Meterse en jardines

Buena gana de meterse en otros jardines peligrosos...

Buena gana de meterse en otros jardines peligrosos...

-Mira que hay jardines bonitos donde meterse-decía la tía Clota sin levantar la vista del solitario- ¿Has visto el Parque del Capricho?…Debe de estar precioso…

-Teniendo en cuenta la cantidad de voluntarios para al vandalismo con los que cuenta la ciudad de Madrid-respondió Homper– hay que reconocer que los parques se mantienen razonablemente bien.

-Entonces…¿por qué los obispos y los políticos se meten en jardines peligrosos?-preguntaba la anciana- Parque de los Pederastas, Jardines de los Abortos, Parterre de las Tetas…¡Que santa Lucía les conserve la vista!…

Dice la tía Clota que no se imagina a Dios con el pecómetro en mano aclarándole a monseñor Cañizares si la pederastia es más o menos pecado que al aborto. Ni a Mayor Oreja leyendo al trasluz las pecografías del Instituto de protección de la Infancia.

-No creas-ironizó- Tampoco creo que la diosa Razón haya iluminado a Bibiana Aído cuando habló del permiso para ponerse tetas…Por cierto…¿ya ni siquiera los ministros dicen pechos?

-Ahora todo el mundo es más vulgar, tía. A los pechos es más moderno decirles tetas, y a los obispos y políticos imprudentes, les decimos simplemente  gilipollas.

-¡Pero Homper!-le reprochó la tía Clota mientras levantaba la vista del solitario.

Homper hizo faena de aliño, despidió a la tía y cerró  la sesión de Skype. Luego se quedó a solas con su mismidad y reconoció que había sido un desahogo. Como cuando de chavalín se refugiaba en el cuarto de baño, y decía frente al espejo esta letanía pecaminosa: caca, culo, coño, teta, pis.

Y se quedó perplejo al comprobar retroactivamente que, siendo tan sólo un niño, ya fue tan imprudente como esas personalidades públicas que innecesariamente se meten en jardines peligrosos…

Anuncios

7 Responses to “Meterse en jardines”


  1. 1 Aldara junio 3, 2009 en 6:54 pm

    Qué buena idea, Duende, vámonos al Parque del Capricho, que en efecto debe de estar precioso, y seguramente mejor cuidado que el Jardín Botánico, y así nos olvidamos de los jardines de los políticos, que son unos jardines que no tienen ni flores ni frutos, porque han evolucionado al revés que el mundo, y están de vuelta en la época en la que sólo existía el musgo. Pasemos de esos jardines suyos, titulados con siglas y salpicados de enanitos onanistas que recitan su lección ante una cámara. Demos la espalda a sus paseos, pomposos y más bien sucios, y repletos de bustos parlantes que sueltan sus monólogos al aire, mientras el personal anda con prisa ante ellos, sin mirarles, buscándose afanosamente la vida. Abandonemos los jardines de los políticos, en los que el musgo habla consigo mismo sobre el musgo, mientras la naturaleza, a pesar de todo, sin que ellos lo pillen se puebla de abedules, de peonías, de agapantos. Dejemos a los políticos en sus jardines. Me parecen muy pesados, muy suyos, muy poco míos. Que les den.

    Me gusta

  2. 2 adela junio 3, 2009 en 10:45 pm

    De las palabras se leen algunas afirmaciones como que…”son liberadoras” (sobretodo en la infancia), “son el reflejo del pensamiento” (cuantos lapsus adultos conocemos),”pueden modificar nuestros pensamientos”…exclusivas del humano y sus jardines, algunos dan cosechas de palabras como las de esta canción tan bonita,digamos que tienen un sonido diferente!

    http://vimeo.com/moogaloop.swf?clip_id=2539741

    Me gusta

  3. 3 Charivari junio 4, 2009 en 10:39 am

    Parece que los jardines interiores que todo ser humano posee se regaran con aguas fétidas, poco oxigenadas, produciendo ciénagas cada vez más extensas donde o no crece nada o los frutos son esmirriados, pobretones e insulsos, siguiendo un modelo de sociedad que arrasa con lo bello para ensalzar lo zafio y lo vulgar.
    Mantengamos nuestros parques y jardines interiores, aunque sea sacrificado, como islas donde olvidar todo este abandono espiritual, cultural y humanista.
    Adela, la canción preciosa -ya conocida- pero lo que me ha parecido más bonito es la idea de universalidad; no, si cuando queremos…

    Me gusta

  4. 4 candela junio 4, 2009 en 4:08 pm

    tras varios meses en el dique seco, regreso con el ánimo de de leeros todos los días. Como tengo mucho retraso, sólo releo el post de hoy y, no sé por qué, me lleva a pensar cómo en un mundo cada vez más globalizado cada vez hay más guetos o ghettos??????. Tampoco entiendo como llego a este comentario. Intentaré analizar mejor

    Me gusta

  5. 5 quien soy yo? junio 4, 2009 en 11:56 pm

    Después de mucho tiempo sin intervenir, creo Candela que has hecho la reflexíón perfecta. Cada vez somos más individualistas en un mundo global porque nos da miedo perder lo que tenemos, porque vale más el cuanto tienes que el cuanto vales, porque conocer las miserias ajenas nos cae por fuera, porque el domingo votaré a unos cretinos para que no ganen unos indiseables. Mi estado de ánimo: agotado, nervioso y desencantado.
    El comentario de monseñor Cañizares prefiero no analizarlo. Hoy en día para ser católico practicante, hay que tener mucho vicio de fe.

    Me gusta

  6. 6 adela junio 5, 2009 en 9:28 am

    Lo veo de otro modo, y como hablais en plural pues…opino que ser más individualista es sinónimo de ser más independiente y autosuficiente, pueder trabajar y no depender de un hombre o de otra persona, pueder gestionar nuestros afectos de una manera más libre sin depender de una misma persona, pertenezcer a un gheto porque desde un grupo afin e inmediato a uno y desde lo pequeño poder mover algo y colaborar con los demás y en ideas para poner algo bueno, que quizás vaya más allá, para fomentar la solidaridad empezar por uno mismo, si no me trato bien a mi no estoy capacitada para serlo con los que tengo justo al lado. No veo lo negativo en la individualidad, de hecho cada uno de nosotros somos únicos e irrepetibles y gracias a ello podemos hacer aportaciones valiosas, diferentes y gestionar nuestros pensamientos,nunca debería decirme un partido político como debo pensar ni mucho menos que le tengo que votar,la globalización puede ser muy positiva para abrir los ojos, ver otras maneras de funcionar y de pensar, a modo de intercambio, no de reemplazo o imposición , otra idea tengo del egoismo, y eso si que es un valor en alza, empezando por la queja.
    Como tantas veces en este blog, hemos hablado de la semántica y el uso de los conceptos y de las palabras, ellas están ahí, lo que falta es nuestra conciencia de ellas y debe ser individual, de lo contrario siempre alguien podrá decirme que me quiere y será en realidad que se quiere a si mismo.

    Me gusta

  7. 7 Angelus P. junio 11, 2009 en 2:12 am

    No me cabe duda de que Homper, niño de la capital, era un desinhibido. En provincias no podíamos permitirnos tales libertades, ni siquiera con la mente. Claro, que otra cosa era la búsqueda en el diccionario de esas palabras impronunciables…

    Me gusta


Comments are currently closed.



Siluetas de RNE

Duendes suscritos:

Suscripción

Suscripción por email

Publicaciones:

PARAÍSO DE HOJALATA
Una Infancia de Hojalata

Ir directamente a

Blog Stats

  • 1,339,907 hits

A %d blogueros les gusta esto: