La política no tiene alma

A los ciudadanos nos cuesta admitir algo que Homper tiene claro, y es que la política no puede andarse con remilgos de conciencia...

1

-Qué escándalo –dice la tía Clota sin ocultar que sus muchos años no le han matado la ironía- Yo creía que esas cosas no pasaban en España

-¿A qué te refieres, tía? –pregunta su sobrino Homper.

-Dos políticos que se han atrevido a criticar a su partido…¿Pero cuando se había visto semejante cosa?

Desde su casita en Vermont la ancianísima profesora jubilada sigue escuchando la radio española por Internet. Y luego comenta las noticias con su sobrino. Homper no tiene particular añoranza de España. La vive, la soporta, la disfruta. No siente por tanto nada que añorar. Pero desde que la realidad se ha tornado tan áspera lee menos periódicos y escucha menos informativos que nunca. Se ha convencido ya de que hay otras alternativas para alimentar el espíritu. Como tantas otras cosas, la noticia de tía Clota le ha hecho caer del guindo, y entrar una vez más en ese estado de perplejidad permanente que da lugar a su nombre.

-Nunca, tía. Decían que el que se movía no salía en la foto. Pero los partidos tampoco son lo que eran.

2

Resulta que a Josep Borrell, ex ministro y ex candidato del PSOE se le ocurrió declarar en público que algunas medidas que ha tomado el gobierno del PP las tenía que haber tomado antes su partido. Por ejemplo,  poner cortapisas a los sueldazos de aquellos banqueros cuyos desafueros pagamos todos o facilitar la dación en pago para que los hipotecados insolventes se libren así de la insaciable sanguijuela de la sacrosanta banca. Resulta que casi el mismo día Esperanza Aguirre, que no se caracteriza precisamente por su templanza verbal, ha criticado al gobierno de su partido por las maneras un tanto abruptas con las que las autoridades pretendieron ejecutar un deahucio. Como si los gobiernos del PP, por muy legales que sean, no puedan tener eso que la gente llama consideración.

-Tenga usted consideración, agente. Déjeme que vista al niño y no nos desahucie en pijama, que está la mañana fría.

No fueron tan comprensivos los agentes y la presidenta del PP madrileño tuvo el atrevimiento de criticar a Interior.

Qué escándalo, tía. Tienes razón. ¿Cuándo se dará cuenta el personal de que la política no puede tener alma?

3

Mayorías. Estrategias. La imagen: unidad de doctrina, prietas las filas en torno al líder.Y pavor al qué dirán, aunque se supone que los electores, cuando votan, ya son lo bastante mayorcitos como para saber que donde los suyos dicen digo luego dirán Diego y se quedarán tan frescos. Tanto la tía Clota como su sobrino el Hombre Perplejo saben que el gobierno del PSOE debería de haber tomado muchas de las medidas que ahora está tomando el del PP. Como están de acuerdo en que este metió la gamba, por exceso de rigor en el asunto que provocó la ira de la señora Aguirre. Pero la política es la política, y los partidos son los partidos.

-Debe de ser así de simple, tía –concluye Homper- O somos, o no somos. ¿Qué pintamos los que tenemos dudas y comprendemos las medias tintas?

Anuncios

Siluetas de RNE

Duendes suscritos:

Suscripción

Suscripción por email

Publicaciones:

PARAÍSO DE HOJALATA
Una Infancia de Hojalata

Ir directamente a

Blog Stats

  • 1,338,201 hits

A %d blogueros les gusta esto: