Lo que da de sí el mapa de España

Uno se pregunta cuántos veranos le harían falta para conocer, aunque sólo fuera muy por  encima, todo lo que ofrece el mapa de España...

Uno se pregunta cuántos veranos le harían falta para conocer, aunque sólo fuera muy por encima, todo lo que ofrece el mapa de España…

1

¿Cuánto más vives más sabes?…Tal vez sí, tal vez no. A Homper  le sigue sorprendiendo descubrir a su edad cualquier cosa. Como su margen de ignorancia es infinito, circula por la vida con cara de semitono, que es esa expresión mitad de pasmo mitad de tonto que se le pone a un cantante aficionado cuando tiene que afinar un bemol o un sostenido.

-Tu acuérdate del bobo de Coria, pon su cara y ya verás cómo das la nota justa-le recomendó un veterano compañero de coro.

Desde entonces no deja de mostrarse como el bobo velazqueño en todos los órdenes de la vida. Su abuela le recordaba aquello de nunca te acostarás sin saber una cosa más y, aunque ya no tiene edad, sigue preguntando como un niño.

2

Vuelve a ser actualidad el contencioso del Peñón de Gibraltar. Homper, que ya es cuasi perro viejo, se sonríe recordando que en su colegio le enseñaron a cantar una de esas marchas del estilo de Pomporrutas imperiales con un estribillo reivindicativo que clamaba simplemente por un Gibraltar español. Como no podía ser de otra forma.

Franco también dijo aquella frase señera de que Gibraltar caerá como una fruta madura- piensa para sus adentros- Pero el maldito peñón debe de ser como esas ciruelas y nectarinas de los supermercados, que te los venden duras como bolas de cañón y jamás maduran.

Todo es dejá vu, como se señala a menudo en este blog. El  Reino Unido no declinará su arrogancia secular, el gobierno español  dejará bien claro que vale, pero sin abusar ni jalear la demagogia llanita, y al final no llegará la sangre al río. La razón es algo que el espíritu imperial tiende a pasarse por el forro de sus blasones. Por otra parte …¿valdría la pena un malvinazo hoy en la punta sur de Europa?

3

También le sorprende a Homper que, una vez autorizadas en las terrazas de verano esos pulverizadores de agua que alivia la calorina ya hayamos puesto el carro antes que los caballos, y la administración se apresure a regularlos para evitar que esas etéreas duchas refrescantes propalen enfermedades como la salmonelosis. Salmonelosis, sí. Otros veranos también saltaba a la palestra la aluminosis que ataca a los edificios. Probablemente esta es igualmente virulenta en primavera, en otoño y en invierno, pero como en verano flojean las noticias se tira de ella y de otros riesgos parecidos para dar pasto a la información, que tiene que llenar las mismas horas de radio y de televisión y los mismos periódicos todos los días del año.

Aunque a Homper y a muchos otros Gibraltar estos problemas no sean precisamente los que les quitan el sueño.

4

Nunca tan poco territorio pudo ocasionar tantos conflictos durante tanto tiempo,  piensa el Hombre Perplejo parafraseando a Churchill. Se roza el tema en una conversación que mantiene Homper con su amigo Ramón, que es diplomático y experto en política exterior, pero doctor cum laude en casi todo lo demás. A Homper le saltan las dudas como resortes inesperados, y plantea entonces una que va de topografía, y que le inquieta desde siempre.

-La superficie de un territorio…¿se mide en planta o recoge también los accidentes del terreno?

Homper imaginaba que si el Creador fuera topógrafo, sacaría la plancha, la pasaría por nuestra piel de toro quitándole las arrugas de las montañas y valles como si planchara una sábana y mediría así la auténtica superficie de España. Pero su amigo Ramón le confirma que no, que los planos y mapas se hacen sobre una medición  en planta. Por  lo cual resulta que países como el nuestro o Suiza, de suelo tan accidentado, son particularmente ricos, como bien advirtió el ínclito Bárcenas, pues entre montañas y valles suman muchas más hectáreas que las que refleja su foto satélite.

De eso va, de riqueza natural, de montañas y valles que son auténticos tesoros, de joyas del Románico primorosa y milagrosamente respetadas por el tiempo. De acostarse cada noche sabiendo una cosa más de este país que siempre guarda sorprendentes rincones  en cada hectárea de su territorio. Perdido en algún lugar de los Pirineos, Homper no tiene fácil acceso a internet, pero algo acabará contando en este dietario errático que firma el  Duende.

Anuncios

2 Responses to “Lo que da de sí el mapa de España”


  1. 1 Cap Llentrisca agosto 8, 2013 en 4:08 pm

    ¡Cuánta razón tiene, Duende! No hace falta ir lejos para descubrir riquezas. En realidad, sólo descubrimos lo que ya llevamos dentro, como dijo Platón. (Y si no lo dijo, debería haberllo dicho). Yo llevo una semana seguida sin salir de mi cabo, haciendo mis dos paseos (Du coté de Can Xumeu y Du coté de la Penyasegat) y tan ricamente. Ya sabe usted: “Mi finca de Sa Granera / es una finca pequeña / y por eso mis caminos / transitan fincas ajenas”…. Esperamos sus impresiones del Pirineu, que tan bien cantó mosén Cinto.

    Me gusta

  2. 2 franciska agosto 8, 2013 en 7:37 pm

    Si de algo podemos presumir en esta España, tan castigada últimamente por “gentes de mal vivir” es porque en cada región hay un tesoro, artístico , gastronómico , cultural, de paisajes diferentes y bellos. Hay para todos los gustos. Siempre pienso, ¡que suerte ser extranjero y aterrizar por aquí¡¡¡

    Me gusta


Comments are currently closed.



Siluetas de RNE

Duendes suscritos:

Suscripción

Suscripción por email

Publicaciones:

PARAÍSO DE HOJALATA
Una Infancia de Hojalata

Ir directamente a

Blog Stats

  • 1,338,133 hits

A %d blogueros les gusta esto: