Creer tanto en uno mismo, como ZP…¿Es una virtud?

De los hombres que confían tanto en sí mismos, liberanos Dómine...Homper duda mucho de que la opinión de una anciana pueda alcanzar hoy día gran predicamento. Pero confiesa que se quedó estupefacto cuando en la última de sus conversaciones, la tía Clota dijo una frase muy contundente.

-Vuestro presidente Zapatero puede que sea un buen chico. Pero es víctima  de una de las virtudes sociales de nuestro tiempo, que es la necesidad de aparentar siempre seguridad en uno mismo.

Y añadió después.

-Porque yo a Dios se lo puedo aguantar, por ser quien es. ¿Pero quién le ha hecho creer a este hombre que sólo él tiene la razón, y que los demás están equivocados?

Movió Homper la cabeza negativamente, como queriendo decir que él también lo ignoraba. Casi nadie sabía por qué aquel joven abogado de Valladolid se había convertido en un un vicedios, o un conducator iluminado. Y recordaba, por oposición,  a su padre, un hombre discreto que dudaba de casi todo, y a su madre, tan tímida y apocada que consideraba de mala educación expresar las propias opiniones con exceso de vehemencia.

-Hablamos de virtudes antiguas, tía- apostilló- No deberíamos de decirlo nunca, porque no sería políticamente correcto ahora. La seguriad en uno mismo fascina a los jóvenes, se considera elemental para triunfar en la vida, y hasta se enseña en las escuelas. Pero el aplomo es a menudo el falso hormigón que protege el alma de los mediocres.

Homper se quedó encantado con su frase. Sin embargo la tía Clota no le hizo demasiado caso, porque su gata se había puesto a jugar con el ovillo del punto, y además desde la cocina le llegaba un golpe de aroma de tarta de manzana recién horneada. Homper pensó que, afortunadamente, hay otras pequeñas verdades en las que creer que a veces disimulan las grandes dudas.

-Y es verdad que no alumbran esos líderes por los que suspira la sociedad actual, tía- concluyó antes de despedirse- Pero sí, por suerte, menos mentes peligrosas

Anuncios

11 Responses to “Creer tanto en uno mismo, como ZP…¿Es una virtud?”


  1. 1 FRANCISKA mayo 7, 2010 en 8:30 am

    La famosa frase “dime de que presumes y te dire de que careces” siempre la he unido a las personas que parece que estan en posesion de la verdad, con las que no se puede hablar tranquilamente sin tener que darles la razon si ó si. Es verdad ,que hoy en dia se exigue en la vida dar la sensacion de seguridad para ser creible. Un error, porque !cuanto se equivoca uno con una gran seguridad!.Vamos, todos los dias varias veces, y si estas en la bolsa, ni te cuento, si eres asesor de algo, ni digamos, y si te enemoras, te estrellas. Hagamos actos de humildad para ganar un poco de cielo, si existe. Claro ZP debe estar “seguro” de que no existe.

    Me gusta

  2. 2 PedroJMar mayo 8, 2010 en 7:34 am

    Hace poco me sorprendió una foto del ínclito de la Moncloa y me vino a la mente la lectura de la biografía de un célebre dictador que llevó a su pueblo a la total destrucción. En la foto en cuestión se veía claramente un folio que tenía frente a sí y aunque no se podía leer su contenido sí se podía contar las líneas que configuraban la página. Más o menos 17 pude contar y me pregunté: ¿Dónde he leído antes ésta particularidad? ¿Qué problema padece para tener esa característica?
    Sin lugar a dudas se debe a una persona egocéntrica con pérdida de visión pero lo suficiente coqueto y cultivador de su imagen para no querer ponerse las gafas en público o prescindir de ella porque siempre se mira hacia dentro. Autodestructivo y convencido plenamente de su estrella, ignorante que no confía en las mentes mejor preparadas y más prudentes, él es el mejor y el llamado a llegar hasta las últimas consecuencias con su propio objetivo de grandeza para pasar a la historia.
    Necesita simplificar sus carencias en frases cortas y llenas de vacío, pero que calan en las mentes más estrechas. Esa es su única virtud; si es que se le puede llamar virtud a tanto desprecio. Heil fuhrer.

    Me gusta

  3. 3 Julio mayo 8, 2010 en 4:17 pm

    Tengo la impresión de que el tal Hom-per y su querida tía, no están al día de cómo se fabrican hoy día nuestros ‘Condottieri’, o sea, los que nos guían. Deberían ponerse al día sobre las cualidades que deben adornar a nuestro ‘Duce’, o sea, el que nos ‘conduce’. Leyendo, o más bien ojeando, las ‘100 claves comunicativas’ que tienen que tener los líderes modernos aparecían algunas como éstas: ‘Creador de ilusiones’, ‘Mensaje positivo’,’La atracción de lo nuevo, lo joven..’Hombre de su tiempo’, ‘Yo me lo guiso’, ‘Ignorar el insulto’, ‘Hedonismo en la responsabilidad’, ‘Paz en la Tuerra’ ‘¿Nervioso yo?’…

    Amén de tener un ‘Cuerpo comunicativo’:’Sencillamente arreglado’, ‘Un hombre de altura’, ‘Sin pelos…(?)’, ‘Sonrisa, risa y carcajada’,’Sabes que eres guapo’,’Los ojos hablan’,’Juegos de manos’, ‘La magia de un abrazo’, ‘En pose’, ‘Moverse en el ring’, ‘La postura del ganador’, ‘Encaja el gol’, ‘Sedución sutil’… (así hasta 100 ‘Claves comunicativas’

    ¿Se han enterado tía y sobrino? En estos tiempos de ‘asertividades’, no se puede andar con dudas,( ni haciendo tartas de manzanas, tía Clota …:-)

    Un saludo.

    Me gusta

  4. 4 José Ramón mayo 8, 2010 en 5:10 pm

    Me parece que para meterse en según qué berenjenales hay que estar convencido de la propia infalibilidad y de la propia perfección.
    ¿Alguien sensato, en su sano juicio, se prestaría a gobernar un país?

    Me gusta

    • 5 Angelus Brevis mayo 10, 2010 en 8:12 pm

      Este nuestro, desde luego, no.

      Me gusta

  5. 6 maribel mayo 8, 2010 en 7:50 pm

    yo creo que cualquier ama de casa lo haria MUCHISIMO MEJOR…..

    Me gusta

  6. 7 Zoupon mayo 10, 2010 en 10:30 am

    Creer demasiado en las propias capacidades casi siempre es un error, no hay nada más sano que un espíritu crítico con uno mismo. Ahora, que un gobernante aparente seguridad, aplomo, firmeza y tranquilidad es sin duda una virtud. Pero si esa apariencia no viene respaldada por algo mínimamente tangible, entonces es ridícula y suena a tomadura de pelo.
    Quizá no sería mala idea sacar a los presidentes de La Moncloa y mandarlos a vivir a un piso normal en Embajadores, Cuatro Caminos o Ventas, porque se ve que algo hay en ese palacio que los vuelve ciegos y sordos.

    Me gusta

  7. 8 algodonsina mayo 12, 2010 en 10:02 am

    La introspección y el autoanálisis no son características individuales demasiado extendidas en nuestro país. Los bares están llenos de gente que bebe mucho, porque es una manera de perder el miedo a lo que no nos gusta de nosotros mismos. Otro modo muy extendido es agarrarse a cuatro o cinco tópicos o verdades oficiales para sentirse a gusto con lo propio, al pertenecer a un clan. La seguridad que dan los lugares comunes de pseudoprogresistas como Zapatero no distan mucho de la que ofrece a una pseudopija un bolso de marca o a un tontorrón, un coche con el que fardar. Parches inútiles para mentes reflexivas, pero necesarios para los que pasan por la vida sin conocerse y sin enterarse de nada.
    Lo malo es que algunos llegan a presidentes.

    Me gusta

  8. 9 eva abril 16, 2011 en 1:15 pm

    si uno tiene seguridad en sí mismo és tan feliz que le da igual morirse no le da tanto miedo a no morirse porque para una persona morir debe ser no morir

    Me gusta

  9. 10 eva abril 16, 2011 en 1:16 pm

    para una persona tan segura morirse debe ser no morir no es que piensen que nunca van a morir pero el estigma de la vida y su experiencia les ha marcado tanto que no llegan a imaginarlo y si lo hiciesen sería antes de morir

    Me gusta

  10. 11 eva abril 27, 2011 en 10:11 pm

    claro que es una virtud creer tanto en tí mismo como usted Zapatero

    Me gusta


Comments are currently closed.



Siluetas de RNE

Duendes suscritos:

Suscripción

Suscripción por email

Publicaciones:

PARAÍSO DE HOJALATA
Una Infancia de Hojalata

Ir directamente a

Blog Stats

  • 1,341,141 hits

A %d blogueros les gusta esto: