Relativamente importantes

Y uno, hormiguita en la calle, acabadiendo, como mucho, relativamente importante...

Y uno, hormiguita en el asfalto, se da cuenta de que sólo es relativamente importante...

Se sorprende a menudo Homper de lo relativo y elástico que es en sí mismo el término relatividad. Relatividad –más bien relativismo zapateril- en política es la excusa perfecta para jugar con la ley y la costumbre según convenga, como si éstas fueran plastilina normativa. Algo con lo que, por su edad y por su formación, no está nada de acuerdo la tía Clota.

-Desengáñate, sobrino-le decía en una de sus conversaciones transatlánticas la  mujer nacida en Granada y hoy ciudadana estadounidense- Con las cosas de comer no se juega. Lo de quitar importancia a lo que nos enseñaron que era importante descoloca mucho a la gente…

No se ha asilvestrado tanto Homper. Su relativismo  le sirve para achicar, primero, los problemas y putaditas que plantea la vida. Y luego para ponerle bridas al ego. Uno tiene a considerarse el eje del mundo y a sobredimensionarse hasta que deja de verse en el espejo y amplía perspectivas.

-Pero qué poca cosa parecemos desde aquí…

Lo pensaba mientras desayunaba hoy en buena compañía desde un observatorio para él insólito, y que sin embargo debe de ser muy popular, la cafetería del Corte Inglés. Está en la planta 9 del edificio de Callao, y como la terraza que hay en lo alto del Círculo de Bellas Artes, nos enseña vistas muy enriquecedoras de Madrid. La primera es el peinado de la capital, adornado por estatuarias y arquitecturas fascinantes que, a ras de suelo, son difíciles de apreciar. La segunda es lo diminuto, lo casi insignificante que es uno desde la altura.

-No hay que relativizar lo importante, tía –precisa Homper- Pero te aseguro que a vista de pájaro, y confundidos entre el enjambre de la gran ciudad, no significamos casi nada.

E imagina un primer plano de su coronilla, ya ampliamente tonsurada por el tiempo. Y, a partir de ella, un zoom atrás que le muestra paseando por las calles de Madrid, como hace a menudo. Y un Madrid a vista de pájaro, con todos sus fénix, y sus guerreros romanos, y su cuadrigas, y sus ángeles, que coronan los edificios más notables de la capital. Y una España a vista de satélite. Y y una tierra a vista de la luna. Y un sistema solar  a vista de otra galaxia.  Y todas las galaxias a vista de…

Y a pesar de que, como le enseñaron en el cole, Homper sabe que “todos somos hijos de Dios y herederos de su gloria”, comprime su gigantesco ego en una funda de lentillas y se convence de que, si hay algo relativo,  por insignificante, es lo que al cabo representa uno mismo en la inmensidad del cosmos.

Anuncios

5 Responses to “Relativamente importantes”


  1. 1 Úrsux marzo 30, 2010 en 11:01 am

    Mi capacidad de comprensión es pequeña y por eso no soy capaz de imaginarme el cosmos: es demasiado grande para mí. Pero sí soy capaz de valorar lo “relativamente importante” y te puedo decir que eres muy, pero que muy grande. Eso sí, que tu ego no se relama porque te lo está diciendo alguien “insignificante”.

    Me gusta

  2. 2 José Ramón marzo 30, 2010 en 4:56 pm

    No sé si viene a cuento, pero os recuerdo la escena de la noria de “El Tercer Hombre” (muy similar a una escena de Alejandro Casona).
    -Mira esas personas. Parecen hormigas. Son insignificantes. ¿Qué pasaría si una de ellas se parara? Nada. ¿Qué pasaría si te diera mil euros por cada hormiguita que se parara? ¿A quién le importaría?

    Creo que somos hormiguitas para mucha gente. Somos números (y ni siquiera somos un número entero: Somos milmillonésimas).
    Pero al mismo tiempo somos el cosmos. Cada uno de nosotros somos todo. En “La peste” Albert Camus escribe que, por encima de las cifras de las decenas de miles de muertos, el sufrimiento de un solo niño es insoportable. Él no se emociona por leer una estadística, pero sí por ver a un niño llorar.

    Hoy estoy muy citón. Perdonadme.

    Me gusta

  3. 3 maribel marzo 30, 2010 en 5:22 pm

    ya estas perdonado …entre la vista del Duende y tus citas me habeis emocionado…..saludos

    Me gusta

  4. 4 El Duende de la Radio marzo 30, 2010 en 6:16 pm

    José Ramón, recordaba tus citas. La de Casona -ahora completamente olvidado-creo que pertenece a “Los árboles mueren de pie”- y la del perverso personaje que encarnaba Welles. Qué peliculón.

    Pero no te oculto que dada tu cultura profesional, esperaba una tesis doctoral sobre lo que podríamos llamar “estatuaria y arquitectura de las cubiertas de la villa de Madrid”. Ahora que doy larguísimos paseos por el centro y me fijo en casi todos los edificios notables estoy descubriendo que, en pequeña escala, también Madrid vivió una cierta “belle epoque” del ladrillo que nunca habíamos apreciado. Eloy de la Iglesia la ha sabido aprovechar muy bien en sus películas.

    Me gusta

  5. 5 José Ramón marzo 30, 2010 en 6:42 pm

    Joé, Duende: Buena tesis propones.
    No sé mucho de eso. Acaso que la Gran Vía se creó a golpe de trazo en el plano, cayera quien cayera, al modo de Haussmann en París, y produjo estupendos edificios de la época Art-Decó. La Telefónica fue el primer “rascacielos” de Madrid. Hoy podríamos admirarlo como el rascacielos más bajito del mundo.
    El Palacio de la Prensa, la Torre de Madrid, el Edificio España… y el mejor de todos, uno de los más bellos edificios de Europa: el Capitol de tu amigo Luis Feduchi.
    Añadamos a la Gran Vía el tramo de Alcalá hasta Cibeles (incluida), con los fantásticos edificios de Antonio Palacios y otros ilustres colegas, y tendremos un paseo que ríete tú de Manhattan. (Lo que pasa es que por esas calles siempre vamos con prisas y ni miramos siquiera).
    Y toda esa arquitectura está aderezada, naturalmente, con las consiguientes esculturas, relieves, pinturas, vidrieras, etc. Precioso.
    Y, como decías en el post de ayer, además todo eso es completamente gratis. Qué suerte.

    Me gusta


Comments are currently closed.



Siluetas de RNE

Duendes suscritos:

Suscripción

Suscripción por email

Publicaciones:

PARAÍSO DE HOJALATA
Una Infancia de Hojalata

Ir directamente a

Blog Stats

  • 1,339,762 hits

A %d blogueros les gusta esto: