Otra manera de felicitar el Año Nuevo

Hay felicitaciones de Año Nuevo verdaderamente impagables. Aunque sean tardías, como las de Homper...

Le ha sorprendido a Homper  enterarse de que este mes de diciembre hubiera dos lunas llenas. Pafraseando a Newton, la ignorancia de los espacios infinitos le espanta. Lo suyo en astronomía es un no saber  enciclopédico.  Estaba convencido de que  así como la mujer sólo tiene dos tetas y los coches cuatro ruedas,  sólo tocábamos a una luna llena por mes. Ahora resulta que ese fenómeno de las dos lunas llenas, tan sorprendente inicialmente, no alcanza el rango de la conjunción planetaria Obama/Zapatero, que en verdad sí es algo raro y broche, sin duda, de una era excepcional. Sino un capricho astronómico que se da cada dos años y medio.

Se pregunta Homper cómo es posible que una ciencia que habla de años luz como si fueran calderilla del tiempo pueda siquiera  reparar en eso como algo extraordinario. Para el astrónomo dos años y medio tienen que ser una insignificancia. Para él en cambio cualquier luna llena es un acontecimiento. Siempre le rinde culto, dialoga con ella, y la utiliza como pantalla del cine de sus sueños. Se queda mirándola un ratito y ve pasar sobre su oblea luminosa y mágica las sombras chinescas que rondan su alma: aspiraciones, deseos, oraciones, afectos,  tal vez viejos amores. Les saluda, y si ellas son guapas y verdaderamente inolvidables, hasta les lanza besos. Lo hace en el campo, lejos de las luces del pueblo, allí donde la luna luce más. Afortunadamente no le deben de ver más que las lechuzas.

Entretanto, claro, le llegaban mensajes SMS para felicitarle el año nuevo. Algunos originales, otros de receta, algunos especialmente apreciables por venir de amigos que quedaron refugiados en un rincón del tiempo, otros inesperados. Y muchos indescifrables: un número sin firma, hablándole a uno como si su poseedor fuera un íntimo. Sin firma. ¿Qué milagro cabe esperar de una memoria que va desfalleciendo con los años? A Homper le da apuro responder a estas muestras de afecto puntualmente con cortesía mecánica. También feliz para ti, gracias. Igualmente. Gracias por acordarte. Yo también te deseo lo mejor. Suerte para todos en 2010….No se trata de salir del paso.

Preferirá responder pausadamente en los próximos días o meses, quizás rebanando tiempo al año nuevo, pero intentando a cambio personalizar algo más sus mensajes. Homper aún se sorprende –también- de que la gente se sorprenda cuando a veces, sin venir a cuento, recibe una llamada o un mensaje espontáneo suyos. Leí este libro y me recordó a ti. Vi esta película y pensé que te gustaría. Me dolía la cabeza, como a ti tantas veces, y, mira por donde, dije, voy a llamarle… He estado en tu pueblo y me he acordado de todo lo que nos contabas de él. Escuché tu concierto favorito, y te me apareciste. Soñé contigo. Ya sabes lo imprevisibles que son los sueños, pero el caso es que estabas ahí…Podríamos llamarlos postit sentimentales. O recuerdos sin demasiado pretesto. A él le gusta repartirlos a lo largo del año. Y aunque no consigue que todo él sea feliz, algo imposible, se consuela pensando que a lo mejor ha ofrecido un momento amable para sus amigos del alma.

No obstante Homper también quiere cumplir con el amante de lo convencional. Por si el lector está en ese caso, Feliz lo que queda de Año 2010, amigo.

Anuncios

10 Responses to “Otra manera de felicitar el Año Nuevo”


  1. 1 julian29 enero 2, 2010 en 10:26 pm

    Estimado Duende.
    También a ti te deseo lo mejor para este nuevo año. Mis mejores deseos,tambien para el resto de los habitantes de este tu bosque.
    Un fuerte abrazo…

    Me gusta

  2. 2 José Ramón enero 3, 2010 en 12:28 am

    Duende: Los ciclos lunares son de 28 días, y los meses son de 30 ó 31 (menos febrero). O sea, que si pilla una luna llena justo al principio del mes la volvemos a enganchar justo a fin de mes. Al mes siguiente ya la tenemos a finales, pero más metidita. Y así, mes a mes, se nos va yendo más a mitad de mes, y sigue subiendo hacia primeros.
    En fin, qué cosas. (Menudos quebraderos de cabeza le ha ocasionado a la humanidad que el mes lunar sea de 28 días y no case con el año solar. Eso daría para varios post muy interesantes).
    Pero vamos a lo que vamos. Tu post me ha abierto los ojos. Me ha venido al pelo. Yo también he recibido un sms de gente desconocida. Viene su teléfono, pero no sé de quién es y no me atrevo a contestarle. En este caso, además, el amigo desconocido me ha mandado un texto sensiblero e hipercursi, y he optado por callarme.
    Por otra parte, tengo dos personas a las que siempre mando tarjeta navideña, pero este año he decidido no hacerlo porque me parece postizo y falso, y quisiera hacer otra cosa. Haré lo que dices: Les escribiré un día cualquiera por algún motivo, y no obligatoriamente en Navidad-Año Nuevo sin motivo alguno, por mera costumbre.

    Me gusta

  3. 3 wallace97 enero 3, 2010 en 1:48 am

    Los mensajes SMS que he recibido han sido de personas conocidas, y como han sido poquitos (casi todos los he recibido por e-mail), los he contestado todos.

    Eso sí, este año he recibido algo el día de nochevieja realmente original: una tranferencia bancaria de 1.152,74 euros de un desconocido. Y a éste, en vez de contestarle, esperaré a que el banco me retire la felicitación.

    Me gusta

  4. 4 maribel enero 3, 2010 en 10:12 am

    FELIZ AÑO A TODOSSSSSSSSSSSSS BESOSSSSSSSSSS

    Me gusta

  5. 5 Pedrito enero 3, 2010 en 10:44 am

    Sumándome a la corriente de felicitaciones que mana de este blog, deseo a todos sus huespedes salud y buen humor para aguantar el “desaccelerado” 2010, y amenazo a nuestro querido Duende con el envio de una de esas e-tarjetas navideñas de procedencia británica del más esquisito gusto para completar su colección …

    Me gusta

  6. 6 WaterI enero 3, 2010 en 2:14 pm

    Querido Homper yo tampoco te mandé mi felicitación que voy a hacer ahora mismo. Tampoco respondí a montones de SMS que no iban firmados y que yo no tenía grabados en mi memoria del teléfono.

    La amistad se demuestra día a día, con actos de cariño y apoyo,como visitando la exposición de un amigo, viendo el partido del atleti en casa de otro o atendiendo a las llamadas del primero para dirigir una subasta benéfica.

    Ciertamente el mensaje listado de felicitación no indica mas que estás en su agenda y que te acuerdas de alguien al ver su nombre
    no representa una llamada de recuerdo y cariño , sino a ¿Este por qué no?

    Sabes que para nosotros cuentas como amigo y mq gustaría seguir la conversación sobre el arte, si es necesario o no rematar los cuadros , si debe de ser diferente la expresión de un óleo o de una acuarela o dibujo o si el mensaje plástico es lo que es y no tiene que depender de quien vaya a verlo.

    Ten un año como tu quieras

    Me gusta

  7. 7 Ángela enero 3, 2010 en 8:28 pm

    Si no consigo adelgazar en el 2010, que por favor, engorden todas mis amigas!!!!
    Feliz año, para todos vosotros también.

    Me gusta

  8. 8 Úrsux enero 4, 2010 en 9:01 am

    Pues yo este año apenas he recibido un 10% de los sms de los años anteriores.

    ¿Será la crisis de los 40?, ¿la económica?, ¿he perdido el 90% de mis amigos?.Porque no creo que se hayan dado cuenta de que nunca les respondo. Y si sí se han dado cuenta: ¿qué vengativos, no?.

    ¡¡¡Que os traigan muchas cosas los Reyes!!!

    Me gusta

  9. 9 adela enero 4, 2010 en 5:28 pm

    Reconozco que es más llamativa la luna por la noche, pero al día siguiente disfruté del espectáculo de ver salir el sol a mi derecha mientras a la izquierda continuaba la luna llena espectacular sobre el fondo celeste, normalmente no podemos apreciarla, sin embargo estos dias estaba deslumbrante!.
    Vaya Wallace!! seguro que alguién está buscando su nómina! a mi me pasó una vez!:)

    Me gusta

  10. 10 joselepapos enero 4, 2010 en 6:13 pm

    Yo no tengo ese problema de los sms desconocidos de los que habláis (ni de los conocidos). Ya sólo una hermana me felicita al modo tradicional, suelo responder con otra tarjeta pero este año se me está pasando la fecha y aún no he reaccionado.

    Por estas insulares tierras me sorprendió ayer la visión de una luna más grande y hermosa de lo habitual. Gracias por tu explicación, José Ramón.

    Adela, una vez me ingresaron un millón de pts. No veas qué ilusión me hizo durante los breves minutos que duró.

    Me gusta


Comments are currently closed.



Siluetas de RNE

Duendes suscritos:

Suscripción

Suscripción por email

Publicaciones:

PARAÍSO DE HOJALATA
Una Infancia de Hojalata

Ir directamente a

Blog Stats

  • 1,339,762 hits

A %d blogueros les gusta esto: