Rosa Díez y el papel de fumar

Ella también piensa que alguien está usando mal el papel de fumar...

Ella también piensa que alguien está usando mal el papel de fumar...

Qué juego daba el papel de fumar. Llegaba el galán, generalmente con trinchera y sombrero, como Humphrey Bogart, abría su librillo de cartulina, sacaba la hoja, depositaba en ella una línea de picadura, la enrollaba, aplicaba saliva para sellarla y finalmente la atrapaba con los labios para encender el pitillo. Antes, levantaba la mirada y fruncía la ceja con gesto de suficiencia, quizás hasta de desprecio. Eso también formaba parte de la seducción.

Qué juego tan brillante: al maestro Miguel Delibes le sirvió para escribir La hoja roja, el papel que avisa de que vas llegando al final de la reserva. Y a las chirigotas gaditanas, para improvisar sus famosos pitos. Si no disponen de este instrumento, hagan lo que el Duende, que atrapaba un papel de fumar con un peine y soplaba a través de las púas de éste para hacerle vibrar y conseguir el mismo sonido, tan divertido. Cuánto le debemos al papel de fumar.

Tanto, que ha consagrado una frase coloquial de uso harto frecuente. Es ordinaria, pero muy expresiva: cogérsela con papel de fumar. Giro sexista donde los haya, pues alude a la palabra del género femenino (y hay muchísimas, tanto en el diccionario como en la jerga popular) que designa al miembro viril por excelencia. Cogérsela con papel de fumar es abordar un asunto con extrema delicadeza y exceso de escrúpulos. No es una definición rigurosa, porque la acabamos de improvisar. Pero va por ahí.

Zapatero y su fiel espadachín Fernández Bermejo se la cogen con papel de fumar cuando se sugiere ilegalizar globalmente a ANV. De su buenismo utópico han salido otras frases bonitas: hay que extirpar el cáncer del terrorismo sin afectar al corazón del pluralismo. Pudieron hacerlo antes de las últimas elecciones municipales, y consideraron que no había motivo suficiente. No se qué pensarían Justiniano, Papiniano, Raimundo de Peñafort y otros ilustres juristas al respecto. Pero al Tribunal Supremo y a la Unión Europea no les parece ese atajo que denuncia el ministro, sino un simple corolario de la ley que el gobierno procura evitar.

El ciudadano no entiende tanta delicadeza con los ediles desleales que cobran del contribuyente y colaboran con los que luego lo acosan, lo chantajean y lo matan. A contrario: cada día entiende mejor a esa brava Rosa Díez que se atreve a denunciar sin pelos en la lengua la idiotez interesada en la interpretación de la ley. El papel de fumar, para imitar a Humphrey Bogart, a las comparsas y chirigotas o para homenajear a Delibes. Incluso para liarse ese veneno autorizado llamado tabaco. Contra el terrorismo, si no les sirve de molestia a los puristas, el pueblo cree lo que Rosa Díez: menos escrúpulos, por favor.

Anuncios

14 Responses to “Rosa Díez y el papel de fumar”


  1. 1 wallace97 diciembre 17, 2008 en 12:28 pm

    ¡Qué bueno, Duende! Tienes toda la razón del mundo. Si en este momento se hiciera una encuesta a todos los españoles, estoy seguro de que un noventa y nueve por ciento apoyaría la moción de Rosa Díez, con lo que está clarísimo que cuando hablamos de representación en el Parlamento estamos hablando de cualquier otra cosa menos de representación. En este y en muchísimos otros casos.

    Me gusta

  2. 2 Zoupon diciembre 17, 2008 en 5:45 pm

    Rosa Díez está haciendo un gran papel desde su solitario escaño, poniendo los puntos sobre las íes y destapando las vergüenzas de este gobierno. Veremos si cuando su partido tenga quince o veinte diputados, que los tendrá, y posibilidad de ser bisagra, sigue la cosa igual.

    Por otra parte, nada nuevo bajo el Sol. Hace ya años que en esta España nuestra aquello de cumplir y hacer cumplir las leyes por parte de los gobernantes es considerado una opción más que una obligación: Ah, la ley, sí, es queeee, bueno, claro, estoooo, a ver, en fin, quizá, tal vez, total, por otra parte, es decir, que según, cómo y cuando, sinencambio y correlativamente. Especialmente en relación con estos terroristas de ANV y sus fariseos coleguitas.

    Me gusta

  3. 3 Salvador diciembre 17, 2008 en 10:13 pm

    Si estuviese seguro de que ilegalizando a ANV se acabaría el terrorismo de ETA, votaría por ello. Pero no lo estoy.
    Ya se ilegalizó a Batasuna, y qué?
    Después de ANV, vendría VNA, NAV, AVN, NVA, etc, etc.
    Ya sé que voy a quedar muy mal al decirlo, pero sin ne go cia ción, no le veo solución al asunto este.
    Respecto a Rosa Díez, ¿alguien piensa que si en su día hubiese ganado el congreso y estuviese en el puesto que hoy ocupa Patxi López diría y haría lo que ahora dice y hace?

    Me gusta

  4. 4 xpress diciembre 18, 2008 en 10:21 am

    No te quepa la menor duda, Salvador, haría otra cosa, seguro. ¿Que cabe negociar con un pistolero…? La filmografía del western está llena de ejemplos muy gráficos de pueblos sometidos a bandas de malhechores… Con los pistoleros no queda otra que encerrarlos en la carcel del sheriff. No se van a volver buenos por mucho que hables con ellos. Vendrán más, si y que…
    La lástima es que algunos vecinos del pueblo, tienen cierta ¿simpatía? ¿miedo? por los pistoleros. ¿una especie de sindrome de estocolmo?.
    Lo del gobierno, pues en su línea. Zapatero y su equipo son los amos de la estrategía, el marketing y la comunicación, y todo se descubrirá cuatro jugadas después, aunque quizá nos lo hagan ver de otra manera, en eso son los amos. Debería ser caso en las escuelas de negocio.

    Me gusta

  5. 5 Zoupon diciembre 18, 2008 en 10:52 am

    Volviendo el razonamiento de Salvador por pasiva, si yo estuviese seguro de que legalizando a ANV se acababa el terrorismo, votaría por ello. Pero no lo estoy en absoluto.
    Ya fue Batasuna legal muchos años, ¿Y qué?

    Y como el terrorismo no se va a acabar porque ANV sea legal o porque sea ilegal, de momento, cuantos menos cargos y recursos públicos manejen, y cuanto menos hagamos el tonto y menos se rían de nosotros, mejor. Aunque sólo sea por una cuestión de dignidad.

    Me gusta

  6. 6 José Ramón diciembre 18, 2008 en 1:52 pm

    Estoy con Zoupon. No sé cómo se puede solucionar esto, pero sí estoy seguro de que no quiero que de nuestro dinero se les dé ni un euro a esta gente. No es ya que no les metamos en la cárcel, sino que encima les financiamos y ayudamos como si fueran políticos de verdad.

    Me gusta

  7. 7 wallace97 diciembre 18, 2008 en 4:37 pm

    Salvador, yo creo que no es cuestión de legalizar o ilegalizar a ANV, sino de que sea o no sea legal. Y ahí es donde no debería caber ni la más mínima duda. Si hay duda, una de dos, o la ley no está clara, o se está utilizando como moneda de cambio al servicio de intereses partidarios. En el primer caso, lo único que procede es ponerse a currar para aclararla, y en el segundo, deberían ir a la cárcel a todos los políticos que están utilizando la moneda.

    Desgraciadamente, ETA, gracias a su utilización como moneda por parte de los partidos políticos, se ha convertido en un negocio más, en un modus vivendi para muchas personas. Por un lado, para los integrantes y colaboradores directos e indirectos, y por otro lado para las arcas del estado francés, que está obteniendo pingües beneficios con las macronegociaciones a cambio de información, detenciones y extradiciones.

    La postura de los ciudadanos debería ser nítida: señores políticos, TODOS, terminen con el terrorismo YA, con las concesiones, en su caso, que hubiéramos acordado entre todos, o sin ellas. Hay recursos e información más que sobrada para hacerlo, y si no lo hacen es porque no les interesa, por lo que si en el plazo de su legislatura no han querido hacerlo, que no vuelva a presentarse NINGUNO de ustedes JAMÁS a unas elecciones.

    Y suponiendo que no fuese posible (cosa que no me creeré nunca), entonces sí que deberíamos hacer un alto en el camino y reflexionar muy seriamente en lo que hemos hecho entre todos, revisando en profundidad a qué puñetas estamos llamando progreso, libertad, respeto, democracia, derechos humanos y no sé cuántas cosas más. Por favor, dejémonos ya de palabras llenas de vacío, y de sometimiento de la inmensa mayoría a unos cuantos. Creo que ya va siendo hora de que no nos dejemos lavar más el cerebro.

    Me gusta

  8. 8 Palinuro diciembre 18, 2008 en 6:37 pm

    Como no vamos a acabar con el narcotráfico o la trata de blancas o con la mafia siciliana o con la esclavitud en la ilegalidad, legalicémoslos. Que esta gente de ANV siga cobrando de nuestros impuestos en sus ayuntamientos a cambio de hablar de dolor o sufrimiento tras cada asesinato por parte de sus colegas de ETA. Es el “conficto” vasco. ¡Qué asco! Solo se entiende la actitud del PSOE y del gobierno de ZP en este asunto como un cálculo para no incomodar a los nacionalistas “soi-dissant” moderados cara a los próximos comicios vascos, donde acaso se llegue a una entente socio-nacionalista o nacional-socialista (!!!!)
    A Rosa Díez se la entiende todo lo que dice. Tanto que el cura que suscribe la votará, y si luego cambia el discurso la dejará de votar. Ese es el privilegio de los ciudadanos que vivimos en democracia. Por cierto, uno de los pocos que nos van quedando.

    Me gusta

  9. 9 adela diciembre 18, 2008 en 8:07 pm

    Pero el más importante Palinuro!, nos da un poder individual increíble unido al de los demás, podemos decirles a nuestros gobernantes que no están a nuestro servicio ni el del bien común, que lo que manejan son los bienes de los ciudadanos no los suyos particulares, que no son nuestros padres, solo nuestros gestores y que deben trabajar de otro modo porque así no nos da buenos resultados.
    Wallace97 cuando dices que la ley no está clara, reflexiono las palabras que escuché de Andrés Ollero en una conferencia que dio basada en los derechos humanos, en otras palabras dijo que la ley sólo está escrita, que no sirve para casi nada hasta que no llega alguien y la interpreta. Eso me impactó, además de muchas otras cosas y las que me perdí por no tener idea de derecho.
    A Rosa Diez la voté, cansadadita de escuchar a los otros dos bandos, me quejé porque no le daban ningún espacio en la tele, solo los mismos de siempre, y en la radio sólo la escuché en el programa de Isabel Gémio, y la voté por lo mismo que dice Palinuro, SE LA ENTIENDE, Dios mio que un político diga algo, es un milagro!

    Me gusta

  10. 10 José Ramón diciembre 18, 2008 en 8:25 pm

    Amén a Wallace (como casi siempre). Palinuro dice que aún nos queda el derecho a votar, y Adela dice que es nuestro derecho más importante.
    Bueno, Adela: Te doy la razón, pero te matizo. En esta sociedad consumista, en la que lo que más nos importa, lo que de verdad nos quita el sueño, es la cobertura de nuestro móvil o el arañazo que le han hecho a nuestro coche metalizado, nuestro derecho (y nuestra esclavitud) más importante es consumir.
    Y además ese derecho tiene asociado un privilegio: Puedo consumir lo que me dé la gana, sin darle cuentas a nadie, sin ser justo ni correcto. Me puede dar el alberete de no comprar más una marca porque sí, sin más. Puedo sacar mi dinero de mi banco porque no me gusta su nuevo logotipo (y esto es verdad: fijaos cuánto empeño, talento y dinero ponen en renovar sus logotipos, porque saben que son muy importantes y que con esas tonterías nos conquistan. Porque saben que somos tontos).
    Hace muchos años AVT publicó la lista de los que se anunciaban en Egin (por cierto, un periódico que no se podía cerrar porque eso era atentar contra la libertad de expresión. Hasta que se cerró, y punto. Claro, que luego salió Gara, pero ya salió tocado). Pues se les acusó a AVT de injustos, de que las empresas se anuncian por muy diversos motivos, de que si tal y de que si cual. Pero yo tomé nota. Sé que soy injusto, pero ese es mi poder, y además hasta puedo abusar de poder. ¡Qué gozada!

    Me gusta

  11. 11 lola diciembre 18, 2008 en 9:18 pm

    Qué extraño verdad que un político diga las cosas claras como Rosa Díez y no cambie su discurso según le convenga. También le di mi voto y no me ha defraudado hasta ahora, si lo hace, perderá mi confianza como ha ocurrido con otros.

    Hay quienes critican su actuación en el pasado. Se trata de juzgar qué está haciendo ahora, por lo menos ha tenido el valor de intentar hacer algo en lugar de conservar su anterior cargo y esperar a que llegue la jubilación.

    Me gusta

  12. 12 Úrsux diciembre 19, 2008 en 12:50 am

    No entiendo que habiendo sido defraudado por un político, se le pueda otorgar tu confianza a otro político. Desde luego que me gusta el ruido que hace Rosa Díez, pero tiene un pasado… y tendrá un futuro: su profesión es la política. Y eso para mí es suficiente para desconfiar.

    Y de ANV y ETA, lo que hace falta es que tengan necesidades primarias sin cubrir, es decir que para comer tengan que trabajar. Y para eso hay que cortar cualquier financiación: pública (de nuestros impuestos) o privada (de la renta disponible que nos queda tras los impuestos, es decir de nuetro consumo).Lo demás son gaitas.

    Realmente este segundo párrafo es otra forma de expresar lo que han comentado Wallace97 y José Ramón con los que coincido en lo fundamental.

    Me gusta

  13. 13 adela diciembre 21, 2008 en 11:28 pm

    Tienes toda la razón José Ramón, el consumismo se ha convertido en la máxima preocupación, tengo amigas que cuando están estresadas se van a comprar cosas, otros si han tenido un mal dia tambien se regalan algo como un móvil nuevo, como es navidad hay que comprar regalos, y comer en una noche como comerías en una semana, etc, muchas de estas cosas las comento con algunas personas de mi edad porque lo viven en sus familias y ven una conducta ilógica y mecánica nos cuesta mucho a la gente de mi generación crear un poquito de conciencia incluso en nosotros mismos (la manipulación de las emociones, deseos y necesidades es tan profunda), porque es algo tan interiorizado que si los mayores de la familia no actuan así se sienten culpables, la culpa es tal que reaccionan a la defensiva y al final tu no eres como los demás, bueno es una situación bastante común, y nuestra sociedad nos está empezando a dar con la puerta en las narices, habría que plantearse que quizás esa esclavitud puede pasar al estadio de optativa, ya sería un paso. Al final no toda la culpa es de los políticos, cada uno de nosotros tenemos una parte de responsabilidad en el funcionamiento de la sociedad, y da la sensación de que los políticos son más de lo que conforma hoy nuestra sociedad acomodada, no estoy en la posición de exigirle a otro lo que no me exijo a mi misma.

    Me gusta

  14. 14 joselepapos diciembre 22, 2008 en 10:14 pm

    Adela, lo que cuentas sólo le puede pasar a la gente que tiene mucho dinero y además es un poco descerebrada.

    Me gusta


Comments are currently closed.



Siluetas de RNE

Duendes suscritos:

Suscripción

Suscripción por email

Publicaciones:

PARAÍSO DE HOJALATA
Una Infancia de Hojalata

Ir directamente a

Blog Stats

  • 1,339,761 hits

A %d blogueros les gusta esto: