¿Se ha convertido Almodóvar en un coñazo?

A muchos nos gustaba más el Almodóvar de sus comedias...

A muchos nos gustaba más el Almodóvar de sus comedias...

Hasta Charles Chaplin se puso melodramático en Candilejas. Es muy corriente que los cómicos  acaben queriendo hacer tragedias, como si lo de militar en la risa  les fuera a  negar la categoría que Shakespeare le daba a  Lawrence Olivier o a John Gielgud. Salvando la distancia, es lo que le pasa al Duende, que de vez en cuando se despierta sofocado porque ha soñado que sus lectores le acusan de haber olvidado sus principios.

-Yo era considerado un humorista, ¿sabes?-le confesó a Homper cuando se lo encontró en la cola del autobús.

-Ya comprendo….La tía Clota también está preocupada con la deriva de Pedro Almodóvar. El otro día escuchó a uno de esos que chismorrean en la radio y criticando su última película decía que el manchego se ha convertido en un coñazo. Ya te puedes imaginar cómo fue nuestro diálogo de ayer.

La tía Clota fue incontenible. De entrada, no sabía cómo explicar a sus amigas Edwina y Thelma la palabra coñazo.

-Es muy feo, ¿no?-se quejaba la tía-  Dime, Hom…¿Por qué eso, tan femenino, tiene que simbolizar algo negativo o malo? ¿No podían los españoles deciir, con perdón, un penazo, un carajazo o?…

La tía Clota no se atrevió a decir un pollazo. Ella era licenciada en Filología, había enseñado español en una universidad estadounidense y consideraba que aunque el vocablo hubiera sido admitido en el diccionario ella no lo debería usar.

-Porque además de ser una muestra más de machismo,  una profesora debe hablar bien, ¿no? -se explicaba- Pero ahora resulta que todo el mundo recurre al coñazo. Lo usan también mujeres, incluso ministras… Hasta Rajoy, que debe de ser de colegio de pago, dijo que los desfiles militares eran un coñazo…

-Tía, el lenguaje se vulgariza -argumentaba Homper- Eso forma parte de la cosmética de la democracia. Si no se puede redimir al plebeyo, hablemos como él para que se crea que somos iguales.

La tía Clota admiraba a Almodóvar porque cuando vio Mujeres al borde de un ataque de nervios pensó que era un tipo ingenioso y brillante. Luego llegó ¡Qué hecho yo para merecer esto! y se partió de risa. Pero desde que Pedro quiere ser Douglas Sirk –considerado por algunos como el rey del melodrama elegante- le interesa bastante menos.

-Es una pena que se haya aburrido de su talento para la comedia-decía conteniendo en la risa- Te voy a decir una confidencia…A tu tía Oscar y a mí nos gustaba ver el cine por la tele juntos…Hacíamos manitas, incluso…Y después de ver Mujeres al borde, no se si emocionado o excitado, quiso convencerme de que éramos capaces de repetir esa escena de amor tan…ejem…que abre la película…¡Ja, ja!…

Lo recordarán. La sufrida señora de la limpieza que encarnaba Carmen Maura limpiaba la ducha de un gimnasio. En éstas irrumpía un atleta cachas se abalanza sobre la buena mujer y, sin  mediar palabra, echaban un polvo vertical para el que hay que ser muy buen gimnasta. La anciana comentó entre risas sus pícaras tentativas…Primero se les cayó la ducha de alcachofa y pusieron perdido el baño. Luego se cayeron ellos mismos. Y, muchos fracasos después, alcanzaron el éxtasis en un sillón de mimbre que llevaron al cuarto de baño mientras la ducha caliente envolvía en vapores sus locuras de amor.

-No sabes el partido que le hubiera sacado Almodóvar. ¡Qué pena que se haya vuelto  tan coñ…!- y se interrumpió, muerta de risa- Bueno, tan pretencioso…

Anuncios

15 Responses to “¿Se ha convertido Almodóvar en un coñazo?”


  1. 1 José Ramón marzo 22, 2009 en 1:39 pm

    No sé por qué me atrevo a romper el hielo, si no he visto la última película de Almodóvar. (Tampoco vi la penúltima, ni la anterior). A mí no me gustó cuando empezaba (Pepi, Luci, Bom…, Laberinto de Pasiones, etc), porque me daba mucho repelús. Pero hay que reconocer que hacía un cine muy gamberro y novedoso. Luego se volvió más ordenado, o más coherente, o más maduro, y ya me gustó más. Me pasa como a tía Clota: Mujeres al borde… y Pero qué he hecho yo… (¡qué títulos tan largos!) me gustan mucho.
    Y luego Almodóvar se dio cuenta de que era muy importante, y se volvió importante. Sus ¿cinco?, ¿siete? últimas películas me parece que tienen un exceso de importancia. En fin. Cosas mías.
    Lo de coñazo es puro machismo. Si una película es cojonuda es que es muy buena. Si es un coñazo es que es muy mala. Machismo y grosería: qué bien se llevan.

    Me gusta

  2. 2 wallace97 marzo 22, 2009 en 4:29 pm

    José Ramón, me pasa lo mismo que a ti, pero no sólo con Almodóvar, sino con el cine en general. El caso más parecido me sucedió con Woody Allen.

    Hace mucho tiempo que llegué a la conclusión, equivocada o no (eso es lo de menos mientras nadie me saque del error si es que estoy inmerso en él), de que como todo en la vida actual, el éxito o fracaso de cualquier actividad, individual o colectiva, depende exclusivamente de la cuota de pantalla. Y esa se compra y se vende, así de sencillo.

    Y en ese mercadeo los hay más hábiles y los hay más torpes, los hay que compran directamente la cuota a precio de mercado, y los hay que hacen intercambios, que es bastante más barato.

    Con la fragmentación y dispersión de las audiencias en los medios de comunicación, y la consecuente dificultad en su segmentación o agrupación, se ha llegado a la comercialización directa de contenidos. Ahora se hacen películas-anuncio, noticiarios-anuncio, incluso libros-anuncio.

    Y lo peor de eso es el hecho de que el receptor (consumidor y pagador) no es consciente.

    Eso sí, Autocontrol se anuncia, paradoja donde las haya.

    Me gusta

  3. 3 adela marzo 22, 2009 en 9:11 pm

    Caray, fui a ver la película y tengo el mismo pensamiento que la tia Clota, hacia tiempo que no me pasaba lo de ayer, ir al cine y que no le vea interes a la história ni a los personajes, me perdí varias veces y deseaba que terminase, sí me gustó la fografía en ibiza, Lanzarote, los tomates rojos cortados mientras una lágrima cae sobre ellos, la playa, ah! y la concejala de asuntos sociales con 5 kilos de coca en su casa por casualidad!.
    Completamente de acuerdo con Wallace97, todo es un anuncio, pero un anuncio que te persigue y te insiste, como sigan evolucionando se meterán en nuestras camas y en nuestros sueños!.
    Por cierto puesto que tia Clota habla de polvos, no puedo evitar comentar que paseando por la playa en pleno domingo, una pareja estaban pegando un polvo con el culo al aire frente al mar y el resto de paseantes, es nomal?,es que yo sólo habia visto a los perros portarse así en la via pública y creia que habia una diferencia entre animales y personas, pues…será que ven demasiado cine de Almodovar!

    Me gusta

  4. 4 Palinuro marzo 23, 2009 en 10:43 am

    Voy a ser iconoclasta. Me pasa con Almodóvar lo mismo que con Buñuel, otro gran mito del cine español: ambos me parecen productos bien acabados de un bluff (¿se escribe así?). Las primeras películas almodovarianas fueron, para mí, un pasatiempo un poco friki adobadas con un lenguaje soez para “épater le bourgeois”. Y el burgués, para que no le acusaran de facha, encantado de ser epatado. Luego quiso imitar al Allen menos “Allen” o a Bergmman en versíon ibérica e intentó vendernos historias pretenciosas y grandilocuentes. Y como dice el Duende, Douglas Sirk lo hizo mucho mejor y con más gusto. Como Buñuel, películas gamberras con pretensiones. Para mí solo se salvan de éste algunas gamberradas matizadas con toques de humor: “El discreto encanto de la burguesía” y alguna otra en esa misma línea.

    Me gusta

  5. 5 algodonsina marzo 23, 2009 en 11:39 am

    Yo ví la película el viernes. No conocía más que “Mujeres Al Borde…” y “Volver”, y tampoco tengo más recorrido cinematográfico que el de ver producir anuncios. Vamos, de cine, nada de nada, pero saqué las siguientes conclusiones como simple espectadora:

    – La película es un petardo (así no entramos en machismos lingüísticos).

    – Está mal ensamblada, las transiciones entre pasado y presente no están bien llevadas, como dice Adela, y se hace lenta y monótona. Carece de ritmo.

    -La factura del producto no llega ni al mínimo admisible: como si te compras un traje de Valentino y te lo dan con los dobladillos sin coser y los hilvanes a la vista. He dicho traje de Valentino, por el precio y la firma. Más que nada, porque en la presentación sale el logotipo garante de que la película la hemos pagado todos los españoles, incluídos los parados (que pagamos impuestos). Y eso que patrocinadores a Almodóvar no le iban a faltar jamás. Misterios de la vida y la política.

    – La ambientación no llega ni al aprobado. Una, que ya tiene años, vivió el 92 (parte retrospectiva de la película), año en el que conoció al Duende por cierto, y sabe divinamente lo que se vestía entonces. Nuestra Pé, excepto en una escena, sale vestida y calzada de ahora mismo, como si fuera a una première en Berlín.
    Digo yo, que no es tan difícil tirar de hemeroteca…

    – Lluis Homar desaprovecha un papel de ciego que daría mucho más juego con otro actor.

    – Carmen Machi es ella misma, presente los Goya, haga de Aída, o trabaje con Almodóvar. ¿Mérito?

    – Penélope Cruz está guapísima, y eso es indudable.

    – Lo mejor de la película es, sin duda, Blanca Portillo. Desafiando a las que se convierten en caras de cera a fuerza de operaciones y botox, se come la pantalla y a todos los demás. Es como Tommy Lee Jones pero sin ser fea.

    – Lo único “vivo” de ese tostón son los minutos finales que, por otra parte, son un remake de “Mujeres…”. Vamos, que el manchego no se ha roto la cabeza creando…

    En mi opinión, no os gasteis el dinero en ir a verla. Ya os lo habeis gastado en producirla.

    Me gusta

  6. 6 El Duende de la Radio marzo 23, 2009 en 3:55 pm

    Algodonsina, qué pena que no pueda emplearte y pagarte un sueldo de crítica de cine. Como muchos de los habituales en este blog, hacéis una plantilla de lujo.

    ¿Todos producimos a Almodóvar?…Pues aún así él mantiene que la culpa de las bajas taquillas del cine español la tiene el invento este de internet.

    Me gusta

  7. 7 algodonsina marzo 23, 2009 en 4:44 pm

    Gracias Duende, por tu generosidad…

    La información fetén la dió Zoupón en el post “Nadal el Hijo Deseado”. Allí nos explicó magistralmente cuanto nos vamos a gastar en subvencionar un espectáculo de producción propia que no sabe competir con el no subvencionado que viene de fuera…

    Añado que si de las películas españolas que se producen al año, no se estrenan más de dos o tres por mes, todos los españoles pagamos dinero para crear un material que en un 75% va a la basura, y del que solo se benefician los que trabajan en esta industria…

    Me gusta

  8. 8 nillo86 marzo 23, 2009 en 5:29 pm

    El séptimo arte es uno de los grandes favorecidos del estado español en cuanto a financiación se refiere, deberían quejarse poco al respecto – bien es cierto que el que no llora no mama -.

    Por poner un ejemplo, la república francesa subvenciona la música popular no sólo favoreciendo políticas tipo SGAE, sino también dando ayudas a salas de música en directo. De ahí el buen estado de la música popular francesa, por contra de la española, que se rinde a la horterada – o sea al mercadeo – y ve como su sofisticado flamenco ha de emigrar a Japón u otros destinos lejanos.

    Cierto, que no nos lloren los cineastas o, si lo hacen, que lo hagan en nombre de toda nuestra cultura, no sólo en el del séptimo arte.

    Me gusta

  9. 9 José Ramón marzo 23, 2009 en 11:27 pm

    De esto último que ha dicho Algodonsina yo no sabía nada hasta que no he visto unas cuantas películas en el programa de la 2 “Versión Española” que jamás he visto anunciadas en la cartelera, ni en los periódicos, ni en el metro, ni en ningún sitio, y he llegado a la conclusión (pero nadie me lo había dicho) de que jamás han sido estrenadas, y de que nadie las ha visto hasta esa noche que la ponen en la tele, en la 2, una única vez y olvídate.
    Y luego, en la tertulia, los directores son tannnn importantesssss, tannnnn estupendosssssss… Están tannnn satisfechosssss de haberse conocido….
    A mí me daría mucha vergüenza. Si yo fuera director de una de esas películas iría a la tertulia con una bolsa de papel tapándome la cabeza, con dos agujeritos para los ojos y otro para respirar.
    Y, como dice, las hemos pagado entre todos.

    Me gusta

  10. 10 algodonsina marzo 24, 2009 en 10:56 am

    Nillo86, planteas un tema MUY INTERESANTE. Manifiesto de antemano mi absoluta ignorancia sobre el folklore francés, pero no creo que -a pesar de su chauvinismo y autocomplacencia- sea algo demandado fuera de sus fronteras…Y eso sí ocurre con el flamenco.

    Otra cosa es que esa música popular francesa no se deje morir. Y ahí si entiendo las subvenciones.

    No voy de neoliberal por la vida pero ¿por qué nuestra voluntad puede manifestarse a través de un gobierno gestor, y no a través de la compra del producto?
    ¿Qué es más libre y más soberano? Y mira que estoy contigo en que nos tiramos a por las horteradas…

    Siempre en mi humilde opinión: me duele que la gente prefiera a KETAMA que a su padre, don Juan Habichuela. Me horroriza que el fenómeno social del flamenco sean las versiones aflamencadas de Roberta Flak de Pitingo, y no los cantes de Miguel Poveda, o el Agujetas…Y no te digo ya el aburrimiento que me produce tanto Joaquín Cortés sin camiseta frente a tantos bailaores verdaderamente artistas… pero eso es lo que vende, y lo que pide la gente.

    Yo creo que lo que no hace el Gobierno es cumplir con la mmisión de servicio público de sus medios de comunicación. Es una cuestión cultural. Y, o enseñamos a la gente la diferencia entre Rosariyo y Enrique Morente, o no vamos a apreciar el flamenco nunca.

    Y la siguiente pregunta es: si subvencionamos el flamenco ¿Quién se beneficiaría? Me temo que seguirían siendo los Pitingos, los Cortés, los Carmonas… y mientras María Pagés bailando con Barishnikov, Carmen Linares cantando en la Opera de París y así sigo… hasta el último artista del Sacromonte, al que jamás le iba a llegar una subvención.

    Eso sí, a Almodóvar, que no las necesita, sí le llegan…

    ¡¡Dios mío lo que he escrito hoy!!

    Me gusta

  11. 11 Zoupon marzo 24, 2009 en 12:47 pm

    Aprovecho para corregir la información que di en el post que recuerda Algodonsina. El cine español recaudó por taquilla 81,6 millones de euros, y no los 70 que yo dije. La rectificación no cambia mucho la cosa, sigue recibiendo más por subvenciones que por exhibición. Cuentan como películas españolas “Vicky Cristina Barcelona”, “Ché, el Argentino” y “Astérix en los Juegos Olímpicos”.

    Fernando Lara, director del Instituto de Cinematografía, en la línea de Ángeles González-Sinde, presidenta de la Academia de Cine, echa ahora la culpa de la escasa relevancia del cine patrio a la piratería. Y es que endevé con los españoles, cuando nos ponemos a bajar cine nacional de la red, somos peores que el famoso pirata Barbarroja. Claro, de los 25 millones de euros que reciben por el canon digital, ni dicen ni mu.

    Yo por mi parte estoy dispuesto a que con mis impuestos se siga subvencionando al menesteroso Almodóvar, que el pobrecito viste con andrajos y tiene que acudir al comedor de caridad de la Orden Tercera Franciscana desde el enganchón que le pegó Madoff. Si me lo cruzo, le daré dos euros mientras le recomiendo que no se los gaste en vino.

    Me gusta

  12. 12 joselepapos marzo 24, 2009 en 7:27 pm

    De acuerdo con Algodonsina sobre los criterios musicales que padecemos. Sólo nos venden lo más artificial (y por tanto comercial) de la música. Pero si todos tuviéramos algo más de educación musical no podrían darnos “gato por liebre”.

    Durante muchos años trabajé en un hotel con turismo internacional. Por las noches la animadora o el animador entretenían a la gente con diversos concursos. Uno de ellos consistía en preguntas de cultura general. Cuando preguntaban por el compositor de “Para Elisa”, sólo los extranjeros respondían Beethoven. Los españoles solían responder ¡Richard Clayderman!

    Me gusta

  13. 13 José Ramón marzo 24, 2009 en 8:48 pm

    Cada vez que os leo me cargáis las pilas y me alimentáis las ganas de hablar. (Siento ser tan acaparador).
    Lo que dice Algodonsina de la música, como lo que dice Joselepapos, creo que se puede extrapolar a todos los campos. La gente lee mucho, cada vez más. ¿Pero qué lee? ¿No os da la impresión de que sólo se leen novelas ligeras, de argumentos fáciles, en detrimento de la literatura más valiosa? No tengo nada contra las novelas de evasión y de distracción, ¿pero sólo leemos eso? ¿Nada más? Creo que hay mucha gente valiosa, verdaderos artistas, a los que el público “general” no sabe valorar, y que se premia y se aplaude a otros muy inferiores a éstos.
    Zoupon: Tienes toda la razón. La piratería hace daño a todo el mundo, pero se lo hará proporcionalmente a quien más venda, digo yo. Quiero decir que se piratearán muchísimo más las películas de Harry Potter, de 007 o de Clint Eastwood que las de Mario Jesús Sanchidrián Gómez (me lo he inventado).

    Me gusta

  14. 14 wallace97 marzo 24, 2009 en 11:28 pm

    ¿Qué se lee, qué se oye y qué se ve? Muy fácil, lo que aparece en la tele. ¿y por qué aparece? Igual de fácil, porque las empresas que producen y distribuyen esos productos editoriales y audiovisuales pertenecen a grupos en los que directa o indirectamente participan las empresas explotadoras de las televisiones. Y como van a vender el pescado de cualquier manera, porque insisto que es cuestión de cuota de pantalla, cuanto más baratos sean los costes de producción, mayor beneficio. De ahí que lo que se vende sea de ínfima calidad (más bien de calidad cero). Y de ahí que lo bueno esté reñido con lo comercial.

    Y como muy bien dice Algodonsina, los gobiernos, haciendo de mamporreros de esas industrias, incumpliendo con su obligación de hacer cumplir a los medios de comunicación con su cometido. Porque a cambio les tienen cautivos para su causa electoral, además de participar de los beneficios económicos a través de sus testaferros.

    Da muchísimo asco todo esto.

    Me gusta

  15. 15 Elfire diciembre 17, 2009 en 11:46 pm

    Almodobar es un coñazo y todas sus peliculas son iguales, hay que ser rematadamente ingenuo para ir a verlas todas.

    Me gusta


Comments are currently closed.



Siluetas de RNE

Duendes suscritos:

Suscripción

Suscripción por email

Publicaciones:

PARAÍSO DE HOJALATA
Una Infancia de Hojalata

Ir directamente a

Blog Stats

  • 1,339,762 hits

A %d blogueros les gusta esto: