Venid y vamos todos

Democracia Ya. Que cuando llegue la solución ya le buscaremos el problema...

1

Venid y vamos todos/ con flores a María/ con flores a porfía/ que madre nuestra es…

Otro mayo, otras voces, otros ámbitos.

Dejando al lado la enigmática cuestión de qué o quién era porfía –cuántas memeces se escriben como obligado tributo a la rima-, Benito recordaba  lo que era este mes en su infancia. El colegio, el mes de las flores, el mes de la virgen María. Junto al estrado del profesor se improvisaba una especie de altar en la que se entronizaba una imagen de la madre de Dios. Y los niños de familia rica se turnaban en ofrecerle ramos de flores.

También bajo la tapa de aquel pupitre que se abría como una caja de puros el pequeño Benito improvisaba, al igual que casi todos los niños del cole, su altarcito: una diminuta imagen de la Virgen custodiada por un par de frascos de Penicilina llenos de agua en los que colocaba tres o cuatro margaritas, que eran las únicas flores que allí cabían. Lo recomendaban los padres educadores: un escolar con altarcito a la nuestra Señora facilitaba la santidad.

Y para eso tanto valía la del Pilar, que era su patrona, la del Carmen, la del Perpetuo Socorro o, quizás la más popular entonces, la de Fátima, cuyos famosos pastorcitos aún eran leyenda viva. Inspiraba mucha devoción, porque estaba hecha en material fosforescente, y cuando la habitación, o el pupitre, se quedaban a oscuras, ella irradiaba divinidad por todos los poros de su carnación plastificada.

Pero este era otro mayo, como sonaban otras voces en otros ámbitos.

2

De nuevo aquí nos tienes/ purísima doncella/ más que la luna bella/ postrados a tus pies.

Se postraba mucho entonces. A este verbo, como al mes de las flores, se lo llevó el viento del progreso, del escepticismo y del descreimiento. Postrar, prosternarse y arrodillarse, por ejemplo, no estaban de moda. Postrar, prosternarse, arrodillarse. ¿Quién se postra o se prosterna ahora?

Benito miró al gentío concentrado a su alrededor. Plásticos, cartones, sacos de dormir, puestos de café. La Puerta del Sol despertaba con el cielo limpio, y los primero rayos de sol doraban la torre del reloj. Pero era el día de la indignación, que sus razones tenían para ella, de la rebeldía,  de la insumisión.  Una cosa llamada Junta Electoral Central había dicho que la acampada y la manifestación convocada para el sábado preelectoral eran ilegales, ja, ja.

3

Otro mayo, otros tiempos. A Dios y al misterio de su santa madre les había desplazado hacía tiempo la democracia. Y como la democracia tampoco hacía los milagros más elementales, pensó Benito, había sido desplazada por Democracia real Ya. Que, una vez instaurada en el poder, seguramente sería sustituida por Democracia Según me Vaya o por Democracia Si me Mola aunque el estado de derecho diga lo contrario.

-Tenemos razón-pensó Benito.

Y sin darse cuenta convocó a la humanidad entera para que acudieran allí canturreando por lo bajini: Venid y vamos todos…

Todos irían a derribar no a la señora de la Casa de Correos, aunque no les cayera demasiado bien. Sino esa especie de divinidad laica llamada democracia que había sustituído a la divinidad fetén y que ahora tampoco servía.

-Qué bueno…¡Vuelvo a sentir la fe! –gritó Benito entusiasmado- ¡Vuelvo a poner un altar!…

Los que le rodeaban le miraron estupefactos.  Estás grillado, le dijeron algunos llevándose el dedo a la sien. Y a él mismo se le heló la sonrisa imaginando que en unos años, si la utopía no lo solucionaba todo, tendría que volver a dormir sobre cartones en la Puerta del Sol.

Anuncios

3 Responses to “Venid y vamos todos”


  1. 1 Pemberton mayo 20, 2011 en 9:47 am

    Hoy no voy a añadir ningun comentario a tu texto, solo una valoracion. Lo tuyo de hoy es lo mejor que he leido sobre este galimatias pre-electoral.
    Aterrice ayer de un viaje de visita a los primos de Pemberton, que han cumplido 125 años, y empece a leer todo lo que pasaba por aqui , no entendia absolutamente nada hasta que esta mañana he leido tu texto.

    Me gusta

  2. 2 Atticus 444 mayo 20, 2011 en 10:36 am

    Aunque sea volver al tema de DKS, la autodestruccion de una persona que lo tiene todo, lo que se dice todo, es un tema que me apasiona.
    No acabo de creermelo pero si todo se confirma evidentemente ha de ingresar en un centro de salud mental por los siglos de los siglos.
    Como ha sido posible??? Tan fragiles somos los señores???

    Me gusta

  3. 3 algodonsina mayo 23, 2011 en 5:47 pm

    Tan frágil es el ser humano, Atticus 444. Lo que pasa es que no queremos darnos cuenta. Si este tipo se hubiera parado a pensar en sus actos, seguramente no habría llegado hasta aquí. Esta no es la primera vez que abusa, de un modo u otro, y está claro que tanta reiteración implica no haber asumido a tiempo que, como poco, tiene un problema.

    Me gusta


Comments are currently closed.



Siluetas de RNE

Duendes suscritos:

Suscripción

Suscripción por email

Publicaciones:

PARAÍSO DE HOJALATA
Una Infancia de Hojalata

Ir directamente a

Blog Stats

  • 1,338,134 hits

A %d blogueros les gusta esto: