Querida Constitución

Con el permiso de Mafalda y de Quino...Y gracias por su préstamoCuenta doña María que Orencio Porrero, un anciano ferroviario muy rojeras que vivía en el Bloque los Arándanos –quizás ya ha muerto- tuvo dos hijas con una libertaria antes de que ésta le abandonase para combatir con Durruti. Otra España. Quiso ponerles el nombre de República y Constitución. Como en el franquismo no lo tenía fácil, les antepuso María. La mayor sería María República y la segunda María Constitución, y así empezaron a llamarles a la muerte del dictador. “A la mayor en el bloque le acabaron llamando Mari Re, que es raro, pero suena bien. Sinencambio a la otra le tocó Mari Cons, que según se dice de corrido no queda tan bonito. La Mari re se hizo bailaora, se casó con un guitarrista de flamenco y acabó abriendo un tablao en la parte del Japón. La Mari Cons, sinencambio, se metió a monja, y ahora ya no le sirve de ná to aquel cambalache de los nombres, porque se llama Sor Clemencia del Sagrado Corazón de Jesús. Tanta infancia ilbertaria y tanto miedo pa luego acabar en eso”.

Debe de ser el sino de la Constitución. Los que hicieron de ella un instrumento para apurar a fondo un fuero especial de por sí discutible, ahora la desprecian, y ni la felicitan el día de su cumpleaños. Qué caraduras. La Constitución les dio la mano y se quieren tomar hasta mucho más allá del codo. Los que la añoraban porque sólo conocían una dictadura, se han aburrido de ella. Y los que dicen sentirse a gusto con la carta magna y la cumplen, se mosquean porque ya muy pocos la respetan. Los mismos que hicieron la ley –y aveces entre ellos el propio gobierno- se amparan ahora en la trampa para decir Diego donde antes decían digo.

Como a la hija del vecino de doña María, habría que cambiarle el nombre. Quizás Sorpormuchosaños. De repente la gente se olvida de lo hubo y del logro que fue salir de aquello en paz y quiere vivir en el país de Jauja, a ser posible a cargo de los demás. Contra el abuso de los nacionalismos históricos, Constitución. Contra la insolidaridad, Constitución. Contra la irresponsabilidad, Constitución. Lo de regresar al franquismo y recordar cómo mirábamos y admirábamos a los pueblos democráticos que la tenían entonces es afortunadamente imposible.

Aunque doña María o las hijas del señor Orencio dicen que algunos se lo  merecerían…

Anuncios

7 Responses to “Querida Constitución”


  1. 1 wallace97 diciembre 6, 2009 en 5:35 pm

    La Constitución: gran mito, gran estafa, paradigma de la demagogia y de la hipocresía. Un papel mojado en que se han plasmado cuatro chorradas multi-interpretables, que permiten a unos cuantos hacer todo aquello que otros muchos no debemos hacer.

    Y juzgada por un tribunal politizado y mediatizado hasta la saciedad, con menos independencia que la que tiene un recién nacido.

    Menos paripés de puertas abiertas, y más exigencia democrática de verdad.

    Menos votos por simpatías, bellezas y falsas igualdades, y más responsabilidad a la hora de utilizar una urna.

    Me gusta

  2. 2 José Ramón diciembre 6, 2009 en 9:19 pm

    Cito: “La gente […] quiere vivir en el país de Jauja, a ser posible a cargo de los demás”.
    Creo que esa es una gran verdad, aplicable universalmente en todo el espacio y en todo el tiempo.
    (Quiero decir antes y ahora, y aquí y allá).
    Eso es lo que hay.

    Ayer hablaban en la tele, con la muerte de Solé Tura, padre de la Consti, que hay varios padres, y a todos los veneramos. Pero que habría que distinguir entre los padres fachas y los padres progresistas.
    No sé. Yo creo que padres fueron todos, y así nos va. Y que, dentro de lo malo, y estando más o menos de acuerdo con Wallace, tengo un recuerdo grato de aquella época, y creo que salió lo que pudo, y que todos hicieron lo que pudieron y supieron. Al menos durante unos años, con las tensiones e intereses tan diferentes de tanta gente, salió algo.

    Me gusta

  3. 3 Franciska diciembre 7, 2009 en 7:21 am

    Si lo pensamos, vivimos un gran momento historico de nuestro pais, yo me quedo con este recuerdo en el que salir de una dictadura así como así despues de tantos años demostró que “el gran pueblo español”, es a la postre el gran protagonista. Los politicos, ya se sabe, tienen que hacer un trabajo, a ratitos les sale pasable y la mayoria de las veces de horror( estamos en ello),
    pero intentemos pensar que por lo menos la tenemos, a ella, a Maria Constitucion, alias Sor Clemencia, se supone que rezará por todos nosotros.

    Me gusta

  4. 4 Charivari diciembre 8, 2009 en 1:26 pm

    Estoy con FrancisKa en que fueron años de mucha ilusión.
    Lo malo que “el gran pueblo español” está de un vulgar, ignorante, aborregado, cutre, etc., etc. que se mata. No veo yo ánimos de pelear por una sociedad más justa ni nada por el estilo. Claro que ya lo dijo el otro: el mundo es ancho y ajeno (poniendo delante de “es” ME, refleja mejor la actualidad).

    Me gusta

  5. 5 Zoupon diciembre 9, 2009 en 12:04 pm

    Como diría el padre Bonete, no creo que la Constitución sea mala de suyo. Con las carencias, las laxitudes y los errores que ahora se manifiestan con intensidad, en mi opinión salió medianamente bien teniendo en cuenta las circunstancias en la que fue parida. Otra cosa es que la hayan convertido, como dice, Wallace, en un papel mojado, mas bien en un kleenex, a base se sonarse con ella los mocos gran parte de los políticos, y ante la indiferencia de los demás.

    Me gusta

  6. 6 Mauve junio 23, 2011 en 7:42 pm

    Whoever wrote this, you know how to make a good atrcile.

    Me gusta

  7. 7 xkbuyzoom junio 26, 2011 en 1:06 pm

    M5V0ui oiaiyhvflwrn

    Me gusta


Comments are currently closed.



Siluetas de RNE

Duendes suscritos:

Suscripción

Suscripción por email

Publicaciones:

PARAÍSO DE HOJALATA
Una Infancia de Hojalata

Ir directamente a

Blog Stats

  • 1,339,907 hits

A %d blogueros les gusta esto: