Contra Halloween, luna de noviembre

Hay noches en las que sólo apetece vagar mirando a la luna...Errare humanum est…¿Lo diría Séneca mirando a la luna?

Durante casi dos días el Duende no escribía. Aunque el proverbio latino habla de errare como equivocarse, él miraba  esta luna de otoño, tan limpia y luminosa, y  erraba de otra manera. Errar: vagar de una parte a otra.

Miraba la luna, no es excusa, y por su oblea de luz desfilaba todo lo que a lo largo de su vida se ha enganchado a sus sentimientos. Presentes, ausentes, vivos, muertos, amores, afectos, amigos, recuerdos, deseos, sueños. El día de difuntos en lugar de mirar la lápida cubierta de líquenes donde reposan sus padres, esperó a que saliera la luna y les vio pasear sobre ella, tan ricamente. Todo lo que ha sido algo para el corazón cabe en una luna llena.  Hasta Alfa y Lulo. Alfa era una fox-terrier, Lulo un pequeño, buenísimo teckle. Murieron discretamente, la una de viejita, el otro en acto de servicio. Quien ha tenido alguna vez un perro sabe que su cariño podría ser un modelo del amor humano entre la pareja: sólo quiero estar contigo, no importe ni cómo ni donde. Sólo quiero que me lleves contigo.

Como la luna. Se irá dentro de unos días, pero volverá. Sólo quiere venirse con nosotros, y que veamos en su plenitud todo lo que aquí abajo deja tanto que desear. Qué humano es errar, vagar así. Bebiendo luna con la mirada, y cosiendo al alma todo lo que ella inspira y que probablemente sólo puede vivirse así.

Anuncios

16 Responses to “Contra Halloween, luna de noviembre”


  1. 1 maribel noviembre 4, 2009 en 8:52 am

    Que foto mas bonita!!!! y que manera de pasar el dia de los difuntos mas original,,,,a mi no me gusta ese dia pero me faltan tantos mios!!!! saludos

    Me gusta

  2. 2 Úrsux noviembre 4, 2009 en 9:00 am

    Lo bueno, si breve, dos veces bueno.

    Me gusta

  3. 3 Franciska noviembre 4, 2009 en 9:25 am

    La luna alumbraba en las pelis de niños a los indios
    La luna nos decia, segùn el medico cuando dabamos a luz
    La luna en verano nos hace ir a la playa mediterranea
    La luna cambia las mareas,
    La luna la pisaron unos hombres y los demas no dormiamos
    La luna siempre nos hace recordar sueños
    La luna ¿SERA MAGICA?….

    Me gusta

  4. 4 Charivari noviembre 4, 2009 en 10:36 am

    Si, la luna es mágica pese a todo y en cada ciclo procuro bañarme en su luminosa luz.

    Me gusta

  5. 5 luna noviembre 4, 2009 en 12:21 pm

    Hola lunático duende, una luna más terrenal te contesta desde la tierra, no te estarás pasando de melancolía? de recuerdos y vivencias pasadas? . Desde que te leo cada vez me parece que tu vida se ha quedado colgada en algo, maravilloso ciertamente pero que ya no existe, recuerdos pasados ,actrices inalcanzables , aventureros, vivencias actuales pero que siempre te llevan a añorar otras perdidas , que parecen haber sido mejores… y qué pasa con tu realidad actual?ya no vas a vivir pasiones nuevas? háblanos también de tu presente y de tu futuro , la vida continúa.

    Me gusta

  6. 6 Palinurova noviembre 4, 2009 en 2:19 pm

    Estoy de acuerdo contigo, Luna. Si nos acordamos demasiado del pasado ( y antes muchas cosas no eran mejores que ahora, más bien todo lo contrario) es que nos estamos haciendo viejos. No tanto de cuerpo como de espiritu. ¡Disfrutemos del presente y miremos con ilusión al futuro! La vida todavía nos puede dar muchas y buenas sorpresas. ¡Seamos positivos!
    Lo cual no quita que disfrutemos de la luna soñando. Y que nos acordemos estos días de los que se fueron. Hoy, día de San Carlos Borromeo, me acuerdo con mucho cariño de nuestro querido Carlos.
    Y también felicito a Wallace, WaterI y todos los Carlos del bosque del duende. Un abrazo especial para todos ellos.

    Me gusta

  7. 7 Ángela noviembre 4, 2009 en 4:47 pm

    Un cariñosísimo recuerdo a Carlos, en su día y de repente me emociono acordandome de él y de los que, como él, hoy ya no están aquí. No me importa nada, todo lo contrario; es fantástico que la gente te recuerde un día como hoy o cualquier otro. Pero… teléfono en mano, me dispongo a felicitar a todos los Carlos que sí que están aquí.
    Un abrazo fuerte y muchas gracias por recordárnoslo.

    Me gusta

  8. 8 Charivari noviembre 4, 2009 en 6:06 pm

    También de acuerdo con Luna en cuanto al toque melancólico que invade a nuestro Duende.
    Eres grande, Palinurova, por dentro y por fuera, y muy valiente. Miremos a la luna con la poesía que encierra pero sin olvidar que es simplemente un satélite.

    Me gusta

  9. 9 Zoupon noviembre 5, 2009 en 11:14 am

    La melancolía dulzona no está (o no debería estar) reñida con un presente ilusionante y un futuro esperanzador. Más bien al contrario, porque hay días que se prestan a la nostalgia, sobre todo en otoño, nostalgia que te abraza como una manta suave, silenciosa, que te adormece y que siendo un sentimiento teóricamente triste lo acabas disfrutando, o casi. Cuando se pasa ese momento, te sientes renacer a la vida un poco, y más activo y optimista, y despierto como si te hubiesen echado un cubo de agua helada por la cabeza. No sé, quizá haya quien se quede atrapado por ese sentimiento y acabe en un pozo depresivo. Como de casi todo, siempre hay que medir la dosis, porque la misma sustancia suele ser a la vez medicina y veneno.

    Me gusta

  10. 10 wallace97 noviembre 5, 2009 en 12:54 pm

    Sabiduría en estado puro es lo que destila Zoupon, cuando ironiza y cuando no. Y además de saber, lo sabe decir. Si organizase un curso ya estaría yo a la cola para matricularme.

    Totalmente de acuerdo con su reflexión. Casi todo es compatible con casi todo, a veces afortunadamente, y a veces porque no hay otro remedio. Vivimos dentro de una batidora que todo lo mezcla.

    Palinurova, muchísimas gracias, un abrazo.

    Me gusta

  11. 11 WaterI noviembre 5, 2009 en 7:06 pm

    Cierto que se echa de menos a mi tocayo,ayer cuando me felicitaste noté tu emoción en el recuerdo de Carlangas, su imagen fumándose picaronamente el cigarro prohibido , o rodeado de niños que querían disfrutar junto a él de sus cariñosas experiencias naturales, sencillas y procedentes de su gran corazón,!Que difícil tener su limpia sonrisa hacia todo el mundo y su franco abrazo al saludarte.

    Imitémosle

    Me gusta

  12. 12 adela noviembre 5, 2009 en 7:51 pm

    Es un placer leerte Duende 🙂

    Me gusta

  13. 13 Ángela noviembre 7, 2009 en 1:30 pm

    En el fondo Carlangas, era un niño más y por eso le gustaba tanto roderase de sus sobrinos cuándo fuimos pequeños, hablábamos el mismo lenguaje. Seguimos hablando el mismo lenguaje que Carlos de adolescentes. Y cuando nos hicimos mayores, abrió su pequeño salón y su gran corazón a todos los sobrinos la tarde del 24 de Diciembre. Una auténtica lástima que haya desaparecido de nuestras navidades esa convocatoria que,con tantísimo cariño, organizaba en su buhardilla.
    Desde aquí, retamos al Duende para que retome los encuentros de Claudio Coello y nos ofrezca a todos, sus magníficas vistas la tarde de la Nochebuena.

    P.D. Acudiremos con algún vino y una caja de polvorones.

    Me gusta

  14. 14 Angelus P. noviembre 28, 2009 en 9:56 pm

    Pero qué luna tan fría… Escuché el otro día (a M. Toharia, creo) decir que la temperatura más baja de todo el sistema solar se registra en la Luna.

    Claro que, como dice la canción, si la luna es fría es porque dio su sangre para las estrellas…

    Me gusta

  15. 15 lolo junio 29, 2010 en 9:14 pm

    todos ustedes los que lo lean

    son re pu….tos

    Me gusta

  16. 16 joselepapos junio 29, 2010 en 10:03 pm

    lolo, te has equivocado de blog.

    Me gusta


Comments are currently closed.



Siluetas de RNE

Duendes suscritos:

Suscripción

Suscripción por email

Publicaciones:

PARAÍSO DE HOJALATA
Una Infancia de Hojalata

Ir directamente a

Blog Stats

  • 1,341,141 hits

A %d blogueros les gusta esto: