La estatura de Paul Newman

Tendrán que hacer con la de Paul Newman otra cara como las de Mount Rushmore – piensa Homper. Ha visto Homper esas caras, como las hemos visto todos, en muchas películas. Cuatro enormes rostros tallados en las rocas, que corresponden a Washington, Jefferson, F. Rooswelt y Lincoln. Se supone que era grande el mérito de los así representados, pero…¿y el de los canteros que los esculpieron? No han pasado a la historia, aunque los dueños de esos rostros sí lo hicieron. Fueron políticos. Y a pesar de eso, pásmense, héroes de la joven nación estadounidense.

Los americanos son así, tienen sus héroes y están encantados con ellos. Hasta John Wayne, vaquero eterno apodado el Duke, sobrevive en una estatua ecuestre en el pueblo donde nació. Wayne era alto, y en sus western crepusculares claramente barrigón. El caballo le quedaba canijo, como de juguete (casi todos los caballos de las películas del oeste lo son, fíjense), pero aunque en Europa nos cargaba por ser de derechas y amigo de los boinas verdes, en el país del tío Sam era considerado como un símbolo. Y allá -o más allá- le tienen, inmortal en su estatua, como si de un emperador romano se tratara.

Había sin embargo en Wayne un pelo de gañanía y unos andares de chusquero que le impedirían ascender hasta el Olimpo. Se entiende que los dioses, además de sabios, inteligentes y bellos, deben irradiar bondad y nobleza, y de entre todos los astros del cine nadie se pudo comparar en este aspecto con Paul Newman. Sus azules ajos hacían derretirse a las mujeres. Su sonrisa, directamente, las desmayaba. Homper mismo ha tenido que hacer esta noche de SAMUR psicológico a distancia: alguien le había dicho que en el popular bloque de Los Arándanos su muy querida doña María cerraba un sobre destinado al Señor Juez conteniendo un lacónico mensaje. Señor juez, por la presente le comunico que servidora se dispone a suicidarse ingiriendo un cotail de Fairy con barbitúricos, pues con todos los respetos pa mi Manolo, la vida sin Paul Newman no tiene sentido. Se despide de usted suya afetísima suicida y servidora, María, gladiadora del hogar y gruesa de los nervios. No se precipite, María-le dijo Homper. Si usted se había enamorado de él sin verle jamás, ahora aún sentirá más intensamente. Porque vamos a tener Paul Newman hasta en la sopa.

No en la sopa, pero sí en una salsa con su rostro impreso en la etiqueta está desde hace tiempo el inolvidable actor. Como es sabido, creó una salsa que en Estados Unidos se vende como churros, y el dinero lo destinó a fines sociales. Por eso, y por sus excelencias como actor, nos caía bien incluso a los hombres. Sólo en Camino de perdición le recuerda uno de villano, pero su físico desparramaba tanta nobleza que costaba creer que sus víctimas no merecieran morir asesinadas.

Un amigo de Homper, más bajito que él, pero bastante más importante, asegura que en un ascensor de San Francisco coincidió con Newman, se puso a su lado y se quedó encantado al ver que le superaba en algún centímetro. Dará igual: desde la tierra  todos los del Olimpo parecen igual de altos. Aunque éste, por ser del mismo país donde esculpen a sus glorias en las montañas, merecería la misma grandilocuencia monumental aquí en la tierra como en el cielo.  Newman  del lado derecho, Newman de frente, Newman del lado izquierdo. Talladas en piedra y para la eternidad. Tres versiones como las de Mount Rushmore de un tipo más bien bajito que supo alcanzar la estatura de los dioses

Anuncios

13 Responses to “La estatura de Paul Newman”


  1. 1 Trini septiembre 29, 2008 en 7:42 am

    Paul Newman nos ha dejado un poco viudas a todas, doña María, incluidas a las jovenzuelas adoradoras de lánguidos “cantantes” emos; es lo que tienen los dioses del Olimpo, mujer, que siempre acaban volviéndose para allá.

    Me gusta

  2. 2 maribel septiembre 29, 2008 en 8:24 am

    ya nunca sera el cine igual señora DoñaMARIA”” ESOS ojos y esa cara y ese todo . serio-risueño-con bigote….etc nadie le iguala descanse en paz!!! guapisimo de nacimiento! no como ahora to retocaos…..besos

    Me gusta

  3. 3 Isabel septiembre 29, 2008 en 8:40 am

    Bueno nos ha dejado un buenisimo, actor, y una mejor persona, cosas de la vida que tenemos que aceptar.
    Frivolizar por estos hechos, con el suicidio,me parece poco acertado, Doña María, ¿por qué no prueba poniendole una vela in memoria de tan glorioso actor, al santo de su devoción?

    Me gusta

  4. 4 alfonsina septiembre 29, 2008 en 9:50 am

    Al amigo de Homper que cuenta siempre eso habría que decirle que la percepción de la propia estatura es una de las cosas menos precisas y acertadas que existen.
    En cualquier caso se le puede aclarar que puede que fuera más alto, pero sólo más alto…
    Paul Newman podía medir lo que quisiera (aparte de que rodó, si no me equivoco, con Sofía Loren que es 1’78)… con esos ojos, esa estructura facial, esa personalidad y ese talento… ha alegrado durante 63 años a la humanidad femenina.
    Que bueno es, cuando la vida golpea con sus sinsabores, perderse en la ficción de una de sus estupendas películas.

    Me gusta

  5. 5 Doctor Fronkonstein septiembre 29, 2008 en 10:50 am

    Se me encogió el corazón cuando oí la noticia en la radio. Algunas de las películas de Paul Newman están entre mis favoritas pero si tuviese que elegir una película y una escena entre todas serían El golpe, junto a su amigo Robert Redford, y la escena donde se come 50 huevos, alentado por George Kennedy en el papel de su vida, en La leyenda del indomable. Nunca olvidaremos a los ojos azules de Hollywood.

    Saludos a Luis, a Doña María y a todos los lectores de este estupendo blog.

    Me gusta

  6. 6 c. Wateri septiembre 29, 2008 en 11:04 am

    Con la muerte de Paul Newman, estamos todos de luto, para Maribel era el hombre mas atractivo del mundo,de joven, de maduro, de persona mayor, sin mejorar lo presente por supuesto, era un rival mas dificil que Homper, que ya es decir , ese que arrasa allí donde va y despierta las pasiones que parecían dormidas en señoras estupendas, a las que requiebra como si no y triunfa como si sí.

    Pero Pablo Hombrenuevo, era diferente,quizás ser guapo es mas difícil que no serlo , que se valora mas lo que cuesta que lo fácil, que los que lo son y no se lo creen son contados , no me lo creo.

    La verdad que ha dejado un recuerdo como persona y como actor que supera incluso el de su atractivo físico descanse en paz

    Me gusta

  7. 7 adela septiembre 29, 2008 en 11:30 am

    Imagino que tendrán reunión de amigas, en el bloque de los Arándanos! y seguro que su amiga Adela ( con la cual me identifico en lo del royo positivo) le dirá a Doña María que tiene la colección completa de todas sus pelis, y les queda el resto de sus vidas para seguir disfrutando de él cuando tengan un ratito libre y la familia esté fuera en otras cosas.
    Anímese María , a mi tambien me gustaría que el mundo estuviese lleno de Paules Newmanes en cada esquina, quizás su mágia sea su originalidad por eso nos fascinan. 🙂

    Me gusta

  8. 8 Charivari septiembre 29, 2008 en 6:57 pm

    Me incorporo muy tarde y veo que hay poco comentario masculino¡Hay esa igualdad deseada por nuestra querida ministra de la idem!
    Paulito, fuiste bello de cuerpo y de alma.

    Me gusta

  9. 9 El Duende de la Radio septiembre 29, 2008 en 8:10 pm

    No se entiende la política comercial de las grandes multinacionales de la distribución. Nos mandan la KETCHUP, o la PERRIN´S o la KRAFT y no la salsa de PAUL NEWMAN, que muchos ( y muchas más) compraríamos encantados para alegrar la hamburguesa.

    ¿Tanto molesta en los hiper que en lugar de engordar una cuenta de resultados sus ganancias vayan destinadas a fines sociales?
    En España todo lo de Pablo Hombrenuevo (como le traducía el Duende) arasaría, seguro.

    Me gusta

  10. 10 wallace97 septiembre 30, 2008 en 8:35 am

    No se entiende la política comercial de los grandes medios de comunicación. Nos mandan monologuistas, motos o buenafuentes, y no la filosofía de doña María, que muchos (y muchas más) escucharíamos encantados para alegrar el día.

    ¿Tanto molesta en los medios que en lugar de engordar una cuenta de resultados sus programas fueran destinados a la salud mental?
    En España todo lo del bloque de los arándanos arrasaría, seguro.

    Me gusta

  11. 11 lola septiembre 30, 2008 en 9:03 am

    Estoy de acuerdo con Wallace. Ni Paules Hombrenuevo, ni ná. Desde que no oigo a mi Doña María, malita estoy. Ella sabía de toas las cosa y planteaba solusiones para haserno má fási la vida de tó lo día.
    Otros se dedican a complicárnosla. Tendría que formar parte del gobierno en un ministerio nuevo, el del pueblo.

    Me gusta

  12. 12 Úrsux octubre 3, 2008 en 2:49 pm

    Se trata de una errata, pero me ha hecho gracia porque el significado tomado al pie de la letra cambia mucho:

    “(…)Sus azules ajos hacían derretirse a las mujeres(…)”

    Me gusta

  13. 13 Bob de Ca's Barber octubre 4, 2008 en 4:32 pm

    Esa sería una idea bien buena amigo Wallace97, podría ser que yo volviera a ver tele! mira lo que te digo 🙂 ay! Deumevet!

    Me gusta


Comments are currently closed.



Siluetas de RNE

Duendes suscritos:

Suscripción

Suscripción por email

Publicaciones:

PARAÍSO DE HOJALATA
Una Infancia de Hojalata

Ir directamente a

Blog Stats

  • 1,334,309 hits

A %d blogueros les gusta esto: