La pesadilla de los contragoyas

¿Qué hizo el de Fuendetodos pra merecer ésto?...1

Ya le chocó bastante a Homper el nombre de los premios que venían a ser una especie de contragoyas. Un académico travieso había decidido sustituir al pintor de Fuentedotodos, que al fin y al cabo no había inventado el cine, por otra palabra malsonante con la que rima tan ilustre  apellido. La palabra es del género femenino, pero designa algo muy masculino. O sea, que cumplía con el lenguaje políticamente correcto que mandan los cánones modernos, para satisfacción de la clase política, tan pendiente siempre de la cultura.

-¡Y qué potente resulta el trofeo!-comentó la Academia del Cine cuando le presentaron aquella cosa en forma de menhir modelada en bronce.

Los presentadores de la gala eran Groucho Marx, que había resucitado para la ocasión, y Santiago Segura. Para que nadie se llamara a engaño, este aparecía directamente convertido en el célebre y nunca bien ponderado inspector Torrente, con su camisa mal abrochada enseñando su tripilla blanquecina, su chaqueta nevada de caspa por las hombreras y su cabeza grasienta correctamente peinada. A lo largo de la gala, él mismo aplicaba su fijador salivar escupiendo sobre las palmas de sus manos de cuando en cuando y esparciendo tan eficaz brillantina sobre las crenchas de su cabello. Como contrapunto femenino estaba La Maña, vestida con un modelo de un tal Delfín, que explicaba  así su audaz propuesta.

-La palabra cine viene del griego clásico, y como Creta queda más o menos por ahí pues me he inspirado en las macizas que aparecen en los mosaicos de Knosos, que son como muy modernas. O sea, que el escote de La maña va exactamente por debajo de las tetas, fashion total, y así pasamos  de la horterada esa de enseñar sólo el canalillo. Ni Marilyn se hubiera atrevido a tanto, chatitos.

La ministra de Cultura, a la sazón Chus Lampeave, representaba un contrapunto clásico y muy serio, pues vestía un modelo de Francis Montesinos que reproducía exactamente el atuendo que llevaba Isabel la Católica en el conocido cuadro de La toma de Granada pintado por Pradilla. La simpática Chus, con su corona y su larga capa, apareció en escena  a lomos de un brioso corcel , y estaba realmente mayestática posando de tal guisa para la foto final.

2

Estas son las películas y los profesionales premiados-dijo el fantasma de Groucho- Pero si no les gustan, tengo otras…

Y el público enfervorizado se echó a reír y prorrumpió en aplausos.

-¿Es usted un cineasta libre e independiente?-le preguntó a otro de los premiados-¿Está dispuesto a renunciar a las subvenciones del Ministerio de Cultura, de la televisión autonómica correspondiente, y del FAPI, Fondo de Ayuda para Productores Incompetentes?…¡Conteste antes a la segunda pregunta que a la primera!

El premiado puso una cara extraña, `pero el público celebró la ocurrencia con nuevas risotadas.

Cuando la mejor actriz recibió su premio,  Groucho sacudió la ceniza de su veguero, echó un vistazo a aquella grosera verticalidad de forma sospechosa y volvió a parafrasearse.

-¡Qué barbaridad, señora!…Yo en su lugar no lo cogería…

El puro de Groucho era, más que una provocación, un crimen de lesa salud pública. Pero los guionistas de la gala, que eran Boadella y Fernando Arrabal lo resolvieron brillantemente dando entrada a Silvio Berlusconi que apareció a paso ligero encabezando un pelotón de bersaglieri compuesto por sus mamachichos favoritas. Éstas le arrebataban el habano a Groucho y se lo llevaban a la trena mientras il Cavalliere, genio y figura hasta la sepultura, se quedaba galanteando a la Maña y a Chus Lampreave para darle más categoría al evento.

3

Pero el momentazo de la gala fue cuando Torrente dijo por primera vez el nombre del nuevo premio para las estrellas del séptimo arte.

-Señoras y señores…¡Comienza la entrega de las Pollas del cine español!

Y tampoco quedaron nada mal las dedicatorias, que dejaban atrás el estilo melifluo y untuoso para iniciar un nuevo tipo de lenguaje más acorde con los nuevos tiempos.

-Dedico esta Polla al capullo de mi padre –dijo el premiado como mejor guionista- que quería que yo fuera guardia civil. Y a la guarra de  mi vecina, que mientras que yo escribía el guión se paseaba en pelotas por la terraza para distraerme, la muy puta…

Se estiraba Torrente con finas metáforas sobre el felpudo de la vecina cuando Homper se despertó sobresaltado. Todo había sido un sueño.

4

Quizás un mal sueño, pensó.

Aunque luego recordaba las múltiples ceremonias de este tipo que había presenciado a lo largo de su vida. Entregas de premios, mitines políticos, inauguraciones, convenciones de empresa, programas de televisión donde se tiene que adular a los premiados, a los colegas, a los equipos,  al público que se lo merece todo. La feria de las vanidades, el borreguismo de lo bonito, el vacuo lenguaje del halago y del eufemismo, la cursilería, el autobombo. La falla que quemamos en nuestro propio honor.

-Otro pan y circo que  pone espejos deformantes al alma humana para redimirla de sus miserias-concluyó

Lo comentó luego con la tía Clota, a la que ya no le divierten ni la fiesta de los Oscars, que son más o menos igual de repetitivas y empalagosas que nuestros Goyas. No se atrevió a contarle el sueño de las Pollas del Cine, porque le pareció demasiado fuerte para una anciana. Pero estaba seguro de que entendería su afán feístaiconoclasta y destroyer por el hartazgo de purpurina, de fuegos de artificio, de espuma y de glamour.

-No lo soporto más, tía-suspiró Homper- Soy demasiado viejo como para que me  sigan  contando la vida y el cine como si fueran una estúpida tarta de nata con guindas.

Como si fuera una falla.

Anuncios

9 Responses to “La pesadilla de los contragoyas”


  1. 1 Zoupon febrero 16, 2011 en 6:41 pm

    Sí, realmente las entregas de premios son aburridísimas, y vista una, vistas todas. Deberían entregar los Goya y todos los demás premios por SEUR.

    Me gusta

  2. 2 Franciska febrero 17, 2011 en 9:26 am

    La verdad es que me tragué toda la gala, por dos motivos 1.- estaba espantada que le dieran a Alex de la Iglesia las 12 nominaciones que tenia, me iba a borrar del cine español, gracias a Dios solo le dieron 2 y segundones y 2.- quEria ver que le daban a mi favorita-. Y despues la lluvia.- solo se quedó con tres, y lo que mas rabia me dió es que Bardem le quitara a Luis Tosar su goya.
    En resumen , quitando el numero musical protagonizado por Tosar,que estuvo un poco largo, pero bien, Buenafuente cargante, el discurso de Alex de la iglesia, con los piques de siempre entre los cineastas y la administracion,( con el dineral que les dan,) y sin solucionar la distribucion de las pelis. En fin, aunque la presentacion en el Real fué digna, siempre me parece que Oscar y alfombra roja solo hay una con glamour y está en Los Angeles.

    Me gusta

  3. 3 Palinurova febrero 17, 2011 en 12:07 pm

    Cada vez que me acuerdo de este premio tan peculiar me entra un ataque de risa, sobre todo imaginandolo echando llamas en la cremá valenciana..
    Ya vez, se le puede hacer feliz al personal con poquita cosa.
    En cambio, la ceremonia de los Goya, con el incienso que se echan unos otros y a veces a si mismos, me aburren sobre manera.

    Me gusta

  4. 4 Palinurova febrero 17, 2011 en 12:09 pm

    quería decir : ya ves. Con tanta z una se hace un lío a veces

    Me gusta

  5. 5 Charivari febrero 17, 2011 en 2:08 pm

    Además de aburridísima, me parece de lo más falsa. Esos si, sirve para ver que el “glamour” que pretenden nuestras actrices no es cosa de una noche.

    Me gusta

  6. 6 Palinuro febrero 17, 2011 en 2:25 pm

    Me identifico con Homper en su aversión a lasa ceremonias tipo Goya. Que den como espectáculo esa feria del autobombo y de mutuos elogios dice mucho de como está el sector… y nuestra querida España, porque, al parecer, fue el programa más visto.
    ¡Claro, que para lo que hay que ver en nuestras televisiones de hoy!
    Palinurova, el equivalente a exceso es sobremanera, en una sola palabra, no en dos.

    Me gusta

  7. 7 José Ramón febrero 17, 2011 en 3:56 pm

    He visto “Balada…” y me pareció muy salvaje, muy guarra, muy malvada, pero muy potente. He visto “También…” y me pareció muy bienintencionada, muy políticamente correcta, muy autoflageladora, pero muy meliflua.
    Las dos me parecieron buenas, pero no excelentes.
    “Pa…” no la he visto. Supongo que tanto premio servirá para que me pique mucho la curiosidad y arda en deseos de verla. Pero me parece que no la veré.
    Por otra parte, hace un montón de años que no leo un premioplaneta. Mendoza me parece uno de los más grandes novelistas españoles vivos, pero aún no he leído su premio, y creo que no lo haré.
    ¿Qué más da?

    Me gusta

  8. 8 confusa febrero 17, 2011 en 8:08 pm

    Cuanta razón teneis, fue un bodrio glamuroso; yo lo vi porque me encanta el cine, pero me hubiera divertido más con tu sueño,Homper.Al dia siguiente me fui a ver “pa negre” y cuando subía por la escalera hacia la salida, me entrevistaron, creo que era tele5, que estaban alli con su circo particular.No se ni que dije, porque salía noqueada de la historia tan potente que me acababan de contar y tenia que pensar sobre ella; por eso me molestó que me sacaran de mi ensimismamiento con los focos,la cámara y la nena alzada en sus tacones de vértigo metiendome el micro por la boca.No hay nada que valore más que el anonimato.

    Me gusta

  9. 9 Ángela febrero 17, 2011 en 9:52 pm

    Personalmente creo que a Alex, le han castigado en estos premios.

    Me gusta


Comments are currently closed.



Siluetas de RNE

Duendes suscritos:

Suscripción

Suscripción por email

Publicaciones:

PARAÍSO DE HOJALATA
Una Infancia de Hojalata

Ir directamente a

Blog Stats

  • 1,339,762 hits

A %d blogueros les gusta esto: