Esperando a Javier Bardem

Paz es una cajera de supermercado tan soñadora que cree que entre todos podemos arreglarlo casi todo...

A pesar de ser lunes, Paz despertó llena de buenos deseos. Por ejemplo, quería que alguien le explicara qué era eso de www.estosololoarreglamosentretodos.org, para ponerse ella misma a arreglar.

Arreglar lo que fuera. Una licenciada en Filología Inglesa podía ser algo más que cajera de supermercado. Eso creía ella, que era más bien modesta y no se hacía castillos en el aire. Quería aportar algo y no sabía cómo. Quería hacer amigos, el bien,  trabajar por la patria, levantar el país, ayudar a los demás,  volcarse en el activismo social. Tan buena y generosa era que no parecía de este tiempo Por eso no se quejaba mucho de su condición,  al contrario de lo que era el clamor de su madre

-No sirvió de mucho que te pusiéramos Paz, que era tan bonito y tan evocador. Ya ves cómo está este mundo de violencia. Una mierda. Y menos aún que hiciéramos el esfuerzo de pagarte la Universidad…

Paz se preguntaba, en efecto, cómo en la España de Franco que vivieron sus padres proliferaban las paces y las marypaces mientras que en la suya se había postergado este bonito nombre en beneficio de extranjerismos, nombres de princesas y de protagonistas de culebrones. Ella no conocía más Paz que la Vega, que pertenecía a la galaxia de las estrellas de cine, y a ella misma. Y estaba encantada de llamarse así, aunque a veces se veía demasiado pequeña para ir pregonando en su nombre algo tan importante.

-Madre, es que a lo mejor soy muy poquita cosa-se atrevió a contestar.

Su madre le dio un bofetón y salió de la habitación dando un portazo.

No le importó demasiado, ya sabía que su madre era muy rebelde y tenía muy mal carácter. Ella había conseguido combatir la monotonía de su trabajo novelando sobre lo que haría cada uno de los clientes con su compra. A partir de ahí veía familias, diseñaba casas, imaginaba otras vidas que, aunque no fueran fascinantes, serían con toda seguridad, diferentes de la suya. Su compañera Sonia aseguraba que un día pagó en su caja el mismísimo Carlos Larrañaga, que justo en ese momento acababa de licenciar a su última compañera sentimental. No le dijo nada, pero cuando pasó el código de barras de un Netol por el lector de precios, pensó que sin duda sería para limpiar los botones dorados de su flamante blazer. Qué emoción -pensó Paz –Yo nunca he tenido la suerte de ver de cerca a un galán…

Pero al despertar el primer lunes de marzo, el mes que traerá la primavera, recordar en sentido de su nombre y, por qué sería, por qué, el entretodospodemosarreglarlo, comprendió que estaba cercano el día en que no sólo podría ver a su actor favorito, sino incluso tocarlo, si la manifestación se apretaba y tenía la suerte de colarse entre las primeras pancartas. No podía hacer otra cosa, ella se llamaba Paz, y sus padres, tan radicales cuando la parieron, le habían educado en los valores tradicionales de la democracia por la que tanto lucharon. Sobre todo en el amor por la libertad y en el desprecio por las dictaduras.

-Me llamarán- se decía- Me llamarán para que me manifiesta con ellos y al fin podré verle, e incluso tocarle…

Muerto el disidente cubano Orlando Zapata, Paz esperaba que de un momento a otro Javier Bardem y sus amigos los pacifistas a ultranza  lanzaran la convocatoria  para manifestarse en la calle contra la dictadura castrista. Y ella estaría con él, naturalmente.

-Entre todos podemos arreglarlo, claro – pensaba para sí mientras hacía sus funciones de cajera autómata- También esto.

Y aunque justo en ese momento pasaba por el lector de códigos de barra  algo tan poco romántico como un paquete de compresas y una bolsa de callos congelados, Paz sonreía.

Anuncios

8 Responses to “Esperando a Javier Bardem”


  1. 1 José Ramón marzo 1, 2010 en 11:36 am

    Lo de entretodos no lo entiendo. Los anuncios cuestan una pasta, y no sé quién paga todo esto. La iniciativa me parece buena, y muestra a las claras que no es que no nos fiemos de los políticos, sino que éstos quedan ya abiertamente relegados a la condición de parásitos que nos chupan la sangre y no nos aportan nada. Me parece muy bien, pero no sé quién está detrás, y yo ya no me fío de nadie.
    Lo de los actores me pareció muy bien cuando la huelga de hambre de Aminatu Comosediga, pero nunca van a manifestarse contra Fidel. (Fidel es muy majo).
    Y eso que Javier Bardem hizo el papel del poeta homosexual Reinaldo Arenas, perseguido por el régimen de Fidel Castro. Me imagino que no habrá caído.
    (Tampoco protestó nadie contra la guerra de Afganistán en la gala de los Goya).

    Me gusta

  2. 2 Zoupon marzo 1, 2010 en 5:52 pm

    Al respecto, recomiendo echar un vistazo a las perlas que el presunto actor Guillermo Toledo soltó hoy en el madrileño Círculo de Bellas Artes:

    http://www.larazon.es/noticia/6718-willy-toledo-orlando-zapata-no-era-mas-que-un-delincuente-comun

    El enlace que dejó el Duende, entretodos.org es el de una ONG, yo creo que el que quería haber dejado es este otro:

    http://estosololoarreglamosentretodos.org/

    Disiento de José-Ramón, a mi la iniciativa me parece algo pueril y desde luego dirigida por el Gobierno en línea con sus constantes apelaciones al superconsenso fenomenal superchupiguay de la muerte.

    Me gusta

  3. 3 Zoupon marzo 1, 2010 en 7:17 pm

    Al respecto, recomiendo echar un vistazo a las perlas que el presunto actor Guillermo Toledo soltó hoy en el madrileño Círculo de Bellas Artes:

    larazon.es/noticia/6718-willy-toledo-orlando-zapata-no-era-mas-que-un-delincuente-comun

    El enlace que dejó el Duende, entretodos.org es el de una ONG, yo creo que el que quería haber dejado es este otro:

    estosololoarreglamosentretodos.org

    Disiento de José-Ramón, a mi la iniciativa me parece algo pueril y desde luego dirigida por el Gobierno en línea con sus constantes apelaciones al superconsenso fenomenal superchupiguay de la muerte.

    Me gusta

  4. 4 El Duende de la Radio marzo 2, 2010 en 8:30 am

    Gracias por la observación, ZOUPON. Ya está corregido.

    A propósito, qué original manera de arreglar los maltrechos derechos humanos en Cuba la que ha mostrado el actor al que te refieres. Parece mentira que un tipo tan simpático en la pantalla pueda hacerse tan antipático para los que sufren los rigores del castrismo.

    Me gusta

  5. 5 Úrsux marzo 2, 2010 en 9:21 am

    Yo, por defecto, tampoco me creo nada.

    Así que si alguien entra y lo ve limpio, que se dé prisa antes de que se ensucie.

    Me gusta

  6. 6 Palinuro marzo 3, 2010 en 10:06 am

    Duende, ¿cuándo y donde mostró su simpatía el tal Toledo?
    Una vez, en una gala de los Goya coincidente con la ofensiva anti-Aznar por su desventurada adhesión al pacto de las Azores le ví actuar inmerso en su Animalario, y me pareció tan sectario que, simplemente, le borré de mi universo, como suelo hacer con los que causan malestar. Quizá me he perdido disfrutar las virtudes de un eximio actor, pero la basura intelectual debe acabar en los vertederos…intelectuales.

    Me gusta

  7. 7 José Ramón marzo 3, 2010 en 10:53 pm

    A mí este actor me hacía gracia en la simpática serie de TV “Siete Vidas”, y también me gustó en la película de Alex de la Iglesia “Crimen Ferpecto”.
    Lo que no entiendo es por qué a una persona que sabe “construir” un personaje y “encarnarlo” se le toma automáticamente por intelectual y se tienen en cuenta sus opiniones políticas, filosóficas, sociales, etc, como si fuera un pensador.
    Y se lo acaban creyendo, y hablan gustándose. Pero, ¿qué interés especial puede tener la opinión de Imanol Arias, de Juan Echanove, de Javier Bardem o de Guillermo Toledo sobre la arquitectura tardobarroca, sobre los agujeros negros o sobre la reproducción en cautividad del avechucho avinagrado? Creo que ninguno. Como tampoco lo debe tener la opinión de Cristiano Ronaldo sobre esos mismos temas (o sobre cualquier otro).

    Me gusta

  8. 8 Zoupon marzo 4, 2010 en 2:26 pm

    José-Ramón, el año que viene te van a dar por unanimidad el Goya al mejor heresiarca. ¡A quien se le ocurre dudar de la talla intelectual de estos insignes pensadores, gloria y prez de la nación!. Tú y los de tu fascista calaña, penitenciagite, ¡¡penitenciagite!!

    Me gusta


Comments are currently closed.



Siluetas de RNE

Duendes suscritos:

Suscripción

Suscripción por email

Publicaciones:

PARAÍSO DE HOJALATA
Una Infancia de Hojalata

Ir directamente a

Blog Stats

  • 1,341,141 hits

A %d blogueros les gusta esto: