San Andrés, ¿verdad que se les veía venir?

Qué cara tienen algunos...

Qué cara tienen algunos...

San Andrés, san Andrés: el que tiene cara de serlo no se escapa sin ser. Nicolás Polo Hernández, profesor mercantil, natural de Carrascal del Obispo, provincia de Salamanca, viejo compañero de trabajo del Duende, es un hombre de pueblo con un sentido cabal de la vida, aunque algo primario en sus sentencias. Al pan, pan, y al vino, vino. Nicolás soltaba la frase cada vez que alguien se desenmascaraba y la realidad confirma lo que intuía el olfato.

San Andrés, San Andrés -diría Nicolás-¿Verdad que se les veía venir desde los primeros asesinatos? Abundio, el que asó la manteca y hasta cualquier vasco ecuánime no cegado por la primacía del nacionalismo como razón de ser, hubiera sospechado que quien dispara a quemarropa con tanta ligereza, ya sea en nombre del fascismo o en el de la libertad, no es más que un villano, un desalmado, un canalla y un simple enemigo de la especie humana.

Pero mataban a un banquero y era porque explotaba al pueblo vasco. Mataban a un ingeniero de Lemóniz y bah, era un colaboracionista con el capitalismo industrial. Mataban a un ex jugador de la Real Sociedad y vaya, estaba metido en drogas. Mataban a un antiguo correligionario y era por traidor. Mataban a un cocinero y era porque sirvió en las cocinas de la Comandancia de Marina. Mataban guardias, militares, periodistas, concejales. Mataban a otro empresario y la excusa es que pasaba del mal llamado impuesto revolucionario. Y daba igual: todo por su Euzkadi. El PNV, cómo no, decía que eso no estaba bien. Pero cuando se necesitaba compadrear con los amigos de los pistoleros para sostener el imperio de la mamandurria silbaba y a otra cosa, mariposa

Lo malo es que a los asesinos se les ofreció la mano y ahora se toman hasta el codo. Y se han puesto estrictos: en su chifladura terrorista, incluso el Tren de Alta Velocidad es enemigo del pueblo vasco. Lo que al Lendakari, que no quiere perder el tren del progreso, le ha obligado a ser ligeramente más vehemente en su condena protocolaria al asesinato del empresario Uría. Mientras tanto los de ANV, impasible el ademán, cobrando del erario público. ¿Quién les dio aire? ¡Ay san Andrés, san Andrés! Tampoco el que tiene cara de cínico o tonto se escapa sin ser…

Anuncios

15 Responses to “San Andrés, ¿verdad que se les veía venir?”


  1. 1 Zoupon diciembre 4, 2008 en 11:10 am

    La noticia de que los compañeros de partida del asesinado siguieron jugando a las cartas, reemplazándolo por otro como si nada, es casi más brutal que el hecho mismo del asesinato. Y hechos como ese son a la vez causa y consecuencia de la existencia, de la persistencia de ETA. El problema real no son las decenas de miles de vascos (y vascas) que se alegran por el crimen cometido, el auténtico problema lo constituyen los cientos de miles a los que les resulta indiferente. Empezando por el indecente y caradura de su lehendakari, por mucho que finja tristeza con su aspecto de primate.

    Dicen muchos vascos que en el País Vasco se vive muy bien. Se vivirá muy bien, oiga, pero qué mal se muere.

    Me gusta

  2. 2 camiseta diciembre 4, 2008 en 11:19 am

    ¡ojalá fuesen sólo tontos!…muchos; cómplices de los asesinos, desde mi punto de vista. Es impresionante la capacidad que tenemos los seres humanos para no nombrar los hechos por su nombre. Ahora son considerados como asesinos los que hace menos de medio año, eran innombrables para no dificultar una negociación que una mayoría apoyaba. Qué pienso cuando ahora oigo a mis dirigentes ” que no se preocupen porque con esto acabamos…., van a pagar por ello con la carcel…, cumplimiento íntegro de culpas, etc., etc.” pues que realmente no piensan cumplirlo si se vuelve a dar el climax necesario para volver a negociar. Lo siento pero no puedo compartirlo. Esto no es más que el relajamiento general que todos o quizás debería decir algunos practican… cuando no llamas a las cosas por su nombre, sucede lo de ayer que tus amigos de todos los días sustituyen al muerto en la partida con otro porque hay que transmitir normalidad. Lo gordo del asunto es que en aras de esa moderación, son capaces de cantar; Tute y pasar por alto. Nos guste, o no… esto somos, o mejor dicho; estos son una importante mayoría de los ciudadanos del País vasco, que a fuerza de tragar…
    Hace mucho que no participo y siento hacerlo con este tono pero la foto de hoy es para mi desoladora

    Me gusta

  3. 3 adela diciembre 4, 2008 en 12:01 pm

    He escuchado un titular diciendo que eta mata por motivos ecológicos, inmediatamente he pensado que tambien están cerrando los psiquíatricos en casi todas las comunidades. Vivimos en el absurdo?, parece que tendemos a él con estas noticias y encima mueren personas.

    Me gusta

  4. 4 José Ramón diciembre 4, 2008 en 12:06 pm

    Iba a intervenir sólo para decir lo de la partida de cartas, pero ya lo ha dicho Zoupon.
    A este hombre, tener ese tipo de enemigos le honra y le engrandece, pero tener ese tipo de amigos le humilla. Vaya una mierda de jugadores de cartas. Feliz Navidad, tiparracos.

    Me gusta

  5. 5 lola diciembre 4, 2008 en 12:16 pm

    Al empresario Uría se lo ha llevado la cobardía de toda la sociedad que no quiere ver, que mira hacia otro lado, el que más le interesa. Hace unos días nos dejó un cantautor Joan Baptista Humet, se lo llevó una enfermedad sin preguntar a nadie. Ésta es una de sus canciones:

    http://www.jbhumet.com/discos.asp?id=f04 (aquí se puede escuchar)

    Vaya con la vida

    Una calle oscura;
    un caminante que apura
    el cigarro que trae,
    una teja que cae
    y una muerte en silencio.

    Una cima arriesgada,
    alguien sobre la nada,
    firmes los pies,
    mira la hora que es
    y se lo lleva el viento.

    Sirenas, ajetreo,
    se abre un tiroteo,
    son diez contra dos,
    ese niño, por Dios,
    no se ha apartado a tiempo.

    Vaya con la vida,
    tan enaltecida
    y aún no sabe amar
    o se deja engañar
    sin ningún miramiento;
    se detiene al azar
    y se olvida al momento.

    Un cometa herido
    a unos cables prendido
    de alta tensión,
    un ligero tirón
    y un crujido violento.

    Ruidos por la casa,
    “baja a ver lo que pasa”,
    se atemorizó,
    a una sombra apuntó,
    era su hijo sediento.

    Una niña se acerca
    al agua de una alberca,
    espejito mortal,
    va a besar el cristal
    y se la traga el tiempo.

    Vaya con la muerte,
    como le divierte
    jugar por jugar,
    y de paso quebrar
    el envanecimiento
    de los hombres del mar
    y los de tierra dentro.

    Me gusta

  6. 6 Algodonsina diciembre 4, 2008 en 2:22 pm

    No te preocupes Camiseta, que toda esa mentalidad la mejorará la “educación para la ciudadanía” que estamos implantando… La gente será buena y solidaria y con cariño y comprensión, los malos dejarán de hacer maldades. No hay más que ver el éxito de las ikastolas.

    Además, los verdaderos problemas para unos son remover tumbas de bisabuelos, subvencionar películas sobre la guerra civil (que casi no hay),o criticar que Esperancita no cayera en Bombay…; para otros, los problemas son La Monarquía, la sucesión en el partido, o quién sabe qué…En ambos casos, lista de intereses personales. Y mientras tanto, vamos incrementando el número de muertos y de parados: lo único realmente importante.

    Lo malo es qe el que alimenta una boa, corre el riesgo de convertirse en alimento a su vez. Y nuestra boa se nos está comiendo ya.

    Lamento el pesimismo, pero a mí también me escalofrían las imágenes y lo que representan.

    Me gusta

  7. 7 DOLOROSA diciembre 4, 2008 en 6:38 pm

    La primera vez que escribí en este bloog fue cuando comenzó la famosa “tregua” y me preguntaba “¿Y ahora qué?”Por desgracia mi pregunta ha sido contestada. Ellos siguen matando y los demás, nos encogemos de hombros resignados aguardando pacientemente a que llegue la próxima noticia de otro asesinato. Los dirigentes, guardando un minuto de silencio y repitiendo que acabarán con ellos. Cosa que ni ellos mismos se creen y si se lo creen es que estamos gobernados por tontos e incapaces. En otros países han sido capaz de erradicar bandas de asesinos similares, ¿por qué aquí no? ¿por miedo? ¿porque somos más democráticos que nadie? o porque suponen que acontecerá un milagro y un día estos malhechores se despertarán curados del cácer que les corroe el alma? Y respecto a los amigos, no tengo nada que decir, no existen palabras que los definan o al menos yo, no la encuentro porque serían demasiado fuertes para escribirlas aquí.

    Me gusta

  8. 8 Ana diciembre 4, 2008 en 9:59 pm

    Es verdad que no hay palabras para explicar lo que hemos visto y leido,en nuestra cabeza no cabe una reacciòn semejante ante una muerte de un amigo.Pero no sòn personas el miedo los convierte en inhumanos y encima piensan que estàn en posesiòn de la verdad y no condenan los hechos horribles como este,no sè en que se và a convertir este pais ,que pena

    Me gusta

  9. 9 Bob de Ca's Barber diciembre 4, 2008 en 10:28 pm

    El poeta Jordi Guardans pregunta:
    Es posible que la sangre nos traiga el recuerdo, el medio y el destino de ser mutantes?
    Seremos sufisiente fuertes i tiernos pa construir aliansas lejanas que provoquen resplandores?
    Conservaremos sufisiente inosensia para que no nos rebienten la jugada a base de trampas?
    Seremos capases de no perder el norte, aunque las putadas vengan disfrasadas de besos?
    Seremos fieles a tantos vatios de amor, follando con la esperansa cada uno buenamente como pueda?
    Podremos aprender a jugar sin haser daño,a intentar hasta el final de mirar como niños y sonrisas?
    I cuando lloremos, sabremos encontrar consuelo lejos de los laberintos de mapas falsos?
    Podremos travesar desiertos y cimas conectados a la pena eléctrica del exilio?
    Tendremos buena sangre en las venas para defender la energia de la nave hasia la aventura nueva?
    …y yo no las se.

    Me gusta

  10. 10 El Duende de la Radio diciembre 4, 2008 en 11:12 pm

    Definitivo lo de la partida de cartas, que no conocía cuando subí el post. He escuchado también a alguno de los vecinos de Azpeitia. Hablaban como si morir asesinado en la calle fuera un accidente que entra dentro de lo previsible. Tan triste, más o menos, como si lo fuera por un accdente de tráfico. Lógicamente, la vida debe seguir…

    Eso es tremendo. El éxito de ETA es haber sometido al pueblo vasco con el miedo. Al lado de eso, sus crímenes casi parecen naderías. Y paso página por no sumirme en el estado de depresión colectiva.

    Me gusta

  11. 11 Úrsux diciembre 5, 2008 en 11:03 am

    Aunque los políticos lo nieguen, saben que el final del terrorismo es Paz por presos. Lo pintarán como lo pinten, pero esa es la salida.

    ¿Que no me gusta? Pues claro que no me gusta, pero va a ser así.

    Y cuantos más presos (es decir, más muertos) tengamos, en mejor posición negociadora se encontrará el Estado de Derecho para cambiarlos por Paz.

    Y cuantos más muertos (es decir, más presos) tengan, más insostenible se hace la situación y más fácil resultará doblegar al Estado por la urgencia del gobierno de turno en acabar con un problema de 40 años y poder colgarse la medalla.

    La única esperanza que queda es que se consiga ahogar económicamente a los asesinos y tengan que decicarse a trabajar. Pero vista la implicación de la sociedad vasca (con sus partidas de tute como primera necesidad vespertina) y del resto (en la que el primero de los españoles, léase el Rey, visita y condecora a la Mondragón Corporación Cooperativa) creo que no les va a faltar el sustento en otros 40 años.

    Me gusta

  12. 12 Zoupon diciembre 5, 2008 en 12:50 pm

    También es significativo el lema de la manifestación de parte (sólo parte, la otra parte disfrutaba el inesperado día festivo) de los trabajadores de la empresa del asesinado: “Porque somos trabajadores y abertzales, no estamos de acuerdo”. Lo de “no estamos de acuerdo” es de traca, como si el vil asesinato de su jefe fuese una cuestión opinable, un penalty dudoso.

    Y encima a los ayuntamientos gobernados por los asesinos terroristas de ANV les vamos a soltar pasta como a los demás, en lugar de disolver sus corporaciones aplicando la legislación vigente. A veces pienso que los españoles somos todos idiotas, y en consecuencia elegimos para gobernarnos a los más idiotas de entre nosotros. Es que sólo así se explica. Porca miseria.

    Me gusta

  13. 13 joselepapos diciembre 5, 2008 en 1:49 pm

    Lola, gracias por el regalo.

    Me gusta

  14. 14 Adela diciembre 6, 2008 en 12:10 pm

    Gracias Lola, por recordar la valentía, de Joan Baptista Humet y de tantos que no conocemos en la enfermedad, concedió su última entrevista al programa “Te doy mi palabra” de Isabel Gémio, si podeis conseguir el archivo, hacedlo, el mensaje que da es muy grande, llega al alma me produjo una profunda admiración.
    El dia 16 de Diciembre se dará un concierto con grandes compositores en un teatro de Cataluña en su honor.

    Me gusta

  15. 15 Adela diciembre 6, 2008 en 12:14 pm

    El post, nos sumía en la depresión, pero siempre acabamos con la compañía de la música de algún modo, tiene gracia!.

    Me gusta


Comments are currently closed.



Siluetas de RNE

Duendes suscritos:

Suscripción

Suscripción por email

Publicaciones:

PARAÍSO DE HOJALATA
Una Infancia de Hojalata

Ir directamente a

Blog Stats

  • 1,339,907 hits

A %d blogueros les gusta esto: