Diabólica maleta

mALETAS DIABOLICASLa sacas del armario, la abres, extiendes, a su alrededor lo que tienes que meter en ella y te sientas a pensar esperando que el Espíritu Santo te ilumine. Te acuerdas del sabio Berzgast. Precursor de la teoría del Big Ban, fue además quien oficiosamente le sopló a Higgs el hallago que revolucionaría la física moderna.

-Acabo de descubrir una partícula subatómica que va a hacer furor- le dijo al famoso físico que bautizó al bosón- Como he quedado con Dora para ir al baile y me da pereza acercarme al Registro de Patentes, te regalo el hallazgo.

Modorek Berzgast era así de modesto. Cuando el mundo anunció gozoso que por fin se había solucionado el celebérrimo problema matemático de la Conjetura de Poincaré, su tía Matilde, fallecida en 1958, reveló a través de una médium de Budapest que en una lata de leche en polvo americana que ella guardaba en la alacena de su cocina había un rollo de papeles que su sobrino le contó que eran importantísimos. Localizaron la lata y efectivamente, allí había seis cuartillas enrolladas con el diabólico formulario que había traído locos a los que años más tarde se apuntaron el descubrimiento, y que definitivamente resolvía la dichosa conjetura.

Modorek Berzgast se desayunaba raíces cuadradas y neutrones con mermelada, guardaba en su cerebro los nombres y números de teléfono de todos los habitantes de Zurich, según el censo municipal de 1954, y era capaz incluso de entender las facturas de la luz. Muerto en 1992, su fantasma resucitado fue capaz incluso de montar muebles de IKEA sin error, quitar a mil CD su endemoniada funda de papel plástico y encararse a quinientos abrefáciles de distintos productos con éxito, limitándose a seguir las indicaciones del envase.

La Academia de Suecia  barajó otorgarle el Nobel de todas las ciencias, pero la propuesta no fraguó por no desanimar al resto de los sabios. Morodek Berzgast era un monumento vivo a la inteligencia teórica y práctica. Justo lo que más admiras tú.

-Y sin embargo, oh, paradoja, nunca he sabido hacer una maleta- dejó escrito Berzgast en su dietario el día antes de suicidarse por hipotermia en un frigorífico de pollos congelados.

Te acuerdas de él, mientras te torturas intentando priorizar lo imprescindible para permanecer siete días en Alemania. Santo cielo, qué miedo al error y al olvido. Y cuánto envidias a los que saben hacer maletas. La tensión mental de hoy se debe a que vas Eisenach a cantar con tus compañeros del Bach Estudio la Pasión según san Mateo de J.S. Bach. Nunca has aspirado a la mitad de gloria de Modorek Bertzgast, pero como coincides con él en la única laguna de su sabiduría, muy de mañana, junto a la maleta abierta, dejaste un folio con un aviso rotulado a gruesos trazos:

OJO, NO OLVIDAR LA PARTITURA

Llevas dos horas haciendo la maleta y aún no atreves a cerrarla.

 

Anuncios

6 Responses to “Diabólica maleta”


  1. 1 Julia Yturriaga Matarranz marzo 19, 2014 en 8:26 pm

    Hacer maletas con sentido común es un arte (que solo dominan unos pocos) siempre terminas llevándote más ropa, por si acaso….y más peso, obviamente. Pero lo del viaje a Alemania ¡un gustazo! A disfrutar que ya es hora. Cuídate, Duende.

    Me gusta

  2. 2 Pierre BAUER marzo 20, 2014 en 11:36 am

    ¡ Gracias por este nuevo derroche de imaginación, felices viaje, conciertos y estancia, y vuélvenos pronto !

    Me gusta

  3. 3 Pemberton marzo 20, 2014 en 2:09 pm

    Si, hacer maletas bien es un don .
    Si no lo tienes opta por el modelo comandante de Iberia: “uniforme” , quita y pon , para trabajar, si es el caso, y kit de supervivencia para las actividades extra curriculares.
    No vas a ser el mas elegante ni el mejor surtido del grupo pero no vas a desentonar en ningún momento.
    A mi me funcionó .

    Me gusta

  4. 4 Bête en sauce marzo 20, 2014 en 4:07 pm

    Si Berzgast y tú hubierais ido a un internado desde lo diez años, como el que suscribe, hubierais aprendido el difîcil arte de hacer maletas. Porque a la ida te la hacía tu mamá pero al volver por vacaciones te las tenías que apañar tú solito.

    Me gusta

  5. 5 camiseta marzo 20, 2014 en 5:47 pm

    es fácil… lleva la mitad de lo que piensas y el doble del dinero que pensabas! es lo que decía no sé quién, pero es la verdad

    Me gusta

  6. 6 adela marzo 25, 2014 en 10:34 am

    Nada de maletas!! que pesan y encima ahora te cobran si no se ajustan a la medida de la compañía en cuestión :), una mochilita para la partitura, cepillo de dientes y calzoncillos limpios y a cantar y como dice camiseta la cartera a buen recaudo con las tarjetas claro!! suerte!! 🙂

    Me gusta


Comments are currently closed.



Siluetas de RNE

Duendes suscritos:

Suscripción

Suscripción por email

Publicaciones:

PARAÍSO DE HOJALATA
Una Infancia de Hojalata

Ir directamente a

Blog Stats

  • 1,341,193 hits

A %d blogueros les gusta esto: