Manifiesto por unos calcetines sostenibles

Exijamos unos calcetines que no se caigan y con refuerzos po encima del borde del zapato...¡Calcetines sostenibles YA!

Exijamos unos calcetines que no se caigan y con refuerzos po encima del borde del zapato...¡Calcetines sostenibles YA!

En Madrid, a veintinueve de mayo de 2009, comparecen el Duende y su Circunstancia .Ambos declaran estar en la plenitud de su facultades mentales, y se reconocen recíprocamente incapacidad general para casi todo. No obstante  lo cual, y por aquello de parecer más o menos apegados a la condición humana, EXPONEN

  1. Que están encantados con los primeros brotes verdes de la economía, y ojalá que no sea una figura retórica más del gobierno. Por cierto, a tenor de las fotos de EL PAÍS, lo que parece haber rebrotado de verdad es la juventud en el cutis de la vicepresidenta correspondiente.
  2. Que aunque no piensan consultar a la familia si se van a retocar las tetas, creen que el Ministerio de Igualdad está lleno de buenas intenciones. Si no, no tendría a la ministra que tiene.
  3. Que  entre las bombas atómicas de Corea del Sur y las centrales nucleares que el gobierno ignora,  pero a las que compra la luz que producen en Francia, prefieren las segundas.
  4. Que aplauden con las orejas las buenas noticias  laborales de Alfonsina, cuyas piernas, a diferencia de lo que cantaba Luis Aguilé de las de Carolina –¡Qué lindas piernas/ que tiene Carolina!/ No son cortas, no son largas/ no son gruesas no son finas- son largas y finas, pero estupendas. Además, expresan su confianza en que esto signifique un impulso para todos los que, como ella, necesitan trabajar.
  5. Que no saben si están más contentos por la triple corona del Barça o por la asunción de Florentino Pérez a la presidencia del Madrid. Vamos, es que viven sin vivir en ellos.

Por todo lo cual, ACUERDAN

  1. Escribir  y subir este post, a pesar de que durante dos días seguidos han sufrido el espantoso trauma de descubrir a mitad de la jornada sendos tomates en sus calcetines,  y precisamente a la altura del talón, donde  eran más fáciles de ver y, por ende, más susceptible de perjudicar a su imagen.
  2. Manifestar que, a pesar de la comprensible depresión derivada de tan infaustos hechos, y una vez superada la misma,  es su deseo renovar la cadencia habitual de los posts de este blog comentando noticias tan estupendas como las de la parte expositiva.
  3. Apelar al insaciable espíritu reformista de este gobierno para que, una vez arreglado el paro, la crisis económica, el sector del automóvil,  la vivienda, la educación, la justicia, los estatutos de autonomía, la memoria histórica, la regulación de Internet, la Alianza de Civilizaciones, el cambio de modelo económico, Europa, el aborto, las tetas y el agujero de ozono, prohíba la fabricación calcetines  cuyos refuerzos en el talón siempre quedan por debajo del borde del zapato y, por ende, facilitan agujeros casi más oprobiosos que los anteriormente citados.

POR COHERENCIA CON LAS REFORMAS SOCIALES  DE ESTE GOBIERNO: OPONGÁMONOS A LOS CALCETINES DE ESPALDAS AL PUEBLO. MANIFIÉSTATE  COLGANDO TUS CALCETINES CON TOMATES EN LA VENTANA O ENVIÁNDOLOS AL PALACIO DE LA MONCLOA. CONTRATO SOCIAL POR UNOS CALCETINES SOSTENIBLES ¡YA!

Anuncios

10 Responses to “Manifiesto por unos calcetines sostenibles”


  1. 1 wallace97 mayo 29, 2009 en 8:56 am

    ¡¡¡Bien, Algodonsina, muy bien!!! Eso sí que es una buena noticia. Espero que volvamos a escucharte.

    Me gusta

  2. 2 lola mayo 29, 2009 en 10:05 am

    Enhorabuena Algodonsina, comparto la alegría y los deseos del doctor Wallace.

    Me gusta

  3. 3 lola mayo 29, 2009 en 10:40 am

    ¿Dónde se puede firmar el Manifiesto?

    Me sumo a la inciativa, pero habrá que unificar criterios:

    – ¿De qué color tienen que ser los calcetines expuestos en la ventana?
    – ¿Y los que deberán ser enviados a Palacio?
    – ¿Qué calibre debe tener el tomate?
    – ¿Hay que lavarlos antes de proceder al envío?
    – ¿O de lo contrario hay que mantenerlos intactos después de percatarse del hecho?

    Hablando de Moncloa, ¿qué nos dices de la propuesta que nos planteaste con anterioridad, concretamente del 23.10.2007 en el post “Calcetines Traicioneros”?:

    “Propongo, sin más, solicitar audiencia a Moncloa para que, metidos en juerga, el Presidente nos incluya en la nómina de subvencionables y creemos el IWIESTO (Instituto Wolfowitz para el Estudio de la Incidencia Social de los Tomates).”

    Sería interesante conocer los resultados de todas las acciones llevadas a cabo para combatir las decisiones que se toman de “espaldas al pueblo”.

    Me gusta

  4. 4 José Ramón mayo 29, 2009 en 2:01 pm

    Me parece muy bien el manifiesto, pero creo que en algún lugar debería incluir una enérgica protesta contra la Ley Tomateril Universal, que dice así:
    “La probabilidad de que se haga un tomate en un calcetín es directamente proporcional al confort que ese calcetín nos proporciona”.
    Matemáticamente se expresa así:
    T = C x a
    Donde T es la probabilidad de incidencia tomateril (adimensional, entre 0 y 1).
    C es la comodidad del calcetín (medida en cuántomegusta/ºC x cm2)
    a es la constante universal calcetinera, que vale 0,009864532123 ºC x cm2/cuántomegusta).

    En resumen: Que los calcetines esos asquerosos de espumilla no se tomatizan jamás, y esos tan agradables y confortables de punto se rompen con sólo mirarlos.

    Me gusta

  5. 5 Zoupon mayo 29, 2009 en 4:57 pm

    Dicen que las buenas noticias no son noticias, pero vaya si lo son. ¡Felicidades, Algodonsina!

    Y sobre el tema de los calcetines, me uno a la convocatoria y colgaré los míos. Pero creo que será preciso rellenarlos introduciendo en cada uno una bolsa de plástico llena de arena, por ejemplo. Lo digo porque si colgamos los calcetines vacíos, se quedan chuchurríos y no se aprecian los tomates en su esplendor.

    Si ganamos esta batalla, la siguiente convocatoria puede ser a favor de unas cremalleras de calidad, porque últimamente son una porquería, se atrancan cada dos por tres y se abren por abajo, y lo mismo da que la prenda sea buena que de inferior calidad

    Me gusta

  6. 6 tortadeaceite mayo 29, 2009 en 11:01 pm

    Hola duende! Suscribo el manifiesto. A mí siempre se me rompen por la parte del dedito gordo, pero me solidarizo con vosotros los del talón expuesto. Un saludo, afectado.

    Me gusta

  7. 7 El Duende de la Radio mayo 30, 2009 en 9:10 am

    También es el tomate del dedil calcetinero es denunciable ante el Tribunal de Derechos Humanos de la Haya, pero estimo que sigue siendo más agravio el tomate del talón. Salvo en los frailes y los guiris (ambos usan mucho la sandalia) el dedo asomando por el agujerito permanece oculto a los ojos de los demás. Eso sí: ojo con ir a comprarse zapatos o al podólogo. Qué malos ratos…

    Me gusta

  8. 8 Adela mayo 30, 2009 en 9:11 am

    Vaya!! me alegro mucho por Algodonsina!y le deseo muchos ánimos, es una buenísima noticia.

    Firmo el naminifiesto, aunque añadiría un punto que el Duende no ha tenido en cuenta y si lo sabe la ministra de igualdad se enfadará.Casi seguro que tia Clota tambien los usa!, ¡los tomates en los Pinkis!, sí esos calcetinillos de mujer, bastante feos pero que te ayudan a pasar de las botas a las bailarinas sin llenarte los dedos de heridas, a veces creo que ya los he comprado con el tomate y no me he dado cuenta!

    Me gusta

  9. 9 maribel mayo 30, 2009 en 5:25 pm

    Y sin olvidar los calcetines de media!!!! que pocas veces llegan a la lacadora sin romperse!!!!!!

    Me gusta

  10. 10 maribel mayo 30, 2009 en 5:25 pm

    perdon LAVADORA

    Me gusta


Comments are currently closed.



Siluetas de RNE

Duendes suscritos:

Suscripción

Suscripción por email

Publicaciones:

PARAÍSO DE HOJALATA
Una Infancia de Hojalata

Ir directamente a

Blog Stats

  • 1,339,907 hits

A %d blogueros les gusta esto: