Entre la razón y la sinrazón

En los periódicos de ahora te tienes que topar con la razón y con la sinrazón... (Imagen prestada de la web encontrarte.aporrea.org

La vida del hombre dual se escribe con  la razón y con la sinrazón…
(Imagen prestada de la web encontrarte.aporrea.org)

1

En la página 29 del periódico LA RAZÓN el siempre pasmado Homper lee lo que le sucedió a Irina Tipunova, vecina de Rozsypne (Ucrania). Faenaba la mujer en su cocina cuando de repente se abrió el techo y penetró por el agujero abierto el cuerpo desnudo de una mujer, que se estampó en el suelo. El cadáver correspondía a una de las doscientas noventa y ocho víctimas del vuelo Malaysia Airlines MH17, derribado por un misil tierra-aire. Muchas de estas víctimas eran niños. Homper se estremece pensando en el macabro cuadro. Irina, que pasaba tal vez la fregona, contemplando la mancha de un crimen que ni su fregona, ni nadie ni nada podrá limpiar ya.

-Santo cielo-piensa Homper que pensará Irina-

El mundo busca culpables, pero lo malo es que uno de los sospechosos de serlo es Putin, que, entre otros argumentos de fuerza, tiene la llave del gas para Europa. A Putin cuesta siquiera regañarle un poquito. Además el escudo de los derechos humanos protege sobre todo a los más inhumanos, y hay como una resistencia natural a admitir que alguien lo sea tanto como para fumarse un puro y disparar un arma mortal contra casi trescientos inocentes que nada tienen que ver con las batallas nacionalistas.

Homper se encoge de hombros. Duda de que la justicia lo sea tanto como para no dejar impune a esta otra villanía de las muchas que avergüenzan a la humanidad.

2

También se pregunta Homper cómo puede seguir buscando la felicidad nuestra de cada día cualquier persona sensible cuando diariamente debe desayunarse con noticias como estas. Es cierto que no le pasan a ella, pero sí a otros seres humanos que son como ella.

Eppur si muove…-suspira en plan galileico.

Eso. A pesar de todo se mueve. Sigue leyendo el periódico, sigue informándose, sigue haciendo su vida. Y es posible incluso que esa persona sensible salga minutos después a la compra y luego en casa caiga en un cabreo cósmico con el frutero por el infame delito de haberle colocado un melón apepinado.

3

Otro tipo de horror. En la página 54 del mismo ejemplar de LA RAZÓN lee: Vuelve el turbo. Ilustra el equívoco titular una serie de fotos de cuerpos gloriosos como los de Armani, Nadal, Ricky Martin, Simeone, Juan J. Padilla, Rubén Cortada, Cristiano Ronaldo, Michael Phelps, Figo y Beckham luciendo un taparrabos. Homper es tan antiguo que creía que un turbo era un tipo de motor de automóvil, pero por lo visto se le llama también a este tipo de braga de lycra que resalta el paquete masculino y que ahora marca tendencia.

-Vaya por Dios –se lamenta Homper- Pensar que Armani tiene fama de buen gusto…Pensar que uno tendría que embutir sus vergüenzas en una braga náutica para estar de moda…Y ¡pensar, sobre todo, que esta explosión de horterada cabe como noticia en el mismo periódico que me acaba de contar la tragedia del avión derribado en Ucrania!

4

Lo cual que, convencido de que el humano es un ser dual, capaz de convivir diariamente con el  espanto y con la frivolidad, se ve a sí mismo como esos hombres-anuncio que pasean por las calles dos pancartas de signo opuesto. En el cartel delantero el horror, y en el trasero la ironía. Por delante, lo importante, por detrás lo frívolo. En un lado viendo lo que nos mata de verdad, en el otro lo que nos hace morirnos de risa.

O sea, el mismo periódico se podría titular La Razón y La Sinrazón.

Y menos mal que somos duales y que podemos seguir viviendo.

 

Anuncios

Siluetas de RNE

Duendes suscritos:

Suscripción

Suscripción por email

Publicaciones:

PARAÍSO DE HOJALATA
Una Infancia de Hojalata

Ir directamente a

Blog Stats

  • 1,338,133 hits

A %d blogueros les gusta esto: