Tres milímetros de esperanza

Con tanta obsesión por el crecimiento, económico o de otro tipo, no caemos en la cuenta de lo importante que es a veces decrecer tan sólo tres milímetros...

Con tanta obsesión por el crecimiento, económico o de otro tipo, no caemos en la cuenta de lo importante que es a veces decrecer tan sólo tres milímetros…

1

Te cuenta Homper que como su vida de jubileta puro se le queda tan estrecha, está dispuesto a ofrecerse como alter ego perfecto. Y, de acuerdo con los tiempos que corren, gratuitamente, claro.

-Te puedo ser muy útil-dice- Pienso como tú, vivo como tú, y recientemente me diagnosticaron una enfermedad como la tuya a la que están aplicando un tratamiento exactamente igual al tuyo. Así podré hablar de tu vida sin las inhibiciones que te produce ser sincero contigo mismo. Además, desde que murió la tía Clota ya casi no tengo con quien hablar.

– Qué pena…Qué sería de nosotros sin poder hablar…¿Eres madrugador?

-Si, lo soy.

-¿Compartes mis aficiones?

-Oh, si…Tenemos muchas afinidades electivas en común. La música de Bach, el cine rancio, el Atleti, los callos con garbanzos, espiar la vida de los animales, escribir sin saber qué acabará saliendo, los polvorones, tirar piedras al río, darle cuerda a tus juguetes de hojalata y esas cosas  tan tontas que te gusta creer que son la esencia de la felicidad.

-¿Y sientes lo que siento yo en este momento?…

-Tenlo por seguro.

-Pues cuéntalo de una forma original. ¿Sabes?…Empezó este blog como un divertimento y según pasan los días se va uno poniendo intenso, y cree que ya no tiene la menor gracia.

-Pues verás…

2

Te cuenta Homper que el lunes entró a tomar un te en un Starbucks. Le gusta esta cadena de cafés por lo de poder arrellanarse en un sillón y leer algo mientras toma un bebestible. No le gusta por el tamaño desmesurado de sus muffins y por sus precios. Te sigue contando que después de leer por encima el periódico, levantó la vista y se fijó en el tipo que tomaba un café en la mesa de al lado. Su cara le era familiar. Junto a su café, descansaba un ejemplar de El Kamasutra deconstruido.  172 nuevas variantes posturales, interesante aproximación a al amor carnal para expertos escrito por la sexóloga finlandesa Arnal Cukaalinen.

-De vez en cuando, tras beber un sorbo de ese café aguachirle, el tipo leía un ratito y tomaba notas en una libreta. Yo le observaba y decía: este tipo me suena, me suena…Hasta que caí en la cuenta de que era el famoso actor porno Nacho Vidal. Entonces no pude reprimir mi curiosidad, y tras presentarme correctamente como Homper, o sea, el Hombre Perplejo y de curiosidad sin límites, le pregunté si tres centímetros de más o de menos podían hacerle más o menos feliz la vida a un hombre y a su pareja.

3

-¿Te atreviste a eso?-le dijiste tú- Yo nunca hubiera osado a  hacer esa pregunta.

-Hombre, un alter ego se puede tomar ciertas licencias…El caso es que él se echó a reír. Y dijo que él estaba encantado con sus veintitrés centímetros, como bien se podía admirar en el vaciado que le hicieron de su afamado miembro viril para envasar colonia femenina o para modelar penes de chocolate que se vendían, con gran éxito por cierto, en las confiterías eróticas más acreditadas. Pero que, como triunfador que es, además de esperar impaciente el crecimiento de de la economía y de sus pingües negocios, también aspiraba a que se alargara su instrumento de trabajo.

Homper puso cara de pícaro y bajó la voz para continuar su relato.

Me reveló que había requerido la ayuda del mentalista indio Rabiné Dorandar, y que gracias a sus lecciones sobre el poder de la mente  si se concentraba mucho en una mujer apetitosa el pene le crecía excepcionalmente, y siempre de tres en tres centímetros. Contrariamente a lo que puede uno imaginar en un tipo de apariencia tan ruda y de menester que no destila precisamente humanismo, no eran mujeres vulgares las que más le ponían, sino lo mitos eróticos más refinados que ha conocido la civilización. El busto de Nefertiti del Museo Neues de Berlín le prolongaba su alegría hasta veintiséis centímetros, la Venus del Espejo de Velázquez  lo estiraba hasta los veintinueve, y el escandaloso cuadro El origen del mundo de Courbet colgado en el Museo D’ Orsay, marcaba su record de treinta y dos centímetros. Y entonces, más difícil todavía, fui yo y le planteé la cuestión siguiente. Oye, macho-le dije- ¿y el perder tres milímetros no te hace feliz?…Entonces me miró con desprecio,  porque para él tres milíemtros eran eran algo insignificante, y me espetó con mal tono que además eso del crecimiento negativo era una gilipollez.

Y nunca mejor dicho.

4

-Porque eso del crecimiento negativo es un eufemismo de los políticos para no decir decrecimiento. Pero ahí está la diferencia -le aclaré yo a Nacho- Que así como el crecimiento negativo es un oximoron,  una  contradiccio in terminis, o sea, una gilipollez,  el decrecimiento puede ser positivo.

-¿El decrecimiento de la economía o el del pene?-preguntaste a tu alter ego francamente sorprendido.

-¡Oh, no!-te corrigió Homper-Esos siempre son deprimentes- Me refiero al decrecimiento de uno de los nódulos malignos que tengo alojado en el pulmón. Ahora, después de casi dos meses de pasar por talleres, su tamaño se ha reducido en tres milímetros.

No sabes cómo reaccionaría Nacho Vidal, ni tampoco te importaba demasiado. Tú recordaste entonces que Homper era tu alter ego, y que su suerte era la tuya. Y que, por primera vez en tu vida, perder tres milímetros donde te dije, en lugar de ser preocupante, era una excelente noticia.

 

Anuncios

18 Responses to “Tres milímetros de esperanza”


  1. 1 Isabel febrero 28, 2013 en 1:44 am

    Enhorabuena, la cosa va bien. Felicidades

    Me gusta

  2. 2 Ángela febrero 28, 2013 en 6:56 am

    Ánimo!!

    Me gusta

  3. 3 Acacia febrero 28, 2013 en 7:20 am

    ¡Notición! Me alegro tanto, Don Luis.

    Me gusta

  4. 4 franciska febrero 28, 2013 en 9:15 am

    ¡¡¡Tres milimetros¡¡¡¡ ¡¡¡Bien¡¡¡ Eso me lo creo porque lo de los 32 cm, ni” de coña” Ademas¡ ¡que agobio de aparato¡¡ tan preocupado estara de su crecimiento que no pensara en la señora que tiene al lado, que es lo bueno.
    .

    Me gusta

  5. 5 Carmen serra febrero 28, 2013 en 9:28 am

    Enhorabuena! Por esos 3 ml, Claro que es importante

    Me gusta

  6. 6 José Manuel Martínez del Valle febrero 28, 2013 en 10:23 am

    ¡Excelente noticia! Y si le añadimos lo del Atleti de anoche…No lo iguala ni los tropecientos milímetros, aunque faltaría la dureza Rockwell del “asuntillo” (que es como denominada mi abuela al miembro viril), del contertulio de Homper. Un abrazo.

    Me gusta

  7. 7 Monti febrero 28, 2013 en 1:27 pm

    Eso si es una buena noticia, enhorabuena. Me has alegrado el dia ya que llevo 48 horas acordandome de ti cada minuto con un jodido corse de escayola que no me deja respirar, ni me quiero imaginar lo que llevas pasado tu. Abrazos

    Me gusta

  8. 8 Carmen Mariano febrero 28, 2013 en 2:45 pm

    Enhorabuena , cuanto me alegro.

    Me gusta

  9. 9 Anele febrero 28, 2013 en 7:33 pm

    Bravo, duende, es fantástico. Sigue en la brecha, amigo. Un abrazo cariñoso.

    Me gusta

  10. 10 julia febrero 28, 2013 en 8:57 pm

    Va la cosa bien. Pasamos de los huevos, en este caso de gallina y encapotados (sigue la invitación en pié, a la espera de aún mejores noticias) a los tres cms, o 3 mm, dependiendo de quién y dónde. Me alegro muchísimo porque aunque le llamen/llamemos crecimiento negativo, recesión, disminución, etc…no digo el “asuntillo”, sino lo que nos importa que es el Duende, la noticia es muy positiva, así como equitativo y necesario para que recuperes parte del ánimo, o de lo que necesites recuperar….salud, dinero y amor. Y daremos todos gracias a Dios, como dicen en la canción. Un abrazo. Julia.

    Me gusta

  11. 11 Pedrito febrero 28, 2013 en 9:50 pm

    ¡ Ay, querido Duende, que gamberro eres ! Y cuanta fantasia tienes … Hasta el tal Nacho Vidal se me ha hecho simpático al llegar al final de la historia.
    No sabes bien la alegria que nos traen, a nosotros tambien, esos 3 m/m menguados. Y, como cuentan que le dijo el mariscal Mac Mahón, felicitando a un soldado senegales por la bravura que habia demostrado en una reciente batalla : “C’est vous le nègre ?”
    “C’est bien … continuez !”
    A ti tambien, querido, mi enhorabuena por tu bravura en esta peculiar contienda. Un abrazo fuerte

    Me gusta

  12. 12 Paloma febrero 28, 2013 en 9:52 pm

    Esta si que es una buena noticia…….!!! Enhorabuena, Duende!!Ha valido la pena pasar “por talleres ” estos dos meses…..( aunque sea una putada, lo se por experiencia…) Sigue asi!!!!Un fuerte abrazo

    Me gusta

  13. 13 Atticus 444 marzo 1, 2013 en 1:09 pm

    Bien. bien y mil veces bien¡¡¡¡¡ Animo y abrazos¡¡
    PP

    Me gusta

  14. 14 José Ramón marzo 1, 2013 en 11:29 pm

    Me alegro mucho, Duende. Enhorabuena.

    Me gusta

  15. 15 javier marzo 2, 2013 en 11:05 am

    Me alegro de la noticia, ahora espero que el ánimo crezca a mayor velocidad de lo que decrece el nódulo.
    Un abrazo.

    Me gusta

  16. 16 Carlos Aguayo marzo 3, 2013 en 12:22 am

    Querido Luis : Para ser homper te lo estás trabajando, 3mm quiere decir que estás ganando y que no va a parar de reducirse hasta que no sea nada
    ya lo verás lo importante es el cambio de crecer a decrecer.

    enhorabuena Carlos A Maribel M

    Me gusta

  17. 17 Bête en sauce marzo 3, 2013 en 9:09 am

    Gran alegria nos produce, querido Duende, su decrecimiento. Mucho más que si fuera la reducción de los gastos de explotación de nuestras fincas (que ya es decir). Siga así, que esto esá chupado. (Lo suyo, no lo de Nacho Vidal).

    Me gusta

  18. 18 Zoupon marzo 6, 2013 en 11:05 am

    ¡Fantastico, Duende!

    Me gusta


Comments are currently closed.



Siluetas de RNE

Duendes suscritos:

Suscripción

Suscripción por email

Publicaciones:

PARAÍSO DE HOJALATA
Una Infancia de Hojalata

Ir directamente a

Blog Stats

  • 1,338,134 hits

A %d blogueros les gusta esto: