Marruecos recuerda a “los poderes fácticos”…

Agradezco a O. Santana el préstamo de esta imagen. La dibujó pensando en la Cuba de Castro, pero vale perfectamente para el Marruecos actual...

“Pocas noches baldías si quieres ser feliz”, le dijeron una vez al Duende. Versión  estrellada del aforismo carpe diem. Si el sabio latino aconsejaba exprimir intensamente el día, se trata también de aprovechar las noches: para descansar, para amar o para soñar.

Tocaba sueño. En su cielo oscuro, como una `nebulosa inquietante, planeaba una pregunta: ¿qué fue de los poderes fácticos? Los jóvenes ahora ni saben lo que es eso. Pero los que vimos morir a Franco con el alma encogida entre el miedo y la esperanza especulábamos con esa sombría amenaza que podría hacerse carne. Los fácticos eran un eufemismo periodístico con el que se designaba a los poderes latentes que en cualquier momento serían capaces de despertarse enfadados y segar la naciente democracia. Pocas veces se citaban con sus nombres, pero todos sabíamos que eran por este orden, los militares, los amos de la economía y, cómo no, la Iglesia.

En el mismo sueño, caramba con los caprichos de Morfeo, este insignificante duende saludaba a Zapatero, al que en los episodios oníricos uno puede encontrarse como te topas con un viejo compañero de colegio en la escalera del Metro. El presidente estaba inusualmente desaseado. Sin afeitar, con mala cara, descorbatado y sin traje, con la mirada perdida e insegura. Parecía un español cualquiera esperando en la cola del paro. Pensó el observador que, entre lo imaginario y la áspera realidad, el antiguo profeta de la utopía había elegido vivir sólo en los sueños, que le costaban menos disgustos. Pero aún así no parecía feliz.

-¿Será por la nebulosa esa?- le dijo el indiscreto duende.

La nebulosa que perturbaba el sueño había ordenado su morfología, lechosa y evanescente, como corresponde a los misterios del cosmos. Ahora podía leerse en el cielo oscuro una palabra: Marruecos.

Al presidente le costó admitir que nuestros amigos y vecinos del sur –y eso sí que es eufemismo- se han convertido, treinta y cinco años después de la muerte del dictador, en el poder fáctico que más cruelmente está desnudando las miserias del gobierno. De este, dicen los politólogos, o de cualquier gobierno: al parecer hasta en las democracias más puras hay que pactar de cuando en cuando con el diablo. Y hay que tragar, porque aunque este poder fáctico sea malo, puede ser vampirizado por Al Qaeda y convertirse en peor. Así que de momento orillamos la utopía y ponemos cara de póker, como ante esa banca que nos arruinó y a la que hay que seguir ayudando.

-Entremos jubilosos en Guatemala para no caer en Guatepeor –dijo el Vicepresidente de Realpolitik cuando estábamos  aún con un pie en el sueño.

Menos mal que al despertar del todo y tocar tierra, nos llevamos el alegrón de saber que el flamenco y els castells han sido catalogados por la UNESCO como Patrimonio de la Humanidad.

Anuncios

2 Responses to “Marruecos recuerda a “los poderes fácticos”…”


  1. 1 Zoupon noviembre 19, 2010 en 1:20 pm

    Circula por ahí un vídeo con la actual ministra de Asuntos Exteriores reclamando la autodeterminación del pueblo saharaui que no tiene desperdicio. Doña Trini, si usted no puede ahora sostener lo mismo que entonces, por imperativos de su cargo, por decencia dimita como ministra. Si no lo hace, comprenda que para los restos quedará usted en la memoria de muchos simplemente como una trepa más, de las que como lapas se pegan a la poltrona de cuero. “Estos son mis principios, si a usted no le gustan, tengo otros” (Groucho Marx).

    Me gusta

  2. 2 José Ramón noviembre 21, 2010 en 4:05 pm

    Zoupon: No te olvides de que quien gritó con pasión aquello de “OTAN, de entrada no” la acabó dirigiendo. ¿Te acuerdas?

    Me gusta


Comments are currently closed.



Siluetas de RNE

Duendes suscritos:

Suscripción

Suscripción por email

Publicaciones:

PARAÍSO DE HOJALATA
Una Infancia de Hojalata

Ir directamente a

Blog Stats

  • 1,338,116 hits

A %d blogueros les gusta esto: