¿Dónde queda la España casposa?

España casposa

(Foto de Dany 3D)

La vicepresidenta del Gobierno, que por su estilo Rottenmayer más parecería aficionada al bridge que al fútbol, saltaba de alegría como una niña en el palco.  Oh albricias,  España eliminaba a Italia y superábamos los cuartos de final.

Pérez Rubalcaba, el Fouchet del zapaterismo, aprovechaba una de sus habituales ruedas de prensa para ironizar con sus conocimientos tácticos.

Zapatero desafiaba a su fama nefasta para no perderse la final de Viena.

Y el mismo grupo de comunicación que puso a parir al alcalde -entonces quizá alcaldesa- de Madrid porque osó desplegar Colón una enorme bandera , ha inundado de españolismo esa plaza, el Campeonato de Europa y la actualidad jaleando el nombre de nuestra patria  y  repartido rojigualdas hasta el empalago. España, EspañaYo, soy español, español. español…

Como colofón, en la orgía del pasmo patriotero, contratan a Manolo Escobar para dedicar a nuestros héroes esa sublime canción que es Viva España.

Se despertaba el Duende del sueño y por un momento se echó las manos a la cabeza. ¡Cielos!…Esta no es mi España progre, que me la han cambiado. Repasó la prensa, los diarios digitales, escuchó las emisoras de radio, peinó la televisión. Al tercer día de éxtasis, los más flemáticos comenzaban a enfermar al ver camisetas rojas y al comprobar que la exuberancia verbal de Luis Aragonés podía alumbrarnos un nuevo Boris Yzaguirre. Sálvese el que pueda. Pero el milagro continuaba. Aunque pareciera imposible, a estas alturas nadie había mencionado aún el adjetivo tabú. Estábamos ante la España joven, con desparpajo, la que con sólo jugar bien al fútbol había echado siete llaves al sepulcro del Cid enterrado para siempre la Contrarreforma, el fantasma de la Armada Invencible, la leyenda negra, las sombras de Torquemada, el recuerdo de Aljubarrota, la pérdida de Cuba, los últimos de Filipinas, el desastre de Annual, la Marcha Verde, la ominosa dictadura franquista, la pifia de Cardeñosa, la cagada de Arconada y el episodio de Perejil. Todo de una tacada, y en nombre de algo que la progresía pronunciaba con cautela, porque hasta nos hacían dudar de que existiera. ¡España, España, España!…¡Ra, ra, ra!…

El Duende observa, constata, subraya atónito. ¿Se han fijado que, a todas éstas, nadie haadjetivado este estado de embriaguez colectiva como casposo? ¿No es ya casposo hablar de España? ¿No es casposa la bandera? ¿No es casposo tanto fútbol? ¿No es casposo Manolo Escobar? ¿No es casposo ese seleccionador nacional que tan sólo meses atrás era acusado de viejo, torpe, racista, machista y mal educado?

Por el interés te quiero, Andrés. Desde hace mucho tiempo los profetas de la utopía se han dedicado a romper las costuras de ese sentimiento colectivo que aúna a la gente. Dios, patria, lengua, religión, historia. Todo es relativo, hasta la noción de nación. El que tenga un hecho diferencial y quiera un estatuto, un río y una financiación propia que levante el dedo, y maricón el último. Si ganamos las elecciones, aunque se descomponga lo que nos unía, ya se arreglará con diálogo: abriremos la boca para decir al que venga detrás, que arree.

Afortunadamente, no hará falta.  Hoy, gracias al fútbol, se puede decir viva España sin caer en lo casposo, porque esto es otra cosa. Confirmado: somos como niños.

Anuncios

38 Responses to “¿Dónde queda la España casposa?”


  1. 1 Julio julio 1, 2008 en 6:16 pm

    AMEN, querido Duende. Creo que lo que describes responde bastante ajustadamente al espectáculo al que estamos asistiendo.

    Una amiga mía hablaba de la UTE a la que parece que se ha apuntado todo quisque, sin diferencia de edad, sexo, condición y otras consideraciones. La UTE a la que se refería mi amiga no es la “Unión Temporal de Empresas”, sino algo más sofisticado y perecedero la ” Unión Temporal de Emociones”.

    Pero tranquilo,Duende, es tan sólo una ‘tempestadilla’ de verano.Volveremos a las andadas.

    Un saludo

    Me gusta

  2. 2 joselepapos julio 1, 2008 en 8:54 pm

    “Somos como niños”. Querido duende amigo, niños eran la mayoría en la plaza de Colón. Como los jugadores. Y los niños no tienen pasado, ni prejuicios, ni nada de qué avergonzarse. Algunos, demasiada adrenalina mal encauzada. Educación es la clave.

    Me gusta

  3. 3 lola julio 1, 2008 en 9:36 pm

    Aprovechemos y digamos España tantas veces como nos apetezca, cuando se pase tanto patriotismo borracho de mentirijilla estará mal visto ondear una bandera y sentirse español. Después de la resaca que cada cual se las apañe como pueda. ¿Dónde está el derecho de los que no participan de la fiesta? Todo vale si se trata de fútbol. Si los camioneros hubieran tomado el centro de Madrid ¿qué habrían pensado los que no estaban de acuerdo con la manifestación? Mientras la crisis sea discutible, sigamos disfrutando de la fiesta, no hay nada como ser campeones.
    Wallace, no has respondido del todo a mi pregunta sobre el fútbol. Lo de los grandes almacenes no me queda claro. Anda, amigo, no te calles, por favó. No me dejes sola, que la peña además de enfadarse conmigo me va a meter un gol que de furbo sabe un montón.
    Caramba con Manolo Escobar, sigue provocándome dolor de cabeza esa canción. ¡Qué tortura! mi madre era admiradora suya.

    Me gusta

  4. 4 wallace97 julio 2, 2008 en 12:33 am

    Suscribo el comentario del Duende, el de Julio y su amiga, el de Joselepapos y el de Lola. Y supongo que muchos más de los que vengan después.
    Hay una cosa en todo esto que es lo que más me cabrea, y es que a lo tonto me lo bailo, se ha ido configurando a lo largo del tiempo (desde el año 90 para ser exactos) un conglomerado político-económico protagonizado por el Grupo Prisa y el PSOE a modo de perfecta simbiosis sin la cual ninguno de los dos hubiera subsistido, y que ha ido aumentando su descaro en la misma proporción que lo ha hecho la pasividad de votantes por un lado y la audiencia por otro. Y si encima tenemos en cuenta la duplicación entre ambos conjuntos, no es de extrañar que haya llegado a formar parte del paisaje. Y una de dos, o no nos enteramos o no nos atrevemos a decir ni mú por evitar la avalancha de unos y de otros, cada uno en su terreno (o en los dos a la vez), tachándonos de fachas y de carcas antiprogreso. El resultado es lo que estamos viendo, un gigantesco negocio para unos y una inversión en renta fija de votos para los otros. Y una tremenda sensación de impotencia y de desamparo para los que tratamos de mantener el sentido común. Y todo esto a costa de haber convertido la vida en un casting creador de frikis y en una mitomanía futbolera precisamente cuando ni a esos castings se presenta nadie que valga la pena ver ni escuchar, y el fútbol ni es fútbol ni nada que se le parezca, sino que es un sector más que alimenta la fabricación de euros baratos a costa de esos medios de comunicación a los que se les ha concedido graciosamente y premeditadamente su manejo del “deporte rey”. Y no se les pone nada por delante, ni a unos ni a otros, ni el más mínimo escrúpulo cultural-educacional, ni machista ni clasista, ni saturar pantallas con el timo de la estampita de los SMS, ni ná de ná. La pasta es la pasta, caiga quien caiga, y el voto ciego es el voto ciego, caiga quien caiga. Y adjudicándose la patente de lo políticamente correcto, aprovechándose de que nadie se va a sentir solo ni le va a dar vergüenza si “opina” lo que ha visto en Cuatro, leído en El País u oído en la SER, pues sólo faltaba, son los medios del “progreso”. Los demás son fachas, hombre.
    Esto no va en contra de los socialistas, va en contra de los sociatas, ya lo dije en otras ocasiones, por lo que ruego abstenerse de llamarme pepero ni oyente de la COPE. De esa parte ya sabemos que han hecho siempre lo que otros, de los que nadie se lo esperaba, empezaron a hacer después, y en la misma medida e igual de descaradamente.
    Esto daría para libros enteros, y espero que algún día se hable de ello como se debería hacer, sin complejos y con datos, que esto no es filosofía, son hechos.
    ¿Cómo es posible que la mitad de la población de este país sea incapaz de verlo? No salgo de mi asombro. Me consta que de esa mitad, el ochenta por ciento lo ven, pero sólo en su fuero interno, son incapaces de reconocerlo públicamente.
    Lola, me has tirado de la lengua, y sé que me repito más que la morcilla, la culpa es tuya. Y esto es lo que pienso. No querría molestar a nadie, si es así lo siento, pero no puedo evitarlo. Y mis respetos por los convencidos de ambos conjuntos.

    Me gusta

  5. 5 lola julio 2, 2008 en 7:22 am

    Wallace, mea culpa, mea culpa…pero no nos pueden faltar tus comentarios. En cuanto a la morcilla, no te preocupes, si algo no nos gusta lo dejamos a un lado y te lo haremos saber.

    Me gusta

  6. 6 MARIBEL julio 2, 2008 en 7:30 am

    hola a todos !!! me ha encantado tu post como sienpre querido Duende pero yo lo he disfrutado todo todo todo…..feliz dia!!! que viva ESPAÑA!!!! SALUDOS Y BESOS

    Me gusta

  7. 7 C. Wateri julio 2, 2008 en 9:25 am

    Querido Duende:

    !qué me vas a decir que vivo en Zurbano/Génova junto a Cami!
    Las postvictorias fueron impactantes, Será cierto que todo vale. La igualdad ha permitido que las bellas dieciocheras superaran en grados etílicos, tacos y gritos a sus descamisados acompañantes. Yo bajé al contenedor con papel para reciclar y me pilló una carga policial y me tuve que resguardar en un Hotel distinguido, a la salida pude observar que sin embargo ellos eran mas libres orinando con la cara tapada, con la camiseta de España, en los ventanales del PP .

    En fin querido, prefiero la caspa , que con un buen champú se quita, que la realidad actual. Por eso y conociendo tu ingenio lamento la foto de cabecera,no me parece brillante,definir unos años,para tí casposos, con 2 monjas y un anuncio de Tío PP, no dejes de usar champú aunque cambies de barrio.

    Un abrazo

    Me gusta

  8. 8 nillo86 julio 2, 2008 en 9:41 am

    @C. Wateri:

    soy yo el responsable de la foto. Barajé opciones de El Fary, de la bandera de Espana, de chulapos, de bailaoras vestidas de sevillanas… Una foto de Torrente hubiera quizás sido la mejor opción.

    Yo, la verdad, encuentro encanto en cada faceta de esa Espana “casposa”. La foto de tío Pepe y las monjas, me parecía un buen retrato de la Espana de la que muchos quieren huir, como narra El Duende.

    Me gusta

  9. 9 Zoupon julio 2, 2008 en 9:41 am

    Duende, qué bien escribes. Me ha encantado la forma y el fondo, sobre todo el penúltimo párrafo.

    No te preocupes demasiado por la transitoria desaparición de la caspa, volverá en cuestión de días cuando se pase esta ensalada de banderas rojas y amarillas. De momento aprovechemos para convertir al glamouroso Luis Aragonés en la nueva musa, perdón, el nuevo muso de Armani, don Giorgio.

    ¿Quedará algo de esta efervescencia patriótica que nos ha dado de repente, amén de un penetrante olor a orines en las calles? Yo creo que no, que mañana mismo retomaremos los españoles nuestra compulsiva manía de complicar lo sencillo y de nublar lo evidente, y que la bandera tornará a la lóbrega cueva donde afanosos la custodian los fachas recalcitrantes.

    Me gusta

  10. 10 C. Wateri julio 2, 2008 en 10:40 am

    Querido nillo 86: Profundizar no es malo, entrar en personalismos quizás , tenemos lo mas votado y nos comportamos como si fuésemos libres y en posesión de la gran verdad. Nos hemos hecho como hemos podido no siempre como hubiésemos querido, quizás las limitaciones de nuestro entorno familio/cultural,o con las facilidades del mismo.

    “Ca un ye ca un” dicen en Luiña y tu eres estupendo así que si para ti lo casposo ,es lo que dices estupendo.

    A ver que dice tu bb Un abrazo

    Me gusta

  11. 11 gatablanca julio 2, 2008 en 1:06 pm

    Exacto, Duende y Joselepapos, me ha encantado la reflexión de los niños. No lo había pensado antes, pero claro, ésa es la razón, que los niños no tienen pasado y así pueden decir muchas cosas sin ninguna connotación. El asunto de la mala educación de esos niños es otro cantar. Ahí si que no valen las excusas de la alegría y los festejos.

    Saludos a todos.

    Me gusta

  12. 12 joce julio 2, 2008 en 1:17 pm

    Zoupon creo que estás en un error. Yo me siento española, no soy facha recalcitrante ni mucho menos, y llevo orgullosa mi bandera cuando hay fútbol y cuando no, que para eso es mia que me la compré en la calle Carretas.

    Deberíamos superar los esteretipos y respetar los simbolos propios ,además de los de los islamistas y de los seguidores del Dalai Lama.

    En cuanto a la euforía del pueblo yo tengo una teoría: los mismos que hacían la cola en la capilla ardiente de Franco, la hicieron después en la de Don Juan, en la de Lola Flores y lloraron emocionados al paso de la cabalgata de Tierno Galván. Y qué. Si por un rato pueden olvidar muchas de las cosas tristes y barbaridades que vemos todos los días, bienvenida la frivolidad en pequeñas dosis. No les intentemos explicar que están siendo manipulados por el monstruo de las siete cabezas que le vamos a dejar echos polvo…. Por último, al que quería que España perdiera, que se fastidie. Ese sí que ha hecho el rídiculo.

    Me gusta

  13. 13 José Ramón julio 2, 2008 en 1:30 pm

    España es un país raro.
    A mí me parecen raros los patriotas, los antipatriotas, los separatistas, los unionistas, los federalistas… A mí España me parece un país al que le falla algo. No sé muy bien qué.
    A lo mejor si tuviéramos más victorias se nos iría formando un carácter de país y de patria. (Pero las victorias siempre son a costa de derrotas de alguien, siempre son humillando a alguien. Y las letras de los himnos siempre machacan a los de las otras tribus).

    Me gusta

  14. 14 alfonsina julio 2, 2008 en 2:41 pm

    Je, je, querido Wallace, volvemos al autoengaño, al cerebro para sobrevivir y al rechazo de la verdad…
    Como, al menos por lo que te leo, pareces sabio y honesto, presumes equivocadamente que los demás lo son. Cuando hablas del 80% que sí se da cuenta de las cosas, pero no las reconoce, discrepo.
    La mayoría de la gente vive en una burbuja autocreada en la que la verdad, es solo lo que conviene, y lo que el cuerpo aguanta.
    Te recuerdo que ese ochenta por ciento encumbra con su audiencia a vulgares y necias prepotentes(caspa), viejas que actúan como adolescentes (caspa), programas como Gran Hermano (por cierto, los mismos que ahora consideran “casposos” los culebrones, se tragan esa bazofia-caspa), rechazaron la comunión y ahora la hacen “civil” (caspa), pero comulgan religiosamente con el pensamiento único y suben las audiencias de quien lo promueve.
    Creeme, Wallace, se lo creen.
    Tiene razón el duende (que pena no poder llevarlo siempre en el bolsillo): relatividad absoluta. Nosotros podemos decirlo, que Benedetto Sedicesimo, no.
    José RAmón, te entiendo. Pero cuando convives por ahí, te das cuenta de que, al final, todos los países son raros…
    Me encantan esas dos monjitas. Me producen muchísima ternura. Y las echo de menos cuando estoy en el hospital con mis enfermitos y me dice una post-adolescente con chicle en la boca, que no cambia el gotero porque ha acabado el turno…

    Me gusta

  15. 15 Salvador julio 2, 2008 en 3:38 pm

    Reivindico el “pan y circo”, máxime cuando al circo empieza a faltarle el pan.
    Y me encantó ver calles y plazas llenas de banderas españolas. Confieso que no siempre me gustó. Diría más: en ocasiones he sentido miedo.
    Habremos de reconocer, penosamente, que hemos sido durante muchos años una nación dividida. Sin buscar culpables, así ha sido. Pero el tiempo, que todo lo cura, está afortunadamente empeñado en que dejemos de serlo.
    La bandera se ha utilizado consciente o inconscientemente para dividir. Ha sido apropiada por unos contra los otros. Ha servido para demostrar a no sé quien que unos eran más españoles que otros.
    Pero esta vez, aireada mayoritariamente por jóvenes, no ha sido así.
    Por tanto, ojalá ganemos el mudial, Wimbledon, el Tour, motoGP, y hasta al guá, si con ello volvemos a sacar de paseo la bandera española de forma festiva porque seguro que con ello empezaremos a considerarla símbolo de unión para celebrar algo.
    En definitiva que, más pronto que tarde, sea aireada tanto por una persona con el pelo color verde como por otra de pelo engominado.
    Amén.

    Me gusta

  16. 16 Salvador julio 2, 2008 en 3:41 pm

    Reivindico el “pan y circo”, máxime cuando al circo empieza a faltarle el pan.
    Y me encantó ver calles y plazas llenas de banderas españolas. Confieso que no siempre me gustó. Diría más: en ocasiones he sentido miedo.
    Habremos de reconocer, penosamente, que hemos sido durante muchos años una nación dividida. Sin buscar culpables, así ha sido. Pero el tiempo, que todo lo cura, está afortunadamente empeñado en que dejemos de serlo.
    La bandera se ha utilizado consciente o inconscientemente para dividir. Ha sido apropiada por unos contra los otros. Ha servido para demostrar a no sé quien que unos eran más españoles que otros.
    Pero esta vez, aireada mayoritariamente por jóvenes, no ha sido así.
    Por tanto, ojalá ganemos el mudial, Wimbledon, el Tour, motoGP, y hasta al guá, si con ello volvemos a sacar de paseo la bandera española de forma festiva porque seguro que con ello empezaremos a considerarla símbolo de unión para celebrar algo. Que por ahí se empieza.
    En definitiva que, más pronto que tarde, sea aireada tanto por una persona con el pelo color verde como por otra de pelo engominado.
    Amén.

    Me gusta

  17. 17 wallace97 julio 2, 2008 en 4:06 pm

    Joce, supongo que te refieres a mí, en cualquier caso yo quería que perdiese España cuanto antes mejor, y tengo mis razones que he argumentado por activa y por pasiva, por lo que no siento en absoluto haber hecho el ridículo, ni me fastidio por que haya ganado, pues lo que realmente me cabrea es lo de alrededor, y eso permanece, pero bueno, si lo consideras así, pues nada, no seré yo quien trate de convencerte de lo contrario.
    Alfonsina, Me refiero a esa inmensa cantidad de personas que han votado al PSOE, y sabiendo, por ejemplo, su programa de reformas estatutarias y proyectos de negociación con los terroristas, se les llena la boca diciendo que han votado “progreso”, y en cuanto se habla de catalanes y vascos lo primero que les oyes decir es: “que se jodan los catalanes si no tienen agua”, o “al País Vasco no viajo ni muerto, que se coman su independencia”, y lindezas del estilo, y que se amargan cuando les oyen hablar en catalán o en vasco, y que tienen una actitud auténticamente retrógrada, egoísta y absolutamente edonista en todas las actuaciones de su vida, e inculcan a sus hijos la ley del más fuerte, que cuando se habla de gays, ellos hablan de mariconazos y tortilleras, y sólo piensan en aumentar la cilindrada de su coche, y están orgullosos de que en su tarjeta ponga cualquier tipo de cargo, aunque sólo sea de adorno, y de tener que estar a las seis de la mañana en el puente aéreo, que jamás les verás en autobús o en el metro, incapaces de tener un criterio propio e independiente. De esas personas es de las que estoy rodeado en todos los ámbitos. Y a esas personas es a las que digo que echen un vistazo a la caspa dispersada por los medios dominados por el entorno de su partido, cuya audiencia y negocio están engordando cada día.
    Que lo sepan o no, puede que tengas razón, quizá ni lo sepan ni lo sospechen, pero una cosa es innegable, y es que SON auténticos fachas, son muchísimos, y ESTÁN ahí, se les ve por todas partes. Y lo malo es que el PSOE sabe muy bien cómo mantenerlos en el redil. Si le quitas el voto de todos estos que nada tienen que ver con el socialismo, y los votos cautivos de los “artistas” por un lado y de los gays por otro, ¿cuántos quedarían? Te lo digo yo, tendrían menos votos que Izquierda Unida.

    Me gusta

  18. 18 Zoupon julio 2, 2008 en 4:24 pm

    Qué mal me expresé, joce, ahora que vuelvo a leer lo que puse me doy cuenta de que no se entiende el doble sentido de mis palabras, y no por culpa de quien lo lea sino exclusivamente por mi torpeza. Lo que quise expresar es que creo que la bandera, que antes de la Eurocopa era considerada patrimonio exclusivo de unos cuantos fachas por el dominante pensamiento pijiprogre blandiblú, de aquí a unos días volverá a sufrir igual consideración. Serán los pijiprogres blandiblú los que de nuevo intenten convencernos de que el único reducto aceptable para la bandera española es la lóbrega cueva, y sacarán a pasear la bandera iraní, o quizá la de Corea del Norte, por la ventanilla de sus berlinas alemanas de seis o más cilindros. Todo sea por aliar las otras civilizaciones mientras disgregamos la nuestra.

    Por lo demás, comparto lo que decís tú, alfonsina y José Ramón, no así el optimismo de Salvador. Por cierto, lo de las letras de los himnos tiene alguna honrosa excepción, y es aquella de subir al árbol, y coger la flor y dársela a la morena que la ponga en el balcón. Y algunos la rechazaban por ser presunta canción de borrachos.

    Me gusta

  19. 19 Zoupon julio 2, 2008 en 4:28 pm

    Me crucé con Wallace, pero también estoy de acuerdo con él.

    Me gusta

  20. 20 José Ramón julio 2, 2008 en 8:15 pm

    Totalmente de acuerdo, Zoupon. No me acordaba del himno de Asturias.
    Es cierto que se escogió como himno a posteriori, con el desagrado de muchos, y es cierto que es un himno precioso, de paz, de alegría, de nostalgia y de vida.
    Era lo que me faltaba para declararme asturiano de deseo.
    Para el resto de himnos, prefiero que el de España no tenga letra, porque todas son arengas bélicas y exaltaciones disparatadas.

    Me gusta

  21. 21 Angelus P. julio 2, 2008 en 9:54 pm

    Bueno, el “God save myself, myself” sólo es un poco narcisista, creo. Don’t you, James?

    Las banderas surgieron como identificación en las batallas. Los himnos, probablemente, para enardecer a las huestes y disparar la adrenalina. Los escudos, como distinción de clase. En resumen, como símbolos denotativos de territorialidad física o sociológica. Cuanto más retrógrado y primario es un grupo humano, más gusta del uso de símbolos de este tipo. En una tertulia de radio, un conocido economista pontificaba sobre el deber de llamar “español” a nuestro idioma. Llamaba a la evidencia, cuando lo evidente en un idioma es su origen. Y el castellano, lo es por su cuna. Lo otro me parece renegar de la historia, por mucho que tenga rincones renegables.

    Me gusta

  22. 22 Angelus P. julio 2, 2008 en 10:08 pm

    Ah, me encantan las músicas de los himnos de Rusia y de Alemania, así como el himno olímpico. En cuanto al de Navarra, me quedo con la antigua versión, la instrumental, con un sabor inequívocamente medieval, en lugar del coral actualizado que le ha hecho perder su carácter primigenio.

    Me gusta

  23. 23 joce julio 3, 2008 en 7:01 am

    No me refería a ti Wallace, no sabía que querías que perdiera Espeña, me refería a urkullu (se escribe así?), nunca hubiera sido tan impertinente… de todas formas no lo comprendo. Comprendo al que le importa un pito pero ese rechazo…….. voy a volver para atrás unos días porque no he leído tus razones, pero de verdad me soprende y me parece un poco triste.

    En cuanto a lo de la bandera Zoupon hay que ser más positivo. Creo que no es patrimonio de nadie y lo es de todos. Y es bueno que la quieran los de derechas y los de izquierdas. Si superamos eso querrá decir que hemos superado otras muchas cosas. No ves como estamos de acuerdo?

    Me gusta

  24. 24 wallace97 julio 3, 2008 en 8:28 am

    ¡Vaya coz que le di ayer al diccionario! Hedonista quería decir, no sin la hache como lo dije. Si fuera noruego me llamaría Torpensen. Cuando veáis estas cosas, decidme lo que estáis pensando y nos reimos un rato, porque no sólo no me molestaré, sino que lo agradeceré.

    Me gusta

  25. 25 wallace97 julio 3, 2008 en 8:35 am

    Joce, es fácil, cuantos más partidos tenga que jugar la selección, más tengo que soportar un tinglado de intereses de todo tipo menos deportivo, menos se mitifica a unos chavales a los que se les hace flaco favor con ello, menos llenan sus arcas los especuladores en torno a esta estafa, y más pensaríamos en exigir a los gobiernos lo que hay que exigirles. En definitiva, mi sentido de la lógica se tambalearía menos. Y aunque sea mucho pedir, quizá alguno estaría jugando al fútbol en lugar de verlo con un “mini” en la mano.

    Me gusta

  26. 26 Salvador julio 3, 2008 en 10:06 am

    wallace97, te entiendo perfectamente.
    A mí me ocurre los mismo. Muchas veces he deseado la no clasificación de cualquier equipo de fútbol para evitar la monserga posterior de prólogos y epílogos interminables. De los noticieros insaciables de noticias intrascendentes del evento. De las ruedas de prensa con 300 alcachofas delante de un jugador para explicar que le duele el gemelo de la pierna derecha y las consiguientes preguntas idiotescas que los agudos periodistas deportivos le formulan a tal efecto. De las llegadas en directo de los jugadores al hotel y de las sesiones de baño y masaje como noticia de gran relevancia. Etc, etc..
    Pero claro, van y se clasifican y, ya puesto, pues, ¡hala!, que ganen…

    Me gusta

  27. 27 joce julio 3, 2008 en 2:36 pm

    Desde luego que así visto tiene toda la lógica, eso pasa por pensar demasiado. Y no sólo es el fútbol, es el verano del corte inglés, el día de la madre, los cuadernos de vacaciones de los niños, los anuncios de cremas milagrosas…detrás de casi todo sempre está el interés de unos cuantos listos. Y aquí me planteo otra cosa ¿que es mejor ser un simple que no piensa demasiado y es feliz o ser una mente inquieta que a todo le busca el porqué y el para qué y donde me lleva y se tortura constantemente? Supongo que no se puede elegir, cada uno es como es pero y si pudiéraos decidirlo?

    Me gusta

  28. 28 lola julio 3, 2008 en 3:47 pm

    Entiendo perfectamente a Wallace, sobre todo porque porque si no le gusta el fútbol como a mí, tiene que sufrir las consecuencias de la afición, por suerte no es mi caso. No es ninguna crítica a los amantes del fútbol ni mucho menos. Pero así como puede no entrar en el Corte Inglés aunque tenga que soportar su publicidad y la de las cremas en verano y tantas cosas más, tiene la opción de no consumir esos productos.
    Joce, no creo que ser simple y no pensar mucho implique ser feliz, como tampoco pensar demasiado sea un instrumento de tortura. Me parece que cada uno elige un camino y encuentra la felicidad o no independientemente de lo mucho o poco que piense.

    Me gusta

  29. 29 wallace97 julio 3, 2008 en 5:47 pm

    Pues claro, el fútbol me gustaba cuando era fútbol, y la emoción de un resultado era espontánea, no sugerida y mucho menos impuesta por otros intereses. Hoy día, si en un momento dado quiero ver buen fútbol, veo la liga inglesa. Ahí todavía juegan al fútbol, y no ves una interrupción en el juego, y si la hay es instantánea, ni juego marrullero como el de aquí, peor que en el patio del colegio, y eso que juegan duro, pero sin teatro ni especulación.
    En cuanto a la felicidad, la simpleza y la reflexión, estoy de acuerdo con Lola, creo que son compatibles las combines como las combines, de dos en dos o las tres a la vez. Sí, cada uno es como es, pero puestos a elegir, me quedo con ser un reflexivo simple y no del todo feliz, pues eso no es buena señal. Pero vamos, no es necesario reflexionar prácticamente nada para ver lo que hay detrás de todo, basta con abrir los ojos y mirar alrededor. Cada vez es todo más evidente, porque cada vez son más descarados los descarados. Ha llegado un momento en el que no les merece la pena ni perder un minuto en disimular, ¿para qué?, si al fin y al cabo el vértigo que le imprimen a todo hace que cuando levantas la mano para quejarte de un mamoneo, ya te la han jugado siete veces más, y del primero nadie se acuerda, ¿o no, Joce?
    Salvador, sí, una vez en la final, pues bueno, mejor que ganen, pero siempre y cuando lo merezcan, si no, tampoco. Y te digo otra cosa, me da lo mismo un español contento o triste que un alemán, un ruso o un italiano contento o triste. Y para que uno esté de una forma tiene que haber otro de la otra, con lo que tampoco veo la ventaja en que sea uno u otro. No deja de ser una persona contenta o triste, ¿qué más da de qué color lleven pintada la cara y la bandera que les arropa?

    Me gusta

  30. 30 Palinuro julio 3, 2008 en 6:36 pm

    ¡Hombre, Wallace! Siempre será preferible que quien tengas a tu lado sea la persona feliz y que el contrariado esté a unos pocos kilómetros de distancia, cuantos más mejor.
    Por lo demás, suscribo tus diatribas contra los excesos de esta y los de cualquier otra celebración. Pienso, por ejemplo, en las fistas locales del pueblo, club, urbanización, etc. que indefectiblemente acaban a altas horas de la madrugada con chinchines insoportables y de las que no hay manera de zafarse.
    Dicho esto, qué gusto ver jugar a la selección como lo ha hecho y verla vencedora y universalmente reconocida como la primera del mundo. Esto me agrada, como también me agradaría verla situada en lugares de privilegio en educación, ciencia, y tantos otros campos muy otros que el deporte. Que lo cortés no quite lo valiente.

    Me gusta

  31. 31 wallace97 julio 3, 2008 en 8:02 pm

    Palinuro, perfectamente válida tu argumentación, y totalmente comprensible, pero es que no puedo evitar tender a la objetividad máxima de la que sea capaz, es como un vicio, y entonces, aún entendiendo y comprendiendo los sentimientos patrios y de grupo, de los que en un momento u otro no podemos escapar, sobre todo cuando se dan situaciones extremas tanto en un sentido como en otro, llego a la conclusión de que como al fin y al cabo el lugar y fecha de nacimiento y el lugar de residencia, con todo lo que ello conlleva, es una pura lotería, y aunque el “ojos que no ven corazón que no siente” es un método más de defensa biológica, para mí es lo mismo un chinito en el pueblo más perdido de su país que mi vecino el del quinto. No tengo por qué preferir que sufra uno menos que el otro ni que se alegre el otro más que el uno. Hay un ser vivo allí y otro aquí. Y las fronteras está claro que son absolutamente artificiales, y los diferentes idiomas y culturas han sido eso, diferentes, por aislamiento físico. Pero llegado el punto al que hemos llegado, si hay globalización para lo bueno, digo yo que, o la hay también para lo malo, o es imposible terminar el puzzle.
    Y lo que me haría feliz sería que no hubiese ningún grupo, nación o como lo queramos llamar en situación de privilegio en ningún aspecto de la vida. Eso sí que sería señal de cordura comunitaria y de perfecta vecindad.
    Ya sé lo de la utopía y tal, pero digo lo de siempre, algo que ni siquiera se piensa es imposible empezarlo, y el camino que nunca se empieza, jamás se termina.

    Me gusta

  32. 32 lola julio 4, 2008 en 7:51 am

    Wallace97, cuánta razón tienes. No tengo nada en contra del fútbol ni del deporte en general, lo que no comparto son los valores en los que se basa, el único objetivo es ganar y no sólo el partido, sino dinero, en mayúsculas. Eso es en lo que no estoy de acuerdo en el deporte, que detrás de un ganador hay un perdedor, cuando esa victoria no significa que uno haya sido mejor que el otro en muchas ocasiones. A veces, es cuestión de tener mejor día y a la suerte de tu lado, y sobre todo medios. Y a lo mejor al adversario, ese día todo le ha salido mal. Valores como el esfuerzo, el sacrificio, la participación y la ilusión poco importan si no eres vencedor. Y lo que es tremendamente injusto es que se apoye desde las instituciones y los organismos en general sobre todo al fútbol y el resto del deporte menos, en función claro está, de los beneficios que se obtienen, de la popularidad y afición que tengan.
    Wallace, ¡qué bonito lugar describes! Tengo un billete de tren con destino a la utopía, no sé si tiene parada en ese paraíso.

    Me gusta

  33. 33 Adela julio 5, 2008 en 3:16 pm

    Para mi la utopía es un camino que se hace andando, si hacemos unas normas en las ciudades para la ciudadanía en general deberían aplicarse por igual en todos los casos, me parece muy bien que se celebre un campeonato de futbol o de lo que sea pero…si a las doce de la noche se debe respetar el silencio y o los decibélios en un concierto de música o en un bar y la gente apaga y se recoge a su casa con calma, por que no pasa lo mismo con los que van a los partidos de futbol? en ese caso no sólo no se aplican las normas sino que se fomenta su alteración por los poderes públicos, los directivos de los equipos y sus componentes y todos callan porque supone bares llenos, terrazas de hoteles llenas, y votos….supongo! que no se queje la masa.

    Me gusta

  34. 34 wallace97 julio 5, 2008 en 7:57 pm

    Adela, ¿por qué se fomenta su alteración por los podere públicos, los directivos de los equipos y sus componentes (y los medios de comunicación)? Creo que en la pregunta está la respuesta.

    Me gusta

  35. 35 Adela julio 6, 2008 en 11:18 am

    Pues sí, y la respuesta a la pregunta son intereses, que no coinciden con las necesidades de la masa y esta, está ciega, no quiere ver, oir ni pensar, la frase más común hoy es; ¡no te rompas los cascos! o…¡no me marees!, o…¡no le des más vueltas!, a estas alturas cuando ya podemos hablar de crisis claramente, resulta que la soportan los de siempre, el currante a pie de calle con su hipoteca y su familia a cuestas, porque veo que…las empresas no lo llevan mal, en transporte pagan sueldos de 900 € la jornada de ocho horas y todas las que hagas extras, lo siento no entran van por tu cuenta,el horario el que te toque a disposición de la empresa, ah! y con experiencia y títulos, en turismo más de lo mismo, trabajos de turno de noche con un dia libre y 1.100€ con idiomas y experiencia ah! se valorará nociones de sueco, en temas sociales como en geriátricos 800€, horarios de 14 horas porque siempre alguien no viene a trabajar, tambien a disposición de la empresa por el motivo anterior y se requiere vocación y buen corazón etc, etc, bien pués las empresas así, siguen alcanzando sus objetivos que son económicos claro y cobrando precios a sus clientes cada vez más caros, como pueden se acogen a todas las subvenciones habidas y por haber, al final el gobierno es a quienes defiende con todas esas financiaciones en calidad para la empresa turistica que es un mero certificado para conseguir esas subvención, en infraestructuras y edificios en las empresas sociales, y…donde están los sindicatos? que clase de convenios se firman? creo que la situación del trabador por cuenta ajena y que no es para el estado, está en retroceso continuo, la explotación es enorme y saben que la gente no puede protestar porque tiene la soga al cuello, las empresas se van fabricar a otros paises, por qué sera? Camper,la fábrica de calzado a cerrado todos sus talleres en Mallorca, el campo está abandonado, como puede ser que el limón sea la fruta más cara en el mercado y a mi me pagen 250 kilos a 90€?, algunos siembran girasoles, resulta tambien reciben subvenciones y una vez sembrados dejan de regarlos y crecen como pueden, ya han cobrado! otros han arrancado todos los naranjos y siembran olivos ah! tambien dan subvenciones!, pués bien me parece…que alguien se está forrando!!.

    Por mi parte REGALO limones y melocotones, así que amigo Wallace, aquí tienes tu bolsita y si no la recoges haré confitura y te la mandaré 🙂

    Me gusta

  36. 36 lola julio 6, 2008 en 12:57 pm

    Adela, esa es la otra España de la que nadie quiere hablar.
    Vaya regalo le haces a Wallace, con lo bien que sabe el limón recién cogido del árbol sin que haya recorrido miles de kilómetros. Como en mi jardín no crecían, me los guarda un payés de Figueres que casi me los trae expresamente, es una delicia.
    Ahora mismo voy a buscar mi bolsita y preparamos una limonada bien fresca, tampoco te digo que no a la confitura.
    Muchas gracias Adela, más que los churros, eso sí que me hace feliz, todo lo que la tierra nos ofrece.

    Me gusta

  37. 37 wallace97 julio 6, 2008 en 3:21 pm

    Adela y Lola, me apunto a la confitura y a la limonada (oye, incluso si es necesario tomarse una cervecita bien fría, hago el sacrificio y me la tomo). Y mientras podemos jugar al escondite, nosotros la ligamos y tenemos que encontrar a los sindicatos, que sé de buena tinta que están escondidos en el mismo sitio que los fiscales. Es muy fácil encontrarles, lo único que necesitamos es la Guía Michelín.

    Me gusta

  38. 38 OBLATO julio 27, 2008 en 10:40 am

    Resulta que solo el futbol facilita y permite que todos identifiquen con España y con su bandera. La culpa es de los unos y de los otros, pero son los nacionalistas con su corta mirada los que han conseguido que las banderas sean cada vez mas pequeñas, fisicamente y politicamente

    Me gusta


Comments are currently closed.



Siluetas de RNE

Duendes suscritos:

Suscripción

Suscripción por email

Publicaciones:

PARAÍSO DE HOJALATA
Una Infancia de Hojalata

Ir directamente a

Blog Stats

  • 1,339,761 hits

A %d blogueros les gusta esto: