La Velo Solex

¿Se puede volver atrás por el túnel del tiempo en Velo Solex?...

¿Se puede volver atrás por el túnel del tiempo en Velo Solex?...

De vez en cuando aparece una pavesa  del pasado y nos recuerda que el tiempo vuela. Suele ser un flash amable, porque la memoria es selectiva, y borra fácilmente las huellas tristes.  Hace unos días el Duende evocaba cómo a los diecisiete años dio en la mesa de trabajo de compañero Pepe Cruz Novillo con  un juguete ya imposible de encontrar en las jugueterías.  Era el autobús de hojalata de RICO, amarillo y rojo, tan patriótico, tan sencillo, tan bonito. A esas alturas de la vida, se había convertido casi en una antigüedad. Fue verlo y emprender lo que Marcel Proust describía tan minuciosamente después de morder la magdalena famosa. O sea, la búsqueda del tiempo perdido.

El Duende tiró de él con un cordel invisible que arrastraba una ristra de juguetes ya fuera del mercado. Otros amigos suyos miran a otro tipo de juguetes. Manuel Gasset, por ejemplo, pertinaz conservador de todo brillo crepuscular, mima con esmero un precioso Morris Minor de mitad del siglo pasado. Es de color verde, coqueto y proporcionado, fiel representante de una estética donde el utilitarismo todavía convivía las formas clásicas de las berlinas. Se abrían sus puertas y de él podía salir David Niven, Trevor Howard o James Mason, galanes ingleses de la época. Hoy el que sale -y sólo en ocasiones solemnes, como bodas y bautizos- es Manuel. Peina y viste más o menos como aquellos, porque sigue mirándose en los escaparates de Saville Row, pero se ve que es actual porque ahora lleva en su coche joyita un GPS. Renovarse o morir.

Este puente Manuel y Tatala, su encantadora y más que santa esposa, le habían invitado al Duende a  su bonita casa de San Sebastián. Oficialmente el pretexto era disfrutar de unos días que el INM pronosticaba soleados y tranquilos. La realidad es que Manuel quería pasar a Francia y rescatar ese ciclomotor prehistórico cuidadosamente restaurado por un manitas en Bayona. Como el Duende  también tiene el MNI  (Mastes en Nostalgias Inútiles), aceptó de buen grado.

Esta bicicleta con motor que transmite su potencia a la rueda delantera es negra, y  tiene una estética parecida a la de las hormigas voladoras. En realidad se asimila más a aquella motocicleta con la que los héroes del Alcázar de Toledo molían la harina para hacer el pan que a otras míticas, como las  de Easy rider o aquella otra con la que se fugaba Steve Mac Queen en La gran evasión. Pero las motos antiguas, como los juguetes, quedan en el corazón por los recuerdos que traen del pasado. Y el Duende no olvida la envidia que le daba otro amigo de los veranos de la infancia, también llamado Manuel -más bien Manolón- propietario de una Velo Solex en la que iba de Madrid a Arenas de San Pedro. Tardaba cinco horas por la carretera Alcorcón-Plasencia , y viajaba, naturalmente, sin casco, porque no era obligatorio, y no había mayor placer para el motorista que sentir el golpe de aire en la cara y respirar así  la libertad.

Claro que entonces éramos más que jóvenes. Y a ver quién le explica a Manuel Gasset que, a la velocidad de su flamante Velo Solex, es difícil volver atrás por el túnel del tiempo.

Anuncios

7 Responses to “La Velo Solex”


  1. 1 Julio marzo 21, 2009 en 2:38 pm

    ¿Y por qué no se va poder regresar en Velox solex al pasado? Cosas más imposibles quieren hoy día que creamos.

    ‘Fe, es creer en lo que no vimos’, según nos enseñaron en los tiempos del Velo Solex.

    Resulta mucho más fácil regresar al pasado a lomos de un V.S. que creer en lo que nos dicen. Con un cacharro de aquellos, no se necesita fe ninguna.

    Me gusta

  2. 2 DOLOROSA marzo 21, 2009 en 8:33 pm

    Creo Duende que a todos nos gustaría volver al pasado, no porque fuera mejor que el hoy, sino por pura nostalgia de unos años que nunca volverán. Es curioso que los que escribimos, siempre hablamos del ayer. Tanto en relatos como en poesía. En mis poemarios siempre hay algún poema sobre este tema y abusando de tu amabilidad, me tomo la libertad de insertar uno en este espacio.

    JUEGO IMPOSIBLE

    Quisiera jugar con muñecas,
    vestirlas de tules y encajes
    y peinar sus cabellos de seda.
    Saltar en las piedras del río
    sin mojar mis zapatos nuevos
    y después,
    cuando llegue la tarde,
    empaparme de lluvia
    y jugar a encontrarme.

    Me gusta

  3. 3 maribel marzo 22, 2009 en 10:10 am

    bueno yo ahora mismo solo me gustaria volver hacia atras por la crisis…porque aunque ya estoy entrando en edad me siento estupendamente bien, en todos los aspectos …….. y me vais a perdonar pero no me acuerdo de la “velo solex” la primera que yo recuerdo fue la “derbi variant”…como corria …. feliz dia!!!

    Me gusta

  4. 4 Palinuro marzo 22, 2009 en 11:19 am

    Dolorosa, creo que la nostalgia por el pasado se basa en que nuestra memoria es selectiva y tendemos a recordar solo lo agradable o placentero de nuestras vivencias, y tendemos a idealizarlas. Si también reviviéramos los malos momentos, tal vez otro gallo nos cantara.

    Me gusta

  5. 5 adela marzo 22, 2009 en 9:26 pm

    Quizás recurrimos a la nostalgia cuando no nos gusta el presente, y gracias a esa selección de la memoria a la que te refieres Palinuro, nos reconforta el pasado, personalmente prefiereo vivir el presente y desprenderme lentamente del pasado 🙂

    Me gusta

  6. 6 Zoupon marzo 23, 2009 en 11:29 am

    Duende, el INM que citas en tu artículo, Instituto Nacional de Meteorología, ya no existe puesto que ha cambiado su nombre por el de Agencia Estatal de Meteorología. Un cambio que no garantiza que llueva más en Murcia o que hiele menos en Soria, pero que seguro que costó una pasta en rediseño de logotipos y otras cuestiones prescindibles. Ha pasado bastante desapercibido el cambio, pero lo de sustituir “nacional” por “estatal” va mucho con los tiempos.

    Me gusta

  7. 7 anonimo.¡ junio 29, 2009 en 1:21 pm

    no entiendo nada esto no es lo que estoy buskandoooo
    cualquiera la verdad kuallllquieeeeeeraaa

    Me gusta


Comments are currently closed.



Siluetas de RNE

Duendes suscritos:

Suscripción

Suscripción por email

Publicaciones:

PARAÍSO DE HOJALATA
Una Infancia de Hojalata

Ir directamente a

Blog Stats

  • 1,339,907 hits

A %d blogueros les gusta esto: