Esplendor y desmán de los Pirineos

¿Desmán o "instalación" de algún artista genial?...Habrá que averiguarlo, aunque uno prefiriría el paisaje sin más adornos.

¿Desmán o “instalación” de algún artista genial?…Habrá que averiguarlo, aunque uno prefiriría el paisaje sin más adornos.

1

Mea culpa. No tienes nada más que hacer, sino disfrutar del verano en un paraíso inhabitual para ti. Todo en él te sorprende, como si fueras un Homper itinerante. Tu único plan es moverte, supervisar montañas, valles, pueblos, arquitectura popular e iglesias. Recorrer caminos, bosques, prados y, de vez en cuando, trochas de cabra. Procurando esquivar ascensiones muy pronunciadas. Senderismo amable, como te ha dado por denominarlo, que es lo que crees recomendable para tu espalda. Mea culpa. Con tan raquítica escaleta de obligaciones lo mínimo que podías estar haciendo para compensar tu molicie es escribir, no hacer tantas pellas en tu blog, dar señales de vida y contar algo interesante de  tu escapada de verano. Pero por primera vez en tu vida has sujetado tus inquietudes en vacaciones y sólo descansas, te cansas andando, regresas agotado y vuelves a descansar. No funciona la tele, no hay wi-fi disponible. Ideal para olvidar que hace sólo unos meses creías que no llegarías a  disfrutar así en los Pirineos.

Y sin embargo, ni aún con tan plácido far niente te estiras y eres capaz de subir algún post nuevo.

Mea culpa –reconoces- Lo malo de abandonarte al ocio total es que a poco que te descuides te conviertes en irrecuperable.

2

En el pueblecillo donde te escondes hay diez o doce casas de piedra, la mayor parte de ellas bordas reconvertidas por amantes del esquí que ahora, en verano, tal vez prefieran la Costa Brava. Casi todas las casas están vacías. En lo más alto se yergue una pequeña iglesia con su torre coronada por un tejado en forma de sombrero de bruja, característico de la zona, y, anejo a ésta, un diminuto cementerio un tanto descuidado del que ya conoces a todos sus muertos. Es parte de tu morbo inconfesable. Te gusta escrutar los nombres de los enterramientos, por si entre ellos conectas con algunas de tus raíces catalanas.  La carretera, apenas transitada, pasa por debajo del pueblo, y al otro lado de ella, en el lecho del valle, el vigoroso río  Noguera Pallaresa ha tallado entre rocas una profunda poza de aguas oscuras ideal para bañarse a la temperatura preferida por el bacalao de Terranova. No hay ni bar ni ningún otro establecimiento donde se pueda comprar nada. La paz y el silencio es lo único que llena sus cuatro calles y su –qué ironía de rótulo-  pequeña y entrañable Plaza Mayor.

Por si estos encantos no fueran suficientes, tras tres jornadas soleadas esta noche llueve. No podrás ver a las Perseidas, mala cosa, pero a cambio dormirás con edredón y con la fragancia mojada del bosque entrando por tu ventana. O sea, que no es tu culpa el no escribir. Es que todo invita a relajarte y, si se tercia, soñar que todos los días podrían transcurrir así.

3

Cuando no descansas, ni sueñas, ni lees, ni estudias música, ni sales de senderismo en la mejor compañía, te subes al coche y te dejas llevar por carreteras que raramente recogen los mapas.

-Quisiera que me nombraran Inspector General de Pueblos Perdidos y de Carreteras Imposibles-dijiste al llegar a Escart.

Lo dijiste, pero no te nombrarán. Aunque prefieras mil veces más ese cargo que el de ministro.

Escart es uno de esos pueblos perdidos al que se llega por una estrechísima carretera de tres kilómetros que conviene hacer rezando. Rezando para que no se te aparezca un coche de frente, porque entonces o conduces marcha atrás el camino recorrido o te precipitas al   angosto fondo del Valle del Escart, en cuyo caso también viene bien morir rezado. Sin embargo, tuviste suerte, y llegaste al pueblecillo más atrevido y vertical de la península sin que a ningún lugareño se le ocurriera mientras subías bajar a por tabaco a Escaló, que es el pueblo con comercio más cercano.

Del inverosímil pueblo de Escart sale un sendero que conduce a la ermita de Santa María de la Roca, en un risco tan peligroso que sólo mirarlo desde abajo da vértigo. Se te ocurre pensar que los eremitas medievales competían en riesgos por llegar cuanto antes a presencia de Dios. El ermitaño de ésta lo tenía bien fácil: si no alcanzaba con su oración, bastaba con que saliera a hacer pis y diera un paso en falso para encontrarse con Él por la vía rápida.

Ay, Señor, qué fes las de aquellos tiempos. Y cuánto menos rico sería nuestro patrimonio arquitectónico si no fuera por la chifladura de reyes, nobles, santos, monjes y otros poseídos por el afán de quedar bien contigo.

4

Te quedas pasmado ante la iglesia románica de San Juan de Isil, que hunde sus cimientos en el mismo lecho del río. A unos kilómetros de aquí, la reciente crecida y desbordamiento del Garona se llevó por delante en Arties muros enteros de otras casas de piedra, hoy apuntaladas por andamios como si fueran un decorado teatral. Pero el  caudaloso Noguera, que lame este singular templo,  parece haber respetado durante siglos su ábside, que sigue ahí incólume, valiente e impasible.  Demostrando entre otras cosas que el románico disponía de muy buenos albañiles, y que el Santísimo es inmune al frío, a las humedades y al reúma. El lugar donde se erige esta joya de piedra es una delicia. Dan ganas de hacerse santo sobre la marcha.

5

En otro paseo os cruzáis con un corzo, tan campante en estos pagos de naturaleza exultante. A ti te gustaría avistar a un oso de los veinticinco que viven por aquí. Y aún más que eso, te divertiría ver a un bichito autóctono de cuya existencia no tenías la menor idea hasta que lo descubriste en El hombre y la tierra. Se trata del desmán de los Pirineos, un pequeño y raro híbrido de topo, y ornitorrinco  que tiene su hábitat privilegiado en los ríos de estos valles.

No debe de ser fácil verlo, seguramente no caerá esa breva. Pero incluso en estos pueblos, extraordinariamente bien conservados y restaurados si se comparan con la media nacional, se descubre otros desmanes. En Llavorre, un conjunto de vecinos que en invierno sufrirán lo suyo para montar una partida de cartas, alguien ha plantado varios cadáveres de coches junto a las añosas y nobles casas de piedra de la pequeña villa. Duro golpe para el entorno paisajístico. No te lo explicas, al punto de que dudas si no se tratará de alguna de esas “instalaciones” que se gastan los artistas modelnos, y que, contrariamente a lo que piensas, los del pueblo exhiben con orgullo. Tú por si acaso fotografías ese contraste como curiosidad, y lo subes al blog para que conste que conseguiste ver al menos un desmán de los Pirineos. Algo extraordinario, como te va pareciendo casi todo en este viaje.

 

Anuncios

6 Responses to “Esplendor y desmán de los Pirineos”


  1. 1 lola agosto 14, 2013 en 7:08 am

    Me alegra verte asomado por el Pirineo, perdido entre aldeas lejos de la civilización.

    Cada verano, una camiseta color amapola con un Duende sobre mi pecho me recuerda un tiempo compartido por parajes semejantes en agradable compañía.

    No sé si es mi visión, pero veo dos desmanes. Esa bandera se extiende como el sarampión, empieza a ser una epidemia.

    Un beso duendesillo.

    Me gusta

  2. 2 julia agosto 15, 2013 en 7:09 pm

    Bien contado, sí señor. Es un deleite leerte y dejar que te lleve la imaginación, ahora por un pueblo perdido del Pirineo Catalán que casi, casi, lo estás viendo…
    También yo he paseado por un camino irrepetible, de buena mañana, desde el Monasterio de El Paular al pueblo de Rascafría. Y no es ninguna tontería, salvando las distancias….Chopos varias veces centenarios, avellanos, río Lozoya que baja como nunca, jilgueros a mansalva, y ¡patos azulones! . Pero, no estaba sola…. la misma maravillosa idea de disfrutar de tanta maravilla se le había ocurrido a varios lugareños que saludan gentilmente al cruzarnos y otros “turistas” como la que suscribe. Aún así, merece la pena el paseo y os lo recomiendo.
    Y este Madrid de mis calores!!! Pero qué podemos esperar de un 15 de Agosto en pleno centro de la península?
    Besos Duende y cuídate.

    Me gusta

  3. 3 Garós agosto 16, 2013 en 12:04 pm

    Ya echábamos de menos su post, Duende, pero se comprende que “primum vivere, deinde scribere”, aunque usted compagina muy bien las dos cosas.

    He buscado en el mapa de mi iPad por dónde se ha perdido usted y la verdad es que debe ser un rincón bien recóndito.

    Por ahí comenzó CJC su Viaje al Pirineo de Lérida a principios de los 60 y contaba que ”los moros no alcanzaron el hondo tajo del Escart defendido por las trancas y barrancas del monte y por los cristianos devotos de la silvestre Virgen de la Peña”. (No cito de memoria, claro, ni tengo el libro a mano, pero ya sabe usted que soy un erudito a la googleta).

    Ahí va el enlace: http://hemeroteca.abc.es/cgi-bin/pagina.pdf?fn=exec;command=download_stamp;id=0000700003;nombre_pdf=ABC-24.11.1963-pagina%20009;path=H:%5Ccran%5Cdata%5Cprensa_pages%5CMadrid%5CABC%5C1963%5C196311%5C19631124%5C63N24-009.xml

    Y Verdaguer en el Canigò: “Noguera per Alòs / tot joguinós, / Garona per Aran / tot rondinant”.

    Cúidese y deléitenos.

    Me gusta

  4. 4 maribel agosto 17, 2013 en 8:28 am

    saludos a todos !!!! yo ta entro mucho por aki ultimamente……me ha encantado tu post mi queridisimo duende …ke envidia me das , pero cuidate mucho y sigue escribiendonos …por favor un abrazo

    Me gusta

  5. 5 Pemberton agosto 19, 2013 en 7:50 am

    Tienes razón con lo de decorar el paisaje.
    A mi me encantó aquella campaña , en la que tu seguro que interviniste, de “Anunciamos que dejamos de anuniarnos” y todo símbolo que contaminara la piedra bien colocada por nuestros ancestros fuera del paisaje¡¡¡¡ y no te digo nada de los esqueletos de coches y tractores.

    Me gusta

  6. 6 Luis agosto 21, 2013 en 9:48 am

    Tienes razon, Pemberton. No me acordaba ya, pero aquel titular fue mio. Hay que presumir de lo que se puede. Abrazos

    Me gusta


Comments are currently closed.



Siluetas de RNE

Duendes suscritos:

Suscripción

Suscripción por email

Publicaciones:

PARAÍSO DE HOJALATA
Una Infancia de Hojalata

Ir directamente a

Blog Stats

  • 1,339,762 hits

A %d blogueros les gusta esto: