El chaleco imperfecto de Dios

Señor, Señor...Hasta los chalecos de pura lana virgen son manifiestamente mejorables.

Según un teólogo alemám – que no quiere revelar su nombre por discreción, pero  que dice haber estudiado bien el tema- cuando Dios culminó la creación, y antes de complacerse en ella, se puso un chaleco de pura lana virgen.

Las ovejas se sintieron entonces  muy reconocidas y felices, pues su lana agradaba a Dios. Y Éste creía que la lana era buena, y que lucir un chaleco de esta fibra natural era un argumento más que avalaba la perfección de su obra,

Pero antes de llegar a esta convicción, observó decepcionado que a pesar de la garantía de marca, la lana hacía pelotillas.

Suspiró profundamente.

-Ay, amigo- se dijo-¡Tanto trabajo para esto!…

Y se propuso que,  si volviera a crear otro mundo, prohibiría que los chalecos de `pura lana virgen hicieran pelotillas.

Anuncios

8 Responses to “El chaleco imperfecto de Dios”


  1. 1 maribel enero 13, 2010 en 9:01 am

    ves…hasta estas cosas nos gusta que nos digas!!!! feliz dia!!! saludos

    Me gusta

  2. 2 Úrsux enero 13, 2010 en 10:10 am

    Lo bueno, si breve, dos veces bueno

    Me gusta

  3. 3 José Ramón enero 13, 2010 en 5:07 pm

    Lanas Torredemer ¡La lana que no pica!

    (Spot de televisión de hacia 1967-1970). Mi hermano era muy hostigoso con los jerseys. Siempre le picaban, y mi madre le mentía diciéndole que no podía ser, porque era de Torredemer.

    En cuanto a las pelotillas, yo creo que es una metáfora de la vida que se nos escapa, y del carpe diem, para que disfrutemos cada pelotilla.

    Me gusta

  4. 4 Ángela enero 13, 2010 en 5:10 pm

    Los de la lana virgen, los de 80% lana, 20% poliamida, los acrílicos, los chalecos, los jerseis, las bufandas… Las pelotas, deberían estar prohibidas. Yo tampoco entiendo porque el hombre ha hecho tantos esfuerzos por visitar la luna y tiene por solucionar este tipo de problema tan mundano. Bueno éste y el ruido de las cafeteras de los bares. Tampoco lo entiendo.

    Me gusta

  5. 5 Franciska enero 13, 2010 en 5:13 pm

    Un consejo para evitar las pelotillas, se coge el jersey, se mete en una bolsa de plastico y se congela, nunca màs saldran. No es broma, lo he probado, pero debe ser cuando esta sin usar.De todas formas, cada vez las lanas estan más mezcladas con fibras varias y son peores.

    Me gusta

  6. 6 Charivari enero 13, 2010 en 9:40 pm

    Franciska, yo he congelado algunas prendas de lana y da igual. También es verdad que yo soy muy “pelotillera”.

    Me gusta

  7. 7 Angelus P. enero 16, 2010 en 10:06 pm

    Doña María hace muuuuuuucho que descubrió y patentó el “antistat” en Los Arándanos. Creo que fue cierto día en que le cortaron el agua cuando tenía su chaqueta de punto favorita a medio aclarar. Y se lo contó a Jocelyn, y a la Ramona la pescaera, y a su sobrina Juli…

    Como ya ha llovido tanto, ya se puede decir que su truco consistía en hacer el último aclarado con agua a la que había añadido unas gotas de su líquido lavavajillas favorito, aquel amarillo con aroma a limón…

    Nunca más nadie en Los Arándanos volvió a quejarse de las molestas pelotillas.

    Me gusta

  8. 8 Miguel enero 30, 2013 en 9:21 am

    Si alguien tiene curiosidad puede ver una colección muy bonita con imágenes de calendarios de Lanas Torredemer en la siguiente dirección:
    http://coleccionandocalendarios.blogspot.com.es/

    Que recuerdos!!

    Me gusta


Comments are currently closed.



Siluetas de RNE

Duendes suscritos:

Suscripción

Suscripción por email

Publicaciones:

PARAÍSO DE HOJALATA
Una Infancia de Hojalata

Ir directamente a

Blog Stats

  • 1,341,141 hits

A %d blogueros les gusta esto: