La hija del capitán Figuerola-Ferretti

-¿Tiene algún parentesco con el capitán Carlos Figuerola-Ferretti?-le preguntó el general Gutiérrez Mellado el día que un amigo común les presentó.

 -No llegó a ser mi tío -contestó el Duende-Yo nací en 1946.

 -Pues sepa usted que aunque no fue de los primeros de la promoción, sí fue de los más valientes.

 Y el Duende respiró feliz.

 De repente releía sin nostalgia aquel emotivo -y bellísimo, no se lo pierdan- poema de León Felipe que se titula ¡Qué lástima!. Qué lástima que yo no tenga un abuelo /que ganara una batalla/ retratado con una mano cruzada/ en el pecho, y la otra en el puño de la espada. El Duende tampoco tuvo ese abuelo, pero quedaba la memoria del tío Carlos, que ganó varias batallas antes de una granada le segara la vida en el frente ruso. Y justo unos días antes de repatriarse.  Los abuelos llevaban con tanta resignación su dolor por la muerte del hijo en aquella guerra lejana, que preferían no hablar mucho del asunto. Y tuvo que ser el admirable general que plantó cara a Tejero el que le recordara el honor y la gloria de su compañero de armas. Desde entonces, la prima Ana María, a la que sólo había visto con su padre en una diminuta foto en blanco y negro de la época, pasó a ser la hija del capitán Figuerola-Ferretti.

 Y la niña no salió menos valiente. Vivía con su madre viuda en Toledo cuando, como ella, se enamoró de un militar, esta vez teniente del Ejército del Aire. Se casaron y tuvieron cinco hijos. Desgraciadamente, su marido Juan Remírez de Esparza, que ya había ascendido a comandante, murió pilotando el primer Phantom que se estrelló en España. La prima Ana María reeditaba así la tragedia de su madre con cinco chiquillos agarrados a su falda. Pero, como la Madre Coraje tirando del carro en el drama de Bertold Brecht, no le volvió la cara al destino, y sin una sola lágrima de más, tuvo arrestos para sacar adelante a la familia con notable éxito. Aún le quedaba a ésta sin embargo el trago más amargo. Uno de los hijos, que continuaba la tradición de aviadores, también perecería años después en el accidente de un vuelo militar que ayudaba a sofocar un incendio en Galicia. Padre, esposo e hijo perdidos en acción de servicio. Demasiado para cualquier mujer. Siempre que no sea como la prima Ana María, que ha sabido sublimar su dolor y convertirlo en balsámicas sonrisas para los demás. Qué mujer. 

 En casos cómo éste siempre se pregunta uno qué puede hacer por las personas que sufren tanto infortunio. Nunca lo ha sabido el Duende. En cambio sí tiene claro lo muchísimo que ellas hacen por los demás. Basta ver cómo mantienen el tipo, sin que el llanto yugule la mucha vida que llevan dentro, para que todos tomemos conciencia de lo importante que es la voluntad y el coraje. Como ocurre con otra muy valiente Ana –Ana María Vidal-Abarca, viuda del comandante Velasco, asesinado por ETA– cada encuentro con ellas es una loción de tónico vital. Por muchos años.

 Así que fue doble alegría felicitarle por su santo y saber que lo disfrutaba en una playa gallega. Porque la prima no se resigna, y, consciente de que el destino le debe tanto, está dispuesta a cobrárselo con creces. De momento, en su Administración de Lotería de la calle de Narváez 56 ya ha repartido varios gordos de Navidad que su primo el Duende no pilló por los pelos. Y mal harían los lectores de este blog si, a partir de ahora, no compran ahí los décimos que sin duda acabarán recompensando la meritoria historia de la hija de este noble capitán de apellido tan familiar.

Anuncios

49 Responses to “La hija del capitán Figuerola-Ferretti”


  1. 1 lola julio 27, 2008 en 9:58 pm

    Bonita historia Duende. Admirable el coraje de mujeres ejemplares como Ana, María y tantas otras.

    Me gusta

  2. 2 adela julio 27, 2008 en 10:42 pm

    Yo sí se algo que se puede hacer por personas tan valientes, regalarles una história tan preciosa como la que ha escrito el Duende y con el mismo cariño regalarles una sonrisa y momentos de alegría y belleza para fortalecer más su ánimo valiente en la vida 🙂 porque no sólo se pierde a veces tambien se gana algo.

    PD: La calle Narvaez 52, está en Madrid?, no vaya a ser que toque y yo no tenga… 🙂

    Me gusta

  3. 3 camiseta julio 28, 2008 en 8:43 am

    Adela: Si, en Madrid y además de probar suerte podrás conocer a la prima Ana y comprobar que paz transmiten ese tipo de personas a las que la vida ha golpeado tanto.

    Besos Ana

    Me gusta

  4. 4 wallace97 julio 28, 2008 en 9:16 am

    Personas así son las que contrarrestan tantas y tantas cosas que hacen que nos reconciliemos con la vida. ¡Y pensar que tantas veces nos quejamos por chorradas!
    No juego a la lotería, por lo que nunca he entrado en esa Administración, pero se cuentan por miles las veces que he pasado por la puerta. La próxima vez entraré.

    Me gusta

  5. 5 adela julio 28, 2008 en 10:12 am

    Tomo nota. Gracias Camiseta!! 🙂

    Me gusta

  6. 6 Bob de Ca's Barber julio 28, 2008 en 10:39 am

    Me contó un día un cuento mi amigo de Ca’n Carabassa, y desía que un grupo de amigos se hubieron de ir un dia a la guerra…Mu mareta meua! hubieron de vivir peligros indesibles!! sólo dos de todo el grupo volvieron sanos y salvos 😦 , uno de ellos, se había vuelto muy callado pero!! : lo más valioso para él de todo lo que había vivido, era que se había salvado! y…desde ese momento todo lo que susedía en su vida le paresía un regalo de verdad! y más. El otro amigo muchas veses se encontraba con otros amigos y…presumía de sus proesas y de todos los peligros que había vivido que…Deumevet! eran muchos,muy difísiles y dolorosos y se había salvado. Entonses… le pregunté, a l’amo de Ca’n Carabassa…todo lo que vivió el segundo amigo fue en vano? 🙂

    Me gusta

  7. 7 wallace97 julio 28, 2008 en 11:22 am

    Como no juego a la lotería, no tengo ni idea se se puede o no jugar a través de internet en la Administración que uno quiera y al número que uno quiera. Si no es así, o algún amigo del bosque no quiere hacerlo de esa manera y quiere jugar en la Administración de Ana, me ofrezco a enviarle los décimos o participaciones que quiera.
    Y si queréis jugamos todos al mismo número en el sorteo de Navidad.
    Un saludo.

    Me gusta

  8. 8 José julio 28, 2008 en 11:32 am

    Luis se lo llevo a mis hijos que tienen ese apellido aunque sea de cuarto , para que aprendan de una señora como vuestra tia que representa la España de siempre, roja o azul,pero noble y buena, que al final aparecera entre tanta estupidez y horterada maleducada. A personas asi es a las que deberiamos de rendir repeto en lugar de a tanto fantoche engreido. Narvaez 52 , me alegro mucho de enterarme. Gracias.

    Me gusta

  9. 9 José Ramón julio 28, 2008 en 2:37 pm

    Me pasa como a Wallace, que no juego a la lotería (a la de Navidad sí, por compromiso social y profesional). Desde luego, aunque sólo sea para la Navidad, ya sé cuál es mi administración de Lotería.

    Me gusta

  10. 10 julian29 julio 28, 2008 en 9:01 pm

    1/Jose Ramón, has escrito cuatro de tira. Eres una máquina…

    2/Duende, el general Gutierrez Mellado pasó a ser mi héroe particular el famoso día que, junto con el malogrado Suarez, plantó cara a Tejero, y no se agachó tras los asientos como casi todos los diputados. Tan frágil y sensible como parecía, y Tejero fue incapaz de tumbarlo, ni haciendole aquella chapuza de llave judoka…

    3/Soy yo también poco lotero, pero ya tengo administración, y me apunto a la idea de Wallace, para que juguemos juntos un mismo número para el gordo de Navidad. Me parece una idea extraordinaria,(como, por otra parte, casi todas las de Wallace)

    Saludos,

    Julián.

    Me gusta

  11. 11 Angelus P. julio 28, 2008 en 10:23 pm

    Yo tampoco juego a la Lotería, salvo en Navidad, cuando cojo algún décimo, pero me apunto a la idea de Wallace, para que tenga una buena excusa para pegar la hebra con Ana…

    Me gusta

  12. 12 adela julio 29, 2008 en 10:46 am

    Querido Wallace97 genial idea! me gustaría el mismo número que los demás Duende amigos! dime dónde te mando el money y cuanto! 🙂

    Me gusta

  13. 13 Alfredo Carrasco Gil julio 29, 2008 en 11:26 am

    Yo era el Tte.Coronel segundo jefe del 43 Grupo cuando el Tte Carlos Remírez de Esparza se estrelló en Labacolla rumbo a un incendio.
    Me tocó localizar a Ana e ir a darle la noticia a su trabajo, a la loteria. Conocía los antecedentes familiares y fué el trago más amargo de mi vida.

    Al ver entrar un uniforme de Aviación exclamó:
    ¡NO!
    Si Ana, por desgracia, SÏ

    No es fácil,en momentos tan duros, encontrar personas tan enteras, ni mujeres tan señoras.
    Gracias DUENDE por tu merecido homenaje

    Me gusta

  14. 14 Ignacio julio 29, 2008 en 1:00 pm

    Muchas gracias Luis, por las palabras que has dedicado a mi madre. Aunque creo que Laura ya te ha dado las gracias en privado, yo quería hacerlo plúblicamente, y así hacerlas extensivas a los comentarios que han hecho tus lectores, en especial a Alfredo, por el afecto que ha demostrado a mi familia durante estos veinte años (¡ya veinte sin Carlos!, y tan presente en nuestra memoria).

    Has expresado en pocas lineas el orgullo que sentimos sus afortunados hijos, sí, digo afortunados, por que a pesar de las desgracias vividas, ella nos ha sabido enseñar el camino, nunca la ví refugiarse en su dolor, ni el sufrimiento o la dificultad pudieron con ella, lo importante era sacarnos adelante (con la inestimable ayuda de tu tía Carmen), y vaya si lo consiguió, modestamente creo que todos hemos sabido plantarle cara a la vida, y sobre todo vivirla, como ella lo hace, y no hay mejor enseñanza.

    Gracias de nuevo, por decirle lo que sentimos, y a lo mejor no le decimos lo que deberíamos, eso sí, te aseguro que mis hijos, o por lo menos, la mayor, ya lo saben.

    Me gusta

  15. 15 El Duende de la Radio julio 29, 2008 en 5:34 pm

    Menciona Ignacio, y no sin razón,a la esposa del capitán, madre por tanto de nuestra heroína civil de este capítulo. En casa era “la tía Carmen Díaz”, por diferenciarla de la otra tía Carmen, hermana mayor de mi padre, del tío Carlos y del tío Pablo. A nadie se nos pasó la importancia que esta mujer, menuda y discreta, pero de gran fortaleza, tuvo como directora de esa auténtica escuela de superación que fue su casa. Se puede decir que fue el contrafuerte de Ana María en el sostenimiento de esa familia.
    Siempre se le queda a uno algo fuera de un post. Aunque en este caso hayan acudido pronto mis sobrinos a enmendar las omisiones. Impresionante el testimonio del teniente coronel Carrasco Gil (¡qué eco el de internet!). Y muy feliz, por cierto, la idea de Wallace y otros amigos de compartir en Navidad un número de la administración de mi querida prima. Que, por cierto, (otro error del Duende), está en Narváez 56, y no en el 52. Mis disculpas y gracias a todos por el
    cariño que le habéis regalado a cuenta del día de su santo.

    Me gusta

  16. 16 wallace97 julio 29, 2008 en 7:49 pm

    Julián, tómate lo que quieras, hombre. Angelus, pegar la hebra con una persona así sería fabuloso. Adela, yo creo que allá por septiembre lo podemos organizar, y dar tiempo a los que están de vacaciones. Si os parece, haré un recordatorio en este mismo post, y después miramos preferencias de números y terminaciones, que en esto de la lotería hay mucha superstición, ¿no?, y vemos cantidades y demás.
    Lo pequeño que es el mundo, todas las semanas como con un amigo (hoy hemos comido) cuyo padre era cliente asiduo y falleció en la Administración de Ana, de un ataque al corazón, mientras ella iba a por una silla porque le vio mala cara. Hace ya más de veinte años. Es seguidor del blog, aunque no escribe, y se apunta a lo de la lotería.
    Un saludo.

    Me gusta

  17. 17 paloma julio 30, 2008 en 12:04 pm

    Sólo en la adversidad hay crecimiento. No se de quien son estas palabras pero las suscribo plenamente. Los que estamos cerca de Ana lo sabemos bien, la hemos visto resurgir de las cenizas una vez tras otra sin perder la compostura. Mostrando lo mejor de si y regalándonoslo a todos los que tenemos la suerte de compartir la vida con ella, dejando lo más oscuro sólo para sus ratos de soledad.

    Gracias Luis por tus palabras, han servido para que los demás también le expresemos nuestros sentimientos así, públicamente. Mamá ¡te quiero!

    Me gusta

  18. 18 alfonsina julio 30, 2008 en 12:05 pm

    Con retraso felicidades a Ana por su santo, pero sobre todo por ser un ejemplo para todos los que creemos que lo pasamos mal. Un ejemplo que no olvidaré nunca. Y felicidades también a su hijo por esa madre y esa abuela, y por esa gratitud que lo define.
    Al Teniente Coronel, mi admiración también.
    No juego a nada y así me va… pero desde luego voy a empezar a hacerlo en Narvaez 56, si Ana no se agobia con tanto “fan”…

    Me gusta

  19. 19 Ana julio 30, 2008 en 8:58 pm

    LLego de Galicia y encuentro la historia del Duende,mi historia.Gracias Luis siempre aunque nos veamos poco eres de mis primos preferidos,gracias a todos los que escribieron el comentario y me gustarà conocerlos en la Loteria ojalà diese suerte a tus amigos del blog .Un beso

    Me gusta

  20. 20 Adela julio 31, 2008 en 3:14 pm

    Magnífica idea Wallace97!, anótame por favor en la lista de Septiembre! por tu altruismo y buena voluntad lo único que puedo hacer es llevarte de excursión! y compensarte un poquito asi que… en marcha! pero en otro post más adecuado 🙂 …

    Me gusta

  21. 21 Beatriz agosto 1, 2008 en 3:24 pm

    Gracias Duende por dedicarle este artículo en el que tan bien has expresado, lo que todos los que la conocemos y queremos, sentimos por ella.

    Y gracias a ti Ana por ser como eres y por tu maravilloso ejemplo de vida.

    Me gusta

  22. 22 Bête-en-sauce agosto 1, 2008 en 4:06 pm

    Admirable historia, Duende. Y qué bien contada. Ante personas como tu prima se quita uno el sombrero y se pone las ganas de vivir. Y sus penas y problemas recobran su verdadera dimensión, que es muy poca.

    Por cierto, creo que conocí al, entoneces, capitán Esparza en el ala 104 de la base de Torrejón de Ardoz donde yo hacía la mili, como soldado de reemplazo, ejerciendo funciones de repostero (vulgo: camarero) en el bar de oficiales. (Aclaro que ejercía estas funciones a petición propia, porque tenía un hoarario -sólo acudía, por las tarrdes, cuando había vuelos- que me permitía ir a la Facultad). Lo recuerdo como un gran profesiona, muy responsable. Buena facha y excelente educación y maneras. Y muy amable con los subordinados, incluido yo que le servía los cafés.

    Me encantará participar en la lotería colectiva que proponéis. Con gente como la de esta página, va uno a cualquier sitio.

    Me gusta

  23. 23 Natalia agosto 25, 2008 en 1:48 pm

    Tengo el orgullo de ser una de las muchas sobrinas de Ana, de la tía Ana de Madrid, a la que con todo mi cariño le envío un beso y un abrazo. Siempre he admirado su entereza (aunque de esas cosas no hablamos cuando nos vemos) en todas las malas jugadas que la vida le ha deparado y doy fe de que ha criado a cinco personas estupendas y muy especiales (mis queridos primos de Madrid). De mi primo Carlos guardo muchos y muy buenos recuerdos y siempre me quedará en el corazón su forma de reirse y sus ojos azules. Creo que a todos los que le conocimos nos queda aquello de pensar que era una persona que disfrutaba muchísimo de la vida y que seguro que se habrá emocionado allí donde esté al ver que se le han dedicado unas palabras de cariño a su madre. Se habrán emocionado todos aquellos que se han ido de su lado asi como lo hemos hecho los que estamos aquí. A mis primos de Madrid que la sigáis queriendo tanto. Es una persona muy especial, es la tía Ana de Madrid.

    Me gusta

  24. 24 wallace97 septiembre 9, 2008 en 4:15 pm

    No se me ha olvidado el asunto del número para Navidad del bosque. Estoy pendiente de hablar con Ana, pero hasta ahora sólo he podido pasar un par de veces por la administración y estaba el local lleno, y como además tiene una mampara de seguridad de las que tienes que hablar por el agujerito, no es cuestión de hablar a voces delante de todo el mundo, así que esperaré a una ocasión más propicia.
    De todas formas, aprovecho para comentar a los que estuvieran de vacaciones o no hubieran leído este post, que echen un vistazo más arriba y vean de qué se trata.
    Y también aprovecho para hacer una rectificación: el padre de mi amigo no falleció en el local de Ana, sino en otro de quinielas muy cercano, en el número 52, que fue el que dijo el Duende primero, y de ahí la confusión, pues como ni juego quinielas ni lotería tampoco sabía con certeza si había uno o dos locales en la zona.

    Me gusta

  25. 25 adela septiembre 10, 2008 en 11:11 am

    Muy bien querido Wallace97!! pues no te olvides porque me han dicho que este año seré afortunada en el juego!! 🙂 y sabes que…quizás pueda recogerlo en Madrid y nos tomamos un cafetito, ya que estaré en invierno en Valencia, bueno eso si no me lio con los trenes y me voy a Francia como hice una vez y si no le digo a Bob que me preste su mensajeria, ups! que es lo más seguro!! 🙂

    Me gusta

  26. 26 Ana septiembre 10, 2008 en 10:27 pm

    hoy conocì a wallace7 hablamos de organizar lo de la loterìa de Navidad serìa bonito que nos tocase a todos espero que lo hagamos realidad un saludo para todo el clan

    Me gusta

  27. 27 José Ramón septiembre 10, 2008 en 10:59 pm

    Wallace: No soy jugador, pero me apunto. No tengo preferencias ni supersticiones, así que me adapto a lo que sugieran los supersticiosos o los que sientan un “pálpito”.
    Cuenta conmigo.
    (Creo que lo más cómodo para los de Madrid sería que estuviera el número apartado unos días y pasáramos por la administración identificándonos como duendeadictos. Así descargaríamos algo el asunto de envíos).

    Me gusta

  28. 28 wallace97 septiembre 11, 2008 en 12:04 am

    Bueno, ya conocí a Ana, la simpatía hecha administración de lotería. Me ha dado la explicación de por qué nos va a tocar la lotería a los duendeamigos, y me ha convencido.
    De momento he quedado en recopilar la información del número a comprar, y una estimación de la cantidad total. Si es que hay preferencias, supersticiones o manías, que cada uno las exponga aquí, e iremos perfilando y decidiendo. Si es necesario organizamos una votación o lo que haga falta. Si no hay peticiones especiales, ella me ha sugerido un número muy bonito acabado en 37 al que está abonada su administración, y que nunca le ha caído el gordo. Y según me ha dicho, ahora tiene una nueva persona que la ayuda, María Jesús, y ya que en los ocho últimos años, que estaba otra persona, no ha dado ninguno de los premios gordos a los que estaba acostumbrada en la época anterior, está convencida de que se van a concentrar todas las probabilidades que estaban esperando su oportunidad.
    La sugerencia de José Ramón me parece bien para los de Madrid.
    Para el resto, podéis ir diciendo la cantidad que vais a pedir, bien aquí, bien en la dirección que creó Ángelus para la caminata, suponiendo que le parezca bien, y si no abriríamos otra. Y ya nos pondremos de acuerdo en la forma de pago, recibos, etc…
    Pues nada, podéis comenzar cuando queráis.
    Espero que esta sea una ocasión para poder saludar a los desaparecidos, si es que siguen leyendo el blog. A ver si se animan.
    Un saludo.

    Me gusta

  29. 29 lola septiembre 11, 2008 en 6:03 am

    Wallace, hermano-brother ¡qué apañao que eres!
    Si lo organizas tú junto con Ana y teniendo la bendición del Padre Bonete, seguro que nos toca el premio más gordo, así que cuenta con nosotros. Gracias machote, un beso.

    Me gusta

  30. 30 adela septiembre 12, 2008 en 12:10 am

    Estupendo Wallace97 y Ana! el 37 suena muy bien!

    LISTA LOTERIA GANADORA

    adela……….1 décimo 🙂

    Me gusta

  31. 31 camiseta septiembre 12, 2008 en 10:52 am

    contad conmigo… me parece bien pasar por la lotería así aprovecharé para verte Ana y ponernos un poco al día. Besos

    Me gusta

  32. 32 julian29 septiembre 12, 2008 en 8:48 pm

    LISTA LOTERIA GANADORA

    adela……….1 décimo

    Julián….2 décimos para mi. 😉

    Decidme cosas sobre como pagar…

    Gracias, saludos y suerte

    Julián.

    Me gusta

  33. 33 Ana septiembre 12, 2008 en 11:01 pm

    Camiseta me alegrarè de verte y de que participes en el evento serìa estupendo celebrarlo todos juntos un beso

    Me gusta

  34. 34 wallace97 noviembre 8, 2008 en 5:16 pm

    Bueno, pues nada, otro recordatorio de la lotería del blog del Duende. Por si algún duendeamigo no paseó anteriormente por este lado del bosque, que sepa que Ana nos tiene reservado un número, que sólo ella tiene, pues está abonada a él su administración de lotería de la calle Narváez nº 56, de Madrid. Si alguien de fuera de Madrid quiere que le envíe décimos, billetes o participaciones, lo haré gustosamente, y si tiene algún contacto para hacerlo, pues no tiene más que ir a la citada administración y pedir el número del blog, que es el que va a coincidir con el gordo.
    Ana, si no te importa, dí tú el número, que eres la que nos dará el premio. Ya lo celebraremos. Un abrazo.
    Y esto, Ana, no es ser optimista, es ser realista.

    Me gusta

  35. 35 julian29 noviembre 8, 2008 en 5:35 pm

    Wallace, ¿Cómo estás?

    Yo estoy interesado en dos décimos.

    Ya me dirás si los puedes hacer llegar.

    Un abrazo.

    Julián

    Me gusta

  36. 36 wallace97 noviembre 8, 2008 en 6:12 pm

    Pues claro Julián, te tengo en la lista, lo que pasa es que estaba esperando a estar más cerca de la fecha para ir a ver a Ana y recogerlos, por si se apunta alguien más.
    Yo estoy muy bien, gracias, y a tí se te echa de menos por aquí, deberías levantarnos el castigo, hombre, que tampoco somos tan malos. Espero que todo te vaya bien.
    Te enviaré un e-mail para concretar el envío.
    Un abrazo.

    Me gusta

  37. 37 lola noviembre 8, 2008 en 9:01 pm

    Venga Ana, tienes el privilegio de anunciar por primera vez el número que será premiado con el gordo de la lotería de Navidad. El que se quede sin número, que no diga después que no ha sido advertido. Por si acaso ya lo tengo, no sea que la avalancha de duendeamigos me deje sin premio.
    Ana guapa, no te lo calles, tú quieres que te toque todo a ti. Mejor lo compartes ¿no?
    Un beso

    Me gusta

  38. 38 adela noviembre 9, 2008 en 10:46 am

    Oido cocina!!

    Me gusta

  39. 39 José Ramón noviembre 9, 2008 en 1:15 pm

    Yo tengo que pasar un día de estos por ahí cerca, así que entraré a comprar un décimo.
    No le quiero quitar su papel a Wallace, pero si alguien quiere que le compre alguno, que lo diga.

    Me gusta

  40. 40 Ana noviembre 9, 2008 en 9:49 pm

    el nùmero es el 29637 os espera a todos a ver si me dais suerte yo lo juego todo el año,toca a veces pero el gordo nunca y tengo esperanza de que sea este año,serìa una gran alegria.Hasta que nos veamos por la lote besos

    Me gusta

  41. 41 Alfredo noviembre 9, 2008 en 11:25 pm

    ¡Hola, Ana! Procuraré pasarme mañana a por unos décimos. No digo cuantos para que nadie pueda después calcular la millonada que me tocó.
    Un beso
    Alfredo

    Me gusta

  42. 42 Paloma noviembre 10, 2008 en 9:40 pm

    Buenas Noches:

    Como a mi me es imposible pasarme a por el décimo, le pediré a mi suegra que se acerque. Espero que nos toque algo. Bueno besos a todos

    Me gusta

  43. 43 julian29 noviembre 10, 2008 en 10:42 pm

    El número es muy bonito, y además comienza por 29. ¿Que más se puede pedir?

    Suerte a todos…

    Julián.

    Me gusta

  44. 44 José Ramón noviembre 11, 2008 en 12:13 am

    Esta tarde he pasado y he comprado uno.
    Ana es muy simpática. Lleva abonada muchos años a este número, creo que esperando la lotería de este año.

    Me gusta

  45. 45 camiseta noviembre 11, 2008 en 10:58 am

    Ana tu prima camiseta quiere que le guardes uno… ten la seguridad de que me pasará por el en cuanto pueda para darte un gran abrazo.

    Me gusta

  46. 46 begoña noviembre 11, 2008 en 3:49 pm

    Ana, ya tengo a buen recaudo el décimo que recogió mi hermana Mº José, a la que conoces mucho más que a mí. Cómo me gustaría ver colgado en tu administración el cartel “EL GORDO VENDIDO AQUÍ”. Los blogadictos del Duende nos manifestaríamos a la puerta del establecimiento de la mejor lotera de la calle Narváez.

    Me gusta

  47. 47 Ana noviembre 11, 2008 en 9:10 pm

    Begoña tu hermana Mª Josè lo comprò de las primeras para que no os quedaseis sin el nùmero,pero tengo bastante para todos los duendes.Camiseta espero verte,tambien conocì a Josè Ramòn,Lola,y Wallace el primero,poco a poco nos vamos viendo besos

    Me gusta

  48. 48 Alcemos el vuelo ... febrero 9, 2012 en 6:53 pm

    Yo hacía la mili en Santiago de Compostela cuando ocurrió el accidente.. Dos días antes el Capitán Pedro Alvarez de Sotomayor me impidió acompañarles y el día anterior hubo que remolcar el Canadair nº 4 porque falló el motor. Nunca olvidaré aquel 9 de septiembre de 1988 . El Teniente Carlos Remírez de Esparza llevaba pocos días en el Destacamento y apenas lo conocí pero lo recuerdo tan joven como nosotros. Tampoco puedo olvidar al Capitán Jesús Cembranos y al Sargento Juan Carlos Muyo.
    Siempre he pensado en esa madre pero nunca imaginé que su sacrificio podía ser aún mayor.

    Me gusta


  1. 1 Del poder estimulante de los huevos encapotados « El Duende de la Radio Trackback en febrero 21, 2013 en 7:34 pm
Comments are currently closed.



Siluetas de RNE

Duendes suscritos:

Suscripción

Suscripción por email

Publicaciones:

PARAÍSO DE HOJALATA
Una Infancia de Hojalata

Ir directamente a

Blog Stats

  • 1,337,950 hits

A %d blogueros les gusta esto: