Noche negra de fútbol y libros

El partido del Madrid fue horroroso. Más le hubiera valido a Tomás celebrar la Noche de los Libros

1

Si dos millones de moscas no pueden equivocarse, aunque coman mierda,  cómo lo van a hacer los cuatrocientos millones de personas que  este miércoles 27 de abril, a las veinte horas y cuarenta y cinco minutos, se ponían ante la pantalla del televisor para ver el primer partido de la semifinal de la Champions League entre el Madrid y el Barça.

Que no-se excusaba Tomás-Que esto es algo único, excepcional, un fenómeno social extraordinario. ¿Cómo no voy a verlo, churri?

La churri se llamaba Silvia, y estaba enamorada. En principio estaban enamorados ambos. Pero así como para ella lo más fascinante era aprovechar la Noche de los Libros sentándose juntos en una de esas librerías-café que ahora se estilan y leer al alimón poemas de amor, para él lo prioritario era disfrutar de la fiesta del fútbol y vibrar junto  a  ese cuerpo místico madridista que iba a arrebatar al Barcelona la posibilidad de jugar la final.

-Pero…si tampoco eres tan merengón, ¿no?-se lamentó la churri.

-No, es cierto…Pero no quiero quedar al margen del sistema, de verdad, churri. Si quieres, luego, cuando acabe el partido…

Tomás  se largó a ver el partido con sus amigos mientras Silvia se quedó en casa compuesta y sin novio.

2

Dos  millones de moscas quizás no puedan   equivocarse –masculló Tomás al acabar el partido- Pero…anda que el Madrid…Anda que Ramos…Anda que Pepe…Anda que el árbitro…¡Anda que Mourinho!

Tomás se enfadó porque en su opinión el Madrid fue cobardica y reservón como un equipo menor,  y su partido fue un desastre. Pensó que aunque dos millones de moscas no se equivoquen  libando caca, muchos de esos cuatrocientos millones de espectadores, y entre otros él mismo, hubieran hecho mucho mejor empleando el tiempo del partido en cualquier otra cosa.

Y lo peor; se enfadó consigo mismo viendo hasta qué punto se había equivocado rechazando el plan de su churri. Porque apenas  la dejó por culpa del fútbol, Silvia recibió la llamada de Enrique. Y este la invitó a celebrar la Noche de los Libros tomando un café juntos en uno de esos cafés-librerías que tanto se estilan, mientras leían poemas y prosas de amor. Y entre que la literatura amorosa era excelente, ella se sentía chafada y abandonada y todo estaba a media luz, cuando la chica se quiso dar cuenta tenía un nuevo amor entre los labios.

-Lo siento, Tomás-fue todo lo que le dijo ella al día siguiente- Pero entre una vulgar historia de fútbol y otra de libros, me enamoró más la segunda…

Las moscas quizás no se equivocan. Pero los que ponen el fútbol por encima de todo sí. Por cierto, para más inri no sólo perdió el Madrid, sino que el dichoso Enrique  además era del Barça.

Anuncios

10 Responses to “Noche negra de fútbol y libros”


  1. 1 maribel abril 28, 2011 en 7:12 am

    estoy tan cabreada que no voy a decir nada …solo saludos

    Me gusta

  2. 2 Franciska abril 28, 2011 en 7:27 am

    !!Que verdad!!tenia dos propuestas, una, ver el partido en casa de unos amigos con aperitivo incluido y de repente una propuesta por otro amigo de un teatro alternativo, y pensé vamos a por lo alternativo y la semana que viene ya veré la vuelta.No me arrepentí,!! tanto madrid-barsa!!, el teatro estaba lleno de gente joven para los que no existia el futbol, y me parecia mentira y me alegré de ver que hay algo más alla de tanto rollo mediatico

    Me gusta

  3. 3 joselepapos abril 28, 2011 en 8:19 am

    A la media hora de partido ya tenia bastante. ¡Qué oprobio, qué ignominia, qué insulto a lo más noble del deporte, qué asco!
    El megalómano Florentino y su malencarado mercenario pueden irse a tomar vientos y el gran “yo me lo guiso, yo me lo como” que escriba cien veces: “el fútbol es un deporte colectivo”.

    Al Barcelona, mi enhorabuena, mi admiración y mi envidia más sincera.

    Me gusta

  4. 4 Monti abril 28, 2011 en 10:45 am

    Duende no hace falta que me jures que eres del Atletico de Madrid.

    Me gusta

  5. 5 Zoupon abril 28, 2011 en 10:55 am

    Datos del partido de ayer: Audiencia media, 12.550.000 personas. Si España tiene unos 46.000.000 habitantes, quiere decir que hubo 33.450.000 ciudadanos que no vieron el partido (entre los que me cuento), esto es, más de un 70% de la población. Sin embargo da la sensación de que casi nadie se lo ha perdido y que para una gran mayoría de la gente el partido era el gran acontecimiento de la semana. Algo no casa, quizá no se mide bien la audiencia o quizá el fútbol sea un fenómeno sobredimensionado por los medios de comunicación.

    Me gusta

  6. 6 algodonsina abril 28, 2011 en 11:34 am

    Una, humilde seguidora del Barça como residuo sentimental de su BUP en Barcelona, no vió el partido. No sólo no me gusta el fútbol, sino que en estos encuentros Barça-Madrid sólo aflora lo más bajo, lo más cafre y lo más ordinario del ser humano. Tanto en los técnicos, como en los presidentes, los jugadores y los espectadores.
    Me decanté por “House” y la acidez inteligente de sus guiones.
    Eso sí, la ebullición de la turba continuaba hoy en la consultora en la que trabajo, sin haber enfriado para nada la temperatura con la noche mediante. Que si el árbitro, que si Pep, que si Rosell… (Lo mismo que ocurrirá en la oficina de Barcelona en circunstancias semejantes).
    A veces les digo a los chicos más jóvenes, que parece que Cristiano Ronaldo va a compartir sus ingresos con ellos…¿Es para tanto un partido de fútbol?

    Me gusta

  7. 7 confusa abril 28, 2011 en 1:04 pm

    Para mí, lo más vergonzoso fueron las declaraciones de Mourinho,
    que a veces le daba vergüenza tener que ganarse la vida en esta profesión que habia elegido, dando a entender que había mucha corrupción en este deporte.
    Que pensarán los millones de parados, más los mileuristas, tanta gente con necesidades reales de este comentario, a veces me parece un niño malcriado,caprichoso e impresentable, por favor lárgate ya.

    Me gusta

  8. 8 Lola abril 28, 2011 en 2:16 pm

    Yo no entiendo mucho de fútbol, será porque tampoco lo veo mucho y anoche no fue una excepción, sólo vi un par de minutos del descanso (que ya sé que no es propiamente el partido) y lo que vi fue un montón de gente dándose de tortas, entonces decidí no seguir viendo más. Aún así, no sabiendo de fútbol, me atrevería a decir (o eso quiero creer) que a la gente que sabe y le gusta el fútbol no es este espectáculo el que les hubiera gustado ver.

    Me gusta

  9. 9 José Ramón abril 28, 2011 en 10:32 pm

    Yo sí vi el partido. (Esperaba estúpidamente que el espíritu de Don Santiago se les apareciera a estos mequetrefes y les iluminara). ¡Qué vergüenza! casi tanta como leer poemas de amor. (Ya no quedan, ¿no? Creo que seguimos en Bécquer).

    Me gusta

  10. 10 El Duende de la Radio abril 29, 2011 en 12:17 am

    El fútbol se ha sobredimensionado porque conviene abstraer al personal con un pegamento que les aglutine y al mismo tiempo les distraiga. Y pegarle al balón, por difícil que sea hacerlo como Messi, es más sencillo que la física cuántica.

    Querida Monti, claro que soy del Atleti.Y estoy acostumbrado a un fútbol tan pobretón como el que anoche hizo el Madrid. Pero te juro que esas cosas eran imposibles en un equipo que siempre salió a ganar. Fue mezquino, acomplejado y aburridísimo. Impropio nde su historia y de su fanma.

    Me gusta


Comments are currently closed.



Siluetas de RNE

Duendes suscritos:

Suscripción

Suscripción por email

Publicaciones:

PARAÍSO DE HOJALATA
Una Infancia de Hojalata

Ir directamente a

Blog Stats

  • 1,337,706 hits

A %d blogueros les gusta esto: