Un delicioso paseo navideño

Por este cuadro de Hendrick Avercamp se adentró el Duende para felicitar la Navidad...

Al despertar el día de Navidad, el Duende se encontró en un paisaje mágico que parecía transportado del sueño. Todo indicaba que por fin se había cumplido uno de sus deseos. Había roto las ataduras con la realidad y estaba dentro de uno de esos cuadros que algún maestro del pasado dejó pintados para el deleite de los curiosos. ¿Cómo vivían, cómo vestían, cuál era el entorno que veían sus ojos, cómo se divertían y jugaban esos seres humanos pequeñitos que tantas veces refleja la pintura costumbrista de otras épocas?

La respuesta estaba en aquel lienzo de Hendrick Avercamp en el que milagrosamente se había filtrado el Duende. Allí, rodeado por una multitud de patinadores y de paseantes holandeses del siglo XVII, sobre una superficie helada cuyo blanco se fundía en el horizonte  con un  cielo de igual color, se veía en lo alto de un trineo tirado por un caballo percherón. De cuyos arreos colgaban muchos cascabeles que marcaban el trote del equino con un sonido inequívocamente navideño, según la tradición que Santa Claus y otros gnomos parecidos nos han ido contando generación tras generación.

El trineo iba en su parte posterior cargado de regalos cuidadosamente empaquetados con esos papeles, cordones y adornos que ahora convierten cualquier nadería en algo irresistible. Mientras curioseaba y tomaba nota de todo lo que hacían los personajes del cuadro al Duende, por cierto,  le bullían en el alma todos los tópicos sentimentales que sazonan esta fiesta cristiana. Desde lo de procurar ser más bueno y saber amar mejor, hasta acordarse de los ausentes y de esos muchos que están ahí y te quieren y a los que a veces uno olvida incluso saludar, qué falta de educación. Ahí estaban, pensamientos flotantes en el aire, como los copos de nieve que empezaban caer mansamente mientras el trineo, poco a poco, iba dejando atrás el gentío, desbordaba las últimas preciosas casitas del paisaje holandés y se adentraba en un infinito blanco de paz y silencio encantadores. Sólo sonaban los cascabeles y el deslizarse de los patines del trineo, acompañando aquella huida blanca a no sabía qué fronteras de la ilusión que pudieran detener su viaje.

Se preguntó entonces para quiénes eran todos esos regalos que cargaba el trineo. Y recordó a continuación su propia vida, una vida de esas que ahora llaman virtual, ser algo evanescente cuatro veces a la semana y no ser nadie ni nada el resto, aparecer aquí y allá hablando de todo y no diciendo casi nada. Se acordó de su blog: espejo vanitas vanitatis, placebo, terapia, ejercicio de escritura, cuaderno de notas, masaje en su autoestima, vertedero de ocurrencias, lloradero, vomitorio de nostalgias y lamentos, tobogán de chorradicas. Fogata de virutas. No se sabe por qué, estas virutas del alma que uno afeita cuando le parece han merecido desde hace algo más de dos años la mirada y a veces el comentario de tantos pacientes buenos amigos. Se llaman Lola y Fred, Darabuc, Candil, Julián 29, Bob y Adela, Gervasio, Zoupon, Joselepapos, Julio, Angela, Ursux, Charivari, Begoñas diversas, Camiseta, Pedrito, Dolorosa, Wallace, Marina, Higorca,  Ana,  Wateri, Angelus Pompaelonensis, Paloma, Franziska, Pemberton, Aldara, Palinuro y Palinurova, Alfonsina…Nadie es last nor least. Nadie, incluso los que también escribieron y el Duende no es capaz de citar ahora. Ni los que tampoco lo hicieron nunca, pero lo leen.

A todos se los encontró el Duende a lo largo de su paseo navideño, que empezó en el cuadro de Hendrick Avercamp y continuó hacia el blanco vaporoso en el que se fundían la Navidad, la impagable sensación de paz interior  y el calor humano de un beso cariñoso. A todos les dio su regalo que, como cualquier ilusión, mejor es no romper abriéndolo. No lo abran, dentro no hay nada. El Duende no tiene nada interesante que dar, y sólo mucho que agradecer. Feliz Navidad, amigos del alma.

Anuncios

29 Responses to “Un delicioso paseo navideño”


  1. 1 El Duende de la Radio diciembre 25, 2009 en 11:26 am

    Como regalo adicional -estamos que lo tiramos- creo que he conseguido capturar de You Tube un villancico cantado por HARRY BELAFONTE que me patrece tan delicioso como el paseo del post.

    Sugiero a los amantes del género que lo escuchen y lo disfruten. A ver si hay suerte y consigo pegar el enlace:

    Las postalitas son un poco cursis. Pero da gloria escuchar al viejo Harry.
    FELIZ NAVIDAD OTRA VEZ

    Me gusta

  2. 2 José Ramón diciembre 25, 2009 en 12:40 pm

    Feliz Navidad a todos.

    (Me ha gustado mucho lo de no abrir el regalo porque dentro no haya nada. Sólo la ilusión. ¿Te parece poco?
    Muy bonito el villancico).

    Feliz Navidad.

    Me gusta

  3. 3 lola diciembre 25, 2009 en 3:34 pm

    Este es el Duende que más me gusta. Cuando se desnuda frente al espejo mientras todos le observamos y deja aflorar sus sentimientos tal y como los siente, allá, en el fondo de su corazón de niño.

    Muchas gracias por el regalo, es enorme. No hace falta abrirlo porque ante su presencia se puede apreciar el interior. Es extraordinario, podemos observarlo, impregnarnos de su contenido, escuchar su mensaje. Una mirada le pone las pilas y permite disfrutarlo para siempre.

    Me ha encantado el villancico. Feliz Navidad.
    Un beso duendesillo.

    Me gusta

  4. 4 Fred diciembre 25, 2009 en 6:35 pm

    Muchas gracias Duende y muchísimas felicidades para ti, para toda tu familia y amigos y tambien para todos los duendeamigos.
    Que texto tam bonito nos has escrito.

    Un gran saludo a todos.

    Me gusta

  5. 5 Julio diciembre 25, 2009 en 10:48 pm

    Querido Papá Noël, a quien no esperaba y ha dejado en el árbol de la ilusión, un regalo no pedido, no esperado.

    Creo que ha sido uno de los mejores regalos que haya recibido en esta Navidad, tanto porque está cargado de sensibilidad como por inesperado.

    Tu blog no es ‘vanitas vanitatis’, y aunque lo fuera, es algo a lo que tienes derecho, porque como muy dices, es muchas cosas a la vez:”placebo, terapia, ejercicio de escritura, cuaderno de notas, masaje en su autoestima, vertedero de ocurrencias, lloradero, vomitorio de nostalgias y lamentos, tobogán de chorradicas. Fogata de virutas”.

    Todas esas cosas también se contagian y nos ‘alimentan’ ¿cuatro veces por semana? Las que sean.

    Los mejores deseos para este Duende y que el 2010, sigas manteniendo esa ‘fogata de virutas’.

    Me gusta

  6. 6 Pedrito diciembre 26, 2009 en 10:14 am

    Me faltan palabras para decirte cuanto agradecemos la ternura de esta magnífico “post de Navidad”, ocurrente, hermoso, elegante, nada evanescente, lleno de sentido y de sentimientos de otros tiempos, de otras galaxias …
    Una vez más, mil gracias querido Duende, y que por estos húmedos dias festivos, llueven en tu hogar y en tu corazón esas felicidades que tan generosamente nos deparas y bien te mereces !

    Me gusta

  7. 7 Higorca diciembre 26, 2009 en 11:21 am

    Hay algo más grande que la ilusión? Supongo que no, mientras se tiene ilusión se sigue siendo joven, luego todo termina, el mejor regalo? Una palabra de cariño, una caricia de aquel hijo, un beso de la persona que se tiene cerca, pero para todos sin mirar, sin escuchar, sin hablar, a todos Feliz Navidad

    Me gusta

  8. 8 chita diciembre 26, 2009 en 1:25 pm

    gracias por ese paseo, ese eres tu! Feliz Navidad! aunque sea el dia después.

    Me gusta

  9. 9 DOLOROSA diciembre 26, 2009 en 1:28 pm

    Qué bonito regalo navideño y que bien escrito y descrito, el maravilloso cuadro que transporta a otros mundos. El villancico, precioso, igual de tu felicitación y precioso el regalo, que como bien dices no hay que desenvolver sino imaginar el cariño conque lo has envuelto. Feliz Navidad para ti y para todos los amigos.

    Me gusta

  10. 10 Palinuro diciembre 26, 2009 en 1:51 pm

    Tal vez no tenga el Duende nada que dar, pero está claro que sí bastante que decir. Y lo dice, por cierto, con la envoltura de un bello lenguaje que llega a tocar nuestras fibras más sensibles. Gracias por este regalo, y muy feliz transcurso por el bosque a todos sus pobladores.
    Impagable el villancico que has rescatado. Hasta se pueden perdonar sus ilustraciones por bienintencionadas.

    Me gusta

  11. 11 maribel diciembre 26, 2009 en 2:10 pm

    Muchisimas gracias Querido Duende por este regalo que nos has hecho desde tu blog. gracias! feliz navidad a todos los tuyos y a nosotros los que te leemos!!! nunca dejes de escribir!!

    Me gusta

  12. 12 lola diciembre 26, 2009 en 5:26 pm

    Nos decía el Duende: “no lo abran, dentro no hay nada”. Toda la noche pensando que era imposible que estuviese vacío un regalo tan grande, y así fue.

    La inquietud propia de un niño deseoso de abrir el regalo que en este caso Père Noël le había dejado junto a la chimenea. Pero en realidad fue el Sr. Insomnio quién le despertó y no pudo resistir la idea de ir a verlo otra vez. Frente a la chimenea dos gatas dormían plácidamente y con cuidado retiró una caja enorme envuelta en papel brillante rojo con un enorme lazo de color púrpura.

    Al coger la caja presentía una desilusión, era muy ligera ¿sería verdad lo que nos dijo el Duende? Sí, pero al instante al volver a dejar la caja encima de la mesa se oyeron voces:

    – Y en esta casa, ¿dónde está el turrón? Vaya tela, aquí también se hacen las cosas de espaldas al pueblo. ¡A ver si te acuerdas María! Mi amiga Jocelyn tenía una manera mu rara cuando se refería a los dulces. Ahora m’acuerdo: el gató (le gâteau). ¿Dónde está el gato en esta casa?

    De repente se oyó trastear a alguien abriendo cajones, cerrando puertas. El padre Bonete no podía creerlo -¿Dónde está el Belén en esta casa? ¿Tampoco hay crucifijos? El santo Zapatier debió pasar por aquí para desear unas Felices Fiestas. ¡Ay hija mía! Por fin encontré la señal-. En una cajita había guardado un pequeño crucifijo.

    – ¡Cómo se nota que estoy en la France! ¿Estaré soñando? – Dijo casí enfadado Don Braulio mientras maldecía por lo bajini desde el baño al comprobar que el inodoro no funcionaba y estaba atascado. Al ser festivo, pues ya pasó Noël, pero algunos dicen que esto es territorio catalanoide y hoy también hacen fiesta, no había fontanero alguno disponible. Su uña polivalente detecto un artilugio en el garaje pa ver si podía desatascar el asunto y se puso manos a la obra. Y lo consiguió.

    Temiendo despertar hasta el mismo rey con tantas voces, volvió a dejar la caja donde la encontró, al al lado de la chimenea, la gata protestó al tropezar sin querer con su cesta.

    Prueben ustedes y verán, basta tocar la caja…

    ¡Qué pillín es este Duende! No nos lo advirtió.

    Me gusta

  13. 13 Bob de Ca's Barber diciembre 26, 2009 en 7:31 pm

    Apresiados amigos! enresulta que ya es otra ves la Navidad felis! yo no me había dado ninguna cuenta, Batuadena!! tan metio que estoy ahora buscando dibujos en el agua, los hay que tienen forma de cola de caballo, otros son remolinos que no sabes a donde empiesan, a donde acaban ni de donde vienen o se marxan como el que no quiere la cosa!, como me gusta busear idò! no es poblema! porque tengo mucho espasio, cuando buseas no te encuestras a casi nadie asín que se respira muy ancho!! ara la superfisie está un pelo removida, ah!! la pasiensia es una virtud, desía l’abuela, en pas descanse, asín que os envio un buen saco de pasiensia ¡bieeeeeeeeeeeen grande!, en un saco de pienso de los pollos, pa resiclarlos mas que nada!, por ¡Ups! i lo teneis que escampar bien por todo el salón y si hay jardín mejor pa que le llegue un poquito al vesino!, tambien os envio una mañana de solesito pa cada día, nada!… es una cosita de detalle pa poner en el comodín y asin cuando te despiertas es otra cosa, ahiiiiiiiiiiiiiiiiiii vaaaaaaaaaaaaaaaaaaa!!!!

    ————————— Bob ————————–

    Me gusta

  14. 14 Palinurova diciembre 26, 2009 en 7:41 pm

    ¡Que casualidad! En la Nochebuena escuchamos ese hermoso villancico cantado por Juan Diego Florez y hoy por Harry Belafonte. Y cada uno a su manera, magníficos los dos.

    Yo no pienso que aquel paquete venga vacío, nos trae además cosas muy diversas: carcajadas,risas, recuerdos, algún que otro lagrimón, pequeños empujones para reflexionar … .Será que te sirve de terapia a tí, duende, pero a los demás tampoco nos viene nada mal. Al contrario, mucha falta nos hace a veces. Sigue regalándonos pequeñas dosis de felicidad.
    Gracias, a ti y a todos los habitantes de este bosque muchas felicidades en lo que queda de estas fiestas y para el año venidero.

    Me gusta

  15. 15 El Duende de la Radio diciembre 26, 2009 en 8:06 pm

    ¡Cómo se me pudo olvidar Maribel!…Disculpa, amiga. Cmo decía el vejete rijoso de “Con faldas y a lo loco”, NOBOODY IS PEFECT…

    Me gusta

  16. 16 Angelus Nativitatis diciembre 26, 2009 en 11:41 pm

    Gracias, Duende. Todo un regalo. Aquí te presento otro villancico, coral, tal vez el que más me ha gustado desde siempre. En cuatro versiones:

    http://www.youtube.com/watch?v=LhZl5qWtO_Q

    http://www.youtube.com/watch?v=3Zc20Zd62hE

    http://www.tafalla.net/musica/uxoa%20-%20mesias%20sarritan.mp3

    http://www.musica4all.com/67228/coral-enrique-granados-mesias-sarritan.html

    Mesias sarritan agindu zana
    Aingeru artean dator gugana (bis)

    Gloria zeruan pakea hemen
    Kantari aingeruak dagoz Belenen (bis)

    Kantari aingeruak dagoz Belenen…

    ¡Feliz Navidad!

    Me gusta

  17. 17 joselepapos diciembre 26, 2009 en 11:54 pm

    Cómo me alegra leerte de nuevo, querido Bob. Ya me ha llegado la paciencia y el sol llegará en cuanto amanezca. Gracias y bienvenido.

    Me gusta

  18. 18 José Ramón diciembre 27, 2009 en 1:42 am

    Me alegro mucho de volver a leerte, Bob. Feliz Navidad y felices dibujos en el agua.
    Y no te vayas mucho rato. Vuelve.

    Me gusta

  19. 19 Franciska diciembre 27, 2009 en 9:33 am

    !Que bien tener un espacio para ponernos sentimentales en estas fechas!, haber conocido este blog y a sus componentes es algo estupendo.
    Muchas gracias al Duende por lo que siente y por transmitirlo, !que envidia! saber usar así las palabras, a ver si se me pega algo, porque da gusto leeros a todos.
    FELIZ NAVIDAD

    Me gusta

  20. 20 Ángela diciembre 27, 2009 en 4:57 pm

    Muchas gracias Duende, por hacer que la Navidad, sea cada año más Navidad. Llegará un día en el que ya no echemos de menos el pavo trufado, los taquitos de gelatina, el huevo hilado, los polvorones y las peladillas (¡Dios mío las peladillas!), llegará un día en el que ya no nos acordemos de las naderías deliciosamente envueltas, ni de las poesías empaquetadas… por que TODO sigue siendo igual. Muchas gracias de verdad y Feliz resto de la Navidad.
    Felices Fiestas también para todos.

    Me gusta

  21. 21 Zoupon diciembre 27, 2009 en 8:20 pm

    Gracias al Duende y gracias a todos los demás, es un gustazo leeros.

    Y feliz Navidad con carácter retroactivo.

    Me gusta

  22. 22 Marina diciembre 27, 2009 en 8:26 pm

    Amigos del alma…que lazo rojo más bonito.
    Tu mejor regalo son tus palabra querido Duende. Suenan a honestidad y eso lleva a la dignidad.
    Ser honesta y digna como tu eres, es a lo que yo aún aspiro.
    Felices días para ti y los tuyos.

    Me gusta

  23. 23 wallace97 diciembre 28, 2009 en 9:49 am

    Al Duende, por su contumaz despiste, le deberíamos obligar a escribir José Ramón, José Ramón, José Ramón…, así hasta cien o doscientas veces, ja, ja, ja.

    Me gusta

  24. 24 wallace97 diciembre 28, 2009 en 10:06 am

    Como me pasa muchas veces, entro para una cosa y acabo poniendo otra.

    Muchas gracias, Duende, por el regalo, prolongado en los comentarios de los duendeadictos.

    Me gusta

  25. 25 CARMEN diciembre 28, 2009 en 11:18 am

    Muchas gracias Duende por ese maravilloso y secreto regalo
    Felicidades a todos ,aunque llegue un poco tarde.

    Me gusta

  26. 26 begoña diciembre 28, 2009 en 3:30 pm

    Después de una Navidad gratificante, éste es un estupendo regalo. Gracias al Duende y a todos los que os he podido leer otra vez tras algún tiempo de silencio.

    Me gusta

  27. 27 Charivari diciembre 28, 2009 en 9:32 pm

    Encantador el blog y precioso el villancico. Auque algo rezagada -estuve en la sierra sin “conexiones”- os deseo muy Felices Pascuas a todos los duendes de este club curioso y variopinto. Besos

    Me gusta

  28. 28 Angelus Nativitatis diciembre 28, 2009 en 9:35 pm

    Me uno a las felicitaciones de todos. El caso es que hace dos días publiqué algo que no voy a repetir, porque a mí me aparece con un texto sobre fondo amarillo que reza: “Tu comentario será revisado antes de publicarse.” Naturalmente, tengo la duda de si mi comentario con el villancico lo veis todos o sólo lo veo yo. Que alguien me lo aclare. Gracias.

    Me gusta

  29. 29 Carlos Suárez Pazos enero 4, 2010 en 3:10 pm

    Unos cuadros preciosos los de este señor.
    No lo conocía.
    Gracias!

    Me gusta


Comments are currently closed.



Siluetas de RNE

Duendes suscritos:

Suscripción

Suscripción por email

Publicaciones:

PARAÍSO DE HOJALATA
Una Infancia de Hojalata

Ir directamente a

Blog Stats

  • 1,339,762 hits

A %d blogueros les gusta esto: