Palabras de Candeleda para recibir al 2014

Candeleda, además de muchos encantos, tiene un habla propia muy curiosa...

Candeleda, además de muchos encantos, tiene un habla propia muy curiosa…

1

Vida de quien ve pasar la vida en el campo. Algunas mañanas, no siempre, bajas a Candeleda por esa bonita carretera que serpentea hasta morir en el Santuario de Chilla. Cuando después de unos días de intensas lluvias remite el temporal, sale el sol y rompes la mañana, el espectáculo del paisaje limpio y brillante del Valle del Tiétar, con la Sierra de Guadalupe al fondo y los lomos de Gredos nevados a tu espalda es casi medicinal.

-Mírelo usted plácidamente y respire hondo –te recomienda ese doctor discreto que llevamos dentro llamado sentido común-  Es la mar de saludable.

No crees que sea tan saludable el café  con porras del bar Tenazas, pero te da igual. Ese es uno de los placeres por los que no te importará acortar en unas horas tu vida. Las porras del Tenazas son a tu juicio exquisitas, las mejores del mundo. Mojarlas en el café con leche después de haberlas rebozado con azúcar y sentir cómo ese goloso bocado inunda tu paladar y sacia tu jindama matinal es uno de los más importantes entre tus placeres  menos importantes. Tenían antes más tradición las de El  Topo, pero a ti te parecen más finas y crujientes las del Tenazas, en cuyo bar, además puedes hojear el Diario de Ávila y el Marca condecorados ya por alguna mancha de grasa. Eso le añade al desayuno un toque de bohemia popular muy estimable.

2

El precio del café con leche con una porra en el Tenazas es de un euro con cuarenta céntimos, pero hay que aclarar que la longitud de la porra es aproximadamente como la verga de un teniente de Regulares en el culmen de su exaltación. Patriótica, naturalmente, y perdón por la comparación. Su desmesura contrasta con lo justita que resulta la taza del café, con lo cual el movimiento del brazo para el mojado de la porra tiene algo de suerte del volapié. Hay que subirlo con la porra en los dedos, apuntar a la taza y atinar con la puntita como quien clava el estoque en el hoyo de las agujas. Lo bueno es que en el Tenazas siempre cortas orejas.

Después te ajustas la taleguilla y te echas a la calle a hacer tus compras. Era el Paquiro en la calle/ un torero de cartel- tarareas recordando el romance popular. Podría pensarse que, pasadas ya las nueve y media, el pueblo bulle, pero eso era en otros tiempos. Las calles y las tiendas a esas horas están semivacías, porque en Candeleda ya casi nadie se levanta a jañiquín.

3

Vida contemplativa y sanamente especulativa. A falta de grandes ejercicios físicos que ya no tolera tu espalda, a veces escuchas una expresión del habla candeledana y te diviertes especulando con su origen. Levantarse a jañiquín significa por estos pagos madrugar. El cómo y el porqué de este originalísimo giro debe de saberlo Nines Moreno Monforte, autora de un Diccionario del habla candeledana que recoge peculiaridades del lenguaje popular local. Nines es una mujer capital para la cultura de esta villa. Aparte de sus inquietudes lingüísticas es la presidente de la Coral Polifónica. Gracias a su entusiasmo –ha conseguido sacar patrocinios incluso de muchos comerciantes locales-  Candeleda ya no presume sólo del espléndido mosaico de azulejos de su Parroquia, de  sus porras, de sus gargantas, de su pimentón, de sus higos, de sus quesos y de esa capra hispánica de bronce erigida en la Plaza del Castillo (donde, por cierto, tú no alcanzaste a ver castillo alguno), sino de cultura musical. Antaño la figura del pueblo era Pedro Vaquero, fiel custodio y cantor del folklore popular lamentablemente desaparecido en plena juventud. Ogaño el pueblo también disfruta de Guerrero, de Mozart, de Barbieri o de otros clásicos. Y eso es en buena parte mérito de esta ciudadana inquieta, capaz de conciliar el amor al lenguaje  popular y a la música eterna con algo tan prosaico como atender a su carnicería.

-¿Y a ti cómo te va con tu coro? –te pregunta mientras despacha carne picada después de explicarte los ambiciosos conciertos que prepara su coral.

-Regular –le dices sin disimular tu envidia por su excelente gestión- Estamos preparando la Pasión según san Mateo de Bach, pero nos han echado de la iglesia donde ensayábamos y andamos como Jesús y María cuando buscaban posada.

4

En estos momentos de desánimo y crisis está de moda flagelarse con los males de la patria. Por eso valoras este dato. Si a ti te dicen hace cincuenta años que la carnicera Candeleda es filóloga, y capaz de que el Requiem de Mozart llene el noble edificio de su parroquia, pensarías que estabas en otro país de los que entonces envidiabais. Esas eran cosas de Alemania, o de Francia, o de Inglaterra, o de los países escandinavos. De las culturas que nos deslumbraban. Ahora, que tanto nos duele España por sus recortes, sus carencias y otras miserias, también nos debería alegrar por estos detalles que dan otra medida del progreso.

Piensas que es bueno mirarse en Angelines y hacer de su  ejemplo un propósito para  el año nuevo. En 2014 habrá que levantarse a jañiquín y ponerse a trabajar para cumplir nuestras ilusiones. Por pura curiosidad, te hubiera gustado conocer la etimología de jañiquín. Pero tampoco sabes por qué la palabra concertina, que significaba  a) Violinista primera de una orquesta b) Acordeón en forma exagonal, designa ahora también a esa valla coronada de espinas y cuchillas que atormenta a las conciencias escrupulosas. Misterios del lenguaje que quedan pendientes para el nuevo año.

Que lo tengan ustedes tan feliz e ilusionado como lo cantará Nines, la polifacética y muy admirable carnicera de Candeleda

Anuncios

9 Responses to “Palabras de Candeleda para recibir al 2014”


  1. 1 joselepapos diciembre 31, 2013 en 12:02 pm

    Feliz año nuevo para ti y para todos los duendeadictos y que se cumplan todos vuestros deseos e ilusiones.

    Me gusta

  2. 2 lola diciembre 31, 2013 en 3:19 pm

    Para este año que está en camino te deseo que tengas el ‘control technique vierge’. Es decir, que sigas manteniendo el vehículo en perfecto estado para pasar la ITV. Al carburante, no olvides añadirle siempre el mejor aditivo orgánico: la felicidad; no aumenta la velocidad, pero permite siempre llegar en mejores condiciones.

    Ya lo sabéis duendeadictos, que seáis muy felices.

    Me gusta

  3. 3 Almanaque enero 1, 2014 en 11:33 am

    Feliz años a todos los que seguimos anónimamente el blog y lo disfrutamos y nos alimenta espiritualmente y nos dibuja sonrisas en estos tiempos inciertos. Y, cómo no, al maestro al que tanto hemos seguido en la radio y ahora en esta nueva faceta luminosa que nos regala.

    Me gusta

  4. 4 Palinuro enero 1, 2014 en 2:07 pm

    Muy interesado en saber en qué acaba vuestra peripecia con los ensayos de la Pasión según San Mateo y cuando y donde la cantaréis.
    Todo lo mejor en este año para ti y para cuantos te siguen en el blog,

    Me gusta

  5. 5 julia enero 1, 2014 en 7:22 pm

    Gracias por tus buenos deseos para este Nuevo Año, tan pequeñito él todavía, al que hay que ponerle mucha ilusión, optimismo y esperanza. Y que no nos defraude, of course.
    Y gracias también por deleitarnos con muchísima frecuencia con tus siempre deliciosos e ingeniosos relatos. Es un regalo cada vez que abro esta maquinita infernal y te encuentro ahí. Paso por encima de los demás (con perdón) y me precipito sobre el tuyo….No, no te rías, que es la pura verdad.
    Que sigas disfrutando de tu Candeleda, del campo, de la naturaleza, con tanta sensibilidad cómo nos describes (no, no lo digo por las porras del Tenazas), pero es que no solo de pan vive el hombre, y ¿quién se resiste?
    Y tú no tienes problemas de engorde, pero anda que una que me sé yo, ha debido de engordar con los dulces navideños que me chiflan, al menos 20 kgs. (sin exagerar).
    Un beso. Cuídate mucho.

    Me gusta

  6. 6 Úrsux enero 2, 2014 en 10:42 am

    Feliz año a ti y a todos tus seguidores.
    ¡Vamos! que ya queda menos para tu Aleti se lleve el triplete y España gane el Mundial.
    Y a los que paséis del fútbol, seguro que hay algún evento que os motive en este 2014.
    Porque lo de acabar con que en el mundo se mueran seres humanos de sed y hambre, creo que este año tampoco va a ser posible. Aunque seguiremos intentándolo, ¿no?

    Me gusta

  7. 7 Cocoliso enero 2, 2014 en 11:46 pm

    No sé si recordará el Duende,y si no lo recuerda,que asome la cabeza un rato fuera porque con la que está cayendo sin parar por aquí se le refrescarán las ideas.y a propósito del “Diccionario Candeleano”,el revuelo que se montó en Clarín con la pobre Choni (q,e,p.d.) en su primer día de trabajo.
    Recién llegada de Candeleda , alguien le preguntó “¿Has visto a Sagar,,,,(creo que era) ?”.
    A lo que Choni contestó: ” Amóyamóyamósss, pós veloahiló,bobalea”.
    Que traducido para los de fuera, es; “Vamos,vamos,vamos; pues no lo ves ahí?.” Lo de bobalea no necesita mas traducción.
    Feliz año a todos.

    Me gusta

  8. 8 Bête en sauce enero 5, 2014 en 6:29 pm

    Duende, espero que el año próximo me invites a compartir esa porras tan enegeticas del Tenazas.

    Feliz año a los duendeadictos, desde las “sources de la Garonne, sous la pluie…”

    Me gusta


  1. 1 Mar de dudas | El Duende de la Radio Trackback en enero 19, 2014 en 1:22 am
Comments are currently closed.



Siluetas de RNE

Duendes suscritos:

Suscripción

Suscripción por email

Publicaciones:

PARAÍSO DE HOJALATA
Una Infancia de Hojalata

Ir directamente a

Blog Stats

  • 1,338,201 hits

A %d blogueros les gusta esto: