Colores de un 9 de septiembre

(Foto de SilverBee)

Le han contado al Duende que no son sicarios de Murphy, sino troyanos. Estos granujas que se enmascaran en no se qué caballo informático han mandado al taller al factotum de este blog, que no es tanto su autor como la máquina diabólica llamada ordenador. No hay mal que por bien no venga. Refrescar La Odisea suscita la primera pregunta el día. Si los que se camuflaron en el gigantesco caballo de madera eran los griegos para invadir Troya…¿por qué a estos virus engañosos se les dice troyanos? Un poco más de rigor: a Ulises lo que es de Ulises, y a los canallas que inventan estas plagas, cadena perpetua. (Ya saben: aquel antepasado del Duende que decía si yo fuera rey absoluto reaparece de vez en cuando).

Sabe uno que eso le importa tres pepinos al lector. Pero no puede dejar de mencionarlo el Duende. Desde hace tres días el género que cultiva en el blog -ensayo de ensayo, sombra chinesca, fogata de viruta, podría titularse- anda a ciegas, patina, se diluye. El hombre anda por ahí pidiendo hospedaje: ¿me dejas tu ordenador? Y no se concentra en ese estilo errático que a partir de la crisis del pirulí -¿cuánto tiempo hace que no hablamos de los pirulíes?- puede acabar en el retorno de la guerra fría. No puede. Tiene prisa, mala compañera para deshilacharse por escrito.

Al grano, vayamos al clásico: claridad y sencillez, Sancho. Qué imaginación la de estos periodistas marroquíes traviesos que ven en el lacónico ex presidente Aznar un irresistible inseminador de ministras guapas. Qué agradable es descubrir de vez en cuando una película de esas que ahora llaman pequeñas que se ve con una sonrisa en los labios y se entiende de principio a fin. Se llama Uranya, y es griega, como el caballo de Troya. ¿Le habrá gustado a nuestro amigo Blogmaster? Más impresiona saber que la empresa Freshuelva cita a 560 desempleados para recoger la fresa y acuden 260. No se alarmen: de ellos sólo 32 aceptan el trabajo. Qué señoritos nos hace el estado de bienestar.

Y qué alegría que hoy haya amanecido lloviendo. Da cierto reparo moral sentirse feliz por eso cuando en Haití  lloran por culpa de unas inundaciones bíblicas. Nos guste o no, cada cual es un pequeño mundo. Y quién controla el rumbo que un abrir y cerrar de ojos, y a veces sin saber por qué, toma el alma.

Anuncios

11 Responses to “Colores de un 9 de septiembre”


  1. 1 José Ramón septiembre 6, 2008 en 11:59 am

    Muy bien pintados estos colores de un 6 (SEIS) de septienmbre.
    (Se te ha dado la vuelta el 6 en 9, como en las puertas de los hoteles de los vodeviles).
    No había caído en lo de los troyanos. Tienes razón: a ese tipo de virus que entra disfrazado y a traición habría que llamarle aqueo, no troyano.

    Me gusta

  2. 2 Bob de Ca's Barber septiembre 7, 2008 en 12:02 am

    Idò en sa roqueta hase un buen sol! me parese que aun estamos en Agosto, ¿qué dia es hoy? 6 ó 9 ? ara ya m’acabao de embuar el amigo Duende, be! me es igual, de todas las maneras selebro el calandario egipsio que es mas entendible pol los dibujitos, me parese pero, que Septiembre tambien tiene otros colores… porque son más claros, ves más el horisonte, como los turistas no se quedan a vivir idò ya se enpiesa a ver el paisaje, en las carreteras tambien puedes haser los cruses sin pensar, no lo voy a pasar!Deumevet ara,ara, aaaaara!, y puedes entrar en la barcasa tranquilito sin interrumpir a los que juegan dando vueltas con la naris en un palo después pasar por debajo de su mujer y darle un beso a la otra, ah! y el organisador gritando por el megáfono, andiamo, andiamo!. Es el tiempo de sembrar el perejil, que no es jamón de York, esto lo digo porque una ves un catalán me pidió : – que me daria un poquito de pernil, si us plau? y yo busque como loco y aparesí después de un buen rato con una ramita de perejil. Las trasucxiones a veses no son como me parese que tendrian de ser. Yo he visto una película fabulosa de Navidad, todo el tiempo cantan en la misa Gospel, a ver si montan una misa asin en Muro, no me pienso perder ningún Domingo y si hay más dias iré tambien, seguró acabaré pasando la sestita, Dios te bendiga hermano!! 🙂

    Me gusta

  3. 3 lola septiembre 7, 2008 en 5:49 am

    Es curioso, el estado de bienestar hace más señoritos a unos que a otros:

    http://www.libertaddigital.com/nacional/el-padre-de-aido-y-trece-asesores-del-psoe-se-suben-el-sueldo-3000-euros-1276337827/

    Si a los recogedores de la fresa les ofrecieran una subida parecida, las cifras del desempleo disminuirían considerablemente.

    Me gusta

  4. 4 maribel septiembre 7, 2008 en 9:01 am

    A mi no me gusta septiembre m,e paso las tardes en el teabajo recogiendo hojas y me canso….jaja y en alcoy tambien ha llovido 1 poco aunque no ha limpiado ni los coches!!! Y porsupuesto ya esta el sol besos

    Me gusta

  5. 5 adela septiembre 7, 2008 en 11:15 am

    Septiembre me gusta mucho, las tardes con nubes bajas son preciosas en la isla, puedes seguir disfrutando del mar que parece más quieto, respiras un ambiente menos exaltado y festivo invita a reflexionar.

    Tiene razón Lola, en la radio local se quejaba un empresario agrícola de las nuevas medidas que evitarán la contratación en el extragero de emigrantes y lo argumentaba diciendo que salen perjudicados porque la gente de la isla no quiere trabajar en el campo porque: es muy duro trabajar bajo el sol. Es un argumento infantil y manipulador, acaso no es duro trabajar en la construcción en invierno con las heladas de la mañana, bajo la lluvia y el sol? eso es lo que hacen las personas que trabajan en los hoteles al acabar la temporada, olvidó el empresario decir que las condiciones del campo son: me voy al bar del pueblo señalo a dedo a los emigrantes que me gustan para trabajar y yo fijo el salario o la jornada y por supuesto en negro. Llevamos en este pais muchos años de sindicalismo y reivindicación de derechos humanos para volver al principio, no les parece?, es un tema muy complicado por los precios de los productos, entonces…que trabaje el gobierno un poquito más que para eso están y se rompan un poquito los cascos ya que cobran bien, en fin sería un detalle 🙂

    Me gusta

  6. 6 adela septiembre 7, 2008 en 11:22 am

    Siento mucho mis faltas de ortografía, para los que se sientan atentados, eso me pasa por no repasar las cosas y por querer hablar todos los idiomas posibles, roquense, esperanto, Barberiense… Sorry, Entschuldigung, perdó, ho sent, ara me sap greu 🙂

    Me gusta

  7. 7 lola septiembre 7, 2008 en 3:03 pm

    Adela yo también lo he visto, escoger a los trabajadores a dedo. Lugar de trabajo: vendimia en Vilafranca del Penedès, cuna del cava catalán; cita: estación de tren; tiempo de espera: el que haga falta, la necesidad apremia. Condición indispensable ser inmigrante, mejor sin domicilio fijo y sin papeles. Qué triste ver a todas esas personas esperando un día de suerte para poder comer.
    Adelita, no te preocupes te entendemos perfectamente, sobre todo el Duende experto en todo tipo de lenguas.
    Nina, si es que tú sabes mucho. La culpa es de tus amistades como Bob, Ca’s Barber, el sol, la luna…

    Me gusta

  8. 8 adela septiembre 7, 2008 en 8:21 pm

    Pués si Lola, hay que escuchar, ver y entender con pinzas para descrifrar estos tiempos tan progres!!. Gracias por disculparme, soy muy burra y a veces me olvido de que esto se lee en internet y no en la salita de Doña Maria. Dicen que los amigos los elige uno, no lo tengo muy claro, no. 🙂

    Me gusta

  9. 9 El Duende de la Radio septiembre 8, 2008 en 4:53 pm

    Mea culpa. El error sin embargo es justficable, porque el pasado sábado amaneció con cara de nueve de septiembre. Hay días que lo llevan en la cara al amanecer, y lo que vi por detrás de la Torre del Retiro era el despuntar de un nueve de septiembre. Inconfundible.

    Llevo un hermoso reloj con calendario, y la fecha decía lo mismo que José Ramón. Pero me pasa como con la agenda: a menudo se me olvida mirar lo que he apuntado para que no se me olvidara.

    Me gusta

  10. 10 Bob de Ca's Barber septiembre 8, 2008 en 7:36 pm

    ah! no hay poblema! asín mañana será dia seis, si el seis fue nueve, puede el nueve ser seis, la grasia serán tres dias más de setiembre para pasar mirando el caragol, humilde y frágil va viajando por las hojas, no deja una que ya se estrena en la otra y no tropiesa con los tallos que nasen, constante los respeta (be! alguno se lo come); “Cargol treu banya, puja a la muntanya, cargol treu vi, puja al muntanyí. Cargol bover, jo també vindré”, escucho cantar a los nenes de la escoleta, la cansión más bontita de su patio ara que ya es setiembre 🙂

    Me gusta

  11. 11 dorsa septiembre 8, 2008 en 9:19 pm

    Me gusta septiembre por su color, su olor, sus “cambios de humor”. Acostarme sin saber ´cómo será mañana es uno de los placeres que hoy me brinda la vida.

    Me gusta


Comments are currently closed.



Siluetas de RNE

Duendes suscritos:

Suscripción

Suscripción por email

Publicaciones:

PARAÍSO DE HOJALATA
Una Infancia de Hojalata

Ir directamente a

Blog Stats

  • 1,339,762 hits

A %d blogueros les gusta esto: