País de ingenuos, país de tramposos

¿QUOUSQUE TANDEM, RUIZ MATEOS?...

1

Creced y multiplicaos. Dad y se os dará. Que tu mano derecha no sepa lo que hace la izquierda. Amaos los unos a los otros –ya sean banqueros, empleados o inversores-como yo os amé. El que cree en mí se salvará.

Zoilo José María Ruiz Mateos XXIV, aparte de descendiente de José María Zoilo Ruiz Mateos XXIII, era hijo de la Biblia. Del Antiguo y del Nuevo testamento, que de todo hay que chapar el alma cuando se pretende perpetuar el ideal cristiano de vida que era tradición secular en la familia. Gracias a su fe en Dios el más famoso de sus antepasados no se había suicidado en una de las incontables crisis empresariales que engrandecieron la casta de la familia.

-Vino Dios –constaba en su diario secreto de 2011, descubierto por Jesús Cacho XXV en una de sus audaces investigaciones periodísticas- y me dijo que lo de estafar a la Seguridad  Social y a Hacienda unos cuantos milloncejos, bien bien no estaba. Pero que lo que estaba fatal y no me perdonaría nunca era lo de pegarme un tiro.

Es lo que tiene ser tan creyente –pensó Zoilo José María Ruiz Mateos XXIV- Uno tiene que ser consecuente y respetuoso con esos valores transmitidos de generación en generación.

2

La saga continuaba.

Un par de veces por generación, Novísima Rumasa Renovada resurgía de la conspiración  política, financiera y mediática que sistemáticamente trataba de estrangular la misión histórica de la familia y en España volvía a amanecer. Los hijos de los hijos y los nietos de aquellos, y los hijos de estos nietos y sus sucesores seguían criando legiones de jóvenes ejecutivos formados en escuelas de negocios extranjeras que compraban empresas, creaban puestos de trabajo, ganaban dinero, seguían comprando empresas, lanzaban emisiones de pagarés con unos intereses fantásticos para obtener más recursos y, de paso, alegraban la vida de los ahorradores decepcionados por la falta de horizontes para sus dineros.

-No sea boba, pobre viuda –decían, con otras palabras más suaves,  su libro de estilo- En lugar de esa basura de Letras del Tesoro o las IPF con la que le quieren engañar los bancos, nosotros le ofrecemos por el dinero que acaba de sacar usted de la venta de su finquita  el 10% de interés y la recompensa moral de haber contribuído a engrandecer a España.

La pobre viuda a lo mejor no aspiraba a tanto. Sólo  a una rentita que le permitiera redondear su raquítica pensión  y quizá a un viaje a Canarias o a una  Thermomix.

3

Algún consiglieri de la familia se atrevió a advertir de que quizá sería bueno cambiar la filosofía del grupo.

-Según mis estudios .-dijo-la estupidez del ser humano es infinita. Y casi todo el mundo se cree tan listo como para comprar euros a peseta. Pero tanto va el cántaro a la fuente que en una generación de éstas  igual se dan cuenta de que….

-¿De qué? –preguntó Zoilo José María Ruiz Mateos XXIV mientras le alargaba al consiglieri un periódico del día.

El consiglieri leyó la noticia que el presidente había destacado con un rotulador y se rascó la cabeza. Puso cara de incredulidad. Este país no tiene remedio, pensó. La cosa es que corría el 15 de abril el año 2.095, y en las inmediaciones de la Estación de Atocha de Madrid habían detenido a un par de individuos que acababan de perpetrar, a esas altura de la película, otro  timo de la estampita.

-Si usted fuera creyente, como nosotros- subrayó el presidente mientras sonreía haciendo con los dedos el signo de la victoria-sabría lo que es la virtud de la esperanza.

Anuncios

3 Responses to “País de ingenuos, país de tramposos”


  1. 1 Palinuro marzo 13, 2011 en 11:06 am

    Aunque no soy versado en italiano, creo que el singular de “consiglieri” es “consigliere”. En el lenguaje periodístico es frecuente la utilización errónea de “paparazzi” para referirse a un periodista de los que trata de “robar” instantáneas a celebridades del mundo del espectáculo, cuando debería decirse “paparazzo”.

    Me gusta

  2. 2 Angelus P. marzo 13, 2011 en 8:21 pm

    Así es, como a Berlusconi lo llaman “il cavalieri” cuando debería ser “il cavaliere”, o mejor “il cavaliere Berluscone”, je je, ¿no os parece?

    Ah, pero claro, nuestros conspicuos “periolistos” no tienen obligación de saber italiano. ¡Ay, si supieran algo de latín..!

    Notaparte: Cada día soporto peor esta costumbre de las páginas web de expresarse en gris claro lavado. Bueno, también de las cartas comerciales, incluso oficiales… ¿Será por ahorrar tinta?

    Me gusta

  3. 3 Zoupon marzo 15, 2011 en 1:17 pm

    El tal Zoilo José María podía instalar un puestito a la salida de un cine donde proyecten Torrente 4, pongo por caso, y cobrar 5 euros por dedicar un “¡Bribon, que te pego, leche!” a quien su cliente le mande. Seguro que liquidaba la deuda de sus empresas en un pispás.
    Por cierto, tenía mucha gracia tu imitación y la de Capitán, sobre todo cuando se reían padre e hijo.

    Me gusta


Comments are currently closed.



Siluetas de RNE

Duendes suscritos:

Suscripción

Suscripción por email

Publicaciones:

PARAÍSO DE HOJALATA
Una Infancia de Hojalata

Ir directamente a

Blog Stats

  • 1,341,141 hits

A %d blogueros les gusta esto: