González Sinde y otros excesos del poder

(Imagen prestada del blog 13Utterfish)

Doctrina común que se impone: la norma y los tribunales son respetables mientras nos den la razón (Tribunal Constitucional). Y las autoridades académicas o morales más o menos igual. Es el imperio del estado de derecho de plastilina y del relativismo. Viva la ley que me gusta, y la Ley del Embudo –lo ancho para mí, lo estrecho para ti- cuando no me acaba de convencer. Para qué vamos a complicarnos la vida.

Como este blog no quería ser menos, también debe sumarse al clamor generalizado contra la inexplicable ocurrencia de la ministra González Sinde. O sea, que viene un mandado de Presidencia de Gobierno al que no le mola el Duende o sus comentaristas y nos quedamos sin bitácora. ¿Cómo le han colado ese disparate a esa patena de la pureza democrática que es el santo Zapatero?

Será por lo que siempre denunciaron los filósofos y moralistas. El poder absoluto, corrompe, pero el poder que, sin ser absoluto, es excesivo, anula la crítica, y por tanto fomenta la ceguera del que lo ejerce.  Al punto de que  llega un momento en que al baranda, convencido de que el mundo es como lo ve él, porque nadie le dice lo contrario, le parece normal cualquier exceso de su agrado. Alarma: las pajines y los pelotas le están segando la hierba bajos los pies al gran líder orbital.

Como dice el poeta, nos queda la palabra. Los académicos de la Lengua siempre han sido blanco  de muchas críticas. Pero desde que uno es un modesto espadachín del lenguaje ha cobrado aprecio por ellos. En la batalla entre lo que se debe hablar y escribir  según los inmortales o el coñazo del lenguaje políticamente correcto, siempre procurará estar el Duende con lo primero. Aunque quizás no tanto como para tener siempre presente las 3.800 páginas, 40.000 ejemplos, 3.700 obras y 307 cabeceras de periódicos y revistas utilizadas para las citas de la Nueva Gramática de la Lengua Española.

Es un alivio saber que García de la Concha, director de la docta casa de la RAE, dice que la fórmula feminista que pretende hacer visible la figura de la mujer en cualquier expresión –ciudadanos y ciudadanas, por ejemplo- “confunde el sexo con el género, forzando algo que contradice una ley básica: la economía de la lengua, decir con la menor cantidad de palabras posible la mayor cantidad posible de ideas”. ¿Será que hay que inflar la nada como si fuera una palomita de maíz?

Tenía que presentar el Duende un acto para la Fundación Aprocor y vivía sin vivir en él. Es ésta una ONG que se dedica a los discapacitados psíquicos –personas con discapacidad intelectual, le dijeron que sería mas correcto. Y en el acto había autoridades y autoridadas, colaboradores y colaboradoras y amigos y amigas. Aparte de trabajadores y trabajadoras, coordinadores y coordinadoras, psicólogos y psicólogas y, como en toda celebración con coktail, canaperos y canaperas. Jesús, qué sinvivir. Estaba tan pendiente de la corrección que se puso nervioso, se saltó el protocolo deseable  y acabó hablando como se entiende la gente. Disculpen ustedes, pero ya estoy mayor y se me va la olla…Salvó el compromiso.

Luego, en la copa, comentaba esta nueva neurosis del lenguaje con Iñigo Muguiro, y apuntában la paradoja de que,  cuanta más corrección política se le pide, menos corrección gramatical se le exige. No ya en la sintaxis o en la morfología, sino también en la ortografía. Por ejemplo: a él cada día hay más gente que  le registra como Mugiro, y al Duende -¡ay!- como  Figerola. Ya lo denunciaba nuestro amigo Zoupon con la lucidez y la zumba que le caracteriza: España es el mayor parque temático de la majadería. Claro que donde él dice majadería, el pueblo quizás escribiría  guilipollez.

Anuncios

7 Responses to “González Sinde y otros excesos del poder”


  1. 1 wallace97 diciembre 5, 2009 en 11:53 am

    Duende, sí señor, me encanta y me sube la moral cuando das la caña que hay que dar a las estupideces cada vez más evidentes pero no por ello más denunciadas.

    A ver si entre todos vamos multiplicando nuestras quejas y gruñidos, y los extendemos a nuestro alrededor en todas las direcciones y en todos los momentos hasta que se haga insoportable el coñazo que lleguemos a dar, y que se enteren de una puñetera vez los que se tienen que enterar de que la estupidez humana debería tener un límite por ley, ¡coño!

    Seguro que Braulio ya ha tenido in mente la fabricación del estupidómetro. Anímale a que lo haga.

    Me gusta

  2. 2 José Ramón diciembre 5, 2009 en 12:17 pm

    Hace poco estuve (qué cosas) en una mesa de trabajo por la igualdad entre hombres y mujeres. Nos podíamos reír un poco, pero no tengo muchas ganas. Mi mesa tenía que ver con la (posible) discriminación urbanística. Dejémoslo ahí.
    El caso es que, todas mujeres y sólo un hombre, se nos iban los minutos en decir mil veces “nosotros y nosotras”, “los y las aquí presentes”, etc. Yo, harto ya de tanta tontería, les pedí que me trataran como mujer, para ahorrar tiempo. Pero se indignaron. Les dije que su forma de hablar (y de escribir el acta) tampoco era correcta, porque sólo había un hombre, y no podía ser “nosotros y nosotras”, sino “él y nosotras” o “yo y ellas”, según quien escribiera el acta.
    Otros cuantos minutos de confusuión y debate, que terminé de rematar confesando que yo uso habitualmente el masculino genérico. Ahí ya tuve que salir por piernas.
    En definitiva, se nos fue el tiempo en ese debate, en vez de buscar soluciones al machismo en el urbanísmo.
    Sería para escribir varias páginas, pero ahí lo dejo.

    Me gusta

  3. 3 José Ramón diciembre 5, 2009 en 12:26 pm

    Otro tema, para no mezclar.
    La presunción de inocencia es respetabilísima. La policía sabe positivamente que tal tío es un violador, un asesino, un psicópata, etc, pero no puede trincarle, ni registrar su casa, ni evitar que pulule por la calle maquinando maldades.
    Nos da muchísima rabia que las cosas sean así, pero las aceptamos y nos confiamos en la (inoperante, lenta, torpe) actuación judicial. Vale.
    Pero el Duende cuelga en su página una grabación de alguno de sus conciertos y resulta que tal cantata de Burrowsky tiene un arreglo que aún devenga derechos de autor, y nos cierran elduendedelaradio sin orden judicial y sin na de na.
    Ya decía yo que los artistas no hacían lo de la cejita con el dedo por na. Por algo era.

    Me gusta

  4. 4 wallace97 diciembre 5, 2009 en 3:58 pm

    Joé, José Ramón, me has dejado intrigado con la “posible discriminación urbanística”. Me imagino que cuando se monta una reunión de trabajo para tratar el tema, es posible que haya algo detrás, pero no alcanzo a imaginar de qué índole puede ser en este caso la discriminación.

    En cuanto al uso o no del masculino genérico, me consuela pensar que afortunadamente somos la mayoría de las personas las que lo aceptamos, por puro y simple pragmatismo y sentido común, aunque desgraciadamente también me desconsuela que la minoría que no lo acepta son las que más ruido meten y las que más están tocando las narices a todos los niveles.

    Y lo de los “artistas” del club de la ceja, era más que evidente desde el primer momento. Lo malo es la cantidad de votos que arrastran a las urnas estos pesebreros. No es por nada, pero tengo claro que los fondos utilizados para subvenciones a esta gente deberían considerarse financiación ilegal de un partido.

    Me gusta

  5. 5 DOLOROSA diciembre 6, 2009 en 12:40 pm

    Desde que comenzaron nuestros políticos ” y nuestras políticas” a usar el “ellos y ellas”, fue algo que me chocó e incluso, aunque sea excesivo, me molestó ¿Es que creen que así se evita la discriminación de la mujer? Yo creo que la mujer es lo suficienrtemente inteligente para no sentirse discriminada por el uso de una regla gramatical que hasta ahora, la RAE no ha rectificado o al menos, eso creo.
    A mí también me encanta que des caña a las estupideces que oímos todos los días y como dice Walace97, todo debe tener un límite. Pero desgraciadamente, creo, que el límite quien debe ponerlo, no lo pondrá nunca porque así se sienten más importantes. Da la impresión de que lo primero que hacen al levantarse por la mañana es pensar qué tontería se les ocurre para soltarla a la primera ocasión.

    Me gusta

  6. 6 maribel diciembre 6, 2009 en 1:36 pm

    me encanta que toqueis estas cuestiones,,,porque estupideces hay y habran a toneladas…Duende no nos dejes de escribir te necesitamos!!!!!! saludos

    Me gusta

  7. 7 Zoupon diciembre 9, 2009 en 11:55 am

    Me ha contado recientemente uno de sus afiliados que determinado sindicato usa en sus documentos eso que llaman la “perspectiva de género”, pero que, como escriben más que el Tostao, los redactores en seguida se cansan o se olvidan y pasan a usar el genérico de toda la vida.
    En otro ámbito me contaron que para evitar repetir mucho la expresión “usuarios y usuarias” sin dejar por ello de ser políticamente pesados, optaron por la expresión “personas usuarias”. Claro que cuando tocó hablar del personal y suplir lo de “trabajadores y trabajadoras”, tuvieron el problemilla de que “personas trabajadoras” tenía un matiz que no se correspondía exactamente con lo que se quería decir. Y vuelta a empezar.

    Y también es cierto lo de que cuanto más tiempo perdemos en estas cosas, menos nos queda para hablar o escribir correctamente, y así nos salen cosas como que te pidan por la calle “una firmita p’a la droga” (en lugar de contra la droga) y te quedes pensando que si será posible que a más firmas más droga les den. O que se celebre el día del tabaco en vez de contra el tabaco, y encima patrocinado por el ministerio de Sanidad.

    En este sentido, hace un rato escuché en la radio un anuncio de una gran empresa eléctrica según el cual los últimos y presuntamente rigurosos estudios indican que dos de cada tres peatones no van andando a los sitios. Y así, es casi seguro que dos de cada tres vegetarianos no come vegetales o que dos de cada tres fumadores no fuma. Y quizá por esa vía se puedan explicar muchas cosas que pasan en esta España nuestra donde dos de cada tres gobernantes no gobierna nada.

    Me gusta


Comments are currently closed.



Siluetas de RNE

Duendes suscritos:

Suscripción

Suscripción por email

Publicaciones:

PARAÍSO DE HOJALATA
Una Infancia de Hojalata

Ir directamente a

Blog Stats

  • 1,341,141 hits

A %d blogueros les gusta esto: