Niñas, pero no tontas

Pobres criaturas, tener que caerse del precioso guindo de la inocencia tan pronto.

Nosotros tuvimos que esperar a ser jóvenes, a leer La Guerra Civil en España de Hugh Thomas y El laberinto español de Gerald Brenan, a conocer historias como las de Dionisio Ridruejo, o el padre Llanos, a mayo del 68, a la primavera de Praga, a la Revolución de los Claveles.

Quizás no lo pasáramos bien, pero lo entendimos. Entendimos que el mundo no era exactamente como nos lo habían contado. Comprendimos que hay una historia y una historia interesada, y que toda la historia era interesada. Tampoco le gustó al Duende la muerte del ratoncito Pérez, y que los Reyes Magos  fueran los padres. Y que los heroicos Tercios de Flandes y los no menos aguerridos conquistadores de América fueran, al cabo, menos buenos de lo que nos los pintaban los libros escolares.

No tuvieron que avisarnos de casi nada.

-Mira niño, no te asomes al balcón y te eches a volar, que lo de Supermán no sale bien nunca y te puedes estrellar.

Y tampoco nos advirtieron nunca de que las estrellas del cielo no eran en realidad las almas de los fieles difuntos reconvertidas en luceros. Eso es lo que le contaba su abuela a Pilarín e Isabel, dos gemelas con las que jugaba el Duende de niño. Poco a poco uno interpretaba que a los niños nos explicaban la vida en bonito. Y que lo bonito era, a menudo, eso que luego, en el  Ripalda, llamaban “mentira piadosa”.

Ahora  a las nietas del Duende, que a pesar de haber nacido en la España igualitaria de ZP y de Bibiana Aído, qué le vamos a hacer,  sólo sueñan  ser princesas, les quieren quitar sus cuentos de referencia.

-Nada de Cenicienta, ni de Blancanieves, ni de la Bella Durmiente, niña, que eso está  muy feo.

Pobres niñas, equivocadas por la tradición y  tan bien tuteladas por sus rigurosas educadoras. No es que les quieran cambiar sus ilusiones, sino que parece que les toman por tontas.

Anuncios

6 Responses to “Niñas, pero no tontas”


  1. 1 José Ramón abril 9, 2010 en 9:49 am

    Los papeles (los finos dicen roles) de hombres y mujeres evolucionan con la sociedad, y no a golpe de ministerio.
    A veces ponen en la tele anuncios antiguos y a uno se le cae la cara de vergüenza del papelón que hacen las mujeres. Pero no nos damos cuenta de que han pasado treinta o cuarenta años y entonces era normal lo que ahora nos parece bochornoso. Del mismo modo, la sociedad seguirá evolucionando, y dentro de otros treinta años seguramente será mucho más justa, y la gente se avergonzará de cómo vivíamos nosotros. Eso espero, por el bien del progreso y de la sociedad.
    Pero si para eso hay que acabar con La Cenicienta o con La Isla del Tesoro, entonces yo seré el típico viejo decrépito que no entiende nada, que siente que este mundo no es el suyo y que cree que todo es un sindiós y que nada ha merecido la pena.

    Me gusta

    • 2 Ayalga abril 16, 2010 en 2:56 pm

      Digamos que lo que es bochornoso es que hace treinta o cuarenta añosos pareciera normal.

      Me gusta

  2. 3 Adela abril 9, 2010 en 10:44 am

    y si…dejaran a los niños decidir, opinar de lo que les gusta o no les gusta, de cual es el cuento que más les divierte o les hace sentir mejor. Cuando los adultos queremos interferir en el mundo de los niños desde el mundo de los adultos, la cagamos y con creces (perdón por la expresión), a la hora de hacer los regalos de reyes, a la hora de decidir cual es la mejor educación, a la hora de apuntarles a actividades, a la hora de comprar un cuento… Si yo fuese niña me gustaría tener el cuento de Cenicienta, con muchas ilustraciones y cargado de fantasía, tambien algunos comics, la página de la “Rue del Percebe” (o algo así), el cuento de Hansel y Gretel en la casita de chocolate,Asterix y Obelix,la alfombra voladora, Rondallas mallorquinas…porque dependiendo del momento, me gustaría elegir por mi misma.

    Me gusta

  3. 4 Franciska abril 10, 2010 en 7:35 am

    Gracias a Dios, veo cada domingo, que a pesar de los dibujos japoneses horribles, los comics con las rubias tetudas, y unos dibujos que ni se entienden, cuando propongo ir al teatro a ver blancanieves o la isla del tesoro o hansel y gretel, a todos los nietos, 7, de 2 a 9 años, se les ilumina la cara y quieren ser el principe ó el pirata, (6 SON NIÑOS) y la niña blancanieves y que el principe venga a buscarla. Ademas los ven en carne y hueso, quizá eso es lo importante, sequir creyendo que los deseos se hacen realidad.

    Me gusta

  4. 5 WatqrI abril 10, 2010 en 10:14 am

    Hay que acabar con Blancanieves y con CaperuZita para que no se identifiquen a Pepiño y a sus socios con los enanos que nos gobiernan ni la vice con Caperucita color Berengena .
    Pero sin embargo a los niños se les enseña , sin el mas mínimo pudor los detalles mas morbosos de los asesinatos de niños por otros compañeros o por un desquiciado que con un rifle masacra un jardin de infancia(dando ideas), Los presuntos casos de pedrastia en la Iglesia debe ser aclarada y castigada si es cierto, la falsificación de Curriculums de los presidentes autonómicos, de los bienes de los diputados o políticos en general ocultados o multiplicados sin explicación, los pactos con terroristas…. Nos van a crecer gruñón y mudito

    Me gusta

  5. 6 Zoupon abril 12, 2010 en 9:47 am

    Érase una vez, érase que se era, una linda muchacha andaluza, muy mona pero no muy lista, y tampoco mú prepará, que llegó a Princesita de la Igualdad porque su papá era muy amigo de Manué, el valido del Rey Zetapé I. Desde su principesco palacio de ensueño, se dedicó a combatir al ogro Machismón y a su deleznable esbirro Marianín, a base de despilfarrar el tesoro del Rey y decir gilipolleces. Como era de esperar, tuvo muy poco éxito, y tras la victoria del malvado Marianín, se tuvo que exiliar al país de Clítoris, que por suerte había cartografiado en su etapa de princesa.

    Me gusta


Comments are currently closed.



Siluetas de RNE

Duendes suscritos:

Suscripción

Suscripción por email

Publicaciones:

PARAÍSO DE HOJALATA
Una Infancia de Hojalata

Ir directamente a

Blog Stats

  • 1,339,612 hits

A %d blogueros les gusta esto: