El embudo da la vuelta en el País Vasco

No ha cambiado la Ley Electoral. Pero sí la Ley del Embudo...

No ha cambiado la Ley Electoral. Pero sí la Ley del Embudo...

La tía Clota recordaba la buena fama que en los Estados Unidos siempre tuvieron los pastores vascos.

-Educan sus perros mejor que nadie, y siguen ganando todos los concursos. Llevan las ovejas por donde quieren.

El ferretero de Tinmouth, su pueblecito de Vermont, desciende de uno de esos pastores vascos. Fue el que le dijo a Clota que al PNV le han arrebatado el  gobierno. La tía Clota preguntaba si se va acabar el mundo por eso, aunque desde Estados Unidos se comprenda mejor que el mundo es algo más que el País Vasco.

-No, tía -respondió- Algunos políticos vascos son como el chiste  de aquél chicarrón que va a comer con los amigos y aparece en la sociedad gastronómica  con la cabeza vendada. ¿No lo conoces? Los amigos, al verle así, se quedan pasmados. ¿Qué te pasó, Patxi?…Nada…Según venía andando, que veo un solar vallado, y, pintado en el muro, un rótulo que dice SE TRASPASA…¡Y resulta que no era cierto!

La tía Clota se echó a reír. Hablaba a la cámara con su sobrino sin dejar de hacer punto.

-¿Tan duros de mollera son?-preguntaba ingenuamente la anciana- ¿O es que ha cambiado la ley?…

Homper le explicó que aunque gana las elecciones el que tiene más votos, gobierna el que suma más apoyos en la cámara correspondiente.

-Eso unas veces beneficia a unos y otras a otros, como pasa en tantos ayuntamientos y diputaciones. Pero el PNV creía que eso no iba con ellos, y que así como los demás partidos debían plegarse a esa norma, ellos tienen por derecho natural la representación exclusiva del pueblo vasco. Luego se han puesto de acuerdo PSOE y PP y el PNV a la calle.

-Ya entiendo…Así estaba el ferretero, qué mosqueo…Pero no ha cambiado la ley electoral, ¿no?…

-No tía.

La tía Clota se quedó pensativa. Levantó la mirada de su labor y miró a cámara.

-Qué difícil lo tengo, Hom -suspiró- A ver cómo le explico en inglés al ferretero. lo de la Funnel Law.

-¿Qué dices, tía?…

-La Ley del Embudo. ¿No es eso lo que ha cambiado? Tan acostumbrado estaba a lo ancho que  ahora el PNV no traga por la parte estrecha…

Anuncios

11 Responses to “El embudo da la vuelta en el País Vasco”


  1. 1 begoña marzo 31, 2009 en 11:52 pm

    Duende creo que esta vez te has pasado. Los vascos ni somos tan burros como para traspasar un muro inquebrantable, ni tan tontos como para comprender que el que mata y extorsiona pierde la razón. SIempre he dicho que en mi nombre no quiero ni negociación, ni acercamiento de presos, ni perdón. Vivo en Madrid, no me ha dado de comer el PNV, ni he sentido miedo por decir lo que pienso. Si estuviera en Bilbao, mi ciudad natal,quizás mi postura sería otra. Es muy fácil ser valiente, comprensivo, solidario, etc. en la distancia. Ójala el nuevo gobierno vasco sea un éxito y sirva de ejemplo para el resto del Estado, y el y tú más que estamos viviendo entre el gobierno y la oposición de cerrojazo.
    Y aquí queda, estoy orgullosa de ser vasca.

    Me gusta

  2. 2 El Duende de la Radio abril 1, 2009 en 7:15 am

    ¿Y qué dirían los de Lepe?…Los chistes se nutren del tópico, y caricaturizan lugares comunes. Aquí la generalización se engancha a los que en todo momento, y desde que hablaron las urnas, pretendían seguir aplicando la Ley del Embudo de la forma que más les interesa.

    Si hay que matizar, o corregir, lo limitaremos al PNV. O, más esrupulosamente, a algunos de sus dirigentes, con su presidente o el Lendakari a la cabeza. Estos imprudentes desde el primer momento se encargaron de difundir la especie de que en Euzkadi todo gobierno que no sea de su partido es poco menos que antinatura. Lo siento, Begoña, pero duros de mollera para entender las razones democráticas de su relevo sí que han demostado ser.

    Me gusta

  3. 3 Palinuro abril 1, 2009 en 10:07 am

    Le pasa al PNV que no tiene el hábito de verse obligado a ceder el poder siendo el partido más votado, circunstancia que sí conocen de sobra otros partidos, como el PSOE y, muy particularmente, el PP. Mi deseo ferviente de cambio en el País Vasco (aunque solo sea por higiene democrática) es contrario al raciocinio de que debe gobernar el partido más votado. Por eso también me repugnan los casos de Baleares, Galicia en la anterior legislatura, Canarias, Cataluña y Madrid – Comunidad y Ayuntamiento – en el pasado. Sé que la aritmética de los escaños contradice a la lógica, pero incluso en el caso vasco, a mi entender, el PNV, como partido mayoritario, debería buscar una alianza con otras fuerzas del ámbito no nacionalista para conformar una mayoría “natural”, no como hasta ahora que se ha apoyado en partidos minoritarios para mantenerse en el poder. ¿Utopía? Tal vez, pero que se nos permita soñar de vez en cuando.

    Me gusta

  4. 4 José Ramón abril 1, 2009 en 11:10 am

    Hay opiniones muy respetables de que debe gobernar el partido más votado, y otras no menos respetables de que no.
    Por una parte, el partido más votado ha sido el PNV; ningún otro ha reunido a tantos partidarios. Pero por otra, hay muchos más ciudadanos que no quieren que siga gobernando el PNV; tantos, que aunque hayan votado al PP prefieren que gobierne el PSE. El PP y el PSE unidos ganan al PNV (y eso que la ley electoral favorece al más votado y hace que cada escaño le cueste menos). Y eso es lícito.
    Si hubiera dos vueltas (como en otros sitios), a la primera cada diputado votaría a su partido, y ganaría el PNV pero sin mayoría absoluta, por lo que habría que dar una segunda vuelta, ya sólo entre PNV y PSE. Y en esa segunda vuelta los de EE y otros, al no poder votarse a sí mismos, votarían al PNV; y los del PP votarían al PSE, que acabaría ganando. O sea, eso mismo.
    A mí me parece legítimo y lícito, por más que el más votado se sienta dolido (y tiene sus razones). También el PSE fue el más votado hace años y acabó gobernando el PNV. Cosas de la política.

    P.D.- Conoceré a unos diez o doce vascos, no más. Son encantadores, nobles y tranquilos (los que yo conozco, que no conozco a todos). Con “mucha alma”. Tienen fama de silenciosos, de cariñosos tímidos, de reflexivos, y de un poco brutotes. Todas las famas estereotipadas son injustas, pero a mí esa me parece que está muy bien. A mí me gustaría ser así.

    Me gusta

  5. 5 Zoupon abril 1, 2009 en 11:39 am

    Tiene razón el Duende cuando afirma que todos los chistes son caricaturas, y no deben molestarse los que son caricaturizados por ellos. Los chistes se dividen en dos grupos: graciosos y no graciosos. Cuando un chiste traspasa la caricatura para entrar en el vil escarnio, (para entendernos, cuando es muy bestia), ya entra en la categoría de no graciosos, simplemente porque la salvajada se impone a la presunta gracia, y al oyente se le queda un rictus nada divertido. Y el chiste desaparece rápidamente de la circulación, porque no hay nada peor en una divertida soirée de cañas que contar un chiste del que nadie se ríe.

    El que cuenta el Duende hoy creo que es perfectamente admisible, como lo es mi chiste de vascos favorito:

    En un examen de matemáticas, Koldo le pregunta a Iñaki por lo bajinis y a escondidas del profesor:

    Koldo: – Oye, Iñaki, ¿Cuánto te da el problema número 3?
    Iñaki: – Me da que tiende a infinito, ¿y a ti?
    Koldo: – A mi también, pero es que, joder, me parece poco.

    O el de: – Oye,Patxi, enhorabuena, que me enterado de que te han caído 9 millones de euros en la Primitiva.- y dice Patxi: – Bah, lo que jugaba.

    Me gusta

  6. 6 José Ramón abril 1, 2009 en 12:59 pm

    Yo me sé el chiste de los dos vascos que están en el monte buscando setas, y uno se encuentra un Rolex.
    -¡Hostia, Patxi, un Rolex!
    Y el otro le regaña:
    -¿Estamos a Rolex o estamos a setas? ¡Estamos a setas!

    Ese chiste, que ya se ha hecho arquetipo y se aplica en cualquier reunión cuando alguien divaga, en una primera lectura parece decir que los vascos son tontos. Nada más falso.
    Son gente concienzuda, sobria, coherente, que si están a setas están a setas.
    (Es más: Estoy seguro de que el que encontró el Rolex y lo pregonó no era vasco. Debía de ser castellano, pasando unos días en casa de su amigo Patxi).

    Me gusta

  7. 7 manolito abril 1, 2009 en 3:08 pm

    Se
    cuenta por ahí que una profesora

    de primero de ESO en una aldea vasca

    explica en clase que ella es de

    Batasuna (brazo político de ETA),

    y entonces pide que levante la mano

    todo el que también sea seguidor

    de Batasuna.

    Todos en clase, por temor a represalias

    por parte de la maestra, levantan la mano

    diciéndose abertzale, excepto una niña

    que estaba sentada el fondo de la clase.

    La profesora miró a la niña con sorpresa

    y le preguntó:

    -Martita, ¿Porque no has levantado la mano?.

    -Porque yo no soy de Batasuna.

    La profesora extrañada pregunto de nuevo:

    -Vaya, y si no eres de ETA

    ¿Entonces con quién simpatizas?

    -Con los españoles.- Respondió orgullosa

    la niña.

    La maestra, cuyos fanáticos oídos no podían

    dar crédito a algo así, exclamo:

    -Martita, hija mía ¿qué pecado has

    cometido para ser españolista?

    La niña muy tranquila le respondió:

    – Mi madre es españolista, mi padre es

    españolista y mi hermano también es

    españolista, ¡por eso yo también soy

    españolista!, -remató orgullosa y

    convencida la pequeña.

    – Bueno, – replicó irritada la profesora-,

    pero eso no es motivo para ser españolista.

    Tu, no tienes porque ser lo que sean tus padres.

    Por ejemplo, si tu madre fuera prostituta y

    drogadicta, tu padre vago, alcohólico y

    traficante y tu hermano atracador y

    homosexual, entonces, ¿tú qué serías?

    -Seguramente de BATASUNA. Respondió la niña.

    Me gusta

  8. 8 algodonsina abril 1, 2009 en 3:25 pm

    Obviando las normas electorales que como habeis dicho: unas veces benefician a unos y perjudican a otros; y recalcando también el hecho de que el PNV ha creado un pesebre como el de Chaves en Andalucía que asume que todo le es debido (ahí está el embudo, Duende), a mí me gustaría añadir un tema a este debate:

    ¿Dónde está el sentimiento de culpa en la sociedad vasca?

    Nos marean hasta la nausea con la guerra civil (hoy es el único día en que se justifica), hace 67 años que se producen películas en las que se masacra a los alemanes como pueblo por su complacencia, pasividad o miedo ante un gobierno criminal, pero que yo sepa, no se ha hecho lo mismo para resaltar una incomprensible actitud que durante más de 45 años ha dado cobijo a asesinos despiadados en el norte de España, que permite la humillación y el escarnio de las víctimas, que protege más a los asesinos que a los asesinados y sus familias, y que prohibe y destroza homenajes a los muertos.

    Aún a riesgo de ser impopular, me parece que la sociedad vasca ha mirado hacia otro lado siendo más proclive a la ikastola anti-española y a la justificación de la quema de papeleras y autobuses, que a la movilización absoluta frente a la violencia. Hay excepciones, pero la mayoría ha dirigido la política y la sociedad vasca en una inequívoca dirección. Si no fuera así, ETA no habría pasado de ser uuna Baader Meinhof con chapela…

    Y si no se ha protegido el derecho a la vida sobre todas las cosas ¿queremos que se acepten los resultados electorales?
    Espero que los del PSE y PP tengan buenos escoltas.

    Me gusta

  9. 9 Trini abril 1, 2009 en 4:44 pm

    Permitidme la “superfluosidad” (que no lo es tanto) en este “post”: los mejores chistes de vascos, se los he oído a mi jefe, que, si está en vena, los enlaza uno tras otro, y con matices de acentos según sitúe la acción en Guetaria o Bilbao, o Vitoria. Mi jefe, por cierto, es vasco. Por cierto, Duende, he andado liada estos días y un poco atrasada con los audios de la Carcajoda ¿ha dicho algo Arancha, la secretaria/telefonista de Arzallus?

    Me gusta

  10. 10 algodonsina abril 1, 2009 en 6:19 pm

    El mejor humor vasco reciente lo hacen los chicos de “Vaya Semanita” en ETB. La mayoría de sus cortos circulan por internet, youtube, etc… Os los recomiendo.

    Me gusta

  11. 11 joselepapos abril 2, 2009 en 11:49 pm

    Manolito, gracias. Me has hecho sonreir con el final de tu cuento. Los fanatismos, de cualquier signo, no son buenos. Es mejor la tolerancia y un saludable escepticismo. No dar nada por sentado y tener los ojos bien abiertos. No todo lo que vemos es lo que parece.

    Me gusta


Comments are currently closed.



Siluetas de RNE

Duendes suscritos:

Suscripción

Suscripción por email

Publicaciones:

PARAÍSO DE HOJALATA
Una Infancia de Hojalata

Ir directamente a

Blog Stats

  • 1,339,907 hits

A %d blogueros les gusta esto: