Viaje al futuro en el Buick de 1949

...O cómo viajar sobre el pasado mirando hacia lo único que importa, que es el futuro

Primera duda del día: ¿qué es más necesario en el desayuno de hoy, un café o una encuesta? Encuestas para todo, ja, ja. Se han tomado muchas veces con poco respeto, casi de coña se diría, en este blog. Como la aluminosis en los veranos de hace unos años: cuando la política tomaba el sol y los posados en bikini de Ana García Obregón no bastaban para llenar los periódicos adelgazados,  afloraba la noticia de que la mitad de nuestros edificios padecían aluminosis, y presuntamente un día se desmoronarán como castillitos de arena cuando sube la marea. Pues qué bien, otro problema. Luego terminaba el verano, volvía el curso político y la aluminosis se escondía por los ojos del Guadiana de la actualidad. Desaparecía la amenaza de la aluminosis.

Ahora el sucedáneo de la aluminosis son las encuestas. Por ejemplo, un equipo investigador de la universidad de Upsala –estas cosas raramente se investigan en la Complutense, que nos queda más cerca- ha concluido que el consumo de txangurro a la luz de la luna  en días nones aumenta la duración de las erecciones del varón. Lamentablemente, la encuesta del día es menos divertida: según un psicólogo llamado Antoni Bolinches el cincuenta por ciento de los hombres padecemos el síndrome de Peter Pan. O sea, no queremos crecer.

-Es verdad-me reconoció Homper-El otro día pasé por una juguetería donde liquidaban coches de metal clásicos, modelos de la época dorada del automóvil, y no pude la resistir la tentación de comprar unos cuantos.

-Lo entiendo-le reconoció el bloguero.

-Cada vez que miro el Buick de 1949, un precioso descapotable de color rojo metalizado al que se le abren las puertas, el maletero y el capó,  me imagino que lo conduzco, con Debie Reynolds al lado, por  las carreteras de California.

Lo comprendo-repitió el Duende-la Debie de Cantando bajo la lluvia era una chiquilla preciosa.

-No te lo puedes imaginar. De vez en cuando paro el descapotable y nos besamos…¿Por qué habrán eliminado los asiento corridos?

Pícaro Homper.

No está uno sin embargo tan seguro de que lo que dice Bolinches responda a la verdad. Ayer este ciudadano corría por un parque solitario cuando vio sentado en un banco a un hombre de su edad dando el biberón  a un bebé que tenía entre sus brazos. No es que la madre o el padre se hubieran alejado a comprar tabaco. El hombre estaba solo, con el carrito del niño al lado. Era su plan matinal.

-Es un santo-le explicó al Duende cuando entró en conversación con él- Mi hijo no podía sacarle, porque está en el trabajo, y aún no pueden dejarlo en la guardería. Mire, mire cómo chupa la criatura…

Hoy uno de los temas del día es el aplazamiento de la jubilación a los 67 años. Ya no le pillará esta medida al bloguero, al que sólo le queden meses para dejar de ser autónomo y pasar a la categoría de niñero disponible. Le dice a Homper que a él también le gustaba Debie Reynolds, y que adoraba el Buick de 1949. Pero ciertos acontecimientos recientes le aconsejan  sellar definitivamente el pasado, porque no tiene sentido seguir alimentando la nostalgia. Carpe diem. No es que no quiera crecer, es que cada vez acumulamos más dolores que es imprescindible olvidar.

Anuncios

8 Responses to “Viaje al futuro en el Buick de 1949”


  1. 1 José Ramón octubre 2, 2010 en 9:23 am

    Sobre el síndrome de Peter Pan y los juguetes, yo creo que los niños son al revés que nosotros. Los niños, jugando, imaginan ser mayores: conducir de verdad un coche de verdad, cuidar de verdad una hija y no una muñeca, preparar una comida de verdad, etc. Y nosotros miramos con nostalgia los juguetes añorando ser críos.
    Sobre lo de mirar al futuro porque cada vez duele más el pasado, es cierto.

    Me gusta

  2. 2 FRANCISKA octubre 2, 2010 en 3:34 pm

    Al leer el resultado de la encuesta que describe el Duende, ¿he pensado?, me parece que este tal Bolinches no existe, y lo he buscado en Internet, pues existe y tiene unas teorias psicologicas que no comparto, ya que su base es la Terapia Vital, donde dice que cada uno nos podemos convertir en terapeutas de nosotros mismos !y una porra!!!!
    Describe al hombre con sindrome de Peter Pan (estoy asustada que sea el 50 %)de la manera siguiente
    1.-Tiene una gran necesidad afectiva, busca el amor arbitrariamente.
    2.-Un alto grado de egocentrismo y narcisimo,no escucha.
    3.-Poca resistencia a la frustracion.
    4.-Poca capacidad autocritica.No corrige sus defectos.
    5.-Dificultad para tener relacciones simètricas con el otro sexo. Se convierten en sexistas y necesita que sean sumisas.
    .O sea que es más grave que no querer crecer.
    !!!pues menudo panorama!!!!si estos son el 50% segun él,y paralelamente está el aumento de la homoxesualidad , del que no conocemos la encuesta ,pero así a primera vista, aumenta, aumenta…..
    ¿que hacemos con el fururo que nos espera a las féminas?
    Voy a ponerme en contacto con el sr. Bolinches. YA
    NOTA INFORMATIVA. DICE BOLINCHES(EN SU PAGINA) QUE AL QUE SE RECONOZCA, SU TERAPIA LO CURA.

    Me gusta

  3. 3 Julio octubre 3, 2010 en 9:21 am

    A esta alturas de la estadística, no sé quién hace caso a las encuestas. Quizá aquellos que las hacen y los políticos que las amañan en el CIS, y si no les gusta despiden a la directora. Sólo faltaba que ahora tengamos que hacer caso a los Bolinches. Además, con un apellido como ése mejor es que se dedique a jugar a los bolos.

    Además, ¿por qué siempre tenemos que ser los hombres los que que en los aspectos sexual-afectivos somos los Peter Pan que nos gustan los juguetes,añoramos nuestra infancia, tenemos necesidades afectivas y ya, el colmo, tendemos a la homosexualidad. ¿No hace el señor Bolinches encuestas sobre la madurez afectiva del otro sexo? Lo mismo le sale otro 50% de Alicias o algo así y entonces si que vamos ‘apanaos’!

    ¡Pues nos han ‘¡merengao!’ Iremos acumulando dolores, como todo quisque, pero también tenemos Buick del 49, canicas del 50, amores a los 13, y nos enternece ver a un señor de 60 años dando el biberón al nieto y oyendo “Mire, mire cómo cómo chupa el joío!”

    ¿Por qué no aprovechar el “Carpe Diem”, si nos gusta, y mandar al carajo lo que no nos mole?

    Me parece que Homper, El Duende, el Bloguero, hasta la Tía Clota, no está tan mal que sean Peter Pan…

    Y una pedorreta para el Bolinches de turno

    Me gusta

  4. 4 maribel octubre 3, 2010 en 10:30 am

    no sera que lo que nos pasa es que cuando pasas lo cuarentaytantos resulta que se van agotando las cosas que molan y empiezan a llegar los achaques y compañia???? entonces es mas bonito querer ser mas joven y no envejecer nunca,,,,saludos

    Me gusta

  5. 5 joselepapos octubre 3, 2010 en 3:44 pm

    Lo de la jubilación a los 67 será una broma, supongo, porque desde que hace ya unos cuantos años empezaron con las prejubilaciones y los ERE, (¿verdad, RNE?) casi nadie llega a cumplir los 50 (a veces los 45) en su puesto de trabajo y con el paro actual, los más jovenes no van a tener ni la oportunidad de empezar a trabajar.

    ¿No sería más lógico poner una edad “obligatoria” para empezar a trabajar? Se impone un nuevo articulo constitucional YA. Pensandolo bien creo que ya hay uno que nos reconoce “el deber de trabajar y el derecho al trabajo”, ¿en qué estaría yo pensando?

    Me gusta

  6. 6 Dora octubre 3, 2010 en 10:12 pm

    Creo que si no tuviera pasado, no podría encarar el futuro. He llegado a una edad en que éste, el futuro, tiene fecha de caducidad y lo asumo con la misma naturalidad y, tengo que reconer, menos alborozo con el que veo nacer a mis nietos. Alegrías, muchas; dolor, tan inmenso que cambio mi rumbo sin poder hacer nada por esquivarlo. Sólo borraría un hecho de lo hasta hoy vivido. No comparto, ni envidio el síndrome de Peter Pan, la madurez me ha dado seguridad.

    Me gusta

  7. 7 Zoupon octubre 4, 2010 en 5:54 pm

    Cuando el alma duele tan intensamente es porque una esquirla, mayor o menor, de otra alma recién desintegrada en múltiples fracciones, ha penetrado en la nuestra para irse diluyendo en ella. En estos casos, Duende, doler es crecer.

    Me gusta

  8. 8 Ángela octubre 5, 2010 en 6:34 pm

    Dale una encuesta a un medio y enseguida te sacan un titular, con un dato, además. ¿Para que quieren más?. Esa es la razón. No hay que profundizar mucho.
    Mucho ánimo a todos, que llega el otoño…

    Me gusta


Comments are currently closed.



Siluetas de RNE

Duendes suscritos:

Suscripción

Suscripción por email

Publicaciones:

PARAÍSO DE HOJALATA
Una Infancia de Hojalata

Ir directamente a

Blog Stats

  • 1,339,907 hits

A %d blogueros les gusta esto: