La arpía insaciable

Ojo. Hay en casi todas las oficinas arpías o vampiresas disfrazadas de impresoras...

Ojo. Hay en casi todas las oficinas arpías o vampiresas disfrazadas de impresoras...

Venancio, al que sus amigos llamaban Buenancio, era un mediano empresario, amaba su familia, quería sacar adelante su negocio, no tener problemas con los sindicatos y estar a bien con Dios.

-Padre -le preguntaba a su director espiritual- ¿No hay ninguna bienaventuranza para los que creamos puestos de trabajo? ¿No veremos también nosotros a Dios?

-No seas tan primitivo, hijo. Cristo no podía estar en todo.

-¿Y san Pablo?-insistía Buenancio- En lugar de a los Corintios o a los Colosenses…¿no podía haber escrito una miserable epístola a los empresarios que tan mal lo pasamos en tiempos de crisis?

-Acuérdate del Evangelio de Mateo– le consolaba el pater- Mirad los pájaros del cielo. No siembran, ni cosechan, ni acumulan en graneros. Y, sin embargo, el Padre que está en los cielos los alimenta. ¿No valéis acaso más que ellos?

Mientras la divina Providencia hacía lo que aquí pensamos que es función del gobierno, Buenancio seguía trabajando sin más concesiones a la debilidad que poner sus ojos de vez en cuando en Loli. Loli había sido su secretaria en los años más duros de la empresa. Cuando ésta creció, Loli ascendió y se hizo cargo de la dirección administrativa. Buenancio, que siempre la había mirado con cierto paternalismo, la veía ahora como una mujer solvente, eficaz y, por añadidura guapa. Acaso debería de haber tenido en cuenta esta escala de valores, porque la sensibilidad social había cambiado y la autoestima de la mujer también. Pero él era un tipo clásico, y una mañana en la que la crisis había hecho especial mella en su ánimo, tuvo un rasgo de debilidad imperdonable.

-Buenos días, Loli-dijo cuando le vio entrar apresuradamente en el ascensor- Está usted muy guapa esta mañana.

Loli, que desde que se alejó de Buenancio era miembro (o miembra) activa del FIAT (Féminas por la Igualdad  Absoluta en el Trabajo) le devolvió los buenos días con una mirada furibunda. Buenancio se dio cuenta de su metedura de pata. Era el Día de la Mujer Trabajadora, y debía haber halagado a su subordinada de otra forma.

-Perdón, Loli-rectificó-Quise decir que, primero, es usted, ante todo, igual ante la ley que todos sus compañeros. En segundo lugar, más preparada y eficaz que la mayoría de éstos. Y, por añadidura, y no vea en ello nada malo, una mujer hermosa.

Demasiado tarde. Aquélla noche Buenancio soñó que, mientras dormía, una arpía hacía presa en su cuerpo, bebía su sangre y le vaciaba las entrañas. Despertó sudoroso y convulso. Durante todo el día siguiente estuvo dando vueltas a la cabeza buscando el significado del sueño. ¿Era el fantasma de Bibiana Aído, que se cebaba en su inocencia, el  presagio de una inspección laboral o la metáfora de la crisis que le devoraba?

Llegó a la oficina y su secretaria Gertrudis, solvente, pero fea, le sacó de dudas.

-Otro golpe de la puta impresora, Venancio -le dijo en un tono no precisamente respetuoso- Esta vez se han acabado los cartuchos de cyan y de magenta al mismo tiempo, y me debes veinticuatro euros…Qué manera de chupar…tinta, naturalmente.

Notó cierto retintín en las últimas palabras de su secretaria, pero se quedó tranquilo. Al fin y al cabo, la culpa de su angustia era sólo la codicia de la multinacional japonesa que le vendió una impresora insaciable.

Anuncios

8 Responses to “La arpía insaciable”


  1. 1 Pemberton marzo 10, 2009 en 8:16 pm

    Noticia: “Las Medallas de Oro al Mérito en las Bellas Artes del año 2006, a los cantantes Raphael, Rosendo y Joaquín Sabina, al cantaor Enrique Morente etc etc”.

    La patochada de Paco Camino y José Tomas es como si el arte solo fuera lo que ellos deciden que sea. Si Velázquez o, sin ir mas lejos, Picasso, si hubieran ido a ARCO 2009 habrían devuelto a sus progenitores hasta las medallas de la primera comunión y no me consta que lo hayan hecho …de momento..
    Siguiendo la pauta marcada por los dos toreros , Placido Domingo y Montserrat Caballé deberían devolver las suyas, porque a Rosendo y Cia les premiaron con la dichosa medallita.
    Odio todo lo excluyente….me gusta Rivera y también José Tomas…aunque a fuer de ser sincero me gusta mucho mas la novia de Fran que la del maestro de Galapagar
    Un abrazo

    Pemberton

    Me gusta

  2. 2 José Ramón marzo 10, 2009 en 10:50 pm

    ¿Se puede? ¿Me he equivocado de sitio?
    Esto es como aquella tienda de fotografía del chiste de Eugenio.

    Entra uno a la tienda y empieza:
    -De joven no quise estudiar. No seguí los consejos de mis padres. Además me casé muy pronto, y vinieron los hijos. Así que ya ve usted: un trabajo malo, un sueldo muy bajo, una familia difícil de mantener. Fue entonces cuando…
    El de la tienda de fotos le interrumpe:
    -Oiga, oiga. ¿A qué viene todo eso? ¿Por qué me cuenta usted todo eso?
    -¿Eh? Yo pasaba por la acera y he visto el letrero en el escaparate, el que dice “pase a revelar su rollo”.

    Pues eso.
    Ya no me acuerdo lo que iba a decir.
    Ah, sí. Que ahora te venden una impresora que además es fotocopiadora y escáner por 200 euros. Qué maravilla. Qué barato. El problema es que cada cartucho vale treinta o cuarenta euros, y están hechos de espaldas al pueblo. Van compactos, y con que se gaste un solo color tienes que comprarte uno entero. Ahí está el negocio.

    (Por otra parte, estoy de acuerdo con Pemberton).

    Me gusta

  3. 3 adela marzo 11, 2009 en 11:45 am

    Yo tambien! a mi me encanta que le den la medalla a Fran por el arte que tiene y ser tan guapo ( eso lo añado yo ya que de toros no entiendo ni entenderé)!, que no se equivoquen los hombres, a las mujeres nos encanta, como a vosotros, que nos digan lo guapas que estamos, sólo puede molestar el tono o el vocablo, con elegancia y respeto se agradece siempre y no significa más que una expresión positiva. No deberían darse por aludidos los hombres que no deben de hacerlo, puesto que tienen un elevado nivel de educación y sensibilidad. La igualdad es un recordatorio para los que se consideran superiores o con más derechos por ser hombres . Me viene a la mente un ejemplo televisivo, ¿por qué está siempre Susana Griso guapísima en su tertulia y rodeada de hombres que son los únicos que opinan de los temas actuales? eso no me parece igualdad, aunque sea ella la que modera el debate, y muchos ejemplos más en otras tertulias, se siguen dando imágenes bastante falsas de lo que realmente es la igualdad de derechos.

    Me gusta

  4. 4 Charivari marzo 11, 2009 en 11:52 am

    ¡La civilización del desperdicio! en eso estamos inmersos desde los años 70 y ya se empiezan a ver “los frutos”.
    Tendríamos que aprender a admitir lo de otros sin alterarnos, sin excluir… pero ¡es tan difícil!

    Me gusta

  5. 5 Zoupon marzo 11, 2009 en 12:57 pm

    Ahora me explico porqué la Fiat sacó hace unos años dos modelos de parecido tamaño bajo los nombres de Fiat Bravo y Fiat Brava, adelantándose unos años al modo de expresarse del lehendakari de los vascos y de las vascas. Resulta que no es una fábrica turinesa de coches, sino un grupo feminista.

    Y también averiguo por fin por qué en el Fiat de mi amigo Julio hay espejitos con luz en ambos parasoles delanteros, cuando lo habitual en otros muchos coches es que sólo venga en el del acompañante.

    Lo que no sé es a qué espera Doña Bibiana para cambiar su Touriñomóvil oficial por un Fiat.

    Me gusta

  6. 6 Ángela marzo 11, 2009 en 5:56 pm

    Adela por esa razón, lo de torear bien y ser guapo, deberían habérsela dado a su hermano mucho antes. Mejor torero y espectacularmente guapo, si se trataba de agasajar a la familia Ordóñez, el candidato era el hermano. De cualquier forma, hay muchísimos más que se la merecen antes que Fran o Cayetano.
    Tampoco coincido en lo de la Griso, me parece que estaba estupenda y lo que es más importante, era creíble, dando las noticias del telediario, sin los labios y los pómulos operados. Para mí, ha perdido credibilidad al frente de su programa matinal.

    Me gusta

  7. 7 Palinuro marzo 11, 2009 en 7:27 pm

    Esta vez me pilláis en fuera de juego. La tauromaquia es un universo muy lejano al que habito y los programas matinales de las televisiones patrias y la mayoría de los nocturnos me son completamente ajenos.
    Adela, ¿no será que la preponderancia de coloquiantes masculinos y de presentadoras no es más que un reflejo numérico de la realidad?

    Me gusta

  8. 8 adela marzo 13, 2009 en 8:26 pm

    Pues no lo creo Palinuro, aunque la verdad es que he puesto un mal ejemplo, puesto que lo que viene de la televisión tiene unos directivos y estos unas ideas no precisamente independientes, cuando sale el producto ya está muy manipulado y ni los informativos me parecen reflejo de la realidad. Tienes toda la razón Angela respecto a Cayetano 🙂

    Me gusta


Comments are currently closed.



Siluetas de RNE

Duendes suscritos:

Suscripción

Suscripción por email

Publicaciones:

PARAÍSO DE HOJALATA
Una Infancia de Hojalata

Ir directamente a

Blog Stats

  • 1,339,762 hits

A %d blogueros les gusta esto: