Otros gordos de Navidad

Hay otros gordos que, felizmente, tocan...

Hay otros gordos que, felizmente, tocan...

Fue un día de la Lotería de Navidad, o sea un día espléndido de hace no menos de veinte años. El brandy de tal nombre patrocinaba el sorteo en la SER, que, como todas las emisoras, considera que la cantinela de los Niños de san Ildefonso es esencial. Todas las radios cultivan esta costumbre, que en la opinión del que suscribe, completa las tres horas más aburridas del año. Sólo hay otro momento más absurdo, igualmente retransmitido por todas las emisoras, que es la retransmisión de los encierros de San Fermín. Pero las audiencias mandan.

Alguien de la agencia de publicidad de Espléndido conocía al Duende, que entonces no era ni duende ni ná de ná. Le sentaron al lado de Iñaki Gabilondo para que, entre tabla y tabla, y en los contados minutos en los que el presentador calla, dejara caer sus comentarios. Pellizcos, bocadillos, chascarrillos, chorradicas. Tópico tras tópico. A pesar de todo, al ya famoso presentador le debieron de convencer, porque luego le ofreció al Duende su primer contrato radiofónico. Al final de la jornada todos decíamos lo de siempre: la mejor lotería es el trabajo. Quién nos iba a decir que en 2008 eso está más cerca de la verdad que de la frase hecha.

Como es sabido el Duende tiene una prima lotera, a la que desea que reparta el Gordo. Y, aunque jamás cató uno, comprende y justifica la alegría de los premios. Pero no puede resistir lo que los medios de información han hecho de este día. Año tras año los mismos lugares comunes. La administración que lo repartió, la peña que lo compró, el inevitable bar donde corren ríos de cava, la señora que ayudará a sus hijos, la pareja que pagará su hipoteca, los novios que se casarán a lo grande. Y la cantinela de los Niños de San Ildefonso al fondo. Casi prefiere aguantar al completo una ronda de la tuna.

Es probable que no le toque el Gordo. Y lógico: si nunca le cayó una desgracia…¿por qué iba esperar tanta gracia? Aparte de que el premio ya le fue comunicado dos días antes. Su amigo, el gran Félix, pasará las vacaciones en los Pirineos con su mujer, sus hijos y el nieto incluído. Y hasta se pondrá los eskíes. Los médicos le han dicho que ha vencido a la enfermedad. Velay por qué tiene tan poca importancia que el Gordo se olvide de uno.

Anuncios

19 Responses to “Otros gordos de Navidad”


  1. 1 MARIBEL diciembre 22, 2008 en 7:34 am

    pues aunque es verdad que hay otras cosas mas importantes que el gordo este año se crisis” no estaria de mas….pero bueno como ya esta dicho preferiria salud y teabajo!!!!! ya veremos…..besos

    Me gusta

  2. 2 c. wateri diciembre 22, 2008 en 8:21 am

    Querido duende, poco duermes, seguro que ya estás haciendo footing por el parque de enfrente, echando miradas comprometedoras a las jóvenes que se cruzan en tu ágil y acompasado trote y algunas incluso te reconocen.

    Cierto que la suerte para nosotros ha sido saber que nuestro amigo está fenómenal,no se si su cuerpo aguantará bajar La Manú o se quedará en Esquiró tomando un Wiskito,pero lo cierto es que sus amigos del Valle Eduardo, Blanca, Alex, Edu…le esperan con gran alegría, y Begoña merece descansar y tener un respiro,que el 2008 para ella fue muy intenso. Quiero creer que han colaborado nuestras peticiones a ese pequeño (me imagino de fina talla, no podía ser de otra forma) que tienes en el velador y ha dado respuesta positiva con intensa alegría para todos los que queremos al gaditano de Serrano

    Yo ya no quiero nada más por Reyes.

    Me gusta

  3. 3 wallace97 diciembre 22, 2008 en 9:32 am

    Duende, perfecto, los premios tendrían que ir siempre por orden riguroso de necesidad. Tu frase “si nunca le cayó una desgracia…¿por qué iba esperar tanta gracia?” es la que siempre me he dicho, y creo que cuando imploramos la suerte deberíamos ser conscientes de que nos puede tocar cualquiera de las dos, la buena y la mala, porque no hay razón para que la mala sea para los demás y la buena para nosotros, así que es mejor no tentarla y dejarla que se difunda como y por donde quiera.

    A mí me vale el premio, saber que una persona supera una enfermedad es una alegría para todos. Porque los demás problemas pueden esperar mientras haya salud.

    Que los premios de la lotería, les toquen a quienes les toquen, sean disfrutados con sentido común.

    Me gusta

  4. 4 Angelus P. diciembre 22, 2008 en 11:32 am

    Mientras resuena la letanía de los mil euros (creo que aún estamos a tiempo de “cazar” el gordo), por lo tanto la esperanza subsiste, espero que disfrutéis con esto:

    Espero que os toque la salud a todos, que no es poco. Feliz Navidad.

    Me gusta

  5. 5 Zoupon diciembre 22, 2008 en 11:35 am

    Un gran amigo curado, eso sí es un gordo. Y como Félix tiene tantos amigos y allegados, siguiendo el tópico se puede decir que es un premio muy repartido. Muy enhorabuena.

    En cuanto al gordo de dinero, yo aún mantengo viva la esperanza de que hoy, justo al terminar el sorteo, comparezca Bibiana Aído en rueda de prensa para comunicar que en Consejo de Ministros extraordinario, a ruego del Ministerio de Igualdad y en aras de la ídem, se ha aprobado por Decreto-Ley que este año el gordo y la gorda nos toque a todos y a todas: Para que luego digan que no hacen nada contra la crisis.

    Me gusta

  6. 6 Úrsux diciembre 22, 2008 en 11:44 am

    Duende: eres la ostia.

    Me gusta

  7. 7 José Ramón diciembre 22, 2008 en 1:37 pm

    De acuerdo en todo, Duende. No quiero ni que me toque el gordo ni que me toque una desgracia. Que me quede como estoy. No quiero loterías, ni buenas ni malas.
    En cuanto al sonsonete de los famosos “ninios”, también me parecen un soberano tostón. Sólo sirven como mantra que anuncia la Navidad. Pongas la emisora que pongas, vayas al bar que vayas a tomarte un café, cojas el taxi que cojas, ahí está la murga.
    Tú lo relacionas con la transmisión de los encierros de San Fermín, pero al menos éstos son cortos. Yo lo relaciono también con las etapas ciclistas por la radio. Insoportables. Dos o tres horas seguidas de voces, porque la emoción tiene que ser electrizante sin pausa.
    Y ahora, a las tres, en los noticiarios de las teles podrían poner los vídeos del años pasado, de hace dos años, tres, cuatro, cinco… que serían idénticos.

    Me gusta

  8. 8 Palinuro diciembre 22, 2008 en 2:29 pm

    Sí, lo de Félix es el mejor premio que nos podía tocar a lo que pululamos por el bosque del Duende, aunque ya lo intuimos cuando nos lo reencontramos en Asturias hace 15 días. Frank Capra tenía razón: ¡Qué bello es vivir!
    También dentro del espíritu navideño: yo, que soy un impenitente fan de recitales de villancicos reencontré a la muñeca Famosa, parto publicitario del Duende, en el corolario de un mosaico de publi-villancicos que ponía fin al concierto que la Agrupación Coral Virgen de la Paloma ofreció ayer en una iglesia de Lavapiés. Y no os podéis imaginar lo bien que sonó a 4 voces. Creo que puede ser una satisfacción añadida – aunque de otra magnitud – para el titular de este blog.
    ¡¡¡Felicidades a todos y un recuerdo muy especial para Félix, Begoña y los suyos!!!

    Me gusta

  9. 9 Charivari diciembre 22, 2008 en 3:30 pm

    Me sumo a la alegría de la salud recuperada por Félix; ya lo dice el sentir popular, que importante, importante es la salud pero no nos lo creemos hasta que ésta se pierde de una forma dramática.
    ¡¡FELIZ NAVIDAD PARA TODOS!!

    Me gusta

  10. 10 José Ramón diciembre 22, 2008 en 4:11 pm

    Como Palinuro, yo escuché ayer el recital navideño de la Coral Polifónica Villa de Seseña (sí), que consistió en villancicos medievales, renacentistas, etc, y que terminó con un popurrí de anuncios navideños: cocacola = almundoenteroquierodar, el lobo = quégranturrón, el almendro = vuelve, etc, y, por supuesto, las muñecas de Famosa se dirigen al portal.
    ¿Y la SGAE qué dice de esto?

    Me gusta

  11. 11 camiseta diciembre 22, 2008 en 4:12 pm

    la mejor noticia! Félix lo intuíamos todos. Para los demás las mejores Navidades

    Me gusta

  12. 12 julian29 diciembre 22, 2008 en 7:36 pm

    Hola a todos.

    No parece que nos ha tocado el gordo. Tampoco la gorda, como dice Zoupon. Será que no nos hace falta. A Feliz si que le ha tocado, pues sobreponerse a una enfermedad así no es una cosa facil.

    El gordo le tocó con Begoña, y todos los amigos que han/hemos hecho fuerza para que la superase. Felicidades a él y a todos, y aprovecho estas letras para desearos unas buenas fiestas, y un felicíiiiisimo 2009/2010/2011/2012…..

    Saludos a tod@s.

    Julián

    PD. Duende, como navarro me permito defender la retransmisión de los encierros de San Fermín, que aunque no son lo mismo que verlos en directo, nos permiten a los que vivimos lejos, sentirlos más cerca.

    Me gusta

  13. 13 CARMEN diciembre 22, 2008 en 9:46 pm

    Me ha encantado la frase Si nunca le cayó una desgracia …¿por qué iba esperar tanta gracia?
    FELIZ NAVIDAD a todos .Me alegro muchisimo de la recuperación d Felix,pasarlo muy bien

    Me gusta

  14. 14 Bachí diciembre 22, 2008 en 9:51 pm

    Lo siento Duende. No me compares la retrasmisión de los encierros de San Fermin con los de la Lotería. Por cierto antes los cantaban mejor.
    Desde pequeña los veía con mi madre en directo para después irnos a la Mañueta a comprar los churros.Es algo idescriptible.Cómo se nota que no lo has vivido.
    A mi edad sigo enchufando la T.V.para verlos,aunque no sea lo mismo.
    Me alegro de la recuperación de tu amigo Felix

    Me gusta

  15. 15 DOLOROSA diciembre 23, 2008 en 10:56 am

    Totalmente de acuerdo con el Duende y con José Ramón. La cantinela de los niños de San Ildefonso es insoportable. Y yo añadiría que las felicidades que se prodigan estos días, podrían extenderse a todos los días del año ¿O es que sólo tenemos derecho a ser felices en Navidad? POr eso os deseo a todos que seais felices ahora y siempre. Pero para no perder la costumbre FELICES FIESTAS.

    Me gusta

  16. 16 adela diciembre 24, 2008 en 12:23 am

    Me alegro muchísimo de la recuperación de tu estimado amigo, eso si que vale la pena en la vida!.
    Fue bonita la ilusión de todos modos, de compartir decimos de Navidad, voy a guardar el número en recuerdo del blog del Duende y además con la firma de Wallace97 🙂

    Me gusta

  17. 17 Marina diciembre 25, 2008 en 1:13 am

    Querido Duende y amigos del bosque, os deseo a todos Felix-idad= Fortaleza.
    Quiero que vuestros planes más importantes y los planes del destino, se encuentren en cada esquina de la vida.
    ¡¡¡Que seáis buenos!!! Es la mitad de la felicidad.
    Wallace, ¿”caes” ahora?.¡Ya te vale,eh!…

    Me gusta

  18. 18 Ángela diciembre 29, 2008 en 7:22 pm

    Yo no estoy de acuerdo con el Duende, muy poco me gustan a mí estas fiestas, pero la cantinela de la Lotería, que me acompañaba al colegio cada 22 de diciembre, anunciando que era el último día de clase, era -y sigue siendo- algo extraordinario. Creo, sólo una vez seguí aquella letanía pegada al televisor, y por alguna razón que no acierto a recordar, me emocioné casi igual que los niños de San Ildefonso en el momento de cantar el gordo.
    El telediario del 22, la verdad, es el que más me gusta ver de todo el año, aunque se repitan los escenarios, los ángulos del cámara y los deseos de los agraciados sean siempre los mismos.
    Desde luego me cargaría muchas más cosas antes que esa retrasmisión. Y muchísimas más antes que la retrasmisión de los San Fermines.
    Sí estoy de acuerdo en compartir con Félix y Begoña mucho tiempo su gordo de estas Navidades. Un abrazo a todos.

    Me gusta

  19. 19 angel mayo 14, 2009 en 7:05 pm

    Es la mejor página para encontrar números de Navidad

    Me gusta


Comments are currently closed.



Siluetas de RNE

Duendes suscritos:

Suscripción

Suscripción por email

Publicaciones:

PARAÍSO DE HOJALATA
Una Infancia de Hojalata

Ir directamente a

Blog Stats

  • 1,341,141 hits

A %d blogueros les gusta esto: