Casi todo es tan “deja vu” como los Goya

Si te gusta el cine, seguro que a la misma hora que se entregan los Goya hay alguna cadena que emita una película...

1

Sostiene Homper que una de las ventajas de los años es que te permite desmarcarte de lo políticamente correcto sin que la conciencia te torture demasiado.

-Por ejemplo-sostiene mientras se fuma un puro de chocolate- Puedes confesar que la moda te importa un bledo. Que te aburren hasta la saciedad las pasarelas, las

  • Cibeles  o la Fashion Weeks
  • , que ya no se cómo se llaman. Que el noventa por ciento los suplementos dominicales de los periódicos pueden tirarse directamente al cubo de la basura, sección feria de vanidades. Que lo que vale la pena de ARCO cabría en el hall del Prado, sin tener que andar kilómetros y kilómetros para ver boutades de colores y composiciones de aire frito. Y que lo peor del cine no fue el landismo ni las películas de Juan de Orduña, o de Sylvester Stallone, quién las pillara. Sino ese estomagante espectáculo de sonrisas, lágrimas, lentejuelas, gilipolleces y descarado autobombo en que se han convertido las galas cinematográficas.

    Y en su  anatema no hace distingos.

    -Me aburren tanto le ceremonia de los Oscar y Billy Cristal como la de los Goya con el gracioso de turno que imponen las televisiones para vender mejor.

    2

    Al Hombre Perplejo le dejó muy sorprendido que una mujer de pueblo como Doña María supiera poner al cine en su sitio.

    -¿Sabe usted que cuando Rhett Butler besa a Escarlata en Lo que el viento se llevó al Clark Gable le olía el aliento?

    -No me diga.

    -Pues sí. Se conoce que tenía  una muela mu picada, pero como la Vivien Leigh era mu buena artista  lo disimuló mu requetebién. El cine es mentirijillas. Y eso es lo que me gusta a mí del cine, que pa verdades y dolores ya tenemos la vida misma.

    3

    Según Homper el argumento de Doña María está lleno de razón: cuando destripas el cine, este pierda su encanto. Los que ella llama artistas, según el lenguaje de su época (ahora son actores o actrices) son muy interesantes cuando no son ellos, sino su personaje. Luego los conoces en un bar o en la cena en casa de un amigo y resulta que están obsesionados porque les han puesto una multa de circulación. Y hasta se atreven a hablarte de su colesterol, como si en lugar de ser inmortales fueran del comercio.

    -Un desastre, doña María, usted da en el clavo. Del artista, lo único que hay que conocer es su arte.

    -¡Ya ve usted!…Cuando una piensa que a George Clooney también `puede que le abandone el desodorante!…

    Esa es la  realidad aplastante. Como otra que aún lo es más, y que comparten Homper y la doña con todos los que ya tienen unos años. Pones la tele, se abre el telediario y ya sólo por la cara del presentador puedes ir recitando la noticia. Vas a una junta de accionistas y presientes las palabras del Botín de turno. Entrevistan a un ministro y te imaginas ce por be lo que va a decir de la crisis. ¿Quién no es capaz de adivinar el discurso del rey? No digamos nada de los niños de San Ildefonso, de la homilía del cura, de la proclama del sindicalista, del elogio al amigo o al pariente que ahora se ha incrustado en las bodas y funerales, de la rueda de prensa del entrenador de fútbol, como si cualquier partido fuera un consejo de ministros. Todo parece ya visto y oído, qué aburrimiento, la noche lela que nos espera: doy las gracias a mi madre, pero este Goya no es mío, sino del equipo, porque detrás de una película hay un puñado de trabajadores (aquí añadirán trabajadoras) que…

     Dejá vu, repiensa Homper. Pero como ya estoy en el desguace,  me importa un comino lo que digan los demás. Así que cogeré el mando de la tele y en lugar de inyectarme empalaguina en vena, buscaré una cadena que ponga una película.

    -En el peor de los casos- concluye- sólo será eso: una película.

     

        

    Anuncios

    7 Responses to “Casi todo es tan “deja vu” como los Goya”


    1. 1 Zoupon febrero 20, 2012 en 12:33 pm

      ¡Zas, en toda la boca!, como dice mi sobrina adolescente. Eres un heterodoxo, Duende, sólo te falta decir que “Al Vent”, la famosa canción de Raimón, es un coñazo insoportable que crispa al más templado para que el CNI te ponga bajo vigiliancia por considerarte potencialmente peligroso.

      Me gusta

    2. 2 begoña febrero 20, 2012 en 11:30 pm

      Zoupon, a pesar de ser una fiel admiradora de tus comentarios, hoy discrepo. La adrenalina que descargaba cantando “Al Vent”, en aquella época universataria, me hacía sentir que quizá era alguien. Hoy, depuès de muchíiiiisimos años, me siento ninguneada por casi todo y todos.
      No te ofendas, me sigues pareciendo una mente privilegiada.

      Me gusta

    3. 3 José Ramón febrero 21, 2012 en 1:07 am

      Perdón por salirme del tema, pero yo con el que no puedo es con Silvio Rodríguez.
      En cuanto a los Goya… Yo qué sé. El Almodóvar para venir así casi mejor que no hubiera venido. Y los demás, pues lo de siempre. Siempre igual, como dice el Duende.

      Me gusta

    4. 4 franciska febrero 21, 2012 en 9:27 am

      jose Ramon, ya veo que los viste, como yo, y te darias cuanta que hubo una novedad en los agradecimientos, cuando al director nobel que recibio el Goya, grito YAYO,VA POR TI, LO HEMOS CONSEGUIDO”!!!! vamos mejorando en originalidad…………….

      Me gusta

      • 5 Rosi febrero 21, 2012 en 1:47 pm

        Duende, te noto un cierto aire de pasotismo y abandono y, no te escribo para reñirte pero sí para decirte que me gustan mucho más tus escritos positivos y alegres, y no es que amí me gusten los Goya sino que algo bueno, sí hubo : los premios a “No habrá paz para los malvados”que me pareció una estupenda película y los comentarios de Santiago Segura que estuvieron muy graciosos y oportunos. No te desanimes que siempre hay huevos en el gallinero…

        Me gusta

    5. 6 Zoupon febrero 22, 2012 en 10:12 am

      Begoña, por supuesto que no me ofendo, sólo espero no haberte ofendido a tí con mi comentario. Respeto mucho los recuerdos y sensaciones que pueda traer a determinadas personas esa o cualquier otra canción.

      Me gusta

    6. 7 begoña febrero 22, 2012 en 4:17 pm

      No te preocupes Zoupon. Creo que la nostalgia, que para mí es muy mala compañera, me hizo escribir a botepronto. Hoy sólo recuerdo el estribillo, y estoy segura de que si la vuelvo a escuchar con atención, me parecería un coñazo obvio, pero entonces era tan joven…

      Me gusta


    Comments are currently closed.



    Siluetas de RNE

    Duendes suscritos:

    Suscripción

    Suscripción por email

    Publicaciones:

    PARAÍSO DE HOJALATA
    Una Infancia de Hojalata

    Ir directamente a

    Blog Stats

    • 1,339,762 hits

    A %d blogueros les gusta esto: