¿Hijos o cuervos?

 

Hay que tener cuidado con lo que se cría...

 

No me lo podía creer. Me llamaron, entré en la sala y allí estaban todos. Sentados en la mesa rectangular con la tapa de cristal, ante una carpeta con folios, un lápiz de Johann  Sindel, y, cómo no, una botellita de agua mineral cada uno. En todas las empresas modernas se bebe ahora mucha agua mineral. Aunque luego, para aliviarla, tengas que salir a los WC comunales que compartes con los empleados de otras empresas.

Pero a lo que iba, que estaban todos los miembros de mi consejo de administración.. El Duende, la tía Clota, Homper, el bloguero. Me invitaron a sentarme y me entregaron una carta.

-Lo sentimos-me dijeron-pero quedas despedido.

Me quedé helado.

-¿Cómo es posible?-protesté-Yo fui el creador de todo esto…

-Hijo, ¿no has leído la noticia?-dijo la tía Clota mientras me largaba un periódico.

No me lo podía creer. El peluquero Lluis  Llongueras había sido despedido de Llongueras por sus propios hijos.

-Los tiempos cambian- creí escuchar a mis espaldas mientras abandonaba la sala dando un portazo

-Cría cuervos…-refunfuñé.

Y como ya ni hay lógica ni hay principios, llamé a Natalia Gontriakova, una antigua  espía rusa que ahora se dedica a hacer paisajes con hojas secas, y nos fuimos a cenar unos callos con garbanzos.

Anuncios

3 Responses to “¿Hijos o cuervos?”


  1. 1 pectos octubre 8, 2010 en 8:13 am

    “Pantaleón es un hombre que se hunde por la solidez de sus principios”

    Mario Vargas Llosa

    Me gusta

  2. 2 Julio octubre 8, 2010 en 3:27 pm

    CARPE DIEM

    Pues mira, eso que ganaste. Cenar con la Gontriakova, no se logra todas las noches. Y espera sentado, porque El Duende, la tía Clota, Homper, el bloguero… volverán, sin ti, no son NADA.

    Objección personal: En la próxima cena escoge otro menú. No me refiero a la Gontriakova, que estará buenísima a pesar de las hojas otoñales, lo decía por un noche después de callos y garbanzos…

    ¡BOOOOOMMM EXPLOSIVO!

    Me gusta

  3. 3 José Ramón octubre 8, 2010 en 4:59 pm

    Quisiera creer que el despido de Llongueras fuera algo pactado, un truco, una forma de percibir una indemnización o una subvención. Qué sé yo. Esas cosas que hacen los listos y que los pardillos de a pie no entendemos.
    Pero si fuera cierto sería una idiotez. Por puro egoísmo, sus hijas deberían dejar a la gallina de los huevos de oro que los siguiera poniendo.
    Puestas así las cosas, me imagino que todo habrá resultado ser un tremendo alivio y un enorme descanso para Llongueras. No creo que necesite mendigar para vivir, y se ha quitado de encima esas excrecencias tan horribles. Qué paz y qué descanso.

    Me gusta


Comments are currently closed.



Siluetas de RNE

Duendes suscritos:

Suscripción

Suscripción por email

Publicaciones:

PARAÍSO DE HOJALATA
Una Infancia de Hojalata

Ir directamente a

Blog Stats

  • 1,341,141 hits

A %d blogueros les gusta esto: