esté, provoca sensación de amparo, consuelo y esperanza para los que tenemos fe y, sobre todo, invita a una forma de vida en la que el prójimo es lo primero a respetar. Los mandamientos de Dios se encierran en dos: “amarás a Dios sobre todas las cosas y al prójimo como a ti mismo”. Creo que Dios es indulgente con el primero e inflexible con el segundo.

    Me gusta

  17. 17 alfonsina julio 2, 2008 en 2:11 pm

    Begoña dixit. Y yo firmo lo dicho.

    Me gusta

  18. 18 Angelus P. julio 2, 2008 en 10:38 pm

    Begoña, me estás haciendo de ejemplo justo de lo que digo. Edtás interpretando el valor de TU cruz, el Crucifijo. Yo hablo de dos trazos rectos que se cruzan. Me estoy refiriendo a un signo gráfico que es, por definición, arbitrario y convencional. Bien, pues el valor de ese signo cambia con su contextualización. Está claro que una cruz en una expresión algebraica no tiene nada que ver con la religión. Ni la cruz rodeada por las cuatro cifras en el cirio pascual tiene nada que ver con la contabilidad…

    Me gusta


Comments are currently closed.



Siluetas de RNE

Duendes suscritos:

Suscripción

Suscripción por email

Publicaciones:

PARAÍSO DE HOJALATA
Una Infancia de Hojalata

Ir directamente a

Blog Stats

  • 1,339,612 hits

A %d blogueros les gusta esto: