Las infidelidades de Homper

 

Como demuestra este "Venus y el organista" de Tiziano, los amantes de la música a veces se distraen y acaban mirando donde no deben...

1

Lo bueno y lo malo de la pasión amorosa, pensaba Homper, es que nos iguala a todos los humanos. Creemos siempre que el nuestro es un amor único, distinto, absorbente y de tal fuerza que no cabe resistirse a él. En consecuencia, justificaremos en su nombre cualquier tipo de locuras.

Homper despreciaba las frivolidades en este terreno. Estuvo enamorado en su día de Liz Taylor, pero le reprochaba íntimamente su versatilidad sentimental y su catálogo de maridos. Nunca aspiró  a  ser uno más de la lista. No menos decepciones en este terreno le había proporcionado uno de sus mâitres á penser, Bertrand Russell. Cuando leyó su Autobiografía él era aún un joven idealista, y a pesar de que descubrió a un filósofo, un matemático y un escritor admirable se le cayeron los palos del sombrajo al saber de su conducta personal. Bertie, como le llamaban sus amigos, era un modelo de pensamiento claro y de ética social, quizás el cerebro más preclaro del sigloXX..  Pero se la pegó a su esposa con lady Ottoline Morrell.

-Tan infiel como la mayoría de los hombres –apuntó en su diario íntimo.

Y añadió a continuación que cuando llegara su verdadero amor él nunca sería así.

2

No le gustaba reconocerlo, pues quería considerarse un hombre independiente e inmune, por tanto, a los deliquios que suele traer el amor. Pero era hombre al fin y al cabo, y todo cambió cuando bien metido en la edad madura conoció a Ana Krusa. Entonces  perdió el seso.

-Aunque puede que encontrara el sexo –le reconoció a su confesor.

No se ha encontrado en sus escritos más referencia a Ana Krusa que estas breves notas. “Nunca nadie me enajenado así. Es un trémolo constante que altera mi corazón, pero sin el que no puedo vivir. Me hace feliz cuando la siento, la amo sobre todas las cosas, porque es la música de mi vida”.También escribió que con este amor, el único y verdadero, no cabía la infidelidad.

Se equivocó.

3

Cayó arrebatado por Ana Krusa, que a pesar de su nombre de princesa polaca o de espía rusa con melena tipo Marlene Dietrich con la que pasarse secretos en las sombras de la noche bajo la Puerta de Brandemburgo, no resultó ser sino la música misma. Está claro que en ese epígrafe se incluye todo, desde Chikilicuatre y el Koala a los grandes compositores de siempre, pasando por funerales cadenciosos como el gran Leonard Cohen, melaza de almíbar como Armando Manzanero o desgarro sufridor como Camarón. Pero Homper, tan antiguo, se volcó en la música clásica. Como casi todo el mundo hubiera querido ser director de orquesta, pianista, o divo del bel canto, pero al fin no pudo llegar más que a corpúsculo  de ese chopped musical que es un coro.

-Y soy bastante feliz, amándote –le decía a su amada Ana Krusa- Pero voy a acabar siendo tan infiel como la mayoría de los hombres.

4

Pues ocurrió que, cantando Sociedad Coral Bach de una iglesia protestante, fue tentado para sumarse al de un monumental Mesías de Haendel que prometía ser apasionante. Y que, ya comprometido con éste, fue seducido por otro coro que iba a cantar el último movimiento de la Novena Sinfonía de Beethoven en el Auditorio Nacional. Y que repartiendo ya sus amores entre Ana Krusa, Bach, Haendel y Beethoven, fue seducido por un Requiem de Verdi que se preparaba para la primavera. Y entretanto, otro coro que también ensayaba un Mesías para Navidad, le invitó a que aprovechara que ya se lo sabía para disfrutarlo en un singular concierto que se celebrará en el monasterio de Yuste…

Le ha jurado a Ana Krusa que ella es la única música de su vida. Pero que, como cualquier músico, debe tocar más que ningún otro amante, aunque sólo sea con su voz de relleno de chopped. Y, como todos los amantes dispersos, niega que le haya sido infiel.

-No es lo que parece –le dijo cuando ella le pilló poniéndole los cuernos con el Freude, freude de Beethoven.

Y era verdad. Pues, al cabo, la única infidelidad de Homper es fallarle a los que de cuando en cuando merodean por este blog y se dan cuenta de que  está ausente y vive sin vivir en él. Como todos los enamorados, está loco por la música…

Anuncios

4 Responses to “Las infidelidades de Homper”


  1. 1 El Duende de la Radio octubre 18, 2010 en 10:22 am

    Para los seguidores de la vida coral de Homper se avisa lo siguiente:

    1. El “Mesías participativo” (de Haendel, obviamente), patrocinado por LA CAIXA, se escuchará en el Auditorio nacional de Música de madrid los días 15 y 16 de diciembre.

    2. La “Novena Sinfonía de Beethoven”, también participativa, auspiciada por la FUNDACIÓN EXCELENTIA, se bescuchará este jueves 21 de octubre en el mismo auditorio.

    3. El REQUIEM DE VERDI es para marzo o abril del 2011. Tiene el mismo carácter participativo, y es otra iniciativa de la FUNDACIÓN EXCELENTIA.

    Las entradas para estos conciertos, lo siento, son de pago, y aún no se si se pueden adquirir entrando en la web de las correspondientes fundaciones. (En la de la Caixa, buscar “Obra social y cultural”, Mesías Participativo, etc)

    4. El otro MESÍAS no será monumental. Lo cantará con el coro del CEU, mucho más joven y reducido. Por el momento aún no se sabe la fecha, aunque sí que será en la Capilla de Santiago de la calle Sacramento. Ignoro si será abierto al público o por invitación. El del monasterio de Yuste se celebrará el 25 de enero.

    Me gusta

  2. 2 Dora octubre 18, 2010 en 2:39 pm

    Me da envidia Ana Krusa que nunca va a tener una rival ni más alta, ni más joven, ni más simpática, ni más delgada, ni más divertida… ¡Qué relax!

    Me gusta

  3. 3 Charivari octubre 19, 2010 en 11:35 am

    Siempre habrá alguien que te diga ¡pero ya estás otra vez con la Novena! o ¡no sé cómo puedes soportar a Roy Orbison! Son deslices de la vida.
    Duende, desde hoy veré el chopped con otros ojos, te lo aseguro.

    Me gusta

  4. 4 Franciska octubre 19, 2010 en 9:20 pm

    Un músico dijo- yo no elegí la musica, ella me eligió a mi. Me encantó su respuesta. Claro que el amor a la musica, unido al amor humano, es lo que ha hecho escribir notas y notas, crear y crear !!menuda suerte tener ese conjunto!!

    Me gusta


Comments are currently closed.



Siluetas de RNE

Duendes suscritos:

Suscripción

Suscripción por email

Publicaciones:

PARAÍSO DE HOJALATA
Una Infancia de Hojalata

Ir directamente a

Blog Stats

  • 1,339,762 hits

A %d blogueros les gusta esto: