Señor, que el Zapatero prodigioso acierte

Los ojos del presidente lanzando los destellos del niño de Freixenet...

Los ojos del presidente lanzando los destellos del niño de Freixenet...

Si quieres ser feliz, como me dices/ no analices, muchacho, no analices (Joaquín Bartrina) No era precisamente del poeta favorito del presidente, que prefiere a su paisano Gamoneda. Pero era la frase que el Comité de Comunicación estimaba más oportuna para no volverse a meter en jardines en el tradicional mensaje de fin de año. Promesas vagas, brindis al sol, posibilismo onírico, voluntarismo redentorista, pachulí dialéctico, citas literarias. Coherencia en definitiva con el consejo de su asesor más considerado: no digas nada, presidente, pero dilo muy bonito y que la señora Petra te siga diciendo ¡guapo! cuando sales por la tele.

Los años anteriores su pico de oro y su tradicional y patriótico optimismo le habían jugado sendas malas pasadas. En 2006 predijo con pasmosa seguridad el fin del terrorismo y al día siguiente estalló una bomba tremebunda. En 2007 aventuró que seríamos campeones de la economía y que éste sería el año del pleno empleo cuando ahora las oficinas del INEM no dan abasto para atender a las colas de parados. Los expertos en comunicación dieron un puñetazo en la mesa y exigieron un cambio.

-No te metas en jardines, jefe.

-De acuerdo-admitió el Presidente-Pero…¿cómo puedo seguir siendo el que soy y contrarrestar, además, ese video navideño de la oposición?

Todos los Comités de Expertos en Comunicación tienen un genio. Y el talento de turno propuso un video alternativo que podríamos describir así. En un horizonte rosa infinito, perfilada contra el cielo a modo de Escarlata O´Hara, aparecía la silueta del presidente. Lucía un traje blanco de príncipe de cuento, eso sí, modernizado por Vittorio y Luchino con unos detalles muy originales, y avanzaba lentamente hacia cámara con su natural donosura mientras pajarillos mariposas felices y demás criaturas del bosque coreaban la banda de sonido. Sonaba ésta como la de La bella durmiente de Walt Disney, pero aunque los voces argentinas y los gorgoritos eran del mismo estilo, cantaba esta otra letra oportunamente escrita: Este mundo encantadooor/ puede ser mucho mejoooor/ si hacemos nuestra labooor/ con talante y con amooor…

Esta ambientación mágica enmarcaba un acting a tono con su mensaje. Portaba el presidente una rama de olivo en una mano y una rosa roja en la otra, y marcaba unos pasos de elegante ballet al ritmo del emotivo jingle. Pero a continuación, un curso acelerado del mago Tamariz y los inevitables efectos especiales convertían a la rosa en la paloma de la paz, a la paloma en el búho de Minerva, símbolo de la sabiduría, y al avechucho en un angelito que con un cuerno de la abundancia, manejado a modo de manga pastelera, iba escribiendo en chorros de oro las palabras Paz, Prosperidad y Progreso sobre el mapa de las diecisiete comunidades autónomas españolas. En ese momento, el presidente, emulando al niño de Freixenet, sonreía a cámara y lanzaba un guiño que era un puro destello de diamantes, al tiempo que una voz en off grave y solemne, pro humanizada por un leve trémolo emocional decía: No hay fronteras para el progreso…A lo hecho, pecho. Y este año, además dos de berberechos. Qué bonito, cerrar con un tierno homenaje a los célebres dos huevos duros de Groucho Marx.

La película estaba prácticamente rodada por Pixar, pero no obtuvo el visto bueno del partido porque una de las ardillitas del bosque que coreaban el jingle se parecía sospechosamente a un tal Pepín. Con lo que a falta de mejores argumentos, y olvidando lo que había dicho en el Congreso al catastrofista líder de la oposición cuando pitaban oros –señor Rajoy, es usted un profeta de desastres y un desastre de profeta, porque nuestra economía va mejor que nunca- el presidente volvió a las andadas y volvió a prometer prodigios.  Diagnosticó, oh sorpresa,  que en el segundo semestre de 2009 ya empezaremos a remontar la crisis y a crear empleo.

En el Comité de Comunicación bramaron: ¡no analices, muchacho, no analices!…¿No ves que en boca cerrada no entran moscas? Alguno más rotundo no se anduvo por las ramas: la cagaste, Burt Lancaster. Sin embargo, en la acera de enfrente, una señora del PP con tres hijos en el paro aprovechó la Misa de la Familia para mirar al cielo y elevar una plegaria insólita en ella.

-Señor, Señor…¡Haz que esta vez el presidente acierte!

Anuncios

15 Responses to “Señor, que el Zapatero prodigioso acierte”


  1. 1 MARIBEL diciembre 29, 2008 en 9:57 am

    yo pido lo mismo que la señora “por favor que sea verdad que esto tiene un fin…pero pronto”” pero lo triste esque todavia no se ve la luz al final del tunel…besos

    Me gusta

  2. 2 wallace97 diciembre 29, 2008 en 10:21 am

    Por más vueltas que le doy, sólo puedo adjudicarle un valor a ZP: sus dotes indiscutibles para inscribirse en el libro Guinness como la persona con mayor capacidad del mundo para hablar sin decir nada. Ni ha habido, ni hay, ni habrá rival que le llegue a la atura de los zapatos a este Zapatero.

    Y por más vueltas que le doy, no entiendo (bueno, lo peor es que sí lo entiendo) por qué a estas alturas este gobierno de la señorita Pepis que tenemos no se ha llevado ya una moción de censura que le hubiera barrido como se merece, y hubiera dado con todos sus miembros y miembras en los cubos de reciclaje de basura política.

    Y hay algo a lo que no necesito darle vueltas: la puñetera verdad, aunque escueza, es que lo tenemos merecido, sea por credulidad, sea por pasotismo, sea por consumo de estupefaciente mediático distribuido por sus propios camellos.

    Me gusta

  3. 3 Zoupon diciembre 29, 2008 en 10:33 am

    Suscribo lo que dice Wallace de la cruz a la fecha. ZP no sólo no dice nada, sino que sus homilías resultan lentas, pesadas, cursis y aburridas. Cuando no pueden dormir, las ovejas piensan en un rebaño de Zapateros saltando una valla.

    Me gusta

  4. 4 Palinurova diciembre 29, 2008 en 1:04 pm

    Totalmente de acuerdo con todo lo dicho anteriormente. Pero además se puede suponer con cierto fundamento que encima tiene un mal café que le hace pasar por encima de todo con tal de conservar el poder. La señora podría añadir: .. y protégenos,Señor, de los políticos que nosotros mismos hemos elegido.

    Me gusta

  5. 5 Palinuro diciembre 29, 2008 en 6:54 pm

    Cualquier gobierno que hubiera tenido que rectificar como lo ha hecho el de ZP (conversaciones con los terroristas, negación de la crisis, virage en política exterior, de “fuerzas de la paz” a aumentar nuestros efectivos en Afganistán, etc.) hubiera sido barrido en las encuestas. Aquí, gracias a la inercia del voto de las masas drogadas por los medios controlados por Pepín y Rubalcaba y a la inoperancia de la oposición, solo consigue un empate la alternativa. Lo peor es que, ¿qué queda entonces?
    Dicho lo cual, a pesar de todo, yo también pido como la señora de la misa de la Familia: ¡Que acierte, Señor, que acierte!

    Me gusta

  6. 6 El Duende de la Radio diciembre 29, 2008 en 9:17 pm

    …El “consumo del estupefaciente mediático”, que dice el siempre analítico Wallace. Me quedo con la frase.

    Aunque es verdad que también vende la envoltura. Y entre las sonrisas, las buenas maneras, el saber decir a cada cual lo que quiere oir -he ahí Esperanza-y el corifeo de los artistas guay, hay que reconocer que el producto ZP se vende mejor que las alternativas.

    Me gusta

  7. 7 Carlos Suárez Pazos diciembre 30, 2008 en 12:19 am

    Pues yo sigo pensando que este país tiene no sólo los políticos que vota si no los que se merece.
    Somos el único país en el que se sigue emitiendo Gran Hermano, por algo será.

    Me gusta

  8. 8 Palinuro diciembre 30, 2008 en 2:07 pm

    Claro, la envoltura es más atractiva, por eso se vende mejor. Ese ha sido siermpre un mérito indiscutible de la izquierda. ¡Hasta consiguieron que se hablara de ella como la “gauche divine”! Eso, por una parte. Por otra, coincido con Carlos Suárez: los políticos – igual que los abogados, ingenieros, arquitectos, fontaneros, etc. – no son enviados de Satán en un mundo seráfico. Son una extracción del pueblo y, por lo mismo, un muestrario de sus mejores y peores cualidades. Si no nos gustan, debemos mirar más hacia nosotros mismos – como colectivo – y tratar de mejorar aquello de lo que ahora abominamos. Podría ser un objetivo plausible para el Nuevo Año.

    Me gusta

  9. 9 camiseta diciembre 30, 2008 en 4:26 pm

    ¡¡Bingo!!!Palinuro… y eso es así, son un reflejo más de la sociedad, si lo que ésta demanda es Gran Hermano porque es lo que más gusta, quizás no podamos aspirar a otra cosa

    Me gusta

  10. 10 Palinuro diciembre 30, 2008 en 5:37 pm

    Debemos aspirar, Camiseta, aunque ahora lo veamos improbable. No veamos como inevitable el “lasciate ogni speranza” del Dante, aunque solo sea para tener un objetivo ilusionante.

    Me gusta

  11. 11 wallace97 diciembre 30, 2008 en 7:32 pm

    Espero y deseo que las serias dificultades que esperan a esta sociedad, al menos sirvan para sacarnos del mundo de hadas y que seamos capaces de ver el plumero de una vez por todas a los grandes manipuladores, que creo que están bien a la vista, dado que en las últimas décadas no se han molestado ni en disimular.

    Y de paso, que caigamos de una vez en la cuenta de que votar debería ser algo mucho más serio que ver un partido entre dos eternos rivales, y que seamos capaces de exigir responsabilidades a los responsables, que para eso lo son, aunque no tengan ni idea de lo que significa la palabra responsabilidad.

    Me gusta

  12. 12 José Ramón diciembre 31, 2008 en 6:30 pm

    Lo habéis dicho todo. Sólo me queda desearos feliz año 2009.

    Me gusta

  13. 13 Zoupon diciembre 31, 2008 en 7:29 pm

    Un nuevo año, una nueva esperanza. Agarrado a un clavo ardiendo, os deseo un muy feliz 2.009, especialmente a los que 2.008 les resultó tan duro.

    Me gusta

  14. 14 lola diciembre 31, 2008 en 9:35 pm

    Que se cumplan todos vuestros sueños en el 2009.

    Me gusta

  15. 15 Ángela enero 5, 2009 en 8:09 pm

    ¿Qué sueños Lola?, si yo la verdad lo que pienso es que el gran problema de la sociedad actual es la falta de sueños. La ilusión mueve el mundo, y estamos rodeados de desencanto.
    Los que tengáis un sueño, persegidlo.

    Me gusta


Comments are currently closed.



Siluetas de RNE

Duendes suscritos:

Suscripción

Suscripción por email

Publicaciones:

PARAÍSO DE HOJALATA
Una Infancia de Hojalata

Ir directamente a

Blog Stats

  • 1,341,141 hits

A %d blogueros les gusta esto: