Positivamente impresionado

La humedad del otoño abre los poros del pensamiento. Vamos, que digo yo...

La humedad del otoño abre los poros del pensamiento. Vamos, que digo yo…

1

La última borrasca ha dejado nieve en las cumbres de Gredos. No mucha, pero todo cambio en el paisaje te gusta. Te recuerda que las estaciones, y por tanto la vida, fluyen. Por todos los santos, la nieve en los altos, por san Andrés, la nieve en los pies. Como estás en lo que llaman la Andalucía de Ávila, que nada tiene que ver con la mesetaria, mística y fría de la vertiente norte de la sierra, el refrán se interpreta distinto. Aquí bastante contentos estamos de que por san Andrés, que seguramente fue ayer, la nieve se deje ver en los altos. En los pies la vemos muy pocas veces, cada vez menos. Por el contrario, las rosas del jardín se niegan a declinar, los madroños recuerdan con sus frutos redonditos y rojos que deberían ser el árbol de Navidad autóctono y las hojas de los árboles, amarillas, sienas, rojizas y muchas aún verdes, se resisten a caer. No es que veas un paisaje impresionista, es que eres un hombre impresionado. Anoche te dormías viendo una luna creciente enmarcada entre nubes que parecía el forillo de un drama romántico, de tan bien puesta como estaba. Nunca cierras las contraventanas en tu habitación cuando estás en el campo. Hará más frío, bueno, pero te gusta dormir y despertar con la luz natural. Envuelto además en un mullido edredón te aprestas a soñar para olvidar.

2

Ibas a ver los resúmenes de los partidos de fútbol del domingo, pero sólo viste a una partida de histéricos cuyo deporte era pelearse y matar a un hincha del Deportivo al que primero descalabraron y luego arrojaron al Manzanares. Y pensar que cuando se es político hay que decir muchas veces eso de que el pueblo es maravilloso, y además siempre tiene razón. Luego confiaste en que la magia de la luna entre nubes te descontaminada de la vergüenza de ser pueblo, como los asesinos y mentecatos. Pero soñaste que por Madrid Río una partida de niñas entusiastas de Nancy se peleaba a muerte con otra partida de niñas defensoras de Barriguitas, que celebraban los cincuenta años del nacimiento de este muñeco. Se atizaban muñecazos inmisericordes, se tiraban del pelo, se insultaban, se lanzaban los cochecitos a la cabeza. Ya lo has dicho, el estado de ánimo es el fruto de un impresionismo. Te llegan experiencias y sensaciones, se mezclan en tu cerebro y el sueño de la sinrazón también acaba engendrando este tipo de monstruos.

3

Antes de dormir leíste un cuento lleno de buenas intenciones. Pertenece a un libro que lleva por título Y qué importa si me gusta la gente buena, cuya autora es una médico estomatólogo muy simpática e ingeniosa llamada Margarita Varela. Nada que ver ella con el chiste clásico del paciente que acude al dentista –en los chistes aún se les llama dentistas a los estomatólogos- y antes de que se ponga en marcha el torno alarga su mano al escroto del galeno para advertirle.

-No nos vamos a hacer daño, ¿verdad?

Margarita, como es lógico por su sexo, no admite este tipo de amenazas, porque además es muy positiva y rezuma alegría de vivir y de ser amable con los demás. Es una excelente ortodoncista, que después de haber superado una enfermedad como la tuya, sigue arreglando bocas precisamente con el fin de que la sonrisa luzca más y mejor. Para ayudar ha escrito un libro de relatos costumbristas primorosamente editado que invita a sonreír de principio a fin. También este libro, que no pretende arreglar el mundo, te ha impresionado. Es como el que quisieras escribir tú, y nunca sabes cómo. Qué suerte tener, sobre todo, el talento de las ideas claras.

Resulta que el lunes amanece limpio y luminoso, como para embalarlo y guardártelo en ese bolsillo de la chaqueta que queda a la altura del corazón. Haces un buen propósito: mirar el paisaje impresionista, recordar el espíritu del libro de Margarita, olvidarte de la violencia del fútbol y de otras vergüenzas humanas y ser por un día el hombre positivamente impresionado.

Anuncios

6 Responses to “Positivamente impresionado”


  1. 1 begoña diciembre 1, 2014 en 3:27 pm

    Tremendo que el fanatismo siga presente cuando ya se ha superado la edad en que, se supone, se ha llegado a la madurez.

    El sábado vi la película Relatos salvajes. Otra “tremendez” que demuestra que ser libre es casi misión imposible, por mucho que nos empeñemos. Recomiendo verla.

    Me gusta

  2. 2 julia diciembre 2, 2014 en 12:56 pm

    Impresentables los fanáticos del Depor y Atlético!!! Los hechos que hemos conocido te dejan un muy mal sabor de boca y sensación de vergüenza ajena. Qué bestias!!! El hombre es un lobo para el hombre…
    Prefiero quedarme con la luna creciente de un cielo claro asomando por la ventana de nuestro Duende. Que la disfrutes.

    Me gusta

  3. 3 Palinuro diciembre 2, 2014 en 2:27 pm

    Abundo en la recomendación de Begoña. Relatos salvajes es una buena ilustración de hasta donde puede llegar la estupidez humana en el campo de la violencia y es, además, un buen ejercicio cinematográfico.
    San Andrés es el 30 de noviembre, Duende

    Me gusta

  4. 4 Ángela diciembre 2, 2014 en 7:15 pm

    Qué bien se te ve y cómo me alegro!!.
    Un beso fuerte!.

    Me gusta

  5. 5 camiseta diciembre 2, 2014 en 7:38 pm

    Una cura de humildad la película en cuestión… magnífica por otra parte

    Me gusta

  6. 6 Franciska diciembre 3, 2014 en 9:21 am

    Será que la agresividad que llevamos dentro el ser humano ,a vuelto a aflorar como en la eded media.? Nos llamamos el mundo civilizado pero ya,ya……..unos por la religión ,otros por la política ,por la ambición y el poder y….. ,!por el fútbol !, increíble hay que retirarse a la naturaleza, no os perdáis La sal de la tierra ,!! Que películon! , ahí esta todo. Tu foto bucólica estupenda, por cierto , !!estas. Guapísimo!!

    Me gusta


Comments are currently closed.



Siluetas de RNE

Duendes suscritos:

Suscripción

Suscripción por email

Publicaciones:

PARAÍSO DE HOJALATA
Una Infancia de Hojalata

Ir directamente a

Blog Stats

  • 1,339,907 hits

A %d blogueros les gusta esto: