“Invictus”, pero flojitus

En esta película que ahora los cineastas llaman "biopic", Clint Eastwood parece por primera vez un cineasta blandito...

No le gusta a Homper ir al cine solo, pero pasó por delante de una sala de esas de palomitas y Coca-Cola en hora tonta y se tropezó con Invictus. Sospechando que pronto sería esta película parte del equipaje intelectual de cualquier tertulia o sobremesa medianamente ilustrada, y dándose la circunstancia de que el calcetín de su pie derecho era sistemáticamente engullido por el zapato y le estaba amargando el paso, pagó su entrada y entró  a sentarse en la pequeña fábrica de sueños.

Qué aburrida estaba la pobre taquillera.

Seis personas, seis. Afortunadamente ni siquiera las suficientes como para que la sala oliera a cotufas. En la misma semana, Homper revisó por la tele El intercambio para ver tres días después la última, y bien promocionada película, de ese mineral cinematográfico pulido en diamante llamado Clint Eastwood, uno de los ancianos portentosos que todos querríamos ser. Es difícil que ninguna cinta  suya sea mala. Invictus, que será mucho más jaleada que aquella, por ejemplo, resulta a su juicio bastante decepcionante. Pero  habla de Mandela y el fin del Apartheid, incluye dos buenas interpretaciones de Morgan Freeman y  Matt Damon y está trufada de frases y pensamientos tan nobles como forzados en un guión de dos horas. Del gran Clint se podía esperar una hermosura con alguna astilla  que le pinchara a uno en el fondo del alma, pero aquí todo es suave, amable y perfumado. No hay violencia alguna, y apenas tensión.

-¿Qué le ha parecido? –le preguntó la amable taquillera a la salida.

-Vaya-le respondió Homper con elocuente laconismo.

Comentó luego la película con la tía Clota, y esta fue mucho más expresiva. Dijo que ella había querido ser la Meriel Streep de Los puentes de Madison, una de sus películas favoritas. La mejor película de amor y desgarro de las últimas décadas. También adoraba al Clint de Million dollar baby y, sobre todo, de Gran Torino. Pero Invictus le había dejado fría, y no compartía el entusiasmo de la crítica por ella.

Entiéndelo, tía-Mandela, Clint Eastwood, unir el deporte con la victoria de la democracia sobre el Apartheid…Es materia sensible.

-Tonterías, sobrino-le cortó la anciana- Es una demostración más de que más vale caer en gracia que ser gracioso. ¿No te parece que los diálogos podrían estar escritos por Leire Pajín?…

-¡Santo cielo!-dijo Homper llevándose las manos a la cabeza.

Se entiende su alarma. El Campeonato del Mundo de Fútbol de este año también se celebra en Sudáfrica. Pinchado el globito de Obama, la tentación Mandela puede ser la próxima  luz del taumaturgo de la Moncloa.

Anuncios

12 Responses to ““Invictus”, pero flojitus”


  1. 1 José Ramón febrero 3, 2010 en 12:02 pm

    Me gusta mucho Clint Eastwood, y me gusta mucho Morgan Freeman, pero no pienso ver esta película. Los “biopics” no me gustan. Suelen ser muy melosos, aparte de que ninguna vida real tiene la estructura dramática-narrativa adecuada para que “todo cuadre”. Y si el “biopicado” está vivo, peor. Y si los “biopicadores” le admiran, todavía peor.
    Desde que la han empezado a promocionar me ha dado muy mal rollo, y tú me lo confirmas.
    (Curiosamente la han estrenado hace dos días y ya está nominada a todo. Qué tufillo).
    Película liquidada. Pasemos página y a otra cosa, mariposa.

    Me gusta

  2. 2 Dora febrero 3, 2010 en 3:37 pm

    ¿biopic? ¿linkado? ¿feedback? ¿t-shirt? ¿shopping?… HORROR acabaremos hablando spanglish.

    Me gusta

  3. 3 Franciska febrero 3, 2010 en 3:45 pm

    Pues, como soy fans de CLIT, por todas esas peliculas que ha dicho el Duende, estuve a punto de entrar a verla, tambien iba sola, y ponian en la sala de al lado la peli del que ,sugún dicen,es el más sexi del planeta, Mister Clooney, y pensé, mejor me alegro el ojo, y dejaré a Mandela para otro dia. Siento que no sea lo esperado, de todas formas, como las fans tenemos que responder, habrá que verla. Por cierto, el más sexi ha dado un bajón, pero la peli aunque muy fria tiene un tema muy actual,interesante y tremendo, el despido masivo en las empresas. Se ve que estamos igual en todo el mundo.

    Me gusta

  4. 4 camapafe febrero 3, 2010 en 3:49 pm

    Caso similar el mío. Nada más que no éramos seis sino dos personas en la sala. Lo bueno es que la otra era mi esposa. Y en este “Invictus” nada de las emociones de “Un Mundo perfecto”, “Río místico”, “Unforgiven” o “Cartas desde Iwo Jima”. Con riesgo de que me linchen las huestes de adictos a Eastwood esta (Invictus) tiene todo lo reprobable -en su afán de destilar miel- que a veces aflora en “Million dollar baby”.

    Me gusta

  5. 5 Franciska febrero 3, 2010 en 3:53 pm

    Me acabo de dar cuenta que a Clint le habia quitado la n y quedaba fatal, y a sexy la y, !QUE DIA!

    Me gusta

  6. 6 Ángela febrero 3, 2010 en 4:16 pm

    Pensaba saltármela.

    Me gusta

  7. 7 Charivari febrero 4, 2010 en 11:17 am

    Después de ver anoche otra vez en la TV “Million dollar baby” e irme con el corazón encogido a la cama, agradezco vuestras opiniones de hoy sobre “Invictus” y me han quitado las pocas ganas que tenía de verla.
    Quizá sería más efectivo organizar partidos entre pueblos en conflicto en lugar de liarse a cañonazos, se lo diremos a Chacón.

    Me gusta

  8. 8 Úrsux febrero 4, 2010 en 11:18 am

    Tres cosas:

    -¡¡¡Qué bien explicado está lo del calcetín!!!

    -Lo de “uno de los ancianos portentosos que todos querríamos ser” creo que, aunque todavía te queda, vas por el mejor de los caminos.

    -Qué alegría me llevé ayer al ver en la tele el anuncio del plátano de Canarias. A la pregunta de mi mujer sobre mi entusiasmo al verlo, le sorprendí respondiéndole que la letra era de Luis Figuerola Ferreti.

    Siento “desvirtuar” los comentarios pero es que lo tenía que contar. Además veo que el tema Invictus, a juzgar por todos los comentarios, no da para mucho más.

    Me gusta

  9. 9 maribel febrero 4, 2010 en 5:46 pm

    gracias yo no pensaba ir a verla…saludos

    Me gusta

    • 10 Angelus Replicans febrero 5, 2010 en 11:59 pm

      Pues a mí me gustó.

      Me gusta

  10. 11 Aristócrata febrero 7, 2010 en 6:59 pm

    Y a mí también, y mucho.

    Me gusta

  11. 12 adela febrero 8, 2010 en 10:08 am

    A mi me gustó saber que puede existir un lider así, capaz de unir conciencias para algo positivo. La interpretación de Morgan Freeman es muy buena. Me gustó recordar esa parte de la história de Mandela y la fuerza que puden tener las personas si superan el sufrimiento,quizas solo sean algunos elegidos como él, prefiero pensar que no.

    Me gusta


Comments are currently closed.



Siluetas de RNE

Duendes suscritos:

Suscripción

Suscripción por email

Publicaciones:

PARAÍSO DE HOJALATA
Una Infancia de Hojalata

Ir directamente a

Blog Stats

  • 1,339,772 hits

A %d blogueros les gusta esto: