Cartas de Pena y fuente de alegrías

A veces uno descubre que un tío abuelo al que no conoció es tan responsable de tí mismo como tus propios padres...

A veces uno descubre que un tío abuelo al que no conoció es tan culpable de tí mismo como tus propios padres…

1

Estimado Don Fulgencio

Espero que al recibo de la presente se encuentre bien. Lo veo por la ventana del patio y desde luego está usted con magnífico aspecto. Por el 3º A esta su segura servidora tampoco se puede quejar, a Dios gracias.

El motivo de la presente, aparte de interesarme por su salud, es comunicarle que he encontrado enganchado en una pinza de mi tendedero un calzoncillo blanco clásico que debe de ser suyo, pues entre su piso y el mío sólo está el de Mari Nieves, que desde que murió su esposo José (q.e.p.d.) no vive más que con sus dos hijas. Lo normal es que el calzoncillo en cuestión se le cayera a su asistenta cuando le tendía la ropa limpia, y que quedara atrapado en la pinza de mi tendedero. Suerte que no cayera al fondo del patio, que está sucísimo. Ya me he quejado de eso al administrador, pero, como siempre, este se hace el sueco, el muy fresco.

Quedo a la espera de que Vd. me diga si bajará a por el calzoncillo perdido o si prefiere que se lo deposite en el buzón del portal. No tengo el menor inconveniente en hacerlo, pero pensaba que, dada la intimidad del asunto, preferiría recogerlo personalmente o mandar a su asistenta. Si bajan ustedes, tengan en cuenta que todos los días de 11 a 12 voy a la rehabilitación de mi omóplato, y que los martes y jueves de 18 a 20 tengo reunión en la Parroquia.

A la espera de sus noticias, y alegrándome mucho de su buen estado de salud, le saluda muy atentamente

Florita Ancila Cifuentes, 3º A

2

Antes de meterla en el sobre se la mostró a a su nieto Gustavo, que venía a comer con ella todos los miércoles.

-Mira si se entiende bien mi letra –le pidió- Porque veo tan mal que ya casi ni se lo que escribo.

Gustavo leyó la carta y se echó a reir. Después sacó su teléfono móvil del bolsillo, picoteó con su dedo sobre el teclado veloz cual pájaro carpintero y le mostró a su abuela el texto que acababa de escribir: fulgen san kaido tus gayunvos 3º A.

-Esto ahora se hace así, abuela –dijo mostrándole a la anciana su mensaje- No tienes más que poner el número de Fulgencio y apretar a enviar…¿Ves que sencillo?

3

Florita era maestra jubilada. No era tan mayor como para desconocer las ventajas que los SMS, los correos electrónicos y el twiteo aportaban a la humanidad, pero creía que escribiendo correctamente el ser humano se entiende mejor.

-Además –le explicaba a Gustavo – Si no escribimos cartas ¿qué ilusión quedará `para abrir un buzón lleno de facturas del banco, de la compañía eléctrica y de propaganda del chino del barrio?…Más grave aún: ¿qué será de la literatura epistolar?

La cara de Gustavo fue la misma que si se le hubiera aparecido una pin-up extraterrestre con varias tetas repartidas por su cuerpo de langosta.

-¿Literatura epistoqué?-dijo aguantando la risa.

Entonces Florita pensó que habría que crear un Cuerpo Estatal de Escribidores de Cartas. No tanto para alimentar la oferta pública de empleo, que también, como para ayudar a las nuevas generaciones a mantener una costumbre que antaño era una necesidad y hoy languidece tristemente hasta su presumible desaparición.

4

Nunca has aspirado a demasiados cargos, no has sido lo que ahora llaman un tipo competitivo. Pero reconoces que te gustaría ese nombramiento: Director del Cuerpo Estatal de Escribidores de Cartas. De cartas de amor, de pésame, de reconocimiento, de felicitación, de agradecimiento, de porquesí, porque hoy pasé por el puente donde nos conocimos y me acorde de ti. Cartas incluso para ofender, sentar principios o para fijar posiciones, pero mayormente para aliviar un dolor, potenciar una autoestima alicaída o provocar tres suspiros y alguna sonrisa, aunque fuera tímida.

-No hace falta póliza ni certificado ninguno- dirías al escribidor despistado- pero sea conciso, póngale un párrafo con algo de emoción y despídala con un beso, que no pasa nada.

5

Además, las cartas a veces dan pistas sobre tu propia personalidad. Lo recuerdas hoy porque tienes en tus manos un libro  que recoge la Correspondencia entre Pau Casals i Joaquim Pena. Pau Casals fue un violonchelista genial y un músico de talla universal. Joaquim Pena, un gran intelectual, crítico y musicólogo, tan fanático de Wagner como para traducir casi todas sus obras al catalán y fundar la Asociació Wagneriana. Este gran tipo, que hoy da nombre a una plaza de Barcelona, seguramente  alentaba la idea de una Cataluña independiente, porque murió en 1944, cuando el estado de las autonomías era sólo un sueño imposible. Pero hoy te importa porque ese hermano de tu abuela Mercedes  es el venero escondido que, dos generaciones después, alimenta tu pasión por la música. Tu abuela Mercedes tenía un oído pésimo. Su hijo Luis era un buen aficionado y afinaba, pero la España que le tocó no estaba para músicas celestiales, y bastante tuvo con ganarse la vida. Tú has tenido la suerte de caer en un momento histórico donde, aún con las penurias actuales, es posible acariciar la gloria disfrutando de la música clásica. Donde tu tío abuelo ponía a Wagner como Dios absoluto tú prefieres hablar de Bach o de Mozart, algunas de cuyas óperas más famosas, por cierto, también fueron traducidas por don Joaquim. Pero lo importante es dar con tus raíces, el venero y la fuente de este seguro de felicidad que proporciona la música. Y qué paradoja saber, a través de unas cartas añejas, que tu apellido Pena  es desde su cuarto lugar el que  te está dando más alegrías.

 

Anuncios

11 Responses to “Cartas de Pena y fuente de alegrías”


  1. 1 julia enero 15, 2014 en 2:18 am

    La cartita que Dª Florita escribe a D. Fulgencio, no tiene desperdicio… Y, una, en su modestia, también disfruta mucho escribiendo cartas…. Problema o problemilla que tengo con cualquiera de mi alrededor, carta al canto… Ya me conocen y hasta me toman el pelo. Ahora es más práctico y rápido hacerlo a través del ordenador, pero a pesar de eso, sigo comprando sellos en los estancos porque ¡los uso!
    Un abrazo Duende y cuídate que hay muchos miasmas por ahí sueltos.

    Me gusta

  2. 2 Ángela enero 15, 2014 en 7:22 am

    Está muy bien conocer los orígenes.

    Me gusta

  3. 3 Fausto enero 15, 2014 en 9:53 am

    El buzón se abría ante mi como la cueva de Ali Babá, como las piernas de una amante furtiva que dejaría un torrente de endorfinas en tu madrugada.¡Cómo una cuartilla podía hacerte vibrar como un junco de ribera? Algo tenian las cartas de mágia emocional, alteraban tu mundo interior y algunas se instalaban para siempre hasta hacerse imprescindibles.Servian para dejar una novia, un cargo, un planteamiento,un pésame,para anunciar una llegada, para estirar un veraneo, Servian para todo hasta para denunciar un calzoncillo.

    Me gusta

  4. 4 begoña enero 15, 2014 en 11:10 pm

    Maravilloso el cambio de estilo de párrafo a párrafo del contenido.
    Y maravillosos los ancestros.

    Me gusta

  5. 5 Palinuro enero 16, 2014 en 2:03 pm

    Me sumo al homenaje al tío-abuelo, porque uno también se siente tocado por la magia de la música, aunque sea en un plano más modesto.
    ¡Ah!, yo también soy de los que practican la escritura de cartas, aunque muy de vez en cuando y me satisface hacerlo.

    Me gusta

  6. 6 lola enero 17, 2014 en 8:52 am

    Una adivinanza: ¿quién es el Duende de la radio que cumple años hoy?
    Queda claro, ¿no? Qué hoy sea un día de alegrías y nada de penas.
    Feliz cumpleaños.
    Un beso

    Me gusta

  7. 7 wallace97 enero 17, 2014 en 9:46 am

    Así me gusta, que seas buen cumplidor, Duende. ¡¡¡Muchas felicidades!!!

    Me gusta

  8. 8 joselepapos enero 17, 2014 en 12:06 pm

    Muchas felicidades duende, que cumplas muchos más y nosotros lo veamos.

    Me gusta

  9. 9 atticus 444 enero 17, 2014 en 12:48 pm

    Ya me gustaria conocer la opinion de el Duende sobre “La garn belleza” que a mi me tiene levitando.
    abrazos joven
    Atticus 444

    Me gusta

  10. 10 María Cortés bitácoracardiosaludable enero 17, 2014 en 4:55 pm

    Dedicado a ti, espero que te guste:
    http://blog.hola.com/cocinacardiosaludable/2014/01/el-duende-de-la-radio.html

    Me gusta

  11. 11 Monti enero 17, 2014 en 10:36 pm

    Llevo todo el dia esperando a que el duende aparezca por aqui el dia de su cumpleaños como no ha sido asi FELICIDADES DUENDE

    Me gusta


Comments are currently closed.



Siluetas de RNE

Duendes suscritos:

Suscripción

Suscripción por email

Publicaciones:

PARAÍSO DE HOJALATA
Una Infancia de Hojalata

Ir directamente a

Blog Stats

  • 1,341,193 hits

A %d blogueros les gusta esto: