De perros, roedores y cambio climático

Entre la película de Polanski y la muerte de un perro llamado Bob, al Duende le dio un ataque de ternura con los animales...

1

No son demasiado severas estas últimas noches de noviembre. Más se llama así porque sólo es medio mastina, y siempre duerme al aire libre, pero a estas alturas del otoño solía arregostarse bajo el tejadillo de la entrada de la casa. Esta noche pasada, no. El termómetro marcaba a las ocho de la mañana siete grados, poco frío como para no aguantarlo al raso sobre la hierba.

-Buenos días, Más – la saludó el bloguero mientras le ofrecía dos galletas rancias.

La perra, bien educada, le devolvió la cortesía moviendo el rabo, como es de rigor.

Todo parece indicar que el cambio climático, a pesar de lo que decía el primo de Rajoy, no es una broma. Ayer escuchó este duende que el tráfico marítimo en todo el mundo aumenta desde hace siete meses. Ese dato se toma como una buena noticia económica, pues habla de fletes de mercancías que viajan de aquí para allá. A pesar de que en España el consumo está bajo mínimos, se supone que hay alguien en algún lugar del planeta que está dispuesto a comprarlas. Como la economía es una cadena, uno de los escasos optimistas que pontifican por la radio se aventuró a predecir ayer que eppur si muove y tal. Aunque la prima de riesgo, las bolsas y las desastrosas noticias del empleo sigan diciendo lo contrario.

A pesar de todo la nave va, como diría Fellini, y hasta ahí la buena noticia. La mala es que aunque el tráfico marítimo ha aumentado, por el Mediterráneo cada día navegan menos buques. ¿Por qué? La temperatura de la tierra ha aumentado en casi dos grados desde hace un siglo, el Ártico se deshiela, y los barcos pasan por el mítico Paso del Noroeste,  antes imposible, como Pedro por su casa. Asia y América quedan mucho más cerca por esa ruta que por el mare nostrum, pero los pobres osos polares  cada día cuentan con  menos hielo a su alrededor.

2

Por todos los santos, la nieve en los altos, dice el refrán. Y añade: por san Andrés, la nieve en los pies.

En el valle del Tiétar a seiscientos metros de altitud es muy raro ver la nieve en los pies. Quince años ya por estos pagos y el bloguero no la habrá visto más de cinco veces. Otra cosa es que el macizo central de Gredos sí luciera ya un manto blanco. Eso, con las grullas volando en escuadra recortadas sobre un cielo limpio y las montañas nevadas al fondo, sí que es una fotografía típica de estas fechas cuando uno se aproxima desde Oropesa a Candeleda Este otoño no. Ha llovido lo suyo, pero no ha hecho frío, de tal modo que al pico Almanzor  sólo se le ven las cejas blancas. Y gracias. El primo de Rajoy dirá lo que quiera, pero los científicos, la escasa nieve y el termómetro interior de la perra Más mantienen otra tesis que parece más creíble.

3

Dar dos galletas revenidas a la fiel perra guardiana de la casa no parece un rasgo de generosidad extrema, pero el Duende lo hacía con cariño, influído sin duda por el recuerdo de Bob de c´as Barber , aquel perro amable y sabio que desde su isla de Mallorca dejaba aquí huellas de su fina sensibilidad mediterránea. Curiosamente ha concitado la noticia de su muerte más comentarios en este blog que si hubiera mentado a Steve Jobs, a Amy Winehouse o a cualquiera de esos otros cadáveres exquisitos que la parca nos ha dejado en los últimos meses. Se acuerda el Duende de un slogan del Citroën Diane que hizo fortuna cuando él trabajaba en publicidad: para gente encantadora. Este blog debe de ser para gente de ese tipo, gente con una cierta ternura para adivinar en ciertas criaturas menores, como un simple perro, valores mayores.

4

Hablando de valores mayores y menores, si es que se puede simplificar así la cuestión, proclama este duende su admiración por todos los creadores que saben hacer tragedia o comedia de los pequeños sucesos de la vida. Valen el idealismo de Don Quijote,  la duda de Hamlet o la miseria de El avaro. Impresionan y dan qué pensar. Pero quizás estamos en el siglo de las meditaciones colaterales, o del juego de abordar los temas más profundos con personajes o anécdotas aparentemente insignificantes. Un modelo de esta falsa ligereza es la última película de Polanski, Un dios salvaje, donde un modesto hamster cobra un protagonismo trascendental. A su alrededor, personajes, miserias humanas, paradojas, sarcasmos. Estampas de la vida misma trazadas con pinceladas cinematográficas sueltas, precisas y frescas. Magistrales. Véanla como si no fuera una película importante y les parecerá bastante mejor.

Justo al día siguiente el bloguero paseaba por el Retiro cuando se detuvo a ver a una ardilla juguetona. La ardilla le observó, se aproximó a él. El Duende amagó ofrecerle comida con la mano hueca y el roedor le trepó por la pierna  como si esta fuera un avellano. Hace bastantes años soltaron ardillas en el parque. Hace menos años desparecieron, quizás exterminadas por la incuria ciudadana. Ahora las ardillas saltan, trepan y corretean de nuevo por entre los árboles del Retiro aparentemente sanas y felices. Y, a lo que se ve, más confiadas que nunca. El Duende se acordó del pequeño drama que desata el hamster de la película de Polanski y se alegró de que la ardilla quisiera amistarle. Cambia el clima, pero al menos en algunos detalles parece que vamos tomando aprecio por la naturaleza.

Anuncios

7 Responses to “De perros, roedores y cambio climático”


  1. 1 Acacia noviembre 25, 2011 en 4:21 pm

    ¿Sabías que tu cumpleaños es el día de San Antón?

    Me gusta

  2. 2 El Duende de la Radio noviembre 25, 2011 en 6:43 pm

    Sí, lo sabía. Siempre fue la coña de mis hermanos, que el 17 de enero me decía que era como un burro.

    Me gusta

    • 3 Cleide junio 8, 2012 en 1:19 am

      Janaedna,muito bom seus comente1rios.Tecla DEL ou F?Acho que a pravala e9 a tecla S = sabedoria.Temos que incorporar novos filtros e para isso temos que dar um upgrade na sabedoria.Somos humanos midie1ticos.Temos que ser humanos pf3s-midie1ticos.Para isso, e9 preciso que incorporemos aquilo que os que faziam o filtro para nf3s.Temos que necessariamente termos a noe7e3o do todo, que algue9m tinha e filtrava para nf3s.Por isso, acredito que estamos entrando em uma fase em que a filosofia, que e9 a que nos socorre nessas horas, passa a ter uma papel fundamental, pois precisamos entender como o todo e as partes se relacionam.Para que possamos filtrar de forma saude1vel novamente.Esse desconforto e9 por que a nossa sabedoria e9 1.0 e precisamos de uma 2.0, mais amadurecidinha.c9 um tema novo que temos que aprofundar.Sem tampa da caixa, fica impossedvel, montar quebra-cabee7as, concorda?Grato pela reflexe3o,Beijos,Nepf4.

      Me gusta

  3. 4 Ángela noviembre 25, 2011 en 9:14 pm

    Continúa el buen tiempo en el Principado. También este fin de semana tendremos sol radiante. No sabemos si el verano que no tuvimos, o el que no tendremos. Buen fin de semana.

    Me gusta

  4. 5 Adela noviembre 26, 2011 en 1:25 pm

    El primo de Rajoy dirá lo que quiera, pero el clima está cambiando y no es la primera vez en la historia del planeta, los documentales de la 2 lo explican muy bien (aunque últimamente están un poco catastrofistas y son menos relajantes, es la tendencia de los medios), hemos evolucionado para reconocer el valor de la naturaleza en si misma y para el ser humano y se protejen espacios y especies como nunca se habia hecho, pero estamos perdiendo el sentido del repeto mutuo hacia ella, no es algo que tenemos y de los que nos servimos, sino algo en lo que estamos inmersos y necesitamos cuidar para nuestra propia existencia, yo te doy y tu me das, de momento estamos sirviendonos demasiado y ofreciendo muy poco a cambio.Parece como si el planeta nos pidiera que le empecemos a dar algo en compensación a todo lo que el nos aporta, sería lo justo. El reto será el equilibrio y controlar el egoismo humano. Casi nada!, ahí hace falta mucha creatividad concentrada. 🙂

    Me gusta

  5. 6 Franciska noviembre 26, 2011 en 7:13 pm

    Como en una pareja se puede pasar de la comprension al desprecio, del entrendimiento al sarcasmo,.. es un ejemplo en ” Un dios salvaje”,. la habia visto ya en teatro y no me sorprendio, pero recuerdo el impacto que me produjo en escena, más que en la pelicula, porque era tan real, tan espantosamente real,que sentias la vida misma reflejada en cada situacion.
    y piensas en la mentira de muchas relaciones.
    Explendidamente representada, sobre todo, para mi ,Jodie Foster, esta magistral. No os la perdais si os gusta el buen cine.

    Me gusta

  6. 7 Douce, noviembre 26, 2011 en 9:14 pm

    Me quedo con Más y sus noches tardías de noviembre, por una parte me parece muy bien que puede dormir la noches de Candeleda al sereno y celebro que las ardillas del Retiro trepen por las piernas de los duendes a recoger su condumio.

    Me gusta


Comments are currently closed.



Siluetas de RNE

Duendes suscritos:

Suscripción

Suscripción por email

Publicaciones:

PARAÍSO DE HOJALATA
Una Infancia de Hojalata

Ir directamente a

Blog Stats

  • 1,338,133 hits

A %d blogueros les gusta esto: